SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LA CLASE OBRERA DE NUESTRO PAÍS.

Enrique Velasco

El “molino triturador” no solo  produce obreros; también los reproduce.-

El molino triturador a que se refería Marx cuando describía el proceso de trabajo capitalista, que no solamente elabora mercancías en cada uno de sus ciclos, sino que, al mismo tiempo, produce por un lado al empresario (a la figura, al perfil, a la función del empresario), y por otro al obrero (su figura, su función); no sólo los produce, sino que los reproduce.

            Ese mecanismo rotatorio va expulsando por un lado empresarios, por otro obreros; por un lado el mando, la iniciativa, el saber, la ganancia (la acumulación de la riqueza); por otro lado la obediencia, la ejecución, el conocimiento limitado a la tarea concreta, el salario (como coste que resta a la ganancia).

            Las instituciones, en su conjunto, tienen como misión esencial reproducir, (mejor expresado), apoyar, asegurar esa reproducción; y ello, creando los artilugios, los aparatos más adecuados a tal fin.

            Esto hay que reflexionarlo despacio.

            En el escenario de la producción, se ordena el trabajo, se organiza su funcionamiento, en la forma que hemos visto, y con los efectos que hemos dicho.

            Para que ese orden se mantenga y se reproduzca con fluidez y seguridad, se monta un aparato exterior a la producción, y que, como calco de esta, produzca los mismos efectos. Es otro escenario, el escenario de las instituciones.

            Los mismos efectos que el molino triturador: el saber, la iniciativa, el mando, la ganancia, por un lado; por el otro, la obediencia, la ejecución, el saber mínimo (castrado), el salario (el coste mínimo de la mano de obra).

            No que cada institución produzca el efecto que produce cada proceso de trabajo. No. Son las instituciones en su conjunto las que lo hacen, lo consiguen.

            Y no es que las instituciones, al igual que el proceso de trabajo, en su propio funcionamiento, produzcan empresarios por un lado y obreros por otro. No.

            Quien produce empresarios por un lado y obreros por otro, es el proceso de trabajo, cuando lo organiza un capitalista.

            La función precisa de las instituciones es la de apoyar, proporcionar los medios, materiales e intelectuales, para que los empresarios desarrollen sus funciones como tales.

            Los empresarios no pueden, ellos solos, por sí mismos, manejar las inmensas ganancias que acumulan. El Banco de España se encarga de organizar un sistema de enormes depósitos, que garantizan la disponibilidad en cualquier momento de los mismos. Los bancos y las cajas de ahorros liberan a los empresarios de esa tarea. El Parlamento crea al Banco de España, y éste organiza estas funciones. De eso se trata, sólo un apoyo; lo otro, la separación entre salario y ganancia ya lo saben hacer ellos (el propio Parlamento le elabora la Ley del Estatuto de los trabajadores, los inspectores que lo vigilan y los Tribunales que lo aplican. Lo otro, ya lo saben hacer ellos).

            Los empresarios no pueden, ellos solos, por sí mismos, hacerse cargo del manantial de saber que se deriva del “lugar” que ocupan, al igual que ocurre con la ganancia. El Parlamento se ocupa de crear por Ley, inmensos depósitos de saber, de conocimientos, de ciencia, siempre a su disposición. Universidades, centros de investigación, parques científicos. Todos los órganos de elaboración y transmisión de la ciencia, tanto de los fenómenos y procesos materiales, como sociales, son de aprovechamiento esencialmente empresarial. Es cierto que los propios aparatos institucionales aprovechan estos conocimientos, pero en definitiva, si lo hacen, es para perfeccionarse y así servir mejor, atender mejor a las necesidades de los empresarios: su única finalidad colectiva.

            De esta manera la riqueza acumulada comienza a funcionar en circuitos distintos, con movimientos distintos, en escenarios distintos a los de la producción misma. Los Bancos, las Cajas de Ahorros, como depósitos inmensos; los Fondos de Inversión, junto con las Bolsas, y sus instituciones complementarias, moviendo los capitales en busca de la mejor posición para repartirse las ganancias.

            Estas instituciones siguen sus impulsos, sus movimientos propios, pero siempre sin perder su conexión con la producción, con el trabajo ordenado por cuenta ajena, única fuente de donde proviene todo su alimento. Sus movimientos propios, sus impulsos, les vienen transmitidos directamente por los lugares de la producción donde las ganancias son mayores. Son movimientos inducidos por el propio molino triturador. Por más que a veces puedan presentarse simulando tener movimientos propios.

            De igual manera, y siguiendo el mismo esquema, la acumulación del saber que se desprende en el proceso de trabajo por cuenta ajena hacia el lado del empresario y que éste por sí mismo no puede gestionar, pasa a las instituciones citadas, las cuales, al igual que las instituciones financieras que acabamos de ver, acaban trasladándose a un escenario distinto del de la producción.

            En este escenario, el de la ciencia, la investigación, la enseñanza, adquieren las instituciones, igualmente, un funcionamiento aparentemente autónomo, es decir, centrado sobre sí mismas. Cuando es más cierto que, a pesar de las apariencias se trata, asimismo, de movimientos e impulsos que reciben de su única fuente de alimentación: la producción, más concretamente el molino triturador del trabajo organizado por los capitalistas.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


Real como la economía misma
Por: Armando Roselló
Un desfile de historias y de personajes. El cazador paleolítico, el agricultor neolítico, el rey sumerio, el ciudadano romano, el abad medieval ... Además de una historia económica de la humanidad, los comentarios intercalados a esas historias van mostrando conceptos básicos de Economía y explicando su funcionamiento. Pero además de los conceptos clásicos el autor propone su propia visión heterodoxa de muchos problemas económicos.
Libro gratis
Congresos

4 al 21 de noviembre
XI Congreso EUMEDNET sobre

Migraciones, Causas y Consecuencias
Próximos congresos

17 al 28 de noviembre
II Congreso EUMEDNET sobre

El Derecho Civil en Latinoamérica y Filipinas: Concordancias y Peculiaridades

24 de noviembre al 12 de diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

3 al 20 de diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre

Desarrollo Local en un Mundo Global

9 al 26 de enero
X Congreso EUMEDNET sobre

Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del S. XXI

5 al 20 de febrero
X Congreso EUMEDNET sobre

Educación, Cultura y Desarrollo

Enlaces Rápidos


Suscribase a nuestros boletines
y recibirá toda las novedades.
Introduce tu email.

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga