SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LA CLASE OBRERA DE NUESTRO PAÍS.

Enrique Velasco

Estudiamos el socialismo en la forma que Marx estudió el capitalismo.-

 

De igual forma que Marx estudió el modo capitalista de producción, nosotros podemos estudiar el modo socialista de producción.

            Marx estudió las leyes seguidas por el capitalismo en su desarrollo. No estudió su desarrollo concreto en ningún país. Señaló aspectos concretos de este desarrollo en algún país, pero el objeto de su estudio era el sistema, la estructura, los elementos de la misma, sus relaciones, las normas seguidas en su despliegue.

            Extraer de una realidad el sistema de normas que regulan su funcionamiento, no deja de ser una operación teórica que nos proporciona un conocimiento de la misma superior al adquirido por la práctica solamente.

            El sistema de normas que estudió Marx tenían como objeto el proceso de trabajo por cuenta ajena, su nacimiento y su desarrollo. De ahí extrajo el dibujo esquemático (simple) de un sistema. Este sistema está compuesto por el conjunto de normas que sigue en su desarrollo el proceso de trabajo por cuenta ajena, ocurra este desarrollo en el siglo XIX o en el siglo XXI, sea en los Estados Unidos de Norteamérica, sea en el país más pobre de África.

            Lo que estudia Marx es la teoría de un fenómeno real, la explicación de por qué sigue el camino que sigue en su movimiento, en su desarrollo, se encuentre donde se encuentre. No estudia el proceso de trabajo por cuenta ajena en Inglaterra, en Italia, en el Congo, en Tailandia, en Chile. Lo que estudia es lo que tienen de igual los procesos de trabajo por cuenta ajena en todos estos países, y la explicación de por qué esto es así. La explicación del funcionamiento de un sistema en su desarrollo. La explicación, en su forma más simplificada, de por qué los empresarios del mundo entero tienen la misma relación con sus obreros. No las particularidades, sino lo esencial.

            Este tipo de conocimiento teórico de un sistema, permite predecir los pasos esenciales en su desarrollo.

            Es el sentido que tiene el hecho de que en una economía primitiva (Guinea, pongamos por caso) necesita expertos europeos o norteamericanos que les ilustren sobre lo que ellos llaman el desarrollo de la economía de mercado; en realidad, el sistema universal de funcionamiento del trabajo por cuenta ajena, sobre todo a gran escala en procesos colectivos.

            Es decir, existe un esquema muy simple que nos dibuja los elementos de un proceso de trabajo por cuenta ajena, las relaciones entre ellos, y el previsible camino que este proceso seguirá en su desenvolvimiento posterior, en su desarrollo.

            Eso es, en esencia, lo que estudió Carlos Marx. Y en este sentido el resultado de sus investigaciones sigue tan vivo y tan útil como el día que los escribió.

            Y en este sentido preciso, cabría entender, que lo mismo de útil que resulta operar con el concepto de proceso de trabajo por cuenta ajena, podría hacerse con el concepto de proceso de trabajo por cuenta propia.

            Es decir, concretar sus elementos esenciales, las relaciones estructurales (esenciales) entre ellos, y el previsible camino que este proceso seguirá en su desenvolvimiento posterior, en su desarrollo. O lo que es lo mismo, esquematizar el sistema universal de funcionamiento del trabajo por cuenta propia, sobre todo en procesos colectivos y a gran escala.

            Estaríamos teorizando, en el sentido y a la manera de Carlos Marx (y que Dios nos perdone), sobre la esencia, sobre la simiente, del proceso de construcción del sistema socialista.

            Sin soltarnos de la mano, del hilo que él siguió, y de modo paralelo a sus desarrollos teóricos.

            Marx manejó un sistema teórico extraído de una realidad diversa y compleja. De ella aisló unos elementos (empresario y obrero), y las relaciones entre ellos (propiedad, ganancia, salario, dirección, obediencia obligada), en el seno de un proceso colectivo de trabajo.

            La realidad que tenía delante de la vista era mucho más extensa y complicada, y la misma producción ofrecía múltiples formas de trabajo. Él extrajo lo esencial.

            A un estudioso hoy le ocurre igual con la realidad actual.

            Ha de aislar de la misma, mediante un proceso en que la teoría es fundamental, unos elementos (trabajadores, su actividad y el producto de la misma) y las relaciones entre ellos (propiedad, poder de decisión, dirección y organización), en el seno de un proceso colectivo de trabajo por cuenta propia.

            El funcionamiento ordinario esquemático de este proceso, como el capitalista, tiene valor universal.

            Lo que quiere decir que en uno y otro caso, sean cuales sean las condiciones exteriores, el proceso tiende a reproducirse, a desarrollarse, siguiendo sus principios esenciales.

            O dicho de otra manera. En uno y otro caso, los procesos de trabajo tienden a repetirse, a reproducirse, apoyándose en las condiciones exteriores que les son más favorables, ya sean éstas técnicas o sociales, ya sea la elección de la tecnología que más favorece la obtención de su fin, ya sean las instituciones más concordes con la finalidad que se persigue.

            Ello hace que, en el caso del proceso colectivo por cuenta ajena, su desarrollo tecnológico haya seguido el camino que se repite en todos los países del mundo, y su desarrollo social haya ido creando instituciones análogas en los diversos países.

            Considerado este desarrollo universal, apoyado en leyes de tendencia. La tecnología utilizada en los procesos colectivos de trabajo por cuenta ajena no es la misma, pero la tendencia es a que así lo sea.

            Asimismo, las instituciones que se consideran más adecuadas para favorecer el desarrollo de este tipo de proceso de trabajo, no son las mismas en todos los países, pero la tendencia es a que, esencialmente, sí lo sean (el régimen parlamentario).

            En la medida en que en la antigua U.R.S.S., han proliferado los procesos de trabajo colectivos por cuenta ajena, tanto su nivel tecnológico como sus nuevas instituciones, tienden a homologarse (equipararse) con los países en que estos procesos de trabajo son la base de la producción (E.E.U.U. y la Unión Europea). Lo mismo ocurre en Polonia, Hungría, Rumanía, etc., etc.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga