PROCEDIMIENTO DE CONTROL INTERNO PARA IMPLEMENTAR EL PERFECCIONAMIENTO EMPRESARIAL EN LA EMPRESA DE COMERCIO Y GASTRONOMÍA EN EL MUNICIPIO AMANCIO

Adela Amada Álvarez Fernández

CAPÍTULO I: CARACTERIZACIÓN GNOSEOLÓGICA DEL CONTROL INTERNO COMO ELEMENTO COMPONENTE DEL PERFECCIONAMIENTO EMPRESARIAL

El presente capítulo refiere una caracterización de los presupuestos teóricos y evolución del control interno como sistema del Perfeccionamiento Empresarial en Cuba, desde el triunfo revolucionario en 1959, hasta la actualidad y la caracterización del perfeccionamiento empresarial, donde se abordan los antecedentes históricos y su implementación en Cuba. Se aborda además el sistema de control interno a partir de los principios y regulaciones para su materialización en el contexto cubano.

I.1. Caracterización teórica del perfeccionamiento empresarial. Su implementación en Cuba

A partir de los cambios producidos en el escenario económico mundial, Cuba se encuentra inmersa en la introducción de un nuevo sistema de dirección de la economía denominado perfeccionamiento empresarial que tiene como objetivo más general, lograr la máxima eficiencia y eficacia de la gestión en las empresas estatales. Este sistema representa el cambio más radical e importante de los últimos años, en el sector empresarial cubano.

Es conceptualizado como “el conjunto de principios, normas, procedimientos y acciones de carácter técnico-administrativo, económico y político-ideológico para la gestión eficiente de la empresa estatal socialista, sobre la base de otorgarle las facultades administrativas y lograr el desarrollo de la iniciativa, la creatividad y la responsabilidad de todos los jefes y trabajadores en interés de la organización y de la sociedad con el objetivo central de incrementar al máximo su eficiencia y competitividad.” Política económica del Partido Comunista de Cuba. V Congreso (1997).

Los Sistemas de Gestión, a la luz de este proceso de desarrollo acelerado han tenido que irse modificando para dar respuesta a la creciente complejidad de los sistemas organizativos que se han ido adoptando, así como al comportamiento del entorno y su incidencia en las organizaciones.

Al respecto Mirta Villanueva (2002) planteó que puede ser considerado como “... un proceso cultural muy fuerte, dirigido al cambio de las normas y patrones de conducta, acorde con los momentos que estamos viviendo” y define que el perfeccionamiento empresarial, es una experiencia cubana que asimila los procedimientos y técnicas más modernos de la gerencia empresarial en el mundo, ajustados a nuestras condiciones y características, con énfasis en la búsqueda de mayores y mejores resultados económicos mediante un cambio en los patrones de conducta, modos de actuación y por ende en la cultura organizacional.

El perfeccionamiento empresarial, está dirigido a la búsqueda de la máxima eficiencia, eficacia y competitividad de la empresa estatal cubana, sobre la base de otorgarle facultades y establecer principios y procedimientos que estimulen la iniciativa y la creatividad de dirigentes y trabajadores en las organizaciones, reflejado en una correcta utilización de los recursos, equilibrio favorable en su economía y la aplicación de nuevos enfoques en su gestión.

En las bases generales del perfeccionamiento del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR1998) se define como: “Proceso de mejora contínua. De igual modo Grisell Tristá (2002) en conferencia impartida sobre este tema, plantea que su objetivo supremo es elevar la eficiencia y la competitividad de las empresas, sobre la base de otorgar a las mismas las facultades que requieren para poder ejercer su actividad en las condiciones complejas en que se desarrolla nuestra economía... lograr que la empresa estatal socialista sea eficiente y competitiva”.

Lo que se quiere demostrar es que la empresa estatal socialista puede ser competitiva y se puede insertar en el complejo sistema de relaciones económicas que se desarrollan en el ámbito mundial.

Renato Recio, (2002) destaca, que el perfeccionamiento empresarial trae consigo grandes transformaciones y significativos cambios en el sistema empresarial cubano, al respecto dijo que, con el perfeccionamiento se están desarrollando “... las más profundas, radicales y significativas transformaciones de la economía cubana en los últimos años...”Este cambio, de largo alcance, requiere de un nuevo sistema de pensamiento y actuación de todos los actores, en cada uno de los procesos que se practican en la organización, convirtiéndose en una nueva filosofía de trabajo para el sistema empresarial cubano.

“La única manera viable de cambiar las organizaciones es cambiar su cultura, es decir, cambiar los sistemas dentro de los cuales los hombres trabajan y viven”. Claudio Orellana F. & Gabriela Nazar C, (2002), es por ello que coinciden cuando plantean que el Perfeccionamiento Empresarial es “... es el más profundo, extenso y trascendente cambio económico que ha tenido lugar en la economía cubana...”

Este nuevo enfoque de gestión lo transforma en el factor capaz de incrementar el acercamiento entre directivos y subordinados al prevalecer la descentralización de autoridad inherente a las estructuras planas.

En este sentido tiene su validez los criterios de Gilberto Díaz (1998) el que coincide en señalar que la potenciación de los valores compartidos, la creatividad, la innovación, adaptabilidad, el liderazgo y el papel de los recursos humanos, si bien garantizan buenos resultados por sí solos, deben ser dirigidos hacia el logro de los objetivos organizacionales, que depende, entre otros factores, del control de gestión.

Además de abarcar la información financiera de la organización, el perfeccionamiento empresarial se enriquece de otras vías de información entre las que se destacan: el control de la calidad, la comercialización y la gestión de los recursos humanos con el fin de evaluar equilibradamente la gestión de la empresa.

A partir de la revisión bibliográfica realizada se coincide en que, la gestión está caracterizada por una visión más amplia de las posibilidades reales de una organización para resolver determinada situación o arribar a un fin determinado. Esta se asume como la disposición y organización de los recursos de un individuo o un grupo para obtener los resultados esperados, como forma de alinear los esfuerzos y recursos para alcanzar un fin determinado.

Como ratifica Osvaldo Martínez (2007) , Presidente de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional, en Sesión Ordinaria de diciembre 2007 “el perfeccionamiento empresarial demuestra con sus resultados que se puede elevar la productividad del trabajo, si existe un clima laboral organizado, con responsabilidades definidas, con presencia y exigencia de los cuadros y dirigentes, con adecuada retribución salarial, con ahorros y transparencia en la administración de los recursos”.

Continúa Osvaldo con una reflexión sobre los resultados obtenidos por las empresas que aplican el perfeccionamiento, donde a pesar de no representar un alto por ciento de empresas incorporadas a este sistema, es significativo que aportan al país el mayor por ciento en divisas y logran una productividad del trabajo superior al resto de las empresas. Es evidente que se ha trabajado por la calidad y no por la cantidad, con rigor, exigencia y “se confirma que el Perfeccionamiento Empresarial es la experiencia más coherente y prometedora desarrollada para hacer eficiente la empresa socialista.

Antecedentes históricos del perfeccionamiento empresarial en Cuba.

A partir de 1959 se inicia un replanteamiento de la economía cubana. En la segunda mitad de la década de los años 60 se consolida el control presupuestario y en la década de los años 70 se implanta la Dirección por Objetivos. Es así, que a partir de estos años se producen nuevos cambios producto del desarrollo en las esferas económicas, tecnológicas, políticas y sociales.

Tales exigencias requieren de mecanismos de gestión y perfeccionamiento que garanticen el cumplimiento de las ideas que van surgiendo. De ahí, que el Perfeccionamiento Empresarial pasara a jugar un papel de vital importancia ante tales cambios organizacionales.

A finales de la década 70, se define en el periódico Granma (1978) el Perfeccionamiento Empresarial, como una serie de técnicas, tales como el control interno, control de costos, auditorías internas y externas, análisis de puntos de equilibrio, pero el control presupuestario constituía, y aún para algunos constituye, el elemento fundamental de la gestión.

Los estudios realizados sobre los inicios del Perfeccionamiento Empresarial en Cuba, resaltan que desde el año 1978, en que quedó estructurado el Sistema Empresarial hasta diciembre del año 1982, el movimiento en la organización de las empresas ha estado caracterizado por la búsqueda permanente de una organización estable y eficiente, que todavía no se ha logrado completamente. Gilberto Díaz, (1983) .

Es indiscutible que las empresas cubanas hasta finales de la década de los años 80, se caracterizaban, por la contabilización de los resultados, orientada hacia una carrera desenfrenada por el cumplimiento de los planes de carácter mercantil.

El perfeccionamiento empresarial fue considerado un apéndice del departamento de Contabilidad desde sus comienzos, lo que estuvo dirigido principalmente hacia una visión interna de la empresa, de manera que respondiera a la necesidad de explicar los resultados económicos y financieros alcanzados, caracterizado, por la definición, coordinación y ejecución del presupuesto; la preparación de informes para oficinas estatales, visión que reduce el perfeccionamiento al estudio de los efectos económicos financieros.

A partir de la década de los años 80, el perfeccionamiento empresarial estaba representado por un enfoque interno relativamente segmentado, debido a que los cuadros y dirigentes, al diseñar sus estrategias, no tenían la posibilidad de poseer una herramienta que les facilitara la información real y oportuna sobre la situación de las organizaciones.

Esto conllevó a sustituirlo por un nuevo control de gestión, más integrado, global y cuantitativamente superior, en el que las estrategias se convirtieron en el eslabón más importante del éxito de las organizaciones en todos los niveles, y donde el proceso de planificación y control adquiere una nueva óptica. Es de esta manera que lo resalta García Echevarría (1987) al afirmar, “que en una sociedad competitiva como la actual, hay cambios continuamente que obligan nuevas bases para la eficacia de la dirección de los hombres y en la asignación de los recursos “Joan Amat. (1992)

En el año 1986, en la empresa militar industrial "Comandante Ernesto Che Guevara", en Manicaragua, se comienza experimentar la aplicación de nuevas formas de gestión y dirección empresarial. A partir de concederle a la empresa las facultades y atribuciones necesarias para una correcta administración del patrimonio del Estado y la introducción de concepciones de avanzada en la actividad en su conjunto. Evidentemente se lograron incrementos en los resultados de niveles de ventas, utilidades, productividad del trabajo, disminución de costos entre otros.

En junio del año 1987 el Buró Político del Partido Comunista de Cuba, en su reunión conjunta con el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, después de sus respectivos análisis acordaron, extender y ampliar estas experiencias de manera progresiva a todo el sistema empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y en este mismo período de tiempo se decidía por su ministro y la disposición colegiada del buró, que toda organización empresarial que surgiera en el sistema empresarial de este ministerio, tenía que concebirse bajo los principios y enmarcamientos que establecen las Bases Generales del Perfeccionamiento Empresarial. Gilberto Díaz Martínez. (1987)

La década de los 90 del pasado siglo ha caracterizado al sistema empresarial de las FAR, como un sistema donde sus directivos y trabajadores en general están sometidos a profundas transformaciones en los modos de pensar y actuar, con el respectivo seguimiento, a partir del control periódico. Esto ha permitido enfrentar con éxitos la difícil situación que se ha presentado durante el período especial. En la actualidad, después de transcurrida más de una década, y con la aplicación de diferentes alternativas, esta experiencia inicial es una realidad palpable y ha demostrado con resultados su eficiencia y su eficacia.

En la Resolución Económica aprobada en el V Congreso del Partido Comunista de Cuba (1997) se refleja la decisión de extender este proceso a todo el sistema empresarial del país. Por lo que sale a la luz el Decreto-Ley número 187 que hace extensiva la aplicación del perfeccionamiento empresarial al resto de las empresas de los distintos ministerios.

Los análisis no dejan lugar a dudas, existen resultados positivos apreciables desde el punto de vista económico en las empresas en perfeccionamiento, en relación con las que no lo están. Aquí se materializa una de las ideas de Raúl Castro en relación con la eficiencia cuando expresó: “La efectividad depende en gran medida de la constancia y la organización, particularmente del control y la exigencia sistemática, y en particular, hasta donde se haya logrado incorporar las masas al combate por la eficiencia”. Periódico Granma, (29 diciembre 2007) .

A partir del año 2008 la economía cubana comienza un proceso de transformación con vistas a lograr la máxima eficiencia en la gestión de un sistema empresarial, tal como aparece en las Bases Generales del Perfeccionamiento Empresarial aprobada en el decreto Ley 187 de agosto de 1998 por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros. El Sistema de Perfeccionamiento Empresarial está avalado por su exitosa aplicación en las FAR. Su extensión al resto de la economía supone retos inéditos para esta forma de organización.

A este proceso se le suma, que el país ha tenido que transitar en un contexto de desarrollo en que el entorno no ha influido de manera positiva. El proyecto social que se defiende atraviesa en estos momentos, retos que limitan un avance sostenido en el desarrollo económico, industrial y tecnológico. Es una realidad que el clima competitivo internacional, en el que está inmersa la economía nacional, le ha exigido multiplicar notablemente las acciones para insertarse en la dinámica del cambio.

Al ofrecer un acercamiento sobre el perfeccionamiento empresarial en Cuba, debe tenerse presente que todos los cambios económicos, políticos y sociales que se operan actualmente en el mundo. Los procesos de globalización que hoy ocurren, los nuevos enfoques sobre el mercado y la producción, el acelerado desarrollo de la informática, entre otros, hacen que las empresas del país se encuentren en una situación compleja y que de alguna manera enfrenten obstáculos no sólo sustentados en los nuevos avances de la ciencia y la técnica, sino también, en cuanto a modificaciones en los principios, enfoques y conceptos sobre el papel del hombre en las organizaciones.

De ahí que las organizaciones tienen que operar en un medio poco definido y en constante cambio que exige que los administrativos creen capacidades para administrar la incertidumbre y los procesos complejos a los que se enfrentan y crear e integrar equipos de trabajo.

El poder institucional basado en la autoridad (ordeno y mando, coacción, comunicación en una sola dirección), pasa gradualmente a ser un estilo basado en la colaboración (participación, implicación, amplia comunicación, compromiso). El hombre deja de ser un elemento más del proceso y se convierte en el recurso más complejo e importante. Todo esto trae consigo realizar cambios importantes en la administración y organización empresarial que implique un desarrollo de las organizaciones.

Es uno de los propósitos del perfeccionamiento empresarial el aplanamiento de las estructura para facilitar el funcionamiento de los sistemas propuestos. Influye también en la complejidad de las estructuras administrativas la tendencia a mantener la autosuficiencia empresarial, al asumir la mayor parte o la totalidad de las actividades de apoyo al proceso esencial, en búsqueda de minimizar la incertidumbre de contratar servicios a terceros.

Por su parte, en el Decreto 281 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, “Reglamento para la Implantación y la Consolidación del Sistema de Dirección y Gestión Empresarial Estatal” se establecen con claridad las características, principales normas técnicas y de actuación, los diferentes procedimientos, las facultades delegadas a las empresas y organizaciones superiores de dirección y enmarcamientos que se establecen en el desarrollo para la implantación del Sistema de Dirección y Gestión.

Para que una empresa pueda comenzar el proceso de Perfeccionamiento Empresarial debe cumplir los requisitos siguientes:

a) Contar con una contabilidad que refleje los hechos económicos;

b) Existir mercado que asegure la realización de sus producciones y servicios; y

c) Tener garantizados los aseguramientos necesarios para la producción de bienes y servicios.

Para que una empresa pueda demostrar que su contabilidad refleja los hechos económicos acorde con las Normas Cubanas de Información Financiera, deberá desarrollar las siguientes acciones:

• Garantizar la existencia del personal idóneo para ordenar su contabilidad, de tal forma que esta refleje de manera verídica los hechos económicos.

• Diagnosticar la situación contable de la empresa.

• Poseer un plan de acción para eliminar las deficiencias detectadas.

• Poner a punto su contabilidad, para recibir una auditoría financiera.

• Cuando se tenga confeccionado su expediente de Contabilidad y Control Interno solicitará a la Dirección de Auditoría de su Organismo y Consejo de la Administración Provincial que le realice la auditoría financiera.

• Evaluar de conjunto con su Organismo y Consejo de la Administración Provincial la factibilidad de efectuar la auditoría financiera con las entidades externas autorizadas por los organismos correspondientes del Estado.

• La dirección de auditoría del organismo y Consejo de la Administración Provincial, o la empresa consultora autorizada, realizará la auditoría y si su contabilidad refleja razonablemente los hechos económicos, enviará a través del organismo, al Ministerio de Finanzas y Precios, el dictamen, el expediente de la auditoría y los estados financieros de la empresa.

• Después de revisados estos documentos y de ser satisfactorios, el Ministerio de Finanzas y Precios emite el aval correspondiente al Grupo Ejecutivo.

De no ser satisfactorios los resultados alcanzados en la auditoría, se deberá efectuar de inmediato un plan de acción que permita eliminar las deficiencias señaladas. En este plan deberán definirse las fechas para solucionar las deficiencias y poder someterse a una nueva auditoría.

La condición de tener una contabilidad que refleje los hechos económicos de un Sistema de Control Interno que asegure el cumplimiento de los objetivos de la empresa y la salvaguarda de sus medios, es un requisito permanente para la empresa que transita por los diferentes pasos del Perfeccionamiento Empresarial.

El primer paso está relacionado con la preparación del personal. Es la más importante y permanente acción a desarrollar con los trabajadores, los dirigentes administrativos, y las organizaciones políticas y de masas existentes en la empresa. Su fin es lograr el convencimiento de la necesidad del perfeccionamiento y su impacto en la esfera económica y social. De su calidad depende en gran medida el éxito posterior en la implantación del sistema.

En el segundo paso, se realiza el diagnóstico empresarial inicial, el cual constituye un examen analítico de la trayectoria pasada y de la situación actual de la empresa, así como de sus potencialidades, perspectivas, respecto al cumplimiento de su misión, de sus objetivos y actividades; del estado de sus recursos, de la caracterización de su cultura y de su funcionamiento técnico y organizativo. El éxito fundamental depende en gran medida de la activa participación de la dirección, del sindicato y los trabajadores, de la selección del grupo perfeccionamiento que desarrollará el diagnóstico.

Durante la realización del tercer paso, se garantiza el análisis del diagnóstico. Las empresas que se encuentren implantando el Sistema, deberán como norma, cada uno o dos años, efectuar un nuevo diagnóstico que les permita detectar los nuevos problemas surgidos. Este diagnóstico y el plan de acción para solucionar los problemas detectados, es aprobado por el director de la empresa, una vez evaluado por el Consejo de Dirección.

En el cuarto paso se elabora el expediente del perfeccionamiento empresarial por la empresa, donde se resumen las transformaciones que se proponen acometer.

El quinto paso referido a la defensa y aprobación del expediente en el Grupo Ejecutivo, consiste en el análisis del expediente presentado por la empresa.

El sexto paso relacionado con la etapa de implantación, es una acción que coordina el Grupo Ejecutivo.

Durante el séptimo paso se aprueba el expediente. Se realiza mediante la emisión del acuerdo del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros (CECM) que autoriza la aplicación del Sistema.

El octavo paso contiene la implantación en correspondencia con el cronograma elaborado. Comienza, al llegar la aprobación del sistema, mediante el acuerdo del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros (CECM), el cual fue diseñado y aprobado en el expediente del perfeccionamiento empresarial y define los momentos en que se introducirán las medidas a implantar.

En el noveno paso sobre la mejora continua del sistema, se deben tener en cuenta los siguientes aspectos: constante proceso de supervisión y ajuste, perfeccionamiento constante, actuar con flexibilidad y adaptarse a los cambios internos y del entorno.

El décimo paso, relacionado con la consolidación del sistema. La empresa aplica en toda su extensión y con resultados satisfactorios los sistemas que integran el Reglamento.

Sin dudas, estas regulaciones expresan el nivel de madurez que se va adquiriendo a medida que avanza el proceso de aplicación de este método de Dirección y Gestión. Otorga facultades de decisión a los Consejos de Administración Provincial para valorar la aprobación de nuevas empresas a este proceso, a la vez que determina el Plan de Auditoría para evaluar su eficiencia.

De igual forma, a modo de ver de la autora las acciones a cumplir para certificar que su contabilidad refleja los hechos económicos resultantes de su empresa sirven de guía a cualquier empresa para proyectarse como meta, y a su incorporación al Perfeccionamiento Empresarial.

Según la guía metodológica para la elaboración del expediente de perfeccionamiento empresarial (segunda versión de octubre del 2000), en el trabajo de perfeccionamiento la empresa debe lograr cuatro objetivos:

1. Obtener la más estrecha vinculación entre el salario de los trabajadores y los resultados económicos productivos obtenidos, de manera que la retribución por el trabajo sea una poderosa palanca para el aumento de la producción y su eficiencia.

2. Establecer una adecuada diferenciación de salarios, de forma tal que se estimule el ocupar cargos de superior calificación, particularmente, en el personal de dirección de las empresas.

3. Descentralizar aquellos elementos de la organización del salario que por su naturaleza, su decisión debe corresponder a la empresa, y así poder dar respuesta a tiempo y con la calidad debida a los cambios técnico- económicos que se operan en la producción.

4. Autofinanciar la aplicación de cualquiera de las medidas salariales establecidas, a partir de sus resultados económicos reales. Lo que significa que antes de aplicar la medida, se tienen que financiar el incremento del fondo de salario y otros gastos en que se incurra.

La Gestión Empresarial del país la distinguen 16 principios que se norman en el Decreto Ley 252/2007 sobre “La continuidad y el fortalecimiento del Sistema de Dirección y Gestión Empresarial”. Los mismos tratan en general sobre: que la empresa estatal es el eslabón fundamental de la economía; combinar las decisiones a tomarse por el gobierno, con aquellas que deben cumplir la empresa; a cada entidad se le diseña su sistema que debe actuar como un todo integral, fomentando el autofinanciamiento empresarial.

Este decreto asume como principios además, que los cuadros de dirección juegan un papel fundamental en la consecución de los objetivos en el proceso de implantación del Sistema de Gestión Empresarial, donde el sindicato se convierte en un factor de la eficiencia económica y el apoyo en la toma de decisiones, donde debe primar el análisis y la discusión colectiva sobre la base de la información y la comunicación adecuada.

En este decreto se establece que las organizaciones elaboren sus planes, y que sean aprobados por el gobierno. De igual forma se define que la dirección empresarial administre los recursos financieros y materiales, así como la fuerza de trabajo, de manera que los dirigentes y trabajadores sean remunerados según el principio socialista: “de cada cual, según su capacidad; a cada cual, según su trabajo”, en correspondencia con la eficiencia obtenida, porque la atención al hombre y su motivación constituyen la base que sustenta el sistema.

Es preciso señalar las exigencias del decreto, con respecto a la necesidad de fortalecer las relaciones entre la dirección empresarial, el sindicato, el núcleo Partido y el comité de base de la Unión de Jóvenes Comunistas basadas en el respeto mutuo, la cooperación y el análisis de los problemas con una filosofía colectiva, para que la estrategia diseñada conlleve a que la innovación y la gestión tecnológica, se conviertan en elementos esenciales para la dirección de las empresas y que realmente el perfeccionamiento se convierta en un proceso de mejora continua de la gestión interna de la empresa.

A partir del análisis de estos principios, es válido considerar que están sobre la base de fundamentos medulares para la acertada implementación del Perfeccionamiento Empresarial en un sistema socialista como el que se construye en el país. Están direccionados hacia aquellos factores que devienen en indicadores claves para lograr un ambiente de disciplina, participativo, motivacional y con sentido de pertenencia hacia los compromisos proyectados por la empresa.

Este Decreto Ley plantea que el Sistema de Dirección y Gestión Empresarial está compuesto por 18 sistemas. Aunque todos son importantes y necesarios, requiere de especial atención el control interno, el que fue tomado como campo de acción de la presente investigación en la empresa de Comercio y Gastronomía, para garantizar el funcionamiento de la misma en óptimas condiciones y evitar afectaciones a sus medios materiales, equipos y demás activos.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga