SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LA CLASE OBRERA DE NUESTRO PAÍS.

Enrique Velasco

Unas instituciones aparecen como más técnicas y otras como más ideológicas.-

 

En la tarea de la reproducción hemos distinguido, para analizarlas mejor, dos grupos de instituciones.

En unas destaca más su aspecto técnico, aparentemente más neutro. En otras es más aparente su lado cultural, más referido a las ideas.

En realidad, todas apuntan al mismo objetivo: hacer viable y respetable la producción organizada tomando como base el trabajo por cuenta ajena.

Las encargadas de la viabilidad, aparecen, efectivamente, como más técnicas; y las de la respetabilidad, como más ideológicas.

Crear y extender ideas favorables al sistema de trabajo por cuenta ajena, sería la función primera de las instituciones culturales del capital. Sería la función primera y más general. Otras más especializadas no harían más que apoyar a ésta primera.

Alejar el gran flujo de ideas de los problemas de la producción, sería una.

O la más afinada: “la producción” es el sujeto. La producción va bien, o va mal; o hay que apoyarla por parte del Gobierno; o sale ganando o perdiendo con la Constitución Europea, o con la ampliación de la Unión Europa, o con la entrada de los productos chinos; o tiene un problema de competitividad, o de productividad; o la producción agro-ganadera pierde fondos europeos, o subvenciones; o la construcción y el turismo pueden empezar a tener problemas. ¿Y los trabajadores dónde están?, ¿Dónde están los obreros?

Pues bien, con todos estos artilugios, las instituciones culturales nos presentan a la sociedad capitalista, casi como si no tuviera producción, y si toca hablar de la producción, como si no hubiese obreros.

Esta es la postura de las instituciones pagadas por el capital, de una u otra manera, como hemos visto.

¿Y los obreros?, ¿no tienen los obreros instituciones propias?, ¿qué dicen de esto sus instituciones?

   Los obreros no tienen instituciones propias. La razón es que no tienen una producción propia. La producción en la que participan es la que dirige el capital. Es una producción machihembrada entre el propietario de los medios y el obrero que los utiliza. Las instituciones que reproducen esta producción, son también machihembradas (dos piezas ensambladas a ranura y lengüeta), y dirigidas igualmente por el propietario del capital.

Esta es la razón de que lo que los obreros y sus organizaciones llaman lucha, en realidad no sea otra cosa que una necesaria colaboración. En el terreno sindical y en el terreno de los partidos políticos.

Las instituciones obreras no pueden ser de otra manera. Hay que entender bien lo dicho. Los obreros son obreros porque trabajan para un empresario, amo del capital y amo del producto, y por eso mismo, director del proceso de trabajo. Cuando se trabaja así, las instituciones que reproducen este trabajo (Gobierno, Parlamento, Partidos), reproducen también las relaciones que se dan en el trabajo, y por lo tanto, el propietario del capital es quien les marca la dirección.

Es un problema de estructura. La distribución de las partes principales de una construcción, y el orden que guardan entre sí, es su estructura. Si se va a hacer un rascacielos y se comienza haciendo unos cimientos propios de una nave industrial, cuando vayamos construyendo la planta tercera, vendrá el arquitecto y nos dirá que eso va mal; le propondremos cambiar los materiales para arreglarlo y nos dirá que no. Le propondremos cambiar el personal, y nos dirá que no. Nos dirá al final, que tenemos que demolerlo todo y empezar otra vez. Es un problema estructural, nos dirá. Hay una relación entre los cimientos y la altura de una construcción. A esa relación le llamamos una relación estructural.

Hay una relación estructural entre la producción y las instituciones que ayudan a reproducirla. Si no hay una relación estructural correcta, entre los cimientos (la producción), y la construcción (las instituciones), o se demuele la construcción o se adecua a los cimientos; o, se cambian los cimientos y la construcción.

Los sindicatos y Partidos obreros, se han de adecuar a la producción. Si no es así, desaparecerán.

La socialdemocracia propone la mejor combinación, el mejor engarce, entre instituciones (entre ellas las obreras) y producción.

El comunismo buscaría el progresivo cambio de los cimientos, al tiempo que va acompasando este cambio al de las instituciones.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


Real como la economía misma
Por: Armando Roselló
Un desfile de historias y de personajes. El cazador paleolítico, el agricultor neolítico, el rey sumerio, el ciudadano romano, el abad medieval ... Además de una historia económica de la humanidad, los comentarios intercalados a esas historias van mostrando conceptos básicos de Economía y explicando su funcionamiento. Pero además de los conceptos clásicos el autor propone su propia visión heterodoxa de muchos problemas económicos.
Libro gratis
Congresos

10 al 27 de abril
VIII Congreso EUMEDNET sobre

Ética, Gobernanza y Desarrollo
Próximos congresos

7 al 26 de mayo
VII Congreso EUMEDNET sobre

Historia y Ciencias Sociales

6 al 25 de junio
XI Congreso EUMEDNET sobre

Desarrollo Sostenible y Población

8 al 25 de julio
VIII Congreso EUMEDNET sobre

Turismo y Desarrollo

6 al 24 de octubre
XII Congreso EUMEDNET sobre

Globalización y Crisis Financiera

Enlaces Rápidos


Suscribase a nuestros boletines
y recibirá toda las novedades.
Introduce tu email.

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga