SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LA CLASE OBRERA DE NUESTRO PAÍS.

Enrique Velasco

Las dos fases que K. Marx distingue en el capitalismo.-

 

Hemos diferenciado dos fases en el desarrollo del capitalismo, siguiendo los estudios que hizo Carlos Marx.

Según él, hay un primer tramo en el que el capitalista reúne en una nave industrial a un grupo de artesanos y, respetando el oficio de cada uno, consigue un producto (un coche de caballos, en el ejemplo que pusimos), resultado del trabajo de todos ellos. Cada uno ha aplicado al coche, su trabajo especializado. El capitalista ha echado sus cuentas, y, restando todos los costes del importe que alcanza el producto al ser vendido, le queda una buena diferencia: su ganancia.

A esta manera de funcionar le llama Marx, primera fase.

Si nos fijamos bien, el capitalista respeta el oficio de cada uno, las herramientas utilizadas, los materiales con que se trabaja, el esfuerzo medio realizado por cada trabajador. Podemos decir que, en su taller, se está utilizando el aparato técnico que existe en los talleres del exterior. Solamente que él lo ha encerrado en un local de su propiedad, y que todo el proceso corre de su cuenta.

¿Cuándo, y en qué, se nota que ha comenzado la segunda fase?

En el momento en que el capital (el conjunto de los capitalistas mandando sobre los trabajadores), consciente de que todo lo que hay en la nave, y la nave misma, son de su propiedad, decide ponerlo todo al servicio de su único objetivo: obtener la máxima ganancia posible.

Ya hemos visto más atrás, la vuelta del revés que da a todo el proceso técnico, en busca, exclusivamente de la ganancia, de la mayor ganancia posible.

Apoyado en este tremendo impulso, que se autoalimenta en cada ciclo (más gano, más debo ganar, si me paro me hunden), el capital acaba perfilando un aparato productivo propio, expresamente montado y ajustado para cumplir cada vez mejor su única meta. El aumento progresivo de la ganancia, que permitirá acumular más capital, que dará lugar a una mayor ganancia...

Cuando el capital consigue un aparato productivo propio, elaborado a partir del que recibió cuando comenzaba, podemos decir que estamos en la segunda fase del capitalismo. Estamos ante un capitalismo maduro.

Pues bien, un estudio así, puede hacerse sobre el trabajo en  cooperación por cuenta propia. Siguiendo, por lo tanto, los métodos de Marx.

El trabajo en cooperación inicia su primera fase, encontrándose con un aparato técnico, no montado, no ajustado, no basándose en sus propias metas, sino planteado y desarrollado siguiendo metas, objetivos propios de otro proyecto productivo, el del capital.

Esta falta de correspondencia, entre lo que se persigue, y el instrumento con el que se cuenta para conseguirlo, salta a la vista, y es perfectamente comprobable, al final del proceso, es decir, cuando se ha logrado, por fin, contar con el instrumento adecuado. Y en el caso del capitalismo y su desarrollo lo podemos comprobar sobre la propia realidad. Cuando el capital ha logrado, a través de la llamada revolución industrial, dominar por completo los movimientos, el desarrollo del conjunto que forman los trabajadores y los medios de trabajo (el aparato productivo), y lo ha puesto a producir ganancias, y las ha obtenido abundantemente; es cuando se puede decir que el medio se ha adaptado al fin que se perseguía. El capitalismo, como forma de organizar el trabajo ajeno para obtener las mayores ganancias posibles, ha llegado a su madurez. Porque ha conseguido el medio adecuado para lograr su fin.

De forma paralela, repetimos, habría que investigar: primero el fin, la meta principal, del trabajo colectivo por cuenta propia; y segundo, el instrumento adecuado para conseguir este fin.

Los del capitalismo, y lo repetimos otra vez, están muy claros. El fin, la meta: la obtención de la máxima ganancia para el propietario de los medios del trabajo ajeno.

El instrumento: el control absoluto (económico y técnico) de los medios de trabajo, de su uso por los trabajadores, y del resultado del proceso de trabajo (de los productos obtenidos).

Tocamos ya el fondo de esta investigación, de este estudio.

Si el modo de trabajar socialista se concreta en el trabajo en cooperación por cuenta propia, se hace necesario, imprescindible, conectar, empalmar el largo recorrido del movimiento organizado de los trabajadores socialistas y comunistas, con esta nueva y pujante manera de organizar el trabajo.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga