BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

PROPUESTA DE GESTIÓN PARA EL MEJORAMIENTO CONTINUO DE LA COMPETENCIA PARA LA LABOR EDUCATIVA, EN EL CONTEXTO DE LA NUEVA UNIVERSIDAD CUBANA EN LA PROVINCIA DE GUANTÁNAMO

Yordanka Guzmán Mirás



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (140 páginas, 334 kb) pulsando aquí

 

 

1.2.1. Enfoque educativo de la carrera de Agronomía

La Carrera de Agronomía es la más antigua de las que se corresponden con el perfil agropecuario de nuestro país, aprobándose su constitución oficial desde el 30 de junio de 1900, formando en sus inicios un profesional con conocimientos de ingeniería rural y también capacitado por dirigir la naciente industria del procesamiento de alimentos. Desde aquí comienza el proceso de formación del profesor universitario y por tanto la valoración de su calidad.

Se formó profesionales de perfil rural con un carácter cañero. Se puede afirmar que desde 1900 hasta 1958 los cambios fueron mínimos, fundamentalmente reagrupación de asignaturas en las cátedras y aparición de otras. Los que impartieron la docencia han sido figuras de renombre dentro de la carrera por sus conocimientos, cualidad que marcaba su calidad profesional pero no se profundizó en el trabajo docente metodológico no considerándose de gran trascendencia la competencia profesional pedagógica integral del profesor.

La carrera de Agronomía tiene su sede en la Facultad Agroforestal de Montaña, ubicada en la cabecera del municipio El Salvador, además de encontrarse en seis sedes municipales (Costa Rica, Argeo Martínez, Paraguay, Manuel Tames, Honduras y El Salvador)

En la carrera de Agronomía, se han sucedido planes de estudios que han sido cantera de profesores.

En la actualidad y como producto del trabajo de la Comisión de Carrera Nacional se dispondrá de un plan de estudio que forma un ingeniero más generalista, el plan D. Este plan de estudio del agropecuario, toma como base los planes de estudio ”C” perfeccionados de Agronomía y Forestal, y viene a dar solución a esta nueva necesidad del desarrollo agropecuario del país relacionada con el redimensionamiento de la Industria Azucarera, formando un Ingeniero Agrónomo de perfil amplio y una sólida base, preparado para resolver los problemas en los sistemas agropecuarios presentes en las unidades básicas de producción.

El centro gradúa ingenieros de perfil amplio en los campos de acción de Agronomía y Pecuaria simultáneamente capaces de resolver los múltiples problemas profesionales a que se debe enfrentar.

Un proceso docente-educativo que tenga una intención educativa tiene que asociar el contenido con la vida, con la realidad circundante, de la que forman parte las vivencias del estudiante y a la que está dirigido todo el proceso docente en su conjunto. (8)

La autora de esta tesis coincide con lo planteado por el citado autor enfatizando en que la labor educativa se hace más exitosa cuando más preciso y real es el problema y el estudiante es capaz de desarrollarse como ser social y relaciona estos con los elementos afectivos vinculándolo a sus actuales y futuras relaciones sociales.

La carrera de Agronomía presenta todas las condiciones necesarias para hacer realidad lo anterior, lo cual se deriva de los objetivos educativos e instructivos trazados en el plan de estudio de dicha carrera donde el estudiante a través de las diferentes disciplinas puede enfrentarse a problemas prácticos y buscar la metodología para solucionarlos, por supuesto, esto sucede con ayuda del docente, pero desdichadamente esto no siempre se logra debido a que quien debe guiarlos, quien debe educarlo, no está dotado de los requisitos de calidad imprescindible para llevar a cabo la labor educativa, dentro de los que podemos mencionar: saber combinar lo cognoscitivo, lo afectivo y lo conductual, poseer atributos personales que influyen en la motivación de los estudiantes, buscar siempre la manera de hacer las cosas mejor, utilizar eficazmente los recursos y las situaciones que se le presentan, saber comprender y persuadir, ser creativos, orientar a la persona hacia un desempeño competente en todas las situaciones en que debe resolver problemas, actuar, relacionarse y proyectarse, conocer qué enseñan, a quién enseñan, cómo enseñan y para que enseñan.

Los documentos normativos de la facultad han permitido considerar que la labor educativa en la carrera es un gran trabajo de equipo, donde se relacionan todos los niveles para obtener como premisa la formación integral de los estudiantes lo cual expresa la pretensión de centrar el quehacer de las universidades en la formación de valores en los profesionales de forma más plena, dotándolos de cualidades de alto significado humano, capaces de comprender la necesidad de poner sus conocimientos al servicio de la sociedad en lugar de utilizarlos sólo para su beneficio personal.

Significa lograr un profesional creativo, independiente, preparado para asumir su autoeducación durante toda la vida; que sea capaz de mantenerse constantemente actualizado, utilizando igualmente las oportunidades ofrecidas por las universidades de atender al profesional con una educación posgraduada que responda a las necesidades del desarrollo del país.

En este nuevo modelo de universalización se aprecia una mayor preocupación por alcanzar la unidad entre la educación y la instrucción, no obstante, se considera que lo que falta para su desarrollo es el cómo lograrlo. Desde hace varios cursos la educación superior cubana definió esta prioridad en un sistema de trabajo a escala de todo el país concertado y aprobado con la participación de las universidades, denominado Enfoque Integral para la Labor Educativa en las Universidades como Estrategia Maestra Principal del centro sustentada en la concepción de consolidar la atención personalizada del estudiante, a sus necesidades educativas y cognitivas, en todos los procesos de la vida universitaria para elevar a planos superiores la formación de una cultura general integral del estudiante. (9)

Se denomina integral a ese enfoque porque involucra a toda la comunidad universitaria .Para que esta labor brinde los frutos deseados, se requiere de una participación activa de todos los profesores, estudiantes y trabajadores en general. La universidad debe vivir un clima de trabajo educativo que se concrete en el aula y fuera de ella. Tanto la dimensión curricular como extracurricular deben estar caracterizada por este quehacer, de ahí que toda la estructura universitaria desde la rectoría hasta el departamento deben estar participar de esta labor.

En este momento en la carrera de Agronomía del Centro Universitario de Guantánamo así como en las respectivas Sedes Universitarias Municipales donde se estudia, la labor educativa ha ido transitando de acciones educativas grupales a acciones educativas personalizadas, en vista a la formación integral de la personalidad.

Están aquellas que se realizan en el transcurso de las actividades curriculares donde se puede citar los proyectos educativos, que constituyen la manera particular de concretar, en cada colectivo estudiantil, el enfoque integral para la labor educativa en las universidades. Dicho proyecto no solo expresa la materialización, en el año, de las estrategias educativas de las asignaturas, sino también las tareas extracurriculares del universo educativo de ese grupo, en plena correspondencia con sus necesidades formativas, lo que evidencia la importancia de lograr un papel protagónico de los propios estudiantes en su elaboración.

A través de las tutorías se promueve el desarrollo de las diferentes dimensiones, de una forma integradora, holística (intelecto- cognitiva; afectivo- emotiva; social y profesional); se le brinda un seguimiento individual mediante la acción personalizada lo cual ha permitido elevar la permanencia en cada institución como tal.

Además de lo anteriormente expuesto se trabaja por lograr la incorporación de los estudiantes a tareas de alto impacto social, lo cual favorece su autoestima y se producen importantes transformaciones en su nivel de compromiso con la universidad, siendo esto consecuencia del avanzado pensamiento pedagógico del Apóstol, quien no concebía la educación de otro modo sino a partir del vinculo estudio-trabajo. Toda la obra educativa cubana de estas cuatro décadas ha estado soportada por ese enfoque formativo.

Lo anterior demuestra que la estructura universitaria de esta facultad, desde el decanato hasta el departamento docente, participan de esta labor. Hoy la facultad Agroforestal de Montaña, dispone de una estrategia educativa concebida a nivel de institución, para precisar las acciones generales dirigidas a lograr estos propósitos, tanto en la sede central como en las sedes universitarias, donde esta labor constituye verdaderamente la prioridad en la labor de formación, en correspondencia con su carácter de estrategia maestra principal de la educación superior.

No obstante, y con independencia de los avances experimentados, aún no se alcanza la coherencia e integralidad requerida, como consecuencia de la cual no siempre se formulan las estrategias maestras de la manera más precisa y abarcadora, ni se logra un adecuado balance de las diferentes dimensiones de esta labor. Igualmente se aprecian insuficiencias en la precisión de las funciones que en este sentido deben realizar el coordinador de carrera, el de año, el de disciplina, así como el profesor guía, el profesor y el tutor, lo que incide negativamente en la efectividad de la aplicación del enfoque integral durante el proceso de formación, limitando sus resultados.

La comprensión de la importancia de esta labor, logrando convertirla en el modo esencial de todos los profesores, es la premisa para el desarrollo exitoso de este enfoque educativo. Sólo cuando todos los profesores se apropian de esta concepción y la hacen realidad en su actuación cotidiana, se logra una verdadera integración entre los elementos de carácter instructivo y los educativos; y en consecuencia con ello, el proceso de formación asegura el cumplimiento de los objetivos previstos.

Para ello se elabora la estrategia educativa, y se garantiza su evolución en correspondencia con los objetivos generales previstos en el modelo del profesional y con las características particulares de cada colectivo. Estas estrategias educativas se derivan directamente de los propósitos educativos de la facultad, plasmados en el sistema de objetivos de trabajo del curso. Así, la labor educativa se estructura como parte de dicho sistema, y el proyecto educativo constituye, la forma específica de concretar los objetivos de trabajo de la facultad en cada año académico. Estos proyectos, en su integración, constituyen, un todo armónico, coherente, donde cada año desempeña verdaderamente el papel que le corresponde dentro del proceso de formación integral del estudiante.

A la Universidad, y en particular a la Universidad en la sociedad cubana actual, le corresponde proponerse estrategias en el trabajo docente educativo para formarlos en sentido positivo y lograr su máximo desarrollo. Lo que conlleva intrínsecamente a un perfeccionamiento de dicho proceso sobre bases científicas y en el que se considere la utilización de un sistema eslabonado y jerárquico de funcionamiento de las diferentes estructuras institucionales: los departamentos docentes con sus colectivos de asignaturas, los Colectivos de Carreras y los Colectivos de Años.

Los aspectos más relevantes de carácter educativo, en la universidad, se forman durante la instrucción y el papel del profesor como ejemplo de educador constituye un elemento primordial en el logro de tales objetivos. Si eso es así

¿Es posible dejar al libre quehacer de cada profesor la labor educativa? ¿Están dotados los docentes de los criterios de calidad necesarios para ello?

La universidad de hoy no es la misma de ayer, los cambios que diariamente surgen en el mundo influyen notoriamente en el diario accionar, cada uno de los componente de ella, debe moldearse para ajustarse óptimamente a estos cambios.

Cada elemento educativo debe trabajar de manera eficaz en el logro de los objetivos que estos cambios conllevan; y es aquí donde se llega a realizar el tratamiento del recurso humano como capital humano, es a este factor a quien debe considerarse de real importancia para aumentar sus capacidades y elevar sus aptitudes al punto tal en que se encuentre como un factor capaz de valerse por si mismo y entregarle lo mejor de si a su trabajo, sintiéndose conforme con lo que realiza y con como es reconocido.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet