PROPUESTA DE UN SISTEMA DE ACTIVIDADES CURRICULARES CORRECTIVAS A TRAVÉS DEL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE DE LA LECTURA PARA LOS ESCOLARES CON RETARDO EN EL DESARROLLO PSÍQUICO

Héctor Núñez Guzmán

CAPÍTULO 2: PROPUESTA DEL SISTEMA DE ACTIVIDADES

La ayuda y el estímulo del maestro a la actividad cognoscitiva son imprescindibles hasta que el escolar comienza a hacer uso de los conocimientos y de las nuevas habilidades que debe desarrollar en el proceso de enseñanza aprendizaje Es por ello importante, la búsqueda de alternativas o vías que propicien la aplicación de los conocimientos a situaciones nuevas y distintas en variadas circunstancias como son las actividades que se proponen para propiciar el aprendizaje de la lectura, a partir de la activación del desarrollo cognoscitivo de los escolares .

2.1- Modelo didáctico del proceso correctivo en la enseñanza aprendizaje de la lectura de los escolares con Retardo en el Desarrollo Psíquico

El modelo propuesto se fundamenta en las concepciones de la escuela Socio Histórico Cultural de L. S. Vigotsky que sirven de base esencial a la dirección del proceso de enseñanza-aprendizaje de la lecto-escritura de los escolares con Retardo en el Desarrollo Psíquico.

Diagnóstico de las necesidades educativas especiales.

Determinación del tratamiento correctivo.

? Estructuración del Sistema de actividades curriculares correctivas (integral- sistémico interaccional).

? Orientación de la actividad lectora.

Motivación del aprendizaje de la lectura (fonemas y grafías parecidas)

? Variedad de recursos metodológicos en las actividades.

? Ejecución de las actividades (búsqueda de relaciones y analogías basadas en principios heurísticos)

Fijación de los fonemas y grafías parecidas Transferencia Independencia cognoscitiva

Reconocer lo esencial y lo no esencial

Establecer nexos y relaciones

Adquisición y sistematización del proceso de enseñanza aprendizaje de la lectura.

El modelo propuesto parte del diagnóstico de las necesidades educativas especiales en el proceso de adquisición de la lectura, lo que ha permitido evidenciar las insuficiencias existentes en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lectura de los escolares, lo que está dado por las insuficiencias acústicas y/o visuales de los fonemas y letras parecidas por sus diversas características, como manifestación secundaria.

En el diagnóstico de las necesidades educativas especiales se ha considerado tener en cuenta los siguientes aspectos:

o La determinación de las causas de las dificultades en el aprendizaje y cuáles son las manifestaciones que presentan.

o La precisión de los contenidos curriculares que más se les dificultan.

o La realización de los nexos que existen entre las potencialidades de los escolares, sus necesidades educativas especiales y las exigencias del proceso de enseñanza-aprendizaje a los escolares, de manera que permita proyectar la estructuración del tratamiento correctivo, con vistas a propiciar el desarrollo de los escolares.

El modelo que se propone inicia con la determinación a través del diagnóstico de las necesidades educativas en el área del aprendizaje de la lectura en los escolares con Retardo en el Desarrollo Psíquico, teniendo en cuenta la naturaleza de las dificultades que en forma diversa pueden actuar en el desarrollo del escolar.

El desarrollo no es un fenómeno uniforme, la presencia de un niño deficiente manifiesta que cada uno, con o sin la deficiencia, posee sus propias capacidades, en grados distintos de competencias, donde no se siguen los ritmos constantes sino heterócronos, es decir el desarrollo ocurre a velocidades diferentes según las esferas del desarrollo psicobiológico.

Es por ello, que teniendo en cuenta la multiplicidad de factores que inciden en el proceso de aprendizaje, se propone tomar en cuenta determinados indicadores que permitirán evaluar el desarrollo cognoscitivo de los escolares en dicho proceso de aprendizaje, definiéndose lo que es capaz de hacer con ayuda de otros ( desarrollo potencial ) y lo que es capaz de hacer por sí solo (desarrollo real ), en tanto se proponga conocer el estado actual del desarrollo en el aprendizaje de la lectura y también, por supuesto de la escritura, ampliando el espectro de la concepción pedagógica existente de evaluar los síntomas secundarios que manifiestan como consecuencia de su desarrollo, sin existir modo alguno para establecer la correlación entre el desarrollo psíquico y su reflejo en el proceso del aprendizaje.

Los indicadores propuestos que han sido elaborados a partir de los fundamentos teóricos de Vigotsky y sus seguidores y verificados en la aplicación de las actividades, son los siguientes:

1.- Ritmo de desarrollo de la habilidad lectora.

Transfiere el conocimiento y la habilidad en nuevas tareas cognitivas.

a.- Relación habilidad intelectual - tarea de aprendizaje según necesidades educativas.

b. -Comportamiento de los procesos psíquicos en tareas variadas y cada vez más complejas.

Independencia cognoscitiva.

2.- Comportamiento motivacional interactivo.

 Predominio de la comunicación (capacidad de verbalización al intercambiar y referirse acerca de lo leído)

 Forma en que organiza el desarrollo de la actividad de aprendizaje.

3.- Autorregulación del aprendizaje.

 Se da cuenta de los errores y los rectifica en forma individual o con otros.

La determinación del tratamiento correctivo posibilita la adopción de una estrategia de intervención con el objetivo de:

 Precisar los conocimientos previos en que deben basarse las actividades.

 Determinación de las palabras del vocabulario, sobre la base de los conocimientos previos.

 Potenciar en la ejecución de las actividades el desarrollo cognoscitivo, a través del análisis, la reflexión y la comprobación de los resultados.

 Determinación de los contenidos curriculares que satisfagan las necesidades educativas especiales de los escolares.

 Precisar qué tipo de adaptaciones curriculares se realizarán.

 Determinar las vías que se emplearán para realizar las adaptaciones curriculares.

 Determinación de cómo llevar a cabo la organización de la enseñanza-aprendizaje.

 Delimitar en qué momento se desarrollan las actividades curriculares correctivas, así como los objetivos que persiguen.

La estructuración de las actividades curriculares correctivas presupone la organización didáctica del proceso de enseñanza aprendizaje de la lecto-escritura para la adquisición y sistematización de los fonemas y grafemas que se confunden, atendiendo a: la variabilidad de las situaciones de aprendizaje, que posean diferentes niveles de complejidad, el desarrollo del aprendizaje se realice mediante la organización grupal e individual, además de la formulación de situaciones de aprendizaje con la selección de textos adecuados, que propicien la discriminación y diferenciación de los fonemas y grafemas parecidos.

Estas actividades que sirven de alternativas para dinamizar las acciones que se ejecutan en el proceso de aprendizaje se basan en tres principios psicopedagógicos específicos fundamentales:

El enfoque integral.

El carácter sistémico.

El carácter interaccional.

El enfoque integral se basa en que las funciones intelectuales como no se dan aisladamente, hay que promover su funcionamiento tal cual se comportan materialmente, es por ello que las situaciones de aprendizaje para el desarrollo potencial del intelecto, constituyen el soporte que favorecerá la potenciación de la zona de desarrollo próximo del alumno, lo cual representa un medio de ayuda de carácter necesario, que tendrá lugar mediante la colaboración interactiva en grupos de trabajo con el fin común de intercambiar, en tanto sientan la necesidad cognoscitiva para dar solución a las tareas propuestas.

En tal sentido se significa que es fundamental la participación activa de los escolares con los demás coetáneos en la construcción de su propio aprendizaje ya que puede fomentarse el proceso participativo para establecer las reflexiones y análisis consecuentes, desempeñándose con mayor espontaneidad y menores restricciones para formular dudas, solicitar alguna aclaración, etc.

Esta propuesta posibilita que con aquellos alumnos que solamente son capaces de resolver las tareas de aprendizaje asignadas con la ayuda de los demás, se requiere intensificar la labor de intervención correctiva según sus particularidades, para adaptarlos gradualmente a utilizar sus propios mecanismos, en la medida que adquieran habilidades sólidas en los conocimientos de base, hasta que puedan enfrentarse con seguridad y confianza para resolver por sí mismos la actividad, convirtiéndose el desarrollo potencial basado en la colaboración interactiva, en su desarrollo real intrapsicológico.

La orientación adecuada de las situaciones de aprendizaje lo estimula a descubrir de forma intuitiva y mediante la ayuda oportuna del docente si es necesario. Es así, como el carácter de la actividad: orientación y la comunicación, contribuye a la formación del pensamiento reflexivo y analítico, proceso que genera las transferencias posibles al proponerse dar solución a cada situación. La actividad de aprendizaje está referida a la actividad cognoscitiva y su desarrollo o activación, va dirigido a la búsqueda de la independencia de los alumnos. (Álvarez de Zayas, Carlos, 1999), las cuales conciben el desarrollo del vocabulario activo y pasivo simultáneamente con la capacidad de razonamiento lógico, los procesos fonéticos - fonológicos y la comprensión de las estructuras lingüísticas para que puedan operar como sujeto de la comunicación cotidiana. Se conciben acciones dirigidas a establecer nexos para reconocer y hacer diferenciaciones, sobre la base de razonamientos y análisis a que son estimulados, utilizándose diversos tipos de tareas que propicien el aprendizaje cada vez de forma más independiente.

El logro de la apropiación y asimilación de la síntesis del lenguaje a través de la lectura es una tarea compleja. Es por eso que se conciben actividades que propician la activación de los procesos cognoscitivos, a fin de establecer el reconocimiento y la relación entre fonema y grafema en una forma analítica, teniendo presente que desde el punto de vista cognitivo la sistematización del desarrollo de la percepción visual constituye un aspecto importante para que el alumno logre asimilar conscientemente la naturaleza alfabética del idioma, conjuntamente con el proceso de asimilación de las propiedades acústico - articulatorias del idioma en un proceso holístico y desplegado.

El carácter sistémico está reflejado precisamente por la conjunción de la naturaleza de las actividades que se realizan en una secuencia organizativa y didáctica según sus necesidades educativas para el despliegue de las fuerzas y potencialidades. En tal sentido el intercambio y la colaboración permitirán la activación de los procesos mentales, estableciéndose una relación comunicativa generada de manera natural que deviene en ayuda en los momentos necesarios.

Las actividades diseñadas están estructuradas sobre la base del principio de la relación intermateria, de manera integrada, mediante la estrecha relación existente con la asignatura El mundo en que vivimos que proporciona la formación de las vivencias y experiencias previas, sin lo cual no es posible, el estudio de la naturaleza y sentido del idioma como base para la adquisición de la lectura, teniendo en cuenta que es fuente de enriquecimiento del lenguaje oral y de la formación del pensamiento representativo y del intelecto en general. De ahí la variedad y peculiaridades de los temas empleados para la concreción de la situación de aprendizaje, contribuyendo además al desarrollo de valores éticos, estéticos, ideológicos y espirituales por el desarrollo cultural que les proporciona acerca de diferentes aspectos de la naturaleza y la sociedad relacionados con su entorno; haciéndose más ameno e interesante con la inserción de canciones, cuentos, adivinanzas y rimas, las cuales son composiciones infantiles que promueven al desarrollo de esas experiencias previas y ayudan a comprender el sentido, primero del lenguaje oral y luego de esas mismas expresiones en el lenguaje escrito, al establecerse los nexos indispensables con las actividades que proponemos.

También estas alternativas sirven para consolidar y sistematizar la capacidad de reconocimiento y comprensión de fonemas y letras en estructuras léxicas sin la presencia de los otros elementos lingüísticos con los cuales se producen las confusiones, para luego propiciar su reconocimiento diferenciado al presentarse de manera conjunta con tareas que exigen interpretar, analizar y reflexionar mediante la propia actividad que le sirve de soporte.

Las tareas cognoscitivas comprenden acciones que están dirigidas a establecer nexos para reconocer y hacer diferenciaciones, sobre la base de razonamientos y análisis a que son estimulados, utilizándose diversos tipos de tareas que promuevan el aprendizaje de forma cada vez más independiente, lo cual actúa tanto en la regulación del proceso de asimilación de la actividad como de los resultados alcanzados, con una participación activa del pensamiento analítico y de manera reflexiva, lo que conduce a elevar gradualmente el proceso metacognitivo de su aprendizaje y por tanto de sus potencialidades. De esta forma se profundiza en la función instrumental a través del propio lenguaje en la realización de acciones concretas de carácter cognoscitivo y sus intereses personales y de motivación. En otro sentido, la propuesta realizada tiene una extraordinaria importancia en la formación del profesional para la Educación Especial, lo que se considera necesario incluir a través de la Disciplina Didáctica de la Lengua Española, con la cual se ofrecen los fundamentos de la enseñanza de idioma; y de la lectura y la escritura en particular; de los escolares con necesidades educativas especiales, constituyendo una base como material de estudio, que posibilita la ejemplificación y la fundamentación desde el plano psicopedagógico, en tanto es otra de las vías o alternativas que complementa lo que se realiza para el trabajo correctivo de los escolares, a la vez que sirva como acicate para continuar enriqueciendo la creatividad.

La función interaccional tiene su máxima expresión en la utilización del lenguaje en las situaciones de aprendizaje que se proponen, así como la comunicación establecida entre los escolares como protagonistas del proceso socializador que sirve de regulación de las interacciones necesarias que se establecen entre ellos y entre el maestro y de ellos en la actividad escolar o con los padres, haciendo que las relaciones se manifiesten con un determinado lenguaje para resolver las tareas asignadas, caracterizado por una intencionalidad real de la comunicación que los motiva a ser cada vez más independientes en el proceso de aprendizaje, en tanto adquieren seguridad y solidez de los conocimientos, desprendiéndose de las constantes ayudas, distancias que se pueden alcanzar si prevalece una labor pedagógica como la que se propone.

La naturaleza de las acciones que van a desarrollar los escolares en cada una de las actividades, les permite que aprendan a distinguir qué es lo que se indica por medio de las instrucciones claras y precisas. Con este objetivo se forman en ellos acciones de valoración y control acerca de lo que ejercitan en el proceso de realización de las mismas, lo cual puede ser apoyado por el maestro cuando utiliza preguntas acerca de lo que hacen, tales como ¿Qué hemos aprendido hoy en la clase?, ¿Para qué es necesario este ejercicio?.

De esta manera se estimula a perfeccionar los conocimientos y acciones, a comprobar y corregir los resultados del trabajo docente y a asimilar las formas adecuadas de la actividad articulatoria al pronunciar a través del lenguaje oral o escrito, los correspondientes símbolos gráficos para la comunicación adecuada.

No basta establecer la correlación entre los aspectos lingüísticos determinados y el correspondiente término gramatical, es necesario que forme parte del caudal de pronunciación activa del escolar, por lo que es necesario enseñar a emplear adecuadamente los términos en las expresiones propias, mediante las actividades que realizan, de manera que en la medida que son precisadas; a través de las acciones desarrolladas con diferentes niveles de complejidad; con las orientaciones que permiten la consolidación de las palabras y expresiones para que puedan formar parte luego del lenguaje independiente de los escolares. Es por ello importante el nivel de conocimientos que adquiera cada escolar y el grado de elaboración de los medios lingüísticos (palabras y oraciones), que emplearán en su lenguaje oral y escrito.

El maestro sirve de facilitador desde el inicio de las actividades en que participan lo escolares, en tanto vayan incrementando su caudal léxico con los sonidos y grafemas que adquieren, lo cual permite que puedan desenvolverse en tareas con mayor nivel de independencia para descifrar tareas hasta comprender las instrucciones ofrecidas; realizando las ayudas necesarias en la pronunciación del contenido de las orientaciones y de las palabras u oraciones empleadas como parte de las actividades.

Las orientaciones que contienen las diferentes actividades constituyen instrucciones fundamentales sobre el contenido de sus acciones para cumplir el objetivo deseado, siendo necesario que se les enseñe a utilizar de forma comprensiva, desde los inicios del proceso del aprendizaje, como parte importante de la regulación de la actividad.

Es por eso necesario el empleo de materiales variados que propicien la actividad de los escolares, como son: las hojas de trabajo, con las cuales el maestro podrá preparar con antelación, los lápices de colores, medios ilustrativos (tarjetas con ilustraciones claras, láminas o filminas).

Como se observa, la concepción de las propias actividades para la elaboración del contenido que encierran, conjuntamente con las instrucciones, conllevan en sí mismas a la activación y optimización de las potencialidades, lo cual sirve de motivación en el proceso de la actividad de aprendizaje; contribuyendo con ello a desarrollar los deseos de conocer o aprender bien los conocimientos que se les dificultan y, la autorregulación de su aprendizaje con más seguridad, autodeterminación y autoconciencia.

Para que los escolares realicen las actividades, éstas deben ser concebidas con un enfoque personalizado, lo cual significa la necesidad de poner a su disposición recursos indispensables en el proceso de enseñanza- aprendizaje de la lectura para la apropiación de los conocimientos y, ser aprehendidos, en relación con sus propias necesidades.

Al asignar las actividades a los escolares, resulta importante haber determinado los conocimientos y habilidades que requieren ser ejercitados en cuanto a los fonemas y grafías que se les dificultan a cada uno, por lo que las actividades serán asignadas en correspondencia con estas necesidades educativas.

Como la organización del proceso de la actividad de enseñanza aprendizaje propicia que mediante el trabajo en grupos, y la interacción que se establece entre los escolares, se coadyuva a evidenciar, cuáles pueden realizar la misma actividad porque presentan la misma dificultad y en consecuencia establecer la estructura de organización para trabajar en los grupos que se determinen.

Las actividades correctivas a desarrollar por los escolares deben caracterizarse por incluir opciones metodológicas, que además de estar en correspondencia con las necesidades educativas especiales, posibiliten que la enseñanza se adapte a los estilos de aprendizaje de los escolares.

En tal sentido, se prevé que cada una de las actividades, alternativas y procedimientos correctivos le sirvan para apropiarse del conocimiento, respondiendo siempre al contexto de las necesidades de su aprendizaje.

El ambiente que se crea, permite a los escolares emplear diversos métodos en sus acciones cognoscitivas y facilita el procesamiento de la información, que los hace cada vez más capaces de manifestar sus acciones conjuntas con un carácter individual.

Al afrontar las actividades, éstas impulsan a los escolares a la actividad plena, sin crearles distancias que los inhiban al aprendizaje, por el contrario, los mantiene en la constante búsqueda, llevándolos a descubrir el conocimiento por sí mismos, mediante el establecimiento de relaciones y analogías, utilizando la reflexión, el análisis y generalizaciones esenciales, con la utilización del lenguaje como mediatizador entre los procesos lógicos del pensamiento y las acciones cognoscitivas que realizan. Las diferentes actividades que ellos realizan van, desde las más sencillas para llevar a cabo la discriminación, hasta las más complejas y luego, en la misma forma, las tareas que se proponen para la diferenciación de los fonemas y grafías que confunden.

Sin embargo, hay que tener en cuenta las posibilidades de realización en la medida que vayan venciendo cada uno de las actividades que se proponen, para el cumplimiento de sus objetivos fundamentales (discriminar y diferenciar), desde los más sencillos a los de más complejidad.

En este sentido se sugiere no transitar de un tipo de actividad a otra hasta que logren realizarla, bajo las condiciones que anteriormente se han expresado. Es necesario se tomen las medidas pedagógicas, de manera que garanticen cómo estructurar los grupos de escolares, los cuales inciden significativamente en la realización de las ayudas necesarias entre los mismos; cuyos ritmos de aprendizaje son distintos, en correspondencia con su desarrollo.

Unido a estos factores de extraordinaria importancia, se encuentra el tiempo que dedicarán los escolares para el cumplimiento de la actividad propuesta, cuyo volumen también está en relación con el tiempo de que se dispone y el ritmo de desarrollo alcanzado; lo que presupone la realización de ajustes o adaptaciones en las acciones a realizar, para la solución de las acciones propuestas.

Con relación a este aspecto, es preciso tener en consideración, no tomar el tiempo exacto; lo cual podrá estar en correspondencia con el ritmo de desarrollo alcanzado, que por el contrario lejos de favorecer puede desestabilizarlos y crearles inhibiciones.

Desde el primer momento en que el maestro les presenta el fonema y su grafema correspondiente, podrá proponer algunas de las actividades que resulten interesantes y con posibilidades de realizar. En general resulta indispensable utilizarlas para ejercitar los conocimientos adquiridos y desarrollar las habilidades de lectura de palabras y oraciones con los fonemas y grafemas que ellos confunden.

En la medida que los escolares vayan logrando destrezas metacognitivas que les permitan asegurar el control individual de los conocimientos adquiridos y del proceso durante el aprendizaje, apoyado en la influencia recibida del grupo escolar y las ayudas del propio maestro, se propiciará entones un proceso de valoración de cómo ha sido la apropiación de los conocimientos.

Para alcanzar este propósito, lo cual significa alcanzar el producto del proceso cognoscitivo con la fijación de los conocimientos; resulta muy importante que las acciones cognoscitivas que realice las comprenda y las siga repitiendo varias veces, mediante el ejercicio sistemático hasta que consiga realizarlo con un alto grado de habilidades, según sus posibilidades individuales.

El papel del maestro es que el escolar logre la competencia de lo que es capaz de hacer, de comprender y desarrollar las posibilidades personales para seguir aprendiendo. Las habilidades que el escolar demuestra para relacionar, interpretar, comparar, clasificar y hacer deducciones después de profundos análisis, tienen que ser resultado de la enseñanza bajo la dirección correcta del maestro.

El proceso de apropiación de los fonemas y grafemas requiere la utilización de actividades que permitan dar respuestas a las necesidades de consolidar los conocimientos y habilidades que les resultan difíciles adquirir y desarrollar sus potencialidades, enriqueciendo la actividad cognoscitiva con la utilización de nuevas situaciones de aprendizaje.

Las actividades que se les asignan a los escolares deben ejercitarse varias veces, lo cual propiciará en gran medida el grado de fijación de los conocimientos y su aplicación consciente de manera gradual. Sin embargo, es vital que se utilicen los conocimientos en situaciones nuevas para lograr que transfieran el aprendizaje a nuevos contextos.

De ahí la importancia de emplear variadas actividades que sean elaboradas por el maestro con diferentes niveles de complejidad; a través de los cuales se podrá evaluar por los propios escolares y también por el maestro, el grado de apropiación y aplicación de los conocimientos a cualquier situación que se les presente.

Resulta necesario atender en el proceso de aprendizaje, las ayudas que resulten imprescindibles y además delimitar en qué medida asimilan lo que hacen y cómo han asimilado el conocimiento; para lo cual el maestro se podrá auxiliar de preguntas de manera clara, con tono de voz agradable y sobrada paciencia, que le permitan evaluar cómo ocurre el proceso de asimilación de los escolares. Esta actitud del maestro transmite seguridad y confianza, para que puedan adquirir la capacidad de autocontrol de su aprendizaje.

Cada una de las actividades propuestas exigen del escolar que participen activamente en cada situación y conllevan al mismo a que descubra por sí solo los aspectos esenciales de los fonemas y grafemas que confunde, a partir de la ejercitación, a través de variadas actividades, contentivas de acciones cognoscitivas para discriminar y diferenciar los rasgos que los caracterizan, lo cual no resulta fácil para que ellos lo puedan explicar. Es por eso que las actividades que se proponen posibilitan a los alumnos reflejar el comportamiento de su aprendizaje y al maestro obtener sus propias conclusiones.

El escolar aprende mediante la investigación y la adquisición de conocimientos por sí mismos, convirtiéndose en agente de su propio aprendizaje. Es por eso que el sistema de actividades que se propone promueve la actividad independiente de los escolares, sin el cual es imposible un verdadero proceso de aprendizaje si no está presente la actividad activa y consciente de los escolares.

Las habilidades que adquieren los escolares a través de la ejercitación de los conocimientos en estas actividades posibilitará la transferencia de los conocimientos que adquiere, al realizar otras de las actividades de mayor nivel de complejidad; lo cual se produce consecuentemente cuando cada una de las acciones cognoscitivas que realiza es comprendida de forma adecuada.

El proceso de enseñanza-aprendizaje presupone la participación activa del escolar para la adecuada adquisición de los conocimientos; en el cual el maestro tiene un papel promisorio en lograr de forma apropiada el proceso de sistematización de los conocimientos, que garantice alcanzar dichos propósitos.

Para ello hay que tomar en cuenta, que el proceso de sistematización del aprendizaje de la lectura en los escolares con necesidades educativas especiales es una actividad compleja, en la cual se requieren una serie de elementos esenciales que parte de las necesidades e intereses de los escolares, para la estructuración consecuente de las estrategias o alternativas que se asumen en la dirección del aprendizaje, a través de las orientaciones que les permitirán interactuar con los conocimientos; propiciando el empleo del análisis y la reflexión para el descubrimiento de las interrelaciones, con el fin de que lleguen a comprender la síntesis, tomando en cuenta la integración de los conocimientos adquiridos con los nuevos, y como premisa las experiencias previas; en tanto es capaz de aplicar lo aprendido y evaluar el proceso de su aprendizaje.

Este complejo proceso concibe la sistematización de los conocimientos, así como la adquisición de los fonemas y grafías por parte de los escolares de forma simultánea, para lograr la adecuada prevención y/o corrección de las dificultades que se producen en la enseñanza-aprendizaje de la lectura en los escolares con Retardo en el Desarrollo Psíquico.

El proceso de la enseñanza de la lectura de los escolares con Retardo en el Desarrollo Psíquico requiere un enfoque correctivo bien estructurado; de modo que garantice la asimilación pertinente de los conocimientos esenciales y por supuesto, de las habilidades que deben formarse en ellos, los cuales están determinados por la apropiación del principio básico del aprendizaje que es: el establecimiento de la relación fonema-grafema.

Una vez que se presentan los fonemas y sus grafemas se sientan las bases esenciales para propiciar el funcionamiento lingüístico del escolar a partir de la práctica indispensable, donde se movilizan los órganos articulatorios, conjuntamente con el proceso de la percepción fonemática, vinculado a los símbolos gráficos que los representa desde el punto de vista visoespacial, a fin de crear los reflejos condicionados mediante los procesos de análisis síntesis, abstracción, comparación y generalización de la actividad cognoscitiva, y después establecer la interrelación consecuente con otras estructuras de la lengua (palabras, oraciones).De una manera ordenada y asequible comprenderán cómo se estructura la lengua hablada y la escrita.

Para que el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lectura adquiera un verdadero enfoque correctivo, requiere tomar en cuenta la dinámica del proceso cognoscitivo, de modo que se concatenen los nexos entre la lógica de los conocimientos y carácter de su asimilación, a fin de desarrollar las habilidades necesarias según las potencialidades de los escolares.

En este sentido es fundamental tener considerar que lograr atrapar las diferentes estructuras de la lengua, desde el fonema hasta la asimilación de su síntesis en la adquisición de las palabras y las oraciones; estructuras de mayor nivel de complejidad; presupone determinado proceso de generalización; en las que están comprometidos diversos analizadores que se relacionan de forma integrada con los procesos cognoscitivos para lograr expresar cómo se ha comprendido.

Nivel lexical

Formación de palabras y oraciones. Estructura lingüística con sentido.

Relación del aspecto sonoro Situaciones de Aprendizaje par el Desarrollo Potencial del Intelecto.

? Grupos dinámicos y equilibrados.

? Discriminación y diferenciación de sonidos y grafías parecidas.

Resulta importante el nivel lexical dentro de la comunicación, como unidad semántica inicial para desarrollar el lenguaje de los escolares, por ser este nivel de la lengua donde se comienza a estructurar la comprensión del lenguaje comunicativo, siendo de extraordinaria complejidad para los escolares con Retardo en el Desarrollo Psíquico con aquellos fonemas que confunden por su parecido articulatorio y/o viso espacial.

De ahí la necesidad de utilizar todas las vías posibles de manera que se posibilite que tanto por el analizador visual, el auditivo y/o el analizador motor verbal, se propicie en los escolares la asimilación del lenguaje escrito, en dependencia de sus potencialidades; garantizando que cada cual lo realice por vías de análisis diferentes. Es por ello que no debe abusarse de una vía u otra o de forma aislada, debido a que es necesario que hasta el propio escolar descubra, bajo el influjo del maestro cuáles son las que resultan más adecuadas.

Es esencial, para que logre realizar la lectura, que los eslabones del mecanismo sensomotor se realicen de forma desplegada. Los signos gráficos deben ser reconocidos en su memoria visual, mediante la percepción de la palabra, lo que le da un carácter funcional y práctico al reconocimiento de la palabra de una forma total. Esto presupone la necesaria descomposición en los elementos tanto sonoros como gráficos, proceso que podrá hacerse oralmente en los inicios, hasta que se observe la interiorización de las características de los fonemas y grafemas correspondientes.

Es por eso, importante, que ellos puedan percibir el proceso del lenguaje en el movimiento en que transcurre, es decir, en las relaciones de comunicación naturales en el contexto del lenguaje escrito, en correspondencia con el lenguaje oral, a fin de que comprenda la naturaleza del lenguaje en una forma coherente.

Resulta necesario resaltar el énfasis que se realiza a las acciones que desarrolla el escolar para llevar a cabo la comprensión del lenguaje escrito, tomando como base el papel activo que desempeña en su interacción con las situaciones de la lengua, a través de las actividades propuestas, que posibilitará la asimilación de su semántica y la estructuración morfo- sintáctica; mediante los análisis fonéticos, visuales y cinestésicos de forma simultánea, e integrada al proceso de ejecución mental, para realizar el adecuado uso de la lengua en situaciones de aprendizaje que desarrollen el lenguaje nominativo y de la comunicación, respectivamente.

Hay que propiciar la visualización de la construcción y funcionamiento del lenguaje de forma objetiva, que permita a los escolares hacer un análisis real, tal como se produce; de forma intuitiva y práctica; de las características de las expresiones lingüísticas que se utilizan en el marco de la comunicación con los fonemas y grafemas que a ellos se les confunden.

En tal sentido, destacamos en la propuesta realizada la necesidad de enriquecer el caudal léxico de los escolares, lo cual tiene su base en el dominio de las diferentes acciones para la formación de las palabras y su fijación, lo que influirá en el perfeccionamiento del proceso de la construcción gramatical del lenguaje, mediante la asimilación de la relación de las palabras con los modelos de las construcciones sintácticas de las oraciones.

Es por ello que el aspecto lexical es el punto de partida en la propuesta realizada, por cuanto constituye el puente de enlace entre los fonemas y grafemas adquiridos y el dominio que deben lograr en el proceso de elaboración y comprensión de las oraciones, aspecto importante en el desarrollo y perfeccionamiento del lenguaje; que garantiza el aprendizaje consciente y el empleo correcto del lenguaje contextual.

De esta forma aprenden lo escolares en el proceso de la actividad a percatarse de que para expresar con un sentido adecuado se emplean en las oraciones medios lexicales y gramaticales de una forma intuitiva y práctica; lo que favorece la formación de sus representaciones acerca del orden de las palabras en la oración, la distribución y relación de las palabras en la oración y la formación del lenguaje coherente. Es así como el desarrollo del lenguaje escrito se va alcanzando, sobre la base del desarrollo de estas habilidades esenciales.

Asumiendo los aportes más actuales, donde el escolar sostiene un papel activo en el proceso de enseñanza-aprendizaje, para la apropiación del código de la lengua escrita, en el cual despliega diferentes acciones cognoscitivas; se concibe la utilización de Situaciones de Aprendizaje que sirvan para promover el desarrollo potencial del intelecto, con el objetivo de alcanzar un aprendizaje cada vez más productivo e independiente.

Las Situaciones de Aprendizaje para el Desarrollo Potencial del Intelecto son definidas en la propuesta de este trabajo, como el espacio interactivo y de comunicación en que se concretan diferentes tareas o actividades con el objetivo de satisfacer las necesidades cognoscitivas de los escolares, donde el maestro coordina diferentes componentes psicológicos, didácticos y sociales, para lograr la dinámica de colaboración, motivación, de apropiación cognoscitiva y regulación adecuada, en forma cada vez más independiente, en las condiciones del desarrollo real y potencial.

En el contexto de la enseñanza aprendizaje de la lectura a escolares con Retardo en el Desarrollo Psíquico las situaciones de aprendizaje presentadas se enmarcan en un Sistema de actividades curriculares correctivas, en el que se dimensionan los conocimientos relacionados con los fonemas y grafemas que les dificulta su aprendizaje a través de las funciones para la realización de la discriminación y la diferenciación, cuyo objetivo esencial está dirigido a organizar el proceso de la fijación y aplicación de los fonemas y grafemas en estructuras más complejas del lenguaje como son las palabras y las oraciones.

De lo que se trata es cómo establecer la adecuada vinculación de las actividades cognoscitivas de los escolares y la organización del proceso de asimilación. Para ello se propone estructurar los contenidos del currículo, sobre todo aquellos conocimientos específicos que se adquieren con más dificultades y requieren de un tratamiento pedagógico especializado, adaptándose a sus posibilidades y necesidades educativas especiales, para lograr en definitiva el desarrollo cognoscitivo en cuanto a estos conocimientos fundamentales que entorpecen el aprendizaje del lenguaje escrito.

El tratamiento metodológico utilizado en el proceso de adquisición de la lectura, donde la relación sonido - grafema constituye el principio fundamental sobre el que se establece el aprendizaje debe propiciar nuevos enfoques ante la disyuntiva que limita el aprendizaje de los escolares y por tanto de su desarrollo, con la lenta y difícil asimilación de sonidos y grafías que caracteriza a estos escolares, los cuales fueron abordados en el capítulo anterior; requiriéndose dar mayor énfasis desde una concepción psicopedagógica adecuada a fin de propiciar la sistematización de estos contenidos que se imparten en la asignatura Lengua Española en la escuela especial de escolares con Retardo en el Desarrollo Psíquico.

Una vez adquirido el sonido y su grafía de manera aislada para formar sílabas, palabras y oraciones; aspecto esencial para lograr el dominio de la lectura, en los cuales se lleva a cabo la aplicación del establecimiento de la relación sonido – grafema; se requiere a partir de este nivel de profundidad del contenido, de la activación del proceso no sólo del análisis auditivo, sino apoyado en ello, estimular las percepciones viso -auditivas en forma integral con tareas que propician a la vez que aprende, la movilización de sus capacidades intelectuales;, reforzando de esta manera, el análisis auditivo y del canal visual, el cual junto al analizador motor verbal, constituye una esfera importante en los mecanismos que utilicen para corregir sus dificultades.

De esta manera se propiciará que el análisis y síntesis audio –visual operen como un proceso holístico; y sobre todo la síntesis; que evidencia estar menos sistematizada para la lectura de palabras y oraciones con los fonemas y grafías que ellos confunden.

Con la propuesta que se realiza, se lleva a los escolares a situaciones de aprendizaje que ponderan la atención de las dificultades que poseen en el área de la lectura, a través de las cuales el maestro puede seleccionar tareas para trabajar de forma independiente primero el fonema y grafías que confunden y, luego presentar actividades donde aparezcan todos sonidos y grafemas que les prestan confusión, o que no diferencian por su parentesco.

Unido a esto, hay que tomar en cuenta la complejidad de los objetos de conocimientos, los espacios que se ofrecen al alumno para que se desenvuelva en sus propias acciones, en contacto con actividades significativas con diversas modalidades de mensajes y variedad de propuestas, cuyo modo organizativo es de gran significado como verdadero apoyo (ayuda) para dicho aprendizaje, dirigido no solamente a aprender a leer, sino también a desarrollar sus capacidades cognoscitivas.

Es así como se recomienda la propuesta sin que constituya una receta pedagógica, con la característica de dar atención plena a las dificultades específicas del aprendizaje y que las capacidades intelectuales se activen en la misma medida que se promueve el aprendizaje lector con las condiciones pedagógicas que se han tenido en cuenta para la concepción de las actividades, de manera tal que puedan transferir los conocimientos adquiridos a tareas de diferentes niveles de complejidad tanto en el nivel léxico como morfosintáctico, lográndose con ello un nivel progresivo del control y regulación posible de su aprendizaje, en el ejercicio del intercambio y después de forma cada vez más independiente, lo que constituye un signo de desarrollo creciente.

Al sugerir como alternativa la aplicación de actividades correctivas que favorezcan el desarrollo de los niveles de procesamiento que se relacionan con el reconocimiento de las letras(denominado decodificación ), y lo referente a los códigos semánticos que parten de la palabra hasta el nivel oracional del texto que se construye; se propicia el proceso de apropiación de estas estructuras lingüísticas con un carácter activo de los procesos cognoscitivos que participan en el aprendizaje de la lectura para lograr la comprensión de lo que se lee; por lo se hace necesario modelar este proceso de activación del intelecto, conjuntamente con la compleja actividad del aprendizaje con un carácter integral, holístico, tal como se comporta el desarrollo que ocurre en el ser humano.

Para lograr este propósito se concibe la integración del proceso de aprendizaje de los fonemas y grafías que confunde con las actividades que conducen a la activación del desarrollo cognoscitivo, para que se produzca la apropiación de esos conocimientos.

No es posible lograr estos propósitos de la dirección del proceso de la enseñanza si éste no está adecuadamente organizado. En tal sentido, la propuesta realizada en este trabajo, ofrece a los maestros la posibilidad de estructurar las actividades para que tengan un objetivo correctivo, basado en la organización de los escolares en grupos dinámicos, con un adecuado equilibrio de sus miembros. Ello consiste en posibilitar la actividad interactiva entre los escolares como proceso de socialización que impulsa a la mediatización del desarrollo, en el contexto del proceso de enseñanza-aprendizaje.

De esta forma se logra que se establezcan diferentes formas de interacción (intra e inter grupo) acerca de lo que hacen en el aprendizaje, apoyado en la realización de reflexiones y análisis; aspecto que debe ser tomado en cuenta por el maestro para que adquieran los escolares al trabajar con actividades como estas.

Con respecto a la actividad equilibrada de los grupos de escolares, se logrará con la selección de éstos atendiendo al ritmo de desarrollo que posean, lo que podrá combinarse de manera tal que se posibilite la ayuda de los que tienen más desarrollo, a aquellos de menor desarrollo.

Es importante se lleve a cabo la aplicación de las actividades a partir del trabajo grupal en los momentos iniciales, lo cual es una vía para que los propios escolares puedan brindarse diferentes tipos de ayudas, a través del intercambio que sostienen. Esto posibilita que se establezcan las relaciones de comunicación que el contenido de las actividades requieren para su solución.

El maestro en esta actividad, es un facilitador de las relaciones de intercambio que son indispensables entre los escolares, como forma de trabajo para el desarrollo de la capacidad de reflexión y análisis, de las acciones que realiza en el proceso de aprendizaje. Solamente en los momentos necesarios el maestro podrá intervenir para ofrecer las aclaraciones que faciliten la comprensión, así como la estimulación requerida.

De esta forma promovemos la activación de las potencialidades de los escolares, lo cual significa aprovechar de forma óptima las posibilidades de desarrollo que presentan cada uno de ellos; es entonces que se alcanzará el desarrollo real que Vigotsky aludía en su concepción en torno al papel de la enseñanza para lograr el desarrollo en la actividad de enseñanza-aprendizaje.

Como se evidencia, el proceso de aprendizaje debe servir como medio de educación de los escolares, lo que exige la correcta estructuración de las acciones que tienen que desplegar, de manera que puedan incorporar los conocimientos que adquieren a sus estructuras psíquicas, en la adquisición de hábitos y habilidades esenciales desde el punto de vista cognoscitivo; a fin de favorecer el desarrollo de actitudes y valores en la misma medida que desarrollan su aprendizaje.

Al tener que aprender a controlar el proceso de su aprendizaje, los escolares adquieren capacidades de autorregulación sobre el propio proceso de apropiación de los conocimientos y, el maestro, utilizando esta concepción de actividades, debe enseñar de manera asequible a que ellos se autocontrolen, en cuanto a la marcha del aprendizaje y, puedan conocer cuándo lo que hacen es correcto o presenta errores. En fin, resulta imprescindible lograr que aprendan a valorar su trabajo y es necesario tomarlo en cuenta en el proceso de su actividad.

Cuando la actividad de enseñanza-aprendizaje es organizada a través del trabajo grupal, facilita que vayan logrando determinado control del aprendizaje, en cuyo intercambio y cooperación constante se desprenden ayudas entre los propios escolares, lo que significa, aprender a regular la actividad que realizan. De esta manera se van consolidando determinadas cualidades que contribuyen al desarrollo de la personalidad, como es la seguridad, la autonomía y la autodeterminación.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga