SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LA CLASE OBRERA DE NUESTRO PAÍS.

Enrique Velasco

Un imaginario común.-

En el inicio de este estudio ha habido ocasión de echar un vistazo a lo que dentro del movimiento obrero significaron los socialistas como grupo organizado y en qué forma surgió del seno de este grupo un nuevo grupo que, en adelante, se llamó, comunista.

En realidad, lo que hemos contemplado ha sido la presencia en el movimiento obrero del partido y el sindicato socialista y del partido y sindicato comunista.

Unos y otros se han organizado (al hablar de organizar se quiere decir separar en el grupo las diversas actividades –administrar el dinero, ocuparse de la formación de los miembros, representar al grupo en su conjunto, admitir y expulsar miembros -, y poner al frente de cada actividad a unas personas responsables de esa actividad, y a estos responsables se les llama órganos – de igual manera que la mano, el corazón, etc., son órganos del cuerpo humano a los que se encarga una función diversa. En este sentido, hay grupos humanos organizados – una sociedad anónima- y grupos humanos no organizados – los espectadores de un partido de fútbol en un estadio-.) decíamos que se han organizado y han actuado, y actúan, uniendo a los trabajadores en torno a un imaginario, unas ideas, a unos ideales, a la propuesta de alcanzar unas metas (más lejanas unas, a más corto término otras). Este imaginario no se compone solo de ideales, sino que incluye también las gestas en el combate, las gloriosas victorias en la larga lucha y las numerosas, pero también gloriosas derrotas frente al enemigo de siempre. Tanto las derrotas como las victorias dejan su huella en el propio imaginario obrero, con lo que éste se compone de unas ideas, de unos ideales originales, pero que luego resultan transformados, modificados, “encajados” en la larga práctica social (huelgas, insurrecciones, guerras, represiones sangrientas, y también, pactos, acuerdos tras una victoria o una derrota, así como la gestión del Estado cuando se ha alcanzado ésta).

Se le suele llamar así, imaginario, porque por una parte, las ideas, los ideales que lo componen (la justicia, la igualdad, la verdad, la razón, la revolución, la emancipación de la clase obrera) dependen ampliamente de lo que cada obrero imagina en su cabeza cuando emplea uno de estos conceptos, tan amplios, tan vagos; y de otra parte, por el importantísimo componente emocional que significa compartir gloriosas (así se las imagina) victorias y derrotas protagonizadas por nuestros compañeros (en batallas antiguas o recientes) en las que no estuvimos presentes, o evocar entusiasmados lo que podrá ser nuestra vida en la sociedad ideada.

Y en muy buena medida a esto vienen referidas las expresiones “comunismo” o “socialismo”. El comunismo no es solo el partido comunista, ni el socialismo es sólo el partido socialista.

El socialismo sería así, el conjunto de ideas e ideales en torno a los cuales se agruparon y organizaron un conjunto de trabajadores, los cuales a lo largo de su práctica, de sus batallas, fueron dando forma y aplicaciones concretas a ese núcleo de ideas e ideales iniciales. Y el comunismo sería también algo similar. Lo que ocurre es que el camino recorrido por ambos ha sido diferente, y por tanto, hay elementos diferentes.

Todo esto podría ayudar a entender cómo los comunistas siempre han estado por el socialismo, siempre se han considerado socialistas, pero siempre se han considerado diferentes del partido socialista. Sin embargo, los socialistas, los partidos socialistas, no han estado por el comunismo, y se han considerado siempre diferentes del partido comunista, y siempre han dicho combatir por el socialismo.

Por tanto, si el socialismo es el objetivo común a los partidos socialistas y comunistas europeos, en ello deberemos detener nuestra atención.

Cuando Stalin, jefe del Gobierno Soviético y Secretario General del  partido comunista soviético, dice en el año 1.950 que en la URSS se está construyendo el socialismo; cuando anteriormente Lenin dice que la lucha del partido comunista ruso es por el socialismo; cuando Fidel Castro nos dice que en Cuba se está defendiendo la revolución socialista ¿se están refiriendo todos ellos a lo mismo que dicen estar persiguiendo los partidos socialistas europeos del siglo XXI?

Cuando los partidos comunistas europeos actuales (hayan cambiado o no de nombre) continúan sosteniendo que lo que ellos persiguen es conseguir una sociedad socialista ¿también se están refiriendo a lo mismo?

¿Existe algo, un concepto que se llama socialismo, y que es el objetivo a alcanzar en común por todos los partidos socialistas y comunistas conocidos?

 

Se dice que un partido, un sindicato o un Gobierno es socialista ¿pero el socialismo qué es?

El Socialismo es un conjunto de ideas y de prácticas. El trabajo es el centro alrededor y sobre el cual actúan las prácticas que llamamos socialistas, y de la reflexión y la crítica que hacemos sobre esas prácticas surgen, nacen y se desarrollan las ideas socialistas. De esas ideas, y guiadas por ellas, saldrán nuevas prácticas...

Las ideas que tenemos en la cabeza, como sabemos, no nos han caído del cielo, sino que son el reflejo en nuestra mente de la realidad que nos rodea. El mundo real pasado a través de nuestra mente son nuestras ideas.

El conjunto de relaciones que tenemos con los demás, nuestras relaciones sociales, lo que llamamos nuestra práctica social nos proporciona las ideas que tenemos sobre la realidad social.

Nuestras relaciones sociales que tienen como referencia el trabajo serían el objeto sobre el cual, y en base a una labor de observación, reflexión y crítica, versarían el conjunto ordenado de ideas al que llamamos socialismo.

Cómo y cuándo nacen estas prácticas y estas ideas correspondientes; quién las identifica, las observa, selecciona y recopila; quién las conserva; quién se responsabiliza de defenderlas, diferenciarlas; quién las hace propias.

Los problemas que plantean estas preguntas están en el corazón de la definición del socialismo El socialismo surgió históricamente, y surge y muere cada día en nuestro mundo actual, con la respuesta que se da a estas preguntas.

El socialismo en Europa se manifiesta, a tenor de lo indicado, en las nuevas relaciones que en el trabajo introduce la llamada revolución industrial, y en los estudios y consideraciones que sobre esta misma realidad social se hace desde las Universidades y en general desde el mundo de los intelectuales.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga