DIDÁCTICA DE LA LECTURA


Ernan Santiesteban Naranjo

1.2. Taxonomía lingüística de texto

Un aspecto en el que todavía no se  ha llegado al establecimiento  de criterios aceptados por los lingüistas es el referido a la tipología de textos, porque,  por  supuesto, los tipos de textos no pueden ser considerados de la misma manera por  quienes  consideran  la  lingüística  textual  referida   al sistema, o  al discurso o ambas. (I.  Blanco, et al, 91). No  obstante, se valorarán los siguientes tipos de textos  que  se encuentran implícitos  o explícitos en las selecciones de textos y libros básicos que se utilizan en los diferentes niveles de enseñanza.
Según F. Grellet, (1981:43) en “Developing Reading Skills”  los textos se clasifican en:

Esta clasificación no tiene una fundamentación conceptual y tiende a ser una lista de formas en que pueden aparecer los distintos modos de escrituras. Por su gran diversidad y no tener un elemento conductor, afecta la utilización didáctica de esta clasificación. F. Grellet lo expone en su obra como un elemento más; sin darle la importancia que la tipología textual tiene en el desarrollo de las habilidades y hábitos lectores. Estas formas son importantes para desarrollar la lectoescritura, sobre todo con gran énfasis en la escritura.
Según F. Castaño (1985) los textos se clasifican como sigue de: “definición, descripción, clasificación, ejemplificación, comprobación, explicación y argumentación, según el propósito del  autor; y la estructura lógico formal se clasifican en: informativos, descriptivos, de ejemplificación, de indicaciones, expositivos, argumentativos y narrativos”.
Estas clasificaciones facilitan la comprensión lectora sin embargo, son más prácticas para enseñar el arte de escribir que para el desarrollo de habilidades y hábitos lectores. Por cuanto,  se centran en la estructura lógico formal del texto y no al contenido además de las ambigüedades en ambas clasificaciones ya que expresa o habla de dos tipologías textuales y utiliza las mismas denominaciones.
L. De Armas, (et al)(1982: 11) en “Training in Effective Reading II” expone los tipos de textos según el propósito del autor en: “informativos, descriptivos, de ejemplificación, de indicaciones, expositivos, argumentativos y narrativos”. Este  libro,  de   gran utilidad en la  enseñanza  del  inglés como lengua extranjera a estudiantes no filólogos, facilita el reconocimiento a estructuras sintácticas  y  al tratamiento del vocabulario;  operaciones  que influyen  en el desarrollo de habilidades lectoras; pero  que  no son suficientes. 

J. Rodríguez, (1989:32) reconoce “(…) los textos científico–técnicos, de información general, socio – políticos o literarios. Esta tipología se encuentra dentro de la didáctica de traducción e interpretación en los centros donde se desarrolla esta especialidad”.
Esta clasificación, que señala J. Rodríguez, (1989), no permite que cada clase o tipo de texto ocupe un lugar fijo y exactamente determinado en relación con los demás; ya que al incluir textos socio - políticos deja una fisura en el sistema, pues estos textos pueden estar dentro del científico - técnico o dentro de la información general o quizás, por qué no, en el literario.
Para M. Lucas, (1990:52) “los textos se dividen teniendo en cuenta el campo, el medio, el registro o propósito del autor”.
De acuerdo con el campo, es la clasificación que se utiliza en las bibliotecas escolares, donde  los libros se agrupan en estantes de acuerdo a la materia.
La taxonomía teniendo en cuenta el registro, se enfoca desde la óptica estilística refiriéndose al grado de formalidad o informalidad del texto.
De acuerdo con el medio: En artísticos (novelas, cuentos cortos, ensayos, poesía y drama) y en funcional (causal, personal, referencia, pedagógico y académico)
I.R.  Galperin, (1987:250) “los textos se clasifican en literarios, publicitarios, periodísticos, científicos y textos oficiales”. Esta clasificación es lingüoestilísca. Dentro de los literarios señala la poesía, drama y prosa; dentro de los publicitarios los ensayos, artículos y oratoria o discurso; dentro de los periodísticos señala sumarios noticiosos, anuncios y clasificados, titulares y editorial; dentro de los oficiales señala  los de negocios, diplomáticos, militares y legales.
Hasta  aquí una breve referencia a una serie  de  clasificaciones que se utilizan en la enseñanza de la lectura. Estas tipologías jerarquizan la forma de los textos y no su contenido.  De ahí que sean factibles para la enseñanza de la escritura, a través de un enfoque de lectoescrituralidad,  pero no para el desarrollo consecuente de las habilidades lectoras  elementales, primarias y generalizadas.
L. Álvarez, (1996:11) se refiere a una significativa clasificación de textos: “científicos, pragmáticos y artísticos” los cuales sustentan en principio los definidos por B. Almaguer.

Sin embargo, es significativo acotar que en la referida taxonomía al emplear dos conceptos para una misma denominación se torna inexacta y relativa para la ciencia. Ello crea una fisura en el sistema. Además de las ambigüedades en la clasificación ya que habla de transacción y literario como dos denominaciones diferentes, sin embargo revelan el mismo fenómeno; ya que la información tiene cualidades de complejidad cuando el emisor la emite en forma denotativa y el receptor decodifica en forma connotativa, en este proceso subyace la transacción de significados. Por tanto, es en los textos literarios donde se aprecia la transacción de significados; lo que evidentemente no puede, entonces, constituir clasificaciones diferentes. Independientemente a ello, esta clasificación sustenta en principios la que a continuación se ofrece.

1.3. Taxonomía didáctica de texto
Características más generales de los textos tecnocientíficos, comunicativos y literarios
Por consiguiente, se analizarán las características más generales de esta clasificación de textos

Textos tecnocientíficos
La vida del hombre en la sociedad  no solo desarrolla en él formas de adaptación a la necesidad social, sino también formas de participación activa en los procesos sociales. De ahí, la necesidad de transmisión  y adquisición de conocimientos.
Cuando el sujeto tiene la necesidad de expresarse sobre un objeto, al interesarle, a ese sujeto, la difusión de los conocimientos; al jerarquizar el contenido del mensaje y subordinar a éste,  el papel del proceso de codificación y el papel del receptor; cuando esto sucede, el resultado del mensaje o contenido es un texto con características de la lengua escrita, con una abundante presencia de términos, con una ausencia casi total de recursos estilísticos y medios expresivos, con tendencia hacia la lengua científica.
En dependencia de las habilidades  del emisor con respecto al proceso de codificación y el conocimiento del posible receptor, así será la calidad del producto final: el texto.
Este texto expresa la función cognitiva del lenguaje, como máxima expresión; sin negar, como es lógico, la presencia además de valores estéticos y comunicativos. Estos textos son más precisos con una secuencia lógica de  oraciones o enunciados y tendencia a la impersonalidad en la forma de expresión.
Teniendo en cuenta las características de estos tipos de textos, al presentar características de la lengua escrita con tendencia hacia la lengua científica, al carecer (no en absoluto) de recursos estilísticos y medios expresivos, al tener la finalidad de transmitir conocimiento; se debe enfatizar desde la perspectiva didáctica en el desarrollo de la operación generalizada entender, al aflorar, en ellos, la información de forma explícita.

Textos comunicativos
La interacción de los sujetos, por naturaleza, es una situación activa que permite a los mismos satisfacer sus necesidades espirituales y materiales. Permite además, la formación de contenidos psicológicos que no solo se forman a través de la relación sujeto- objeto; sino también a través de la relación sujeto - sujeto. Además, el sujeto de la comunicación es la personalidad; al expresarse esta en la comunicación.

  Cuando ese hombre (emisor) necesita relacionarse con un sujeto y condicionar  el proceso de codificación y el mensaje  al papel protagónico del receptor; cuando esto sucede, el resultado del mensaje o contenido es un texto con características de la lengua oral, con ausencia, casi total, de términos o recursos estilísticos y además de pocos medios expresivos.
La lengua que se emplea en este tipo de texto tiende a ser neutral, con influencias como es lógico, del nivel cultural, desarrollo socio - lingüístico, psicolingüístico, y otros, de los comunicadores.
Este texto expresa una de las funciones principales del lenguaje: la comunicación, sin dejar de tener la presencia del valor noético y del valor estético como elementos complementarios de la comunicación. Es un texto fluido.
Si los textos están conformados con características de la lengua oral, si carecen (casi totalmente) de términos, recursos estilísticos y medios expresivos, si el lenguaje tiende a ser  natural, si su función esencial es establecer comunicación; entonces desde la perspectiva didáctica, se debe trabajar por el logro de la operación generalizada comprender; al estar presente en la comunicación una serie de motivos, emociones,  sentimientos, necesidades, convicciones y valoraciones; es decir, al ser evidente el mundo interno  de los sujetos, el  entender no es suficiente para la decodificación precisa del mensaje por lo que se hace necesario la  comprensión del mismo.

Textos literarios
La lectura es un medio efectivo  no solo para la adquisición  de conocimientos, sino también en la transmisión de elementos socio- culturales y estéticos que permiten la recreación de imágenes y con ello la unidad de lo afectivo y lo cognitivo.
Cuando un sujeto tiene la necesidad de expresarse y condiciona el mensaje y al receptor le otorga el papel protagónico del proceso de codificación produce un texto con características donde busca un balance entre la lengua oral y escrita; entre el sujeto y el objeto y entre la forma y el contenido de ese lenguaje.
Este tipo de texto tendrá la presencia de abundantes recursos estilísticos y medios expresivos. Estos textos recrean imágenes. Expresan la posibilidad del lenguaje; su función estética.
Si los textos literarios, se configuran a partir de la combinación de la lengua oral y escrita, si hay presencia de abundantes recursos estilísticos y medios expresivos; si cuya finalidad es expresar la plasticidad del lenguaje, si su función  es estética; entonces desde la perspectiva didáctica, se debe trabajar también por el logro de la operación generalizada interpretar; ya que el entendimiento y la comprensión serían insuficientes para la decodificación cabal del mensaje, puesto que estos textos expresan el mundo interno y subjetivo del emisor por lo que se hace necesaria la interpretación de los mismos y poder extrapolar a otros contextos.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga