DIDÁCTICA DE LA LECTURA


Ernan Santiesteban Naranjo

3.3. Procedimientos  diferenciados para la enseñanza-aprendizaje de la lectura de los distintos tipos de textos

L. Álvarez, (1996:11) considera que: “Una  estrategia didáctica para la enseñanza de la lectura necesita tener en cuenta el dinamismo que debe caracterizar al lector y la específica organización de valores comprometidos en la acción de leer”.
Por otro lado, este autor puntualiza que uno de los aspectos centrales, en lo que a didáctica de lecturas se refiere, tiene que ver con el problema del dinamismo que debe asumir el lector. En la perspectiva menos científica de la didáctica de la lectura, se enfrenta su enseñanza como desarrollo de habilidades para reconocer morfológicamente palabras, admitir su significado, incrementar un inventario visual de vocablos y, como último peldaño captar en el ámbito de superficie su organización sintáctica. Estas actividades nucleares, reconocer formas, admitir significados, aumentar (o consolidar) inventario visual de palabras, captar estructuras de superficie, pueden quedar englobadas por una noción muy empleada en la comunicación pedagógica: identificar.

La creatividad en el acto de identificación tiende a ser escaso, en particular cuando identificar  consiste en una comparación entre un objeto (signo gramático) y la noción previa que se posee sobre su significado y su forma.
Por todo lo   expuesto y siguiendo las concepciones de L. Álvarez, debe lograrse que la enseñanza de la lectura ubique inter partes al receptor del texto. Lo que significa que el receptor escoge las partes del texto y las jerarquiza  según sus motivaciones, intereses y  objetivos.
El lector es un intérprete creador que recibe valores del texto y no debe limitarse a identificarlos; sino que debe recomponerlos a partir de su zona de desarrollo actual y de su propia configuración personológica.
Uno de los problemas que tienen hoy día los lectores es lo referido a las palabras desconocidas; consideran todas las palabras de un texto importante y por consiguiente necesitan conocer su significado. Por esta causa, cada vez que se encuentran con una palabra desconocida detienen el proceso de lectura para buscar las mismas en el diccionario o simplemente indagar su significado.
Al respecto se le debe enseñar que no todas las palabras son importantes y que se debe estar claro de cuál es el objetivo que tiene el lector para con el texto, qué es lo que realmente necesita, o si lo que quiere es conocer el significado de estas. De no querer conocer el significado de las mismas, la estrategia que generalmente se sigue es saltar las palabras. Si se considera que las palabras son importantes para lograr el entendimiento, comprensión e interpretación  del texto, entonces se hacen hipótesis acerca del significado de las mismas. Es poco común ir directamente  al diccionario cada vez que se encuentre con una palabra desconocida, pero el lector lo hace frecuentemente, y así interrumpe el proceso de lectura. Esto puede ser una buena vía para ampliar el vocabulario, pero no desarrollar habilidades lectoras.
Se le debe sugerir al lector que utilice el diccionario para verificar su inferencia después de haber leído todo el texto.
Para inferir el significado de las palabras lo pueden hacer por el contexto; no necesariamente, tienen que inferir el significado exacto, pero sí tiene que ser apropiado al contexto.
Procedimientos para la enseñanza-aprendizaje de la lectura de los textos tecnocientíficos
Si se parte del presupuesto que los textos tecnocientíficos van a reflejar características del lenguaje escrito, y del lenguaje artificial; con presencia dominante de  términos, con ausencia casi total, de recursos estilísticos y, organizado por el emisor de modo que presente un conocimiento (donde se jerarquiza el valor cognoscitivo) entonces el conferenciante de idioma deberá valorar los siguientes procedimientos. Donde se necesita tener en cuenta los requisitos para el logro de la habilidad generalizada leertanto desde la perspectiva  del discente como  del profesor.
El orden de los procedimientos es flexible y su cumplimiento puede abarcar una o varias clases, según los objetivos que se requieran cumplir y las características del contenido, de los discentes, por lo que se adecuará en cada ocasión.  Los procedimientos que se proponen a continuación son el resultado de los estudios teóricos, experimentales y la experiencia acumulada que han permitido corroborarlos como factibles para desarrollar las habilidades lectoras.
Los procedimientos diferenciados de esta nueva concepción, en algunos casos, son comunes; sin embargo, sus rasgos distintivos esenciales están en la esencia de cada procedimiento.

3.3.1. Procedimientos diferenciados para la enseñanza - aprendizaje de la lectura de los textos tecnocientíficos
1 Trabajo con el título: Es esencial comenzar las actividades de lectura  con el título del texto pues como han demostrado G. Brown & G. Yule (1989:33), lo que el emisor pone primero influirá en el entendimiento de todo lo que le sigue. Por tanto, el mismo, en esta tipología textual, permite al lector encontrar la esencia.
El título debe, reflejar lo más general del contenido, la consubstancialidad del texto, el núcleo alrededor del cual giran todas las ideas; es decir, la clave semántica. Por lo que todas las actividades que pueda crear el educador y que respondan al desarrollo del mecanismo  de  anticipación deberán aplicarse aquí. Las mismas deben servir de guía en la actitud (stance) y en la estrategia del lector. Estas actividades deben hacerse en tiempo de clase.
En este momento de la clase el pedagogo deberá valorar el vocabulario o terminología que puede afectar seriamente el entendimiento del texto. Por lo que debe estar claro de cuáles son las palabras que pueden saltar, (no necesitan conocer su significado para lograr entenderlo), cuáles pueden inferir por el contexto y cuáles debe semantizar. De ahí,  que no es necesario presentar todas las palabras no familiares. Los estudiantes pueden inferir el significado de muchas palabras por el contexto (una habilidad esencial en la lectura es inferir el significado de palabras desconocidas). Solo aquellas que hacen muy difícil el entendimiento requieren ser semantizadas. Este proceso se puede llevar a cabo a través del contexto, de la sinonimia, antonimia, por asociación de ideas o relación lógica entre las palabras, o cualquier otro procedimiento contextual.
2 Tarea(s) de aprendizaje:Luego del trabajo de anticipación, el profesor deberá asignar ejercicios de carácter individual y colectivo tanto con vista  a la potenciación de la zona de desarrollo próximo como al desplazamiento de la dimensión socializadora. Por consiguiente, requiere conocer las individualidades de sus discentes donde juega un papel esencial el diagnóstico. La asignación de tareas debe realizarse sobre la base de los requisitos para la elección de los ejercicios, los mismos deben propiciar, fundamentalmente, el entendimiento. Estos deben hacerse en tiempo de clase y tienen como finalidad el desarrollo de la operación  generalizada de entender. Además de fomentar un motivo para la lectura, ya que buscan algo mientras leen el texto. También conducen al lector hacia los puntos principales del texto; por lo que deben estar dirigidas hacia la esencia del mismo.
Hacer preguntas orales al azar no es una técnica muy provechosa, fundamentalmente, en aulas con muchos educandos porque solo uno responde cada pregunta, la mayor parte de ellos no necesitan prestar atención y esto es difícil para que el catedrático compruebe si los mismos han logrado el entendimiento del texto.
3 Lectura en silencio:El lector lee el texto en silencio. La lectura silenciosa tiene como finalidad el desarrollo de habilidades lectoras. Esta le permite al sujeto leer a su ritmo, si no entiende una oración pueden releerla y analizarla. Por otra parte, cuando el lector lee para su propio beneficio o sea, para estudiar, recrearse, para buscar una información, lo hace en silencio y sin ninguna ayuda por lo que es necesario desarrollar esta habilidad. En este  procedimiento el discente debe responder los ejercicios  asignados y emplear diferentes operaciones lectoras (búsqueda, revisión, estudio, esparcimiento, exploración) para el logro de la información deseada en correspondencia con el objetivo propuesto.
4 Trabajo en equipos:El cuarto procedimiento  que continúa, es el análisis en grupos de los ejercicios individuales y colectivos que fueron asignados por el profesor. Es importante lograr que los estudiantes trabajen en equipo y permitirles escribir la respuesta. El análisis en colectivo, permite comprometer a todos sus miembros con el desempeño de la actividad, le posibilita  además intercambiar con sus compañeros de aula opiniones, puntos de vistas, preguntas o interrogantes que le han provocado el texto, contribuye con la formación de cualidades morales como el colectivismo y la responsabilidad. Por consiguiente, facilita la  revisión de las respuestas de los ejercicios asignados. Además contribuye a que el discente se sienta interesado por responder (cuando se revisen las preguntas y quiera discutir su respuesta). Igualmente, brinda la posibilidad de proporcionar ayuda inter-estudiantes; fomentando así, las relaciones interpersonales y de ayuda mutua y con ello la posibilidad de potenciar la zona de desarrollo próximo.
5 Debate general:Por último, el institutor  dedicará tiempo a revisar los ejercicios que él considere y aclarar las dudas e interrogantes, que le han provocado las lecturas desarrolladas. Además, puede desarrollar otras actividades que respondan al entendimiento como operación generalizada. Las mismas deben servir para detectar las insuficiencias de los discentes en cuanto a la actitud o estrategias por ellos seguidas durante el proceso de lectura. Asimismo, se deben desarrollar otras que respondan a la acción educativa  a partir de las potencialidades del cotexto y contexto, dirigida a la formación vocacional, al desarrollo de la comunicación, a crear unidades subjetivas del desarrollo, a elevar su nivel cultural.
Puede provocarse un debate general donde se integren las demás actividades verbales. El educador debe exigir por el razonamiento y posibilitar el intercambio entre los alumnos. Igualmente, debe aprovechar al máximo el contenido del texto para que se apropien de los valores que en él aparecen, en pos de lograr que los mismos sean combativos, laboriosos, entusiastas, creadores. El debate debe facilitar la experiencia de compartir, ayudarse unos a otros, resolver problemas, ser responsables, de actuar, de comunicarse, de compartir- el debate debe servir para prepararlos para la vida; de forma tal, que contribuya con el desarrollo de la personalidad de los mismos.
La referida actividad  se realiza sobre la base del entendimiento; siempre provocando que los lectores hablen, comenten, expresen sus impresiones, valoren, discutan, apliquen los conocimientos adquiridos a nuevas situaciones, que analicen cómo lo hicieron, en qué se equivocaron, deben aprender a orientarse ante la dificultad, encontrar los errores cometidos, retroceder y rehacer lo alcanzado, identificar su proceder habitual, valorarlo, mejorarlo- todo sobre la base del texto. Por consiguiente, se deben estimular los discentes; ya  que ellos aprecian  sus esfuerzos por aprender - los que se demuestran en los resultados obtenidos. De ahí,  que se puede afirmar que es hora de motivarlos una vez más.

3.3.2. Procedimientos diferenciados para la enseñanza - aprendizaje de la lectura de los textos comunicativos

Si los textos comunicativos son aquellos en los que predominan tanto los elementos del lenguaje natural como los de la lengua oral, con la ausencia casi total de términos y recursos estilísticos, presencia de medios expresivos; entonces, los profesores deben tener en cuenta los procedimientos que se enuncian a continuación. Dichos procedimientos son flexibles y constituyen el resultado del análisis de la literatura, los estudios teóricos y experimentales.
 Presentación del texto:Es importante presentar el texto antes que los discenteslo lean, porque los ayuda en su decodificación, despierta interés y los motiva por la lectura. Una de las formas para introducirlo puede ser proporcionando una oración sencilla acerca del mismo (la oración debe abordar la clave semántica del texto). Igualmente, se pueden utilizar preguntas guiadoras. En este procedimiento, el educador puede utilizar cualquier otro tipo de actividad que permita la dinamización del grupo en torno al proceso de lectura.
Comúnmente,  el lector no lee con la mente completamente en blanco -tiene una idea de lo que va a leer. Generalmente, tiene ciertas interrogantes en la mente (aspectos que quieren conocer). Así como también una serie de predicciones o inferencias (aspectos que quieren averiguar).
Es importante destacar que se deben desarrollar ejercicios que centren la atención en cómo la forma del lenguaje influye en el contenido  del mismo y con ello a la comprensión del texto. Valorar lo formal y lo informal del lenguaje; siempre que el mismo lo permita. Estas actividades deben responder, fundamentalmente, al desarrollo de las competencias socio-lingüísticas y discursivas.
El educador debe tener preciso qué palabras los estudiantes pueden inferir por el contexto, cuáles pueden saltar y cuáles debe semantizar (estas últimas serían las que imposibiliten la comprensión del texto). De ahí que la presencia del mismo sea esencial, por lo que la actividad debe concebirse para el desarrollo de la clase.

  1. Tarea(s) de aprendizaje. Luego del trabajo de anticipación, el profesor deberá asignar tareas de carácter  individual y colectivo, por lo que es de capital importancia que el mismo conozca a sus educandos - función que desempeña el diagnóstico.  Los ejercicios deben propiciar no solo el entendimiento sino también la comprensión del texto. Su  asignación debe realizarse sobre la base de los requisitos para su elección. Los mismos deben proporcionarse en tiempo de clase y tienen la finalidad de desarrollar de la operación generalizada comprender.

El desarrollo de la habilidad generalizada leer exige de actividades individuales y colectivas. Actividades de carácter individual, en la que el discente interactúe de forma independiente con el texto, lo cual es indispensable para su adquisición; así como actividades colectivas con vista  al establecimiento de ayudas, así como para propiciar la expresión verbal del conocimiento, donde los sujetos tengan que explicar, fundamentar, argumentar, discutir, actuar, comunicarse, compartir y socializarse;  de tal forma que permita no solo reforzar su zona de desarrollo actual sino también potenciar su zona de desarrollo próximo. 
 3. Lectura en silencio: se sigue el mismo accionar que en los textos tecnocientíficos.
4. Trabajo en equipos:se sigue el mismo accionar que en los textos tecnocientíficos.
5. Debate general: este procedimiento es similar al de los textos tecnocientíficos, difiere en que se desarrolla sobre la base de la comprensión.

 

3.3.3. Procedimientos diferenciados para la enseñanza - aprendizaje de la lectura de los textos literarios

Si los textos literarios están conformados para cumplir una función estética, con una presencia de abundantes medios expresivos, recursos estilísticos, con elementos que pertenecen tanto a la lengua oral como a la escrita por un lado; y elementos del lenguaje artificial como del natural por otro lado; entonces los profesores que utilicen estos tipos de textos deben tener en cuenta los siguientes procedimientos.
Los procedimientos que a continuación se exponen son flexibles, su  cumplimiento puede abarcar una o varias clases; según sus objetivos, las características del contenido y de los discentes.  Los mismos fueron determinados a partir de los estudios teóricos y experimentales, que  han corroborado su factibilidad para desarrollar la operación generalizada interpretar; así como las operaciones que la integran. 

Procedimientos para la enseñanza-aprendizaje de la lectura de los textos literarios

  1. Presentación del texto:En la vida real,  los lectores no leen porque tienen que  hacerlo; sino porque quieren hacerlo. Usualmente, tienen un objetivo con la lectura: hay algo que quieren investigar, hay una información que quieren verificar o aclarar; hay algunas opiniones que quieren contraponer. En el caso de un texto literario, para su placer: desean estar al corriente de como se desarrolla la obra, el cuento, la novela; quieren conocer lo que sucederá después.

Comúnmente los educandos leen no porque quieran, sino porque el catedrático se los exige, o simplemente porque hay que hacerlo -  es la próxima actividad en el libro básico. Por lo que se hace necesario ayudar a los mismos en su lectura, para este fin, es importante darle motivos para la lectura al lector y proporcionarle alguna información que ellos quieran profundizar. Para ello se puede organizar una actividad antes de que los mismos lean el texto. Dicha actividad debe despertar el interés por el tema y motivarlos a  decodificarlo.
Una forma interesante para lograr motivar a los discentes y despertar el interés por la lectura es realizando un pequeño debate acerca del tema en cuestión, para hacerlos sobre el texto. Es importante aclarar que cuando el ilustrador esté presentando el tema no debe dar mucha información sobre este, pues puede provocar una motivación extrínseca por esta actividad y provocar que se torne innecesaria la lectura.
En este tipo de texto, no se hacen preguntas guiadoras; o sea, no se asignan tareas de aprendizaje de carácter individual y colectivo porque el material en sí mismo es motivante; la asignación de ejercicios puede estropear el placer de leer.
En este procedimiento el profesor puede semantizar las palabras desconocidas (aquellas que no puedan inferir por el contexto o no puedan saltar pues afectan el entendimiento, comprensión e/o interpretación del texto) empleando diversos procedimientos contextualizados.
El educador debe hablar brevemente sobre el autor para que el alumno pueda ubicarse en el espacio sociocultural del texto, introducirse en el ámbito de éste y “moverse” culturalmente dentro de él y con ello contribuir su desarrollo multilateral y armónico que requiere que los mismos conozcan sobre personalidades del arte, de la ciencia, del deporte, de la literatura - como vía para alcanzar el nivel cultural deseado.
2. Lectura en silencio: se sigue el mismo accionar que en los textos tecnocientíficos.
3. Trabajo en equipos:El tercer procedimiento  no  necesariamente hay que desarrollarlo en clase, los discentes trabajarán en equipos, intercambiarán ideas; frases, palabras, y estructuras que los han impresionado de lo leído, la pronunciación de algunas palabras. El profesor brinda ayuda dosificada, de las más simples a las más complejas. Los aventajados ayudarán a los lentos; fomentando así las relaciones interpersonales y la ayuda  mutua y con ello, la posibilidad de potenciar la zona de desarrollo próximo.
4. Debate general:El  cuarto y último procedimiento será la discusión general, donde el educador integrará las demás actividades verbales. Desarrollará ejercicios que les permitan  a los educandos no solo el entendimiento y la comprensión  del texto; es decir al qué y para qué del texto; sino, a la interpretación de este; al para qué del mismo. Su  asignación debe realizarse sobre la base de los requisitos para la elección de los ejercicios. Este procedimiento  debe servir  para  detectar las insuficiencias de los discentes en cuanto a la actitud o estrategia por ellos seguida durante la lectura. Por cuanto, debe aprender a orientarse ante la dificultad, saber qué hizo, cómo lo hizo, en qué se equivocó; y por consiguiente, debe ser entrenado en cómo superar las dificultades.
Se debe  aplicar otros ejercicios que respondan a la acción educativa a partir de las potencialidades del texto. El pedagogo debe permitir/favorecer la reflexión sobre el tema y ofrecer ayudas dosificadas; para así contribuir con el desplazamiento de la zona de desarrollo próximo. Esta discusión se realiza sobre la base de la interpretación del texto; siempre provocando que el pupolo hable, comente, exprese sus impresiones, extrapole, se comunique, exteriorice volares humanos, transforme su conducta -sobre la base del texto. De ahí, que los mismos deban ser estimulados pues aprecian sus esfuerzos por aprender,  el que se demuestra en los resultados obtenidos; por lo que se puede afirmar que es hora de motivarlos una vez más; considerando la necesidad de desarrollar la habilidad generalizada leer.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

17 al 31 de enero
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

15 al 28 de febrero
III Congreso Virtual Internacional sobre

Desafíos de las empresas del siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga