SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LA CLASE OBRERA DE NUESTRO PAÍS.

Enrique Velasco

El marco de desarrollo de la tarea teórica y práctica del socialismo.-

El trabajo en cooperación, dirigido por los propios trabajadores, vendría a ser el cuadro en el que se enmarcaría el objeto de la teoría, de los estudios, de la reflexión, comunista.

Y el mismo marco, centraría la actividad práctica de los comunistas.

Los estudios y reflexiones de Marx y los marxistas sobre el capitalismo, han sido demasiadas veces utilizadas exclusivamente para combatir este sistema, cuando en realidad, era el socialismo el objetivo buscado. La sola destrucción del capitalismo no desemboca en el socialismo. Y si cabe entender de estos estudios, deducir de ellos, que el desarrollo, la maduración, del capitalismo, aportaría los elementos que permitirían construir el socialismo, es éste, el socialismo, el objeto final de la reflexión, y el capitalismo, el medio, a través del cual, se puede penetrar en la teoría y en la práctica del comunismo.

Sería hora de centrar las energías de comunistas y socialistas en la labor teórica y práctica correspondiente a la coyuntura en que nos encontramos.

La práctica del trabajo productivo socialista (cooperativo) tiene, naturalmente, enseguida, su reflejo en las instituciones. La reproducción de estos procesos productivos, exigiría sus propias instituciones, también socialistas (Bancos, Seguros, Escuelas, equipamiento cultural, propios), igual que el trabajo por cuenta ajena, tiene las suyas, ya han empezado a surgir, y ya existe un buen número de ellas; sin embargo, la mayor parte de las veces, utilizan para su reproducción las instituciones capitalistas.

Con lo cual, el marco que señalaba como objeto al trabajo productivo cooperativo, debe extenderse a estos trabajos institucionales, que siempre siguen, como hemos visto, la suerte del primero.

En este marco se desarrollaría la tarea teórica y práctica del socialismo, dicho sea ello de forma muy simplificada.

¿En qué se diferencian las tareas teóricas, de las prácticas? ¿Qué significa todo esto?

Un trabajador de una empresa es licenciado en un expediente de reducción de plantilla. Le dan una indemnización, y con ese dinero se presenta en una cooperativa de trabajo asociado (para diferenciarlas de una cooperativa de consumo), y se hace socio-trabajador. Este trabajador pertenece, está afiliado, al partido comunista, y se pregunta: ¿por ser comunista, he de hacer algo distinto de un trabajador que no lo sea? ¿En qué consistía mi trabajo teórico, y mi trabajo práctico? ¿Y si no fuera comunista, también estaría construyendo el comunismo por el hecho de trabajar en forma cooperativa?

El solo hecho de hacerse estas preguntas ya nos dice que a este trabajador le interesa el aspecto teórico de su trabajo, puesto que ya está reflexionando sobre el mismo. Otros compañeros, le han dicho que ellos, que no son comunistas, ni tienen ideas de ningún partido, solo pertenecen a la cooperativa porque ganan más que en la empresa anterior en la que trabajaban. Y además porque el puesto de trabajo es más seguro.

Estos compañeros, que en realidad representan a la inmensa mayoría de los trabajadores cooperativos, que pertenecen a la cooperativa porque ganan más y porque están más seguros, también desarrollan, junto a su trabajo práctico, una vertiente teórica de éste.

Cuando han elegido trabajar en cooperación, es porque han comparado dos formas de trabajar (o tres, porque podían, podrían trabajar por cuenta ajena, por cuenta propia en forma individual o en cooperativas) y encuentran más conveniente, les gusta más, las características de este tipo de trabajo; en una palabra, eligen, entre otras, la forma socialista de trabajar.

Esta actividad de recoger datos, reflexionar y elegir, la hemos citado anteriormente como la tarea teórica, aquella que nos proporciona un conocimiento sobre el objeto a que se refiere.

En el caso de estos trabajadores, su actividad teórica es elemental, es muy sencilla, podríamos decir que como el niño tenía un conocimiento muy pobre sobre el fuego, pero suficiente para retirarse de él y no quemarse, los cooperativistas tienen un conocimiento muy pobre del socialismo, pero suficiente como para elegirlo como manera de trabajar.

El conocimiento elemental que el niño tenía del fuego, se tecnificaba, se enriquecía en el cocinero, que ya sabía graduarlo para obtener el resultado que buscaba; y alcanzaba un grado superior en el químico, porque éste llegaba a penetrar en los cambios que en el interior de los objetos se producen cuando se les aplica en las proporciones adecuadas.

Si el objeto del conocimiento, de la teoría, es en este caso el trabajo, y más concretamente las relaciones que en el mismo se establecen entre los medios de trabajo, y el que los utiliza, el trabajador, es lógico que este conocimiento, esta teoría, sea del mayor interés para los propios trabajadores.

Si el conocimiento de un objeto permite actuar sobre él con mayor eficacia, es decir, obteniendo con más seguridad la finalidad que perseguíamos, es del mayor interés para los trabajadores los conocimientos que les proporcionen un mejor manejo de sus problemas con el trabajo

 

Si el hecho de trabajar como socio cooperativista comporta, no solo una actividad práctica, sino también una incipiente (quiere decir que empieza) actividad teórica, esto querría decir que la teoría va unida a la práctica.

El niño no tiene ningún conocimiento sobre el fuego porque no ha tenido tratos con él. En cuanto se inicia el primer contacto, la primera práctica, aparece en su forma más sencilla la teoría, el conocimiento: si te acercas mucho al fuego, te quemas.

Si sigues practicando, el conocimiento se incrementa, y en el caso del fuego, el cocinero, el herrero, el vidriero, adquieren un notable conocimiento de los efectos de la aplicación del mismo, con mayor o menor intensidad, sobre el objeto que trabajan.

Lo mismo ocurre con otros elementos al hacerlos objeto de la práctica en el trabajo. La técnica del riego a manta, la adquiere el campesino a fuerza de observar que el agua tiende a ir hacia la parte más baja del terreno, y por la misma razón, comienza a transportarla a través de las acequias y canales.

 

Con este nivel de conocimientos generales, se enfrenta a su trabajo, el campesino, el minero, el pescador, el artesano, en los comienzos del siglo XVI en Europa. Ese es su nivel teórico, el nivel teórico que le proporciona la práctica de su trabajo. Y, correspondiente con él, es el nivel que se alcanza en la productividad.

La aplicación masiva de los principios científicos (técnicos y organizativos) son los que permiten el salto que se produce en el crecimiento de la productividad.

Recordamos, que este extraordinario aumento de la productividad se da al mismo tiempo, y en unión de, otros cambios importantes:
-El  trabajador ha perdido el control técnico de su proceso de trabajo.

-El proceso de trabajo ha pasado, de ser individual, a ser colectivo.

-El dueño de los medios de trabajo se ha convertido en el director técnico del proceso de trabajo.

-El dueño de los medios de trabajo, ha pasado a ser también propietario de los frutos, del producto del trabajo.

No es que antes de estos acontecimientos no existiera el conocimiento científico, ya que la astronomía, las matemáticas, la física, la lógica, la geometría, se cultivaban, y de una forma difusa influían en el conocimiento general. Pero sus principios ni se aplicaban sistemáticamente a la producción, ni eran investigados pensando en esta aplicación productiva.

Es cuando los propietarios de los medios de trabajo toman la dirección técnica de los procesos colectivos de trabajo, a la búsqueda de la mayor ganancia posible, cuando la aplicación masiva de los principios de la ciencia a la actividad productiva se hace sistemática y expresamente buscada.

Es decir, coinciden en el tiempo y en el espacio, la entrada de la ciencia en la producción y la pérdida del control técnico del proceso de trabajo, por parte de los trabajadores.

En adelante, la observación, anotación y selección de datos de la práctica del trabajo, seguida de la comparación y reflexión sobre los mismos, o sea, la labor teórica de la propia práctica del trabajador, ya no la hace éste, ni individual ni colectivamente, sino que la hace el propio empresario, o el empresario junto a otros muchos empresarios del ramo, o una empresa especializada en estos estudios, pagada por todos ellos.

Esto quiere decir que la producción, el trabajo, como todas las prácticas del hombre, produce, lleva consigo su propia teoría, pero según el modelo de trabajo por cuenta ajena, según la forma en que lo organiza el capitalista, quien produce la práctica y la teoría en el trabajo, no es cada trabajador (del mismo modo que el producto –un coche, por ejemplo –no es producido por ningún trabajador individualizado) individualmente, sino el trabajador colectivo, y la dirección y control de este trabajador colectivo,  así como el fruto de su trabajo, se lo apropia el empresario; creando, como vimos, una pirámide de responsabilidades, mando, y administración de los conocimientos empresariales (técnicos, administrativos, comerciales), al frente de la cual aparece él, haciendo la distribución de funciones en la forma más apropiada para obtener la máxima ganancia.

Los obreros, en la parte ancha de la pirámide, la de abajo, no participan prácticamente nada en este reparto del conocimiento. Un conocimiento producido precisamente con su práctica. Es verdad, que no solo con su práctica, sino la del obrero colectivo total.

Volver al índice.

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga