SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LA CLASE OBRERA DE NUESTRO PAÍS.

Enrique Velasco

El socialismo se abre paso entre la socialdemocracia y el comunismo ruso.-

 

La teoría y la práctica se presentan al trabajador, en el desarrollo de su actividad, normalmente juntas. Su trabajo consiste, precisamente, en desarrollar su esfuerzo físico, siguiendo las instrucciones que para ello le va proporcionando la teoría, es decir, sus conocimientos.

En este terreno, en la producción, teoría y práctica funcionan juntas. No se concibe la una sin la otra. En una combinación que no tiene por que ser uniforme (en el peón el esfuerzo físico es superior al componente teórico, pero en el director técnico se invierte la proporción); pero al producir, en el acto del trabajo, siempre aparecen unidas ambas.

Es, sin embargo, importante observar, que, igual que en los procesos productivos, práctica y teoría van juntas, en los procesos de la reproducción, pueden aparecer separados, en el sentido de que la teoría puede presentarse separada de la práctica. Veamos de qué manera esto es posible decirlo.

Todo el tiempo que un obrero joven, o niño aún, está en un centro, escuela, instituto, aprendiendo; está adquiriendo los conceptos teóricos, que luego podrá practicar en su trabajo. En este caso, como en todos los centros superiores de enseñanza, la teoría se la está tratando separada de la práctica.

Cuando esos cursos, se concretan en libros que contienen los conceptos que en ellos se aplican; a esos libros le llamamos teóricos, porque contienen conocimientos que, luego en el trabajo, serán la guía de la actividad, pero que en el libro aparecen separados de esa práctica.

Esto no quiere decir que la teoría no tenga su origen en la práctica, sino que se la puede considerar y tratar en forma separada de la práctica.

Estos ejemplos que acabamos de ver, vienen referidos a la reproducción de uno de los elementos, el principal, de un proceso de trabajo productivo: el obrero.

En esta tarea de preparación, de un elemento que va a entrar en la producción, la teoría es tratada en forma separada (en la escuela no se produce nada), pero muy cercana a ella, a la producción.

Pensemos sin embargo que, cuando lo que se trata de preparar teóricamente (en su Academia correspondiente) es un Guardia Civil o un oficial del ejército; se están suministrando conocimientos (teoría) para la práctica, para el ejercicio, de una actividad no productiva, de reproducción de la organización del trabajo productivo existente.

En el mismo caso estaría la actividad encaminada a formar, a preparar teóricamente, a todos los trabajadores de las Administraciones Públicas Civiles, encargadas, como sabemos, de hacer funcionar las actividades de reproducción del conjunto de la producción. Mirando a la producción, pero separados de ella.

Estas primeras consideraciones ya nos empiezan a situar en un terreno en el que los comunistas han insistido mucho siempre, y no siempre con mucho acierto.

Lo primero que podemos reseñar es que, mientras que aquí hemos comenzado señalando las relaciones de teoría y práctica, en el campo de la producción, es decir del trabajo productivo; con frecuencia, estas relaciones se han considerado en términos muy generales, o sea, como las relaciones entre teoría y práctica en general.

Y desde ese punto de vista, al movimiento obrero, no le reporta este asunto nada aprovechable.

Por eso hemos comenzado situando la cuestión en un terreno más concreto; para empezar, en el trabajo productivo.

Y para estrechar más el campo, nos situaremos en el trabajo productivo capitalista, es decir, por cuenta ajena.

Se trata de procesos de cooperación compleja (tareas parciales, distintas, combinadas), en que el obrero solo realiza una faena concreta en la forma en que se le ha ordenado. A eso, esencialmente, se reduce su necesidad de conocimiento, de teoría. El conocimiento, la teoría necesaria para entender y mover al conjunto, se lo reserva la dirección, la propiedad. Lo habíamos dicho antes; quien sabe y puede hacer automóviles es el obrero colectivo, y a este obrero lo dirige el capitalista; él controla y decide la teoría aplicable, y vigila e inspecciona su puesta en práctica.

Como la teoría, los conocimientos que el capitalista necesita, toman cuerpo en soportes físicos (productos informáticos, libros, la propia maquinaria, los conocimientos contenidos en la cabeza de los trabajadores y directivos, marcas y patentes, etc.), no tiene más que adquirir en el mercado los que más le interesen, y ponerles a funcionar.

Si de la contemplación y reflexión sobre la práctica armónica del conjunto, aflora algún nuevo saber, algo de teoría aprovechable, el dueño del conjunto, su director, es también el amo de la nueva teoría.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga