SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LA CLASE OBRERA DE NUESTRO PAÍS.

Enrique Velasco

El trabajo “improductivo” (no directamente productivo).-

Hemos recorrido un largo trecho, avanzando poco a poco, buscando, principalmente, localizar y situar lo que entendemos por producción, en el conjunto de la sociedad.

Ya tenemos una noción de lo que es la producción. Y ya tenemos también una noción de lo que son las instituciones, de su nacimiento y de sus funciones.

Al mismo tiempo hemos visto los problemas de interpretación que plantean sus relaciones mutuas (las instituciones giran alrededor de la producción y no al revés, como nos las presentan las apariencias).

Para aclarar a este respecto algunas cosas más, dedicamos unos renglones a las instituciones y sus problemas.

La institución más sencilla que vimos en su nacimiento, la encargada de la limpieza, el mantenimiento y el buen orden y seguridad en el local del mercado, vimos como a medida que va aumentando de cantidad y extensión la producción, la propia institución, en el servicio de esa mayor complejidad en la producción, ve aumentar el volumen de sus trabajadores, de sus medios, de su organización.

El aumento de personal y medios lleva a la necesidad de una mayor organización interna en todas ellas. Se diversifican las tareas creando niveles de competencias, hay jefes que dirigen y mandan, y dirigidos y mandados que ejecutan las tareas encomendadas. A los distintos niveles de mando o ejecución corresponden sueldos distintos. Ello lleva a la necesidad de establecer unas reglas, unas normas que establezcan cómo se asciende en la escala en funciones (funcionarios) y retribuciones. Se crean así cuerpos, escalas, categorías. Se regula así mismo, la entrada en el cuerpo, mediante oposiciones (un examen para demostrar conocimientos necesarios) o concursos (demostración de las capacidades ya ejercidas en otros puestos o en el mismo en caso de ocuparlo interinamente).

Nos estamos introduciendo en un mundo “nuevo”. Tiene de nuevo que estamos hablando de trabajadores y sin embargo no hay producción material. Estamos hablando de trabajadores y no hay capital productivo, ni capitalista productivo. Se trabaja y no se producen mercancías.

Son muchos miles de trabajadores los que desarrollan su actividad sin tocar directamente el mundo de la producción.

Los problemas inmediatos de estos trabajadores y la forma de solucionarlos tienen mucho que ver con la institución a que pertenecen y la organización especial de cada una de ellas. Y ello hace que se creen grandes parcelas de trabajadores con problemas especiales y que hace difícil la acción conjunta de todos ellos.

Las grandes instituciones europeas en la actualidad (y en nuestro país igualmente), son el Gobierno (con todos sus funcionarios –trabajadores – civiles y militares) la Iglesia y los partidos políticos.

Entre los primeros, normalmente, se suelen diferenciar los funcionarios militares del resto. La diferencia fundamental es que llevan y utilizan armas para matar, o amenazar, disuadir.

Los trabajadores que prestan su actividad en la Iglesia, tienen como característica más importante que en su función, enseñar, su punto de vista sobre las distintas materias es indiscutible, es el verdadero, el único verdadero. Las distintas Iglesias no cristianas, cada vez más presentes en Europa, no se diferencian en esto de las iglesias cristianas, lo que ellos enseñan es lo único verdadero.

Los trabajadores de los partidos políticos desarrollan su actividad, en contraste los de uno con todos lo demás, teniendo como punto de mira que sus miembros, los más adecuados, ocupen los puestos de dirección de todas la instituciones. Hay muchas, muchísimas instituciones. Señalamos éstas porque son muy significativas, y además porque (y por eso son muy significativas), abren el surco por el que transitan las demás (la sanidad llamada privada, la enseñanza llamada privada, los servicios públicos privatizados, etc.).

Los trabajadores de las instituciones, en su conjunto, se proponen conseguir con la prestación de su trabajo, lo mismo que los trabajadores de las distintas ramas de la producción. Aquí no hay ninguna especialidad. La particularidad está en la dirección. El director, la dirección, no es un capitalista que pretende la mayor ganancia posible y exige para ello la mayor productividad. El dinero invertido en medios de trabajo y gastado en sueldos, no proviene de la venta de las mercancías producidas, viene, como vimos en el primer ejemplo de lo que es una institución, del dinero que, para su funcionamiento, aportan productores y mercaderes. Todo el dinero de las instituciones viene asignado por los administradores de los productores en el Parlamento, por los parlamentarios, en la ley que se llama, por esa razón, de presupuestos. Al Parlamento ha llegado a través de los impuestos.

Esta característica especial es, en el fondo, la diferencia más importante entre el inmenso grupo de trabajadores de las instituciones y los que prestan su actividad en el seno de la producción.

Otra diferencia proviene de la especial función que desempeñan muchas de las instituciones. Esta función puede ser tan vistosa y tan importante como la que desempeña el Banco de España (controla la creación y circulación del dinero-moneda, vigila a todos los bancos) y la sombra de esta importancia llega hasta el simple conserje. Bien es verdad que su distinción viene también de que ganan más dinero que los empleados de otros bancos. Pero lo cierto es que, siendo un simple trabajador, resulta un trabajador distinguido.

En cualquier caso, el conjunto de los trabajadores de las instituciones (los llamados funcionarios y demás trabajadores de las administraciones) constituyen una parte importante del movimiento obrero organizado (partidos y sindicatos), y actúan cada vez más en unión con los trabajadores de la producción material.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga