PROCEDIMIENTO PARA REALIZAR ESTUDIOS DE MERCADOS EMISORES REALES Y POTENCIALES PARA EL PRODUCTO TURÍSTICO DE LAS TUNAS

Yamisleydis Pérez Martínez
Laritza Vázquez Vázquez
Vladimir Álvarez Caraballo

Capítulo I: Marco Teórico Referencial

Este capítulo aborda las variadas concepciones sobre el turismo y las principales actividades que en este sector se desarrollan y se relacionan con su marco evolutivo, dada la necesidad de comprender al turismo no sólo como ejercicio académico, sino práctico; como contribución al debate por intentar arribar a un concepto unívoco y estandarizado del turismo e identificar las principales actividades que se refleje en una definición universal y ofrezca el marco conceptual para comprenderlo.

1.1 Conceptualización del turismo

Al entrar en los años 40 del Siglo XX, los investigadores empiezan a interesarse un poco más en el turismo, dado el crecimiento acelerado de los flujos turísticos, concibiendo al turismo como una actividad de consumo, viéndose como un gran mercado a satisfacer con marcado carácter economicista. Ya en los años sesenta, se hace referencia a los impactos del turismo en su triple lectura: económicos, territoriales y culturales, así se consolida una nueva interpretación que, en algunos casos, puede considerarse complementaria a la anterior y en algunos otros, llega a ser un planteamiento diferente (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación, 2004), se diría el germen de la nueva época.

En los años noventas, el turismo es percibido como una actividad estructural que forma parte del modo de vida de la sociedad y de la anatomía económica de los países y con las siguientes pautas: globalización del turismo, el impacto de las TIC y el énfasis en las temáticas de competitividad, calidad y sostenibilidad como garantía de futuro; hace que se conciba al turismo como una actividad compleja que trasciende la apreciación objetiva de estancia, desplazamiento y actividad, para incorporar nuevos enfoques subjetivos basados en la experiencia de los turistas. No es hasta 1944 cuando se reconoce el inicio de la teoría turística moderna, tratando el concepto de turismo desde diversas perspectivas y disciplinas, dada la complejidad de las relaciones entre sus elementos.

Diversos autores coinciden que el turismo adolece de un exceso de definiciones y todos sus intentos por ser definido no dejan de ser parciales haciendo cada una de ellas hincapié en el marco de referencia que las sustentas, el turismo es una actividad que realizan las personas el un corto tiempo en lugares fuera de su entorno y residencia habitual que implica una relación con el medio ambiente.

El Dr.C Jorge Ramón González Ferrer (2005) en su trabajo investigativo: conceptualización del turismo, hace un estudio (tabla 1-1) donde se exponen varias aproximaciones conceptuales del turismo, recorriendo los últimos cincuenta años:

Tabla 1-1: Revisión conceptual de Turismo referida por varios autores

Referencia Concepto de Turismo

Hunziker y Krapf (1942) “la suma de fenómenos y de relaciones que surgen del viaje y la estancia de los no-residentes, en tanto en que no están ligados a una residencia permanente ni a una actividad remunerada”

Turner & Ash (1942) “la primera definición académica de turismo se produce en 1942, coincidiendo con dicha guerra. Estas condiciones socioeconómicas unidas evidentemente a los avances tecnológicos, y no otras, son las que permiten a Turner & Ash poder hablar de Nómadas de la Opulencia, los que proceden de las nuevas Constantinoplas -de ciudades como Nueva York, Londres, Hamburgo o Tokio-, quienes han creado un nuevo territorio, tanto social como geográfico, sumamente dependiente: la Periferia del Placer”.

Sutton (1967) “una serie de encuentros en los que uno o más visitantes, o “outsiders”, interactúan con uno o más nativos, o “insiders”, en una red de fines y conjuntos de expectativas complementarios”.

Przeclawski (1976) Es el conjunto de fenómenos de desplazamiento temporal y voluntario ligado al cambio del medio, del ritmo de vida y del contacto personal con el medio natural, cultural y social visitado.

Jafari (1977) Turismo es el estudio del hombre fuera de su hábitat usual, de la industria que responde a sus necesidades y de los impactos que ambos tienen en los ámbitos sociocultural, económico y medioambiental del espacio receptivo

Leiper (1979) “el sistema que incluye el viaje discrecional y la estancia temporal de personas fuera de su lugar de residencia habitual, por una o más noches, excepto los viajes realizados por el propósito de una remuneración salarial”, además reconoce como las conexiones espaciales y funcionales de los turistas, las regiones emisoras, las rutas de tránsito, las regiones de destino y la industria turística como sistema”

Burkart y Medlik (1981) “el desplazamiento cortos y temporales de la gente a (vers) destinos fuera de su residencia y trabajo, y las actividades que realiza durante la estancia en aquel destino”

Jiménez (1982) “Turismo es un fenómeno de los tiempos actuales, basado en la creciente necesidad de recuperación y cambio de ambiente, el conocimiento y la apreciación de la belleza escénica, el goce del contacto con la naturaleza y es, en particular, producto de la creciente fusión de las naciones y países de la sociedad humana, como resultado del desenvolvimiento del comercio, la industria y los mercados y el perfeccionamiento de los medios de transporte”

Mathieson y Wall (1982) “Movimiento temporal de la gente, por períodos inferior a un año, a destinos fuera del lugar de residencia y trabajo, las actividades realizadas durante la estancia y las facilidades creadas para satisfacer las necesidades de los turistas”

Figuerola Palomo (1985) “acto que supone un desplazamiento que conlleva el gasto de renta, cuyo objetivo principal es conseguir satisfacción y servicios, que se ofrecen a través de una actividad productiva, generada mediante una inversión previa”

De la Torre (1989) Conjunto de turistas, pero a la vez, el complejo de fenómenos y relaciones que, en masa, produce como consecuencia de sus viajes: transporte, hoteles, agencias, espectáculos, guías, intérpretes, organizaciones privadas o públicas que fomentan la infraestructura y la expansión de los servicios campañas de propaganda, oficinas de información y escuelas especializadas

Urry (1990)

El turismo es una actividad… que implica que el ocio y el trabajo están organizados como esferas contratantes y reguladas en la práctica social….

…tienen lugar durante el desplazamiento de personas al lugar y donde haría su estadía temporal… manera que se superponen dos fases: una dinámica, que es el viaje, y una estática, que es la estancia en el espacio de destino.

El viaje y la estancia son realizados a espacios que están fuera del ámbito de residencia y trabajo habitual. Esos espacios se proyectan a partir de la idealización de mitos, las ilusiones, las ensoñaciones y el anhelo… es proyectar en un lugar y un tiempo en la imaginación idealizada del ocio, siempre desde la perspectiva del espacio emisor.

El espacio es escogido… por la anticipación, especialmente mistificada y fantasiosa… construida y sustentada por una variedad de prácticas no turísticas, que crean y reforman la mirada turística: la literatura, la pintura, las revistas, la televisión, el cine…

La mirada turística es construida místicamente por signos, de manera que la experiencia turística está formada por una colección de esos signes…. no se desea conocer un espacio sino reconocer esos signos más o menos universales en el espacio.

Fuster Lareu (1991) El turismo es un agregado de cinco consumos: transporte, alojamiento, alimentación, adquisición de bienes y servicios y disfrute de bienes y espectáculos. La conjunción de estos cinco consumos constituye al que los realiza en turista.

Naciones Unidas (1994) “las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un período de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, por negocios y otros motivos”.

Donaire (1996) El conjunto de experiencias y actividades desarrolladas por individuos que se desplazan temporalmente hacia un espacio considerado no cotidiano, por razones esencialmente recreativas, así como las diversas formas económicas que pretenden rentabilizar este desplazamiento. Una fenómeno con características antagónicas: es dinámico (viaje) y estático (la estancia); una actividad de masa y una experiencia individual; un agente de devastación paisajística y una vía de preservación o rehabilitación de espacios naturales.

OMT (1998) “el turismo comprende las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos de su entorno habitual, por un período de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, negocios y otros. Se trata de una definición amplia y flexible”

Perkins y Thorns (2001) “plantean que quizá resulte más práctico contemplar el turismo no tan solo como una manera de mirar sino como una manera de actuar, de “estar”, es decir, hacer turismo sería mirar las cosas de determinada manera o realizar algunas actividades en determinada forma”.

Uriel y Monfort (2001) Las grandes agrupaciones contempladas en la misma son el alojamiento turístico y restauración, las agencias de viajes, actividades complementarias a las turísticas y el transporte que incluye ferrocarril, el transporte de viajeros por carretera, el marítimo, el aéreo y el alquiler de vehículos.

Armadans Tremolosa (2002) “es una manifestación de ocio, una experiencia subjetiva del individuo, que comporta un desplazamiento (aunque se reduzca a un escaso kilometraje) fuera del entorno de residencia habitual, que implica un descubrimiento, una interacción con el medio ambiente y es ante todo una práctica social que permite satisfacer necesidades vitales”

WTTC, (2003) El turismo se describe como las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un período de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, por negocios y otros motivos, no relacionados con el ejercicio de una actividad remunerada en el lugar visitado

Schulte (2003)

La definición tradicional del turismo esta basada en el concepto de demanda y se refiere a todas aquellas actividades que realizan las personas que viajan a algún lugar fuera de su entorno habitual por un tiempo menor de un año y con motivos de ocio, diversión, negocios u otros.

Santana Turégano (2003) “el turismo se define como una manera particular de relacionarse con el territorio que se caracteriza por la manera en que se mira el territorio. No sólo se “estetiza” la relación, sino que además se mercantiliza”.

Cierto es que todas las actividades humanas podrían concebirse como una manera determinada de relacionarse con el territorio, que además, en su inmensa mayoría, contemplan entre sus fines fundamentales la provisión de recursos económicos. Pero el turismo presenta algunas particularidades. El objetivo principal de los turistas en su relación con el medio es obtener de la misma algún tipo de relación placentera, casi siempre relacionada con el goce estético, que es lo que los productores turísticos comercializan.

El mismo autor al analizar las definiciones explica que las concepciones turísticas generalmente son tratadas desde una visión económica o sociológica. La primera, fermento de las concepciones tradicionales del turismo, derivada de la época donde el turismo se entendía como una actividad de consumo (mediados del Siglo XX), luego se concibe como las actividades que realizan las personas que se desplazan a través del espacio (viaje) y por un período de tiempo delimitado (estancia) hacia un nuevo lugar fuera de su entorno habitual (destino) con facilidades creadas para satisfacer sus necesidades, motivado por razones esencialmente recreativas.

La segunda, cuyos iniciadores fueron Hunziker y Krapf (1942), busca integrar todos los aspectos involucrados en este fenómeno. Jafari (1977) y Figuerola (1989), incorporan los impactos de la persona fuera de su hábitat y la industria que responde a sus necesidades. Mientras que Uriel y Monfort (2001) y Fuster Lareu (1991) consideran a la industria que responde a las necesidades del turista como un agregado de consumos. Urry (1990), recoge cosecha al proyectar desde el tradicional fundamento del turismo una concepción cualitativamente más fresca, exponiendo el carácter complejo del turismo como práctica social, relacionando el espacio turístico con la imaginación idealizada del ocio desde la perspectiva del espacio emisor y el contenido símbolos de la experiencia turística como una “mirada turística”. Concepción que es sintetizada por Donaire (1996), destacando “las diversas formas económica que pretenden rentabilizarlo”. Perkins y Thorns (2001) reflexionan que “no debe ser tan sólo una manera de mirar, sino una manera de estar”, mientras que Santana (2003) razona que esa mirada es “una manera particular de relacionarse con el territorio… en busca de algún tipo de relación placentera casi siempre relaciona con el goce estético”.  

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga