SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LA CLASE OBRERA DE NUESTRO PAÍS.

Enrique Velasco

Se trata de un cambio en las estructuras productivas.-

 

Se trata de un problema estructural.

            De relación entre los elementos que intervienen.

            Los elementos, esencialmente, son dos: el trabajador y el producto de su trabajo.

            La relación esencial puede ser: o de propiedad, o de ajenidad. O el trabajador es propietario del producto de su trabajo, o éste le es ajeno.

            Y esto es así, tanto si el proceso de trabajo es individual, como si es colectivo.

            A la primera forma de relacionarse el trabajador con su producto corresponde un tipo de estructura, la que hemos llamado trabajo por cuenta propia; y a la segunda, trabajo por cuenta ajena.

            En la estructura del trabajo por cuenta ajena, aparece un nuevo elemento: el empresario.

            No lo hemos citado al principio como elemento esencial, porque su función no es “necesaria” en el proceso de trabajo. El artesano, el campesino, el trabajador colectivo de una cooperativa no lo necesitan para nada.

            Ligado a este nuevo elemento, aparecen modificadas dos relaciones: la de propiedad de los instrumentos de trabajo, y la de dirección técnica del proceso.

            De manera que en la estructura de trabajo por cuenta propia, el titular del producto, de los instrumentos de trabajo y de la dirección técnica es el trabajador, y en la estructura de trabajo por cuenta ajena, lo es el empresario.

            Este es el dibujo esencial de ambos tipos de proceso de trabajo. Y habíamos explicado que el dibujo esencial de un edificio era su estructura; cimientos, pilares, paredes maestras, como elementos, y las relaciones entre estos elementos. Es decir, su estructura.

            Después, al concretarse el proceso real, en el edificio terminado, apreciamos otra serie de elementos y de relaciones entre ellos. Pero unos y otras, elementos y relaciones, aparecen encuadrados, sometidos a los elementos y relaciones estructurales. Puede haber una gran variedad de elementos y relaciones subordinadas, dentro de una misma estructura; su número y variedad, no la hace cambiar.

            Tanto en el proceso de trabajo por cuenta propia, como en el de por cuenta ajena, puede haber, y hay, una gran variedad de tipos, pero su estructura es invariable.

            Es, por tanto, muy importante, en el análisis que hagamos de un proceso de trabajo concreto, que nos centremos en sus elementos y relaciones estructurales, y no nos distraigamos con los elementos y relaciones secundarias.

            Por ejemplo, la cuantía del salario no es un elemento estructural, la relación salarial, sí. ¿Por qué? Pues porque la relación salarial es consecuencia de la propiedad de los frutos del trabajo y de los instrumentos del trabajo, y éstos sí son elementos y relaciones estructurales. La cuantía del salario puede variar, al relacionarse con la productividad (un obrero marroquí tiene una baja productividad y un bajo salario; un obrero noruego tiene altos, la productividad y el salario) que no es una relación estructural del trabajo por cuenta ajena. Tan capitalista es la relación del trabajador marroquí, como la del noruego, pero su grado de productividad puede variar.

            Estas consideraciones teóricas tienen, como siempre, unos reflejos en la práctica.

            Pensemos en el proyecto de nuestros partidos socialdemócratas europeos (P.S.O.E. y P.C. incluidos): progresar en el bienestar general, y por tanto también en el de los trabajadores, dentro de la estructura del trabajo por cuenta ajena (capitalista).

            Nos sirve de ejemplo, este dato, para apreciar la importancia que tiene la utilización de los conceptos teóricos en los análisis referidos al movimiento obrero en general, y a la familia marxista del socialismo en nuestro país.

            El adversario, los teóricos liberales, no cesan de apabullarnos con cifras (normalmente de crecimiento), centrando sus explicaciones, sus análisis, en “la economía”, nunca en el lugar que el trabajador ocupa en ese concepto tan vago.

            Según los conservadores (incluidos los que se consideran liberales), su proyecto incluye a los trabajadores, y su objetivo es aumentar la productividad del trabajo, y con ello sus ganancias y los salarios.

            Dentro del campo de ese mismo proyecto, la socialdemocracia, haciendo hincapié en el momento de la reproducción (sanidad, educación, seguridad social, cultura) intenta una mejora en el bienestar general, y por tanto, en el de los trabajadores.

            Como vemos, el pensamiento socialista marxista, se mueve en un terreno, en el que le rodea casi por completo el pensamiento conservador, el proyecto conservador.

            Con este tipo de pensamiento, de teoría, de proyecto, la pregunta que anteriormente nos hacíamos, carece de sentido.

            ¿Por dónde empezar la construcción del socialismo, dentro de la estructura del trabajo por cuenta ajena?

            La punta de la madeja de la respuesta, probablemente ha de comenzar, donde acaba la pregunta. En la estructura del trabajo por cuenta ajena, no está el comienzo de la estructura del trabajo colectivo por cuenta propia, la estructura que soportaría a un proyecto socialista.

            La construcción del socialismo exigiría una nueva estructura. No el cambio de la estructura existente, sino el cambio de la estructura existente, por una nueva estructura.

            No es lo mismo empeñarse en cambiar la estructura capitalista para convertirla en una estructura socialista, que crear una estructura socialista que sustituya progresivamente a la estructura capitalista.

            En otras palabras.

            Crear estructuras de trabajo, procesos de trabajo, por cuenta propia, para ir sustituyendo a los procesos de trabajo por cuenta ajena.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga