SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LA CLASE OBRERA DE NUESTRO PAÍS.

Enrique Velasco

El nuevo proceso y su sistema (aún inexistente).-

 

El trabajador colectivo por cuenta propia, falto de un desarrollo de sus principios, funciona técnicamente como el trabajador colectivo por cuenta ajena.

            Sin embargo, hay una diferencia que no se puede disimular; no hay un empresario que se lleve su ganancia; y eso se nota en lo que se llama cuenta de resultados. Hay más dinero a  repartir entre los trabajadores, como es lógico.

            Si trabajando la misma jornada, con parecido nivel de productividad (intensidad de trabajo), en el mismo sector de producción, y con la misma categoría, puedes llevarte más dinero a casa en el nuevo sistema del trabajo en cooperación por cuenta propia, el atractivo del mismo es innegable.

            Esta ventaja evidente se puede apreciar, como vemos, a nivel de proceso de trabajo, es decir, en cada centro de trabajo; sin embargo, cuando estos centros operan en el seno de un conjunto donde su presencia es muy minoritaria, como es el caso de nuestro país, este efecto de ventaja comparativa queda mucho más amortiguada.

            Sin embargo, considerando los dos sistemas, en su funcionamiento maduro (por ejemplo, como lo hace ahora el sistema capitalista), las ventajas aparecen con claridad. En un caso para los empresarios, en el otro para los trabajadores.

            Pero en esta comparación global, hay una diferencia importante respecto a la que hacíamos entre procesos, uno frente al otro.

            Los procesos concretos (por cuenta ajena y por cuenta propia) tienen existencia real, los podemos ver, medir y comparar (y sacar las consecuencias de la comparación).

            Los sistemas, sin embargo, no los podemos ver, medir y comparar, porque uno de ellos está desarrollado, y el otro no.

            El proceso de trabajo colectivo por cuenta ajena, en su reproducción sucesiva, ha ido creando sus condiciones técnicas apropiadas para su forma concreta de funcionamiento. Y así hemos visto cómo ha ido ordenando las distintas tareas (subdividiéndolas, agrupándolas), atribuyéndolas a distintos trabajadores o grupos de trabajadores, mecanizando estas tareas, modificando las distintas herramientas (creando las máquinas), combinando unas y otras tareas, aplicando al movimiento de las máquinas fuerzas muy superiores a la humana, creando las fábricas, aplicando la automatización y la informática a los distintos procesos.

            Todo esto ha creado una forma desarrollada del proceso colectivo por cuenta ajena. Una forma concreta, real, observable, medible y comparable con otra forma. Un aparato productivo especialmente montado para este sistema.

            Para esta larga, paciente y bastantes veces violenta tarea, el director -protagonista (el empresariado) de la misma, ha ido montando, al mismo tiempo, las herramientas institucionales, las instituciones en que apoyar la estructura y funcionamiento del proceso productivo- reproductivo mencionado. Este andamiaje en cuya estructura hueca se expande y se enrosca el proceso de trabajo en su reproducción, acaba constituyendo un aparato altamente tecnificado y especialmente adecuado a este proceso de reproducción-desarrollo.

            Estas dos estructuras (aparato productivo y aparato institucional), nacida la una para la otra (la segunda para la primera, y no al revés), y perfectamente ensambladas entre si, constituyen la forma real y concreta que adquiere el proceso colectivo de trabajo por cuenta ajena, en su repetición, desarrollo y reproducción.

            La “pacífica” convivencia con el funcionamiento de estos aparatos, productor y reproductor, en nuestra vida ordinaria, crea un caldo de cultivo, unas formas de pensamiento, unas maneras de ver y entender la vida (unos valores), una cultura, en definitiva, sólidamente anclada en estas dos realidades, en estas dos matrices reproductoras.

            Esto que estamos viendo y considerando es el desarrollo maduro, la reproducción consolidada, de una forma de trabajar: el proceso colectivo de trabajo por cuenta ajena.

            Esto fue lo que estudió Marx en El Capital.

            Tomándolo como norte, haremos unas consideraciones paralelas sobre la otra forma de trabajo: el proceso colectivo por cuenta propia.

            No son consideraciones en el aire, porque partimos de una realidad, tan concreta y material como la que él tomó como punto de partida. Tan sólido y real es el proceso de trabajo colectivo por cuenta propia, como lo es el que se realiza por cuenta ajena.

            Como su meta es otra, sus elementos distintos y las relaciones entre ellos distintas también (su estructura), su reproducción lo será también.

            Y no solo hay que anotar estas diferencias, sino que asimismo hay que tener en cuenta el distinto periodo histórico, el distinto momento, en que se produce el recorrido, hasta su madurez, de un sistema, y las condiciones actuales, en que consideramos el inicial desarrollo del otro sistema.

            Solo nos fijaremos, por señalar un punto esencial, en la capacidad técnica y financiera del trabajador colectivo por cuenta propia, hoy; absolutamente impensable cuando inició su rodaje el desarrollo del proceso por cuenta ajena. En la actualidad, un grupo de trabajadores en cooperación, pueden montar una factoría de fabricación de prensas hidráulicas, por ejemplo, sin necesitar a un empresario que ponga los medios de trabajo, ni que dirija el proceso: lo pueden y lo saben hacer ellos solos.

 

                                              

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga