CRITICA FENOMENOLÓGICA A LA EDUCACIÓN INTEGRAL


Raúl Arturo Sánchez Irabú

2.1.3. El Noviazgo

El noviazgo es otra realidad latente en esta edad. Hay quienes argumentan que los adolescentes no tienen la madurez necesaria para establecer relaciones de noviazgo en esta etapa de la vida, pero ciertamente se convierte en el primer experimento, de lo que se puede considerar como amor. Las ilusiones tanto de los hombres, como de las mujeres están a flor de piel y se experimentan día con día en la escuela.

La escuela es el espacio de la libertad, en donde los jóvenes se sienten con el derecho de establecer este tipo de relaciones porque no existe la presencia de los padres, que en determinado momento, podrían frustrar el deseo de iniciar una relación de noviazgo.

Es ciertamente una paradoja para la institución si dejar que este tipo de relaciones se puedan dar en el ámbito escolar, si prohibirlo o dejarlo pasar. Sin embargo, creo que poco a poco se ha optado por educar esta etapa importante de la vida del adolescente, que ciertamente no en todos los alumnos se llega a dar. Hay quienes por sus relaciones de amistad, entre hombres y mujeres, llegan a establecer una relación de noviazgo más temprana, hay quienes en esta etapa de la preparatoria nunca tengan esta experiencia, pero lo que si podemos asegurar es que se dan cuando menos, los amores platónicos, es decir, aquellas relaciones de enamoramiento, aún cuando no sea correspondido por ambas personas.

Creo que la preparatoria es la primera etapa, en todo caso, si es que se da este proceso de noviazgo, en donde la institución debe respetar el misterio de las relaciones internas del ser humano, pero debe contribuir al mismo tiempo a educar esas relaciones y a establecer un diálogo abierto tanto con el alumno como con los mismos padres.

Muchos sabemos que los noviazgos en esta etapa pueden ser pasajeros o pueden perdurar hasta que las propias circunstancias sean contrarias a los propios sentimientos. Lo que me parece que hay que educar, son las expresiones de noviazgo, ya que algunas de ellas pueden convertirse en coodependencias, o bien, pueden llegar al extremo de las relaciones sexuales íntimas, en donde por supuesto, el riesgo del embarazo de una persona tiene una alta relevancia en la vida del joven.

En este sentido me di a la tarea de separar lo que piensan los hombres y las mujeres, ya que cada uno de ellos tiene una perspectiva diferente. La pregunta que se realizó fue la siguiente: Para iniciar una relación de noviazgo mi criterio es…

Las mujeres contestaron lo siguiente:

Los hombres contestaron lo siguiente:

La pregunta que nos surge ante estos resultados es la siguiente: ¿Qué tan profundas serán las relaciones de noviazgo, como para no analizar a la persona?

Lo curioso es que los jóvenes contestaron, en ambos casos, hombres y mujeres que no les interesa el aspecto físico, tan importante en nuestra sociedad contemporánea, y más aún, es una característica importante de la posmodernidad misma.

Para nosotros significa dos cosas: O bien, el autoconocimiento de la persona no está bien fundamentado, ya que no le interesa cómo puede ser; o bien, en verdad hay sentimientos tan profundos, que efectivamente, lo físico no importa, sino la forma, en cómo se relacionan entre ellos. Quisiéramos pensar que es lo segundo, en donde quizá el joven esté buscando el sentido de su propia experiencia de la vida, en la profundidad antropológica de la otra persona.

Lo que en verdad podría sustentar es nuestra hipótesis, en cual argumentamos que la escuela es un espacio de educación integral, que se da a partir de la socialización de los individuos, es el dato que considera que el noviazgo en una realidad de socialización con otras personas, en donde no hay una profundidad, sino simple convencionalidad para pasar el tiempo y no sentirse solo.

Puede considerarse este aspecto como una característica bastante posmoderna, o bien, un aspecto pasajero en la construcción de la identidad de la persona. Lo que es cierto, es que las relaciones de noviazgo en la etapa de la preparatoria son muchas veces pasajeras, pero cuando en alguna de ellas se llega a profundizar, pueden ser igualmente conflictivas.

Otro de los aspectos que llama poderosamente la atención, es que los muchachos consideran que la persona que se relacione con ellos en el noviazgo, debe ser inteligente y de buenos modales. Curiosamente el mayor porcentaje lo obtuvieron los hombres. Es decir, lo hombres consideran que la mujer debe ser inteligente y de buenos modales, ¿Por qué será? La respuesta no la podemos establecer, pero lo cierto que es que esta cierta liberación de la figura de la mujer en nuestro tiempo ha hecho que el hombre considere estas dos características como fundamentales en la relación de una pareja.

Ciertamente la racionalidad del hombre se impuso sobre el sentimentalismo de la mujer, aunque este aspecto no es determinante, si es significativo, en la construcción de la nueva realidad social que hemos construido.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga