ACTIVIDADES DE ANTONIO MACEO EN LA CUENCA DEL CARIBE

José Antonio Navarro Álvarez

CAPITULO II. La actividad patriótico-latinoamericanista de Antonio Maceo desde su llegada a Jamaica en 1878 hasta su estancia en Honduras en 1884

2.1- Antonio Maceo: Agente General del Gobierno Provisional Revolucionario ante la emigración cubana

El Gobierno Provisional Revolucionario que se constituyó en los días posteriores a la Protesta de Baraguá ante la difícil situación en que se encontraban las fuerzas insurrectas y faltas de ayuda del exterior, acordó a instancias del Dr. Figueredo, comisionar al extranjero en solicitud de recursos al General Antonio Maceo.

Maceo se limitó a decir cuando se le notificó:

“…Obedeceré cualquier orden del gobierno, siempre que este se comprometa conmigo, caso de que abandone el campo, a esperar mi vuelta o a no abandone el campo, a esperar mi vuelta o a no capitular sin que yo haya expuesto la situación y las esperanzas que para la continuación de la lucha nos ofrezcan las emigraciones...”.

Dejando abierto con su respuesta, la advertencia desde el primer momento, de que regresaría con el firme propósito de continuar la lucha.

El Gobierno del Presidente-General Manuel de Jesús Calvar le concedió la orden de embarque, previo acuerdo con las autoridades españolas, así como los documentos acreditativos y las instrucciones a cumplir con los emigrados.

Maceo fue acompañado por los Brigadieres Arcadio Leyte Vidal y Juan Rius Rivera y los Tenientes Coroneles Miguel Santa Cruz Pacheco y José Lacret Morlot. Los españoles encabezados por el General Arsenio Martínez Campos le ofrecieron un almuerzo de despedida en San Luis; al partir Maceo le dijo:

"General: le doy las gracias por sus delicadas atenciones: le reitero la recomendación de toda mi familia cuando esta baje de las lomas de Guantánamo; y le deseo que pueda terminar su obra, ahora que yo no le estorbo, pero como no estoy comprometido, haré cuanto pueda por volver y entonces emprenderé de nuevo mi obra…”.

La comunicación no deja dudas, retornaría para culminar los propósitos expuestos por Céspedes en el Manifiesto del 10 de Octubre, y confirmados en la histórica entrevista del 25 de marzo de 1878, no existían pactos, ni obligaciones con los peninsulares, sus deberes estaban convenidos con miles de cubanos que no habían alcanzado sus sueños de independencia y la extinción de la esclavitud.

El 10 de mayo de 1878 están en Kingston, Jamaica; la acogida por los emigrados fue adversa, Maceo era calumniado por entreguistas, desertores y disidentes, no obstante comenzó a trabajar para unir a los cubanos e informarle del porqué se encontraba en el exterior. En el acto público que se desarrolló, el Brigadier Rius Rivera lo presidió; y en un momento de su discurso le transmite a los presentes:

"…Marcha el General Maceo al extranjero, cumpliendo una orden de su gobierno, y este espera, en nombre del pueblo que representa y en obsequio de vuestra misma dignidad que todos os agrupéis a su alrededor…".

El llamamiento fue directo, había necesidad de hombres y recursos para apoyar las acciones de aquellos que permanecían en los campos de Cuba, era imprescindible formar un contingente invasor y auxiliar a los hermanos de la manigua. Pero los resultados fueron funestos, se obtuvieron cinco chelines, y se alistaron para partir solo siete hombres; fue la primera decepción sufrida por Maceo, sin embargo, no teme y decide emprender un viaje a los EE.UU. con los mismos objetivos.

El 30 de mayo de 1878 llega a New York. La recepción fue más calurosa que la de Kingston e inicia sus gestiones como comisionado del Gobierno-Provisional; por ello intenta unir los diferentes grupos residentes en la ciudad, entrevistándose con los principales representativos de la causa cubana.

De su encuentro con Miguel Aldama obtiene 400,000 balas y 80 carabinas Whitney ya depositadas en Jamaica, para continuar la guerra en Cuba.

El miércoles 5 de junio, convocó a los emigrados para una reunión en el "Tammany Hall" ubicado en calle 14, allí se conocieron los documentos oficiales, la proclama a las emigraciones, las causas del porqué Maceo los cita a la asamblea, la situación real del Ejército Libertador y la necesidad de recursos para continuar la gesta.

La repercusión de la estadía de Antonio Maceo no pasó inadvertida, la American Foreign Anti-Slavery Society le ofreció una recepción el 6 de junio en la residencia de su presidente, el Reverendo Doctor Garnit, en 102 West 3rd. St. Hombres y mujeres de diferentes regiones con posiciones progresistas en la política internacional, congratularon al Héroe por su ejemplar conducta revolucionaria.

La propia sociedad, le envía el siguiente mensaje, firmado por su secretario:

"... Mi Sociedad ha leído con infinito placer las honrosas y justas peticiones hechas por Ud. en su reciente conferencia con el general Martínez Campo. Usted ha exigido como precio de su adhesión la inmediata abolición de la esclavitud. Pocos hombres en la historia del mundo han tenido la buena fortuna de hallarse en una posición tan honrosa como la de usted y ninguno ha ocupado una más noble... Los amigos de la libertad, tanto en América como en Europa, tienen con anhelante ansiedad fijas sus miradas en usted, como tal vez sea usted el último de este noble ejército cubano que sostenga con éxito la bandera de la libertad...".

La influencia internacional de Baraguá conmovió no sólo a España y Cuba, España y Cuba, sino fue más allá, el principio de abolir la esclavitud generalizó el humanismo de Maceo y lo hizo líder sin fronteras de los más oprimidos. Sólo habían transcurrido dieciséis años del Decreto de Abraham Lincoln y diez de la vertical posición cespedista en La Demajagua; de entonces a acá se convertía en el abanderado más sobresaliente, que en el último cuarto del siglo XIX solicitaba incondicionalmente a la metrópoli europea más antigua del continente americano, el cese de tan oprobiosa explotación, de una de los dos regiones que mundialmente reconocidas, aún mantenían la esclavitud.

En su entrevista al reportero del periódico "Novedades" de New York, de tendencia pro española, el 12 de junio de 1878, declara que el objeto fundamental de su viaje es recabar ayuda entre la emigración cubana para continuar la guerra.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga