BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

FUNDAMENTOS DE LA PLANIFICACIÓN URBANO-REGIONAL

Andrés E. Miguel Velasco, Pedro Maldonado Cruz y Julio Cesar Torres Valdez




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (283 páginas, 2.13 Mb) pulsando aquí

 

SEGUNDA PARTE

ELEMENTOS TEÓRICO- METODOLÓGICOS DE LA FORMULACIÓN DEL PLAN

CAPÍTULO V

LAS CARACTERÍSTICAS DE LA PLANIFICACIÓN URBANO-REGIONAL

5.1 LOS CONCEPTOS DE PLANIFICACIÓN Y PLANEACIÓN

La planificación es una metodología encaminada a determinar una acción futura, según una secuencia definida de etapas, útil cuando se requiere adelantarse a los hechos y/o se desea tener un control de los mismos. En general, se entiende por planificación aquella actividad que trata de influir en el comportamiento futuro de la sociedad por medio de la cual un sujeto o sujetos buscan como actuar sobre un objeto o sobre determinadas situaciones, para cambiarlas o conducirlas de acuerdo con ciertos propósitos, bajo el supuesto de que estos propósitos no serán alcanzados al menos que se introduzca la acción intencionada obtenida. Desde esta perspectiva la planificación urbano-regional es aquella actividad orientada a proyectar un futuro deseado y la manera efectiva de realizarlo, uno de cuyos resultados es el “plan urbano-regional”, el “plan municipal” o el “plan urbano”, así como su gestión y realización.

La planificación es un método para planear y resolver los problemas de las ciudades y regiones que se materializa en obras concretas, y es producto del trabajo de un equipo interdisciplinario que tiene como propósito facilitar la creación de riqueza económica y de todo tipo, así como el bienestar de la sociedad. La mayoría de las veces la planificación es un proceso complejo puesto en marcha por el poder central de una organización social o privada, con el objeto de inducir, voluntaria y conscientemente, cambios progresivos en la organización de las ciudades y regiones. La planificación puede entenderse como un proyecto social global en el sentido de que encarna el instrumento que hace converger los intereses individuales y colectivos en el logro de metas que tratan de anticiparse al futuro o controlar las situaciones. La planificación urbano-regional puede ser centralizada o descentralizada; participativa, imperativa o indicativa; estratégica, integral o sectorial; municipal, regional o nacional; prospectiva o coyuntural; en un contexto de equilibrio o contingente (desórdenes). La planificación determina el tipo de planeación que puede realizarse, pues de manera concreta, la planeación es el conjunto de actividades orientadas a realizar un plan. Incluye las siguientes fases:

 Planeación (formulación)

 Ejecución

 Seguimiento (control)

 Evaluación.

De acuerdo con el factor espacio, los niveles de planificación pueden ser:

• Internacional.

• Nacional.

• Regional.

• Estatal.

• Municipal.

• Urbano y local.

En este caso, el orden no indica necesariamente una menor dimensión o importancia de los niveles que están más abajo; así, puede haber una región que abarque más de un estado (por ejemplo, la región Sur de México, integrado por los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca), o un estado o provincia que contenga varias regiones diferentes, y ciudades que ocupen dos o más municipios (por ejemplo, Oaxaca se compone de ocho regiones administrativas: la Cañada, la Costa el Istmo, la Mixteca, el Papaloapan, la Sierra Norte, la Sierra Sur y los Valles centrales).

De manera específica, la planeación urbano-regional es una disciplina que forma parte de la planificación, asimismo derivada de un conjunto de ciencias, técnicas, e incluso artes, que tiene como meta plantear y controlar el desarrollo de la estructura urbana a través de la formulación de planes: zonificar, localizar y dosificar áreas y servicios más efectiva, económica y sustentable posible para facilitar la creación de riqueza económica y de todo tipo, así como el bienestar anhelado por la sociedad. En otras palabras, “planear” significa realizar un “plan”. Para este propósito, se deben considerar aspectos geográficos, ecológicos, económicos, sociales y políticos, y establecer los procedimientos jurídicos y administrativos, así como los calendarios y prioridades para realizar tanto las obras y servicios, como aquellos programas educativos y sociales que marchan paralelamente con la realización de las obras físicas.

Figura 5.1 La ubicación del Plan en el Tiempo

Aquí conviene señalar que un plan es el producto del proceso de planeación, y constituye la guía básica, escrita o no, de las decisiones y acciones requeridas para lograr un fin preestablecido. Normalmente se acostumbra a escribirlo en un documento que sirva de orientación para la toma de decisiones cotidianas, reduciendo la incertidumbre, una vez que se aprobó. Un plan tiene sentido cuando se trata de anticipar las acciones y productos a realizar. Esta anticipación es con respecto al tiempo, los recursos, o los logros deseados. Por consiguiente, un plan puede definirse como la guía básica escrita de las decisiones y acciones requeridas para anticipar y controlar las acciones y productos a realizar con respecto al tiempo, los recursos, o los logros deseados. Esquemáticamente, el plan aparece como un “nodo” que une diversos tiempos, normalmente el pasado, el presente y el futuro (figura 5.1).

El “plan urbano-regional” es la secuencia o previsión con la cual se proponen acciones concretas que buscan conducir el presente hacia el futuro que se considera de interés para la región y sus ciudades. Casi siempre el plan se materializa en un documento (texto, datos, mapas, planos y memorias de cálculos y costo), indicando las alternativas de solución al problema, necesidad o deseo que se plantea en la región y la ciudad, y la forma de llevarlo a cabo, determinando las actividades a realizar y asignando recursos, tiempos y responsables a cada una de ellas. El plan permite adelantarse y/o controlar los hechos, las circunstancias, y a trabajar con la idea, no tan fácil de aceptar, que el futuro no nace, sino que se hace, se crea. En resumen, el plan urbano-regional es el conjunto de actividades previstas en un documento por medio del cual un sujeto busca actuar sobre la región y la ciudad para cambiarlas de acuerdo con ciertos propósitos (Zenón 1991); o bien se considera el conjunto de procesos coordinados, sistemáticos y generalizados para la determinación de acciones tendientes a un desarrollo equilibrado y coherente de la región y sus ciudades (ANUIES). El plan se compone de varias etapas, las cuales son:

• Problemática, Justificación, Beneficiarios, Visión y Misión del Plan

• Contexto y Diagnóstico de Plan

• Prospectiva y Objetivos

• Estrategias, Políticas, Programas y Proyectos del Plan

las cuales se recomiendan para que las actividades previstas en el plan resulten lo más completas posibles. Posterior a la realización del plan se encuentran las etapas de ejecución, control, y evaluación.

En lo particular, evaluar significa dar valor a algo. Este proceso se utiliza en todas las etapas de la planificación: se evalúa para definir los objetivos básicos; se evalúa la información para determinar cuál es la necesaria; se evalúa para determinar cuáles son los principales problemas en el diagnóstico; se evalúa para seleccionar los medios más adecuados para por utilizar y las alternativas más favorables, y se evalúa el plan una vez ejecutado, para ver si se cumplió con los objetivos perseguidos. La evaluación es un proceso que permite retroalimentar y revisar constantemente la planificación (fig. 5.2).

.

En el inicio del diseño del plan resulta de importancia fundamental la definición de los beneficiarios o participantes del desarrollo regional. Por éstos se entienden aquellas personas, grupos sociales, instituciones, ciudades o regiones a las que el Plan ayudará a mejorar su calidad de vida. No es conveniente realizar el plan sin una idea clara de los beneficiarios, participantes y beneficios que éstos percibirán con la realización del plan.

Otro aspecto importante a destacar es la necesidad del plan, es decir, el conjunto de razones que determinan los requerimientos para la realización y la ejecución del plan. En la región y sus ciudades puede detectarse a través del análisis de los desequilibrios económicos, la destrucción de los recursos naturales, la pobreza, la enfermedad, la falta de empleo, la escasez de infraestructura o el crecimiento acelerado de la población, o de las decisiones políticas y sociales que se hacen manifiestas en la región y sus ciudades.

También al inicio del diseño conviene tener claro el modelo de planificación o las características del plan a realizar, y que constituye la línea teórica sobre la cual se fundamenta la acción de planificar. Es la guía de conceptos que delimitan el plan, por ejemplo, por su tamaño, por el ámbito, por la forma, por el propósito, por la duración, por la actualidad, o por la prospección que se espera del plan.

Otra etapa importante inicial la constituye la justificación del plan, que baraca el conjunto de problemas y razones que determinan la importancia o necesidad de realización y ejecución del plan. Puede lograrse a través de los beneficios y beneficiarios del plan, por ejemplo por la inversión que involucrará, los empleos generados, las empresas beneficiadas, la infraestructura construida, las instituciones involucradas, las familias beneficiadas, los municipios beneficiados, el medio ambiente protegido o recuperado, etcétera. Aclarar los beneficios esperados le da mucha fuerza y viabilidad al plan.

Posteriormente conviene definir la visión del plan, la cual indica el ¿para qué?, ¿con qué fin?, el propósito de la realización y ejecución del plan, así como la misión del plan: ¿qué se va a hacer finalmente para resolver la problemática del plan?

Una de las etapas que involucra más tiempo y recursos en la realización del plan lo es el diagnóstico del plan, el cual es la comprensión del estado actual del problema, situación, comportamiento del objeto de estudio (la región y sus ciudades, ciudad, empresa, etcétera), a través del análisis de la información histórica. Describe y explica las situaciones, problemas o escenarios actuales de la región y sus ciudades contemplada por el plan. Los diagnósticos pueden ser estratégicos o integrales; cuantitativos o cualitativos. Sus fases básicas son: definición del objeto de análisis (sistema); identificación de información y fuentes; recopilación de información; procesamiento de la información, interpretación de la información, determinación de los problemas; elaboración de escenarios de las situaciones analizadas; formulación de conclusiones y recomendaciones.

Conocido el diagnóstico se determina la problemática del plan, es decir, el conjunto de problemas detectados en el diagnóstico del plan, la cual puede considerarse coyuntural, estructural, de corto, mediano o largo plazo. Se recomienda que la problemática se estructure en escenarios para facilitar la interpretación y visión integrada de los problemas detectados en la región y sus ciudades.

El plan tiene sentido si se define la prospectiva del plan, la cual constituye la visión futura de un acontecimiento susceptible de modificaciones. Es la comprensión del estado futuro del problema, situación, comportamiento de la región y sus ciudades, a través del análisis de la información histórica. Describe y explica las situaciones, problemas o escenarios futuros del objeto de estudio del plan urbano-regional. La prospectiva puede ser estratégica o integral; cuantitativa o cualitativa. Sus fases básicas son: definición o determinación del escenario de la problemática reciente objeto de análisis; selección de la información; procesamiento de la información, interpretación de la información, determinación de los problemas; elaboración de los escenarios futuros; formulación de conclusiones y recomendaciones de que escenarios futuros deben ser considerados como estratégicos por el plan.

Posteriormente se definen los objetivos del plan, los cuales pueden ser general y específicos. El objetivo general es la finalidad última que se pretende alcanzar englobando todos los componentes del sistema que integran el plan urbano-regional. Por su parte, los objetivos específicos del plan constituyen la finalidad última que se pretende alcanzar considerando solamente los componentes parciales del sistema que integran el plan urbano-regional. Estos objetivos específicos a su vez pueden ser de corto, mediano y largo plazos.

Derivados de los objetivos devienen las estrategias del plan, que son la serie de acciones mediante las cuales se pretende llevar a la práctica el plan urbano-regional, y estas estrategias pueden ser económicas, políticas, sociales o ambientales, definidas en el corto, mediano o largo plazos. Las políticas definen las líneas de acción que permiten llegar a acuerdos entre los responsables del plan. Pueden ser económicas, políticas, sociales o ambientales.

Los programas constituyen el puente que facilitará la realización del plan en la región y sus ciudades, y constituyen la serie de acciones definidas para la realización del plan, y que incluye la determinación de las actividades, sus tiempos y responsables. Pueden ser de corto, mediano o largo plazos, de tipo económico, político, social, cultural, ambiental, de infraestructura, etcétera.

El plan remata en los proyectos, siendo éstos las actividades básicas acerca de las acciones futuras que pretende realizar el Plan. Es la guía básica de la realización de las actividades previstas por el Plan, concretamente especifican las acciones de los Programas, y por lo tanto pueden ser de corto, mediano o largo plazos, de tipo económico, político, social, cultural, ambiental, de infraestructura, etcétera.

Finalmente, cabe señalar que esta concepción general del contenido de un plan urbano-regional debe adecuarse a las características e idiosincrasia de las regiones donde se pretende aplicar, y depende de la experiencia y habilidad de los planificadores poder combinar la mayor cantidad de recursos y elementos posibles para la realización adecuada de los proyectos que pretende realizar, las personas que la habitan y la naturaleza que forma parte de la región y sus ciudades.

Hoy en día, la planificación urbano-regional se puede realizar de diferentes maneras: como ejemplo valga la propuesta de una planificación integral; o como una planificación parcial (plan maestro o de proyectos estratégicos). La planificación integral es el sistema de plantear y resolver los problemas urbano-regionales de manera integrada, al abarcar y relacionar todos los posibles enfoques, ya sean de planificación económica, familiar, agrícola, educacional, etc. (fig. 5.3). En el caso de una ciudad esto implica planificar infraestructura, servicios públicos, empleo, seguridad, comercio, turismo, cultura, etcétera.

Figura 5.3 La planificación integral

Cuando se planifica a través de planes parciales, planes maestros o proyectos estratégicos, se pretende definir acciones concretas de soluciones posibles deseables, de forma específica y materializable. Es un proceso metodológico que busca determinar las necesidades de la población, tanto cuantitativa como cualitativamente. Se basa en el análisis de las actividades prioritarias (o estratégicas), ya sean de espacio, de activación económica de ciertas actividades productivas y de servicios, de vivienda, educación, para “urbanizar” las colonias, etcétera. Son planes parciales, pero fundamentales para asegurar la mejora de la calidad de vida de las ciudades, localidades y para la región en su conjunto.

Como la planificación, se integral o parcial, debe referirse a determinado lugar del espacio y a cierto periodo, hay diferentes niveles de planificación. De acuerdo con el factor tiempo, hay tres niveles de planificación:

• A corto plazo: de 1 a 3 años.

• A mediano plazo: de 3 a 5 años.

• A largo plazo: de 5 años y más.

Un nivel internacional de planificación es el que realizan, por ejemplo, las empresas transnacionales; así, el nivel nacional se refiere a la planificación del país como conjunto; mientras que el nivel regional se refiere a una región definida previamente por alguna característica específica. Para hacer la planificación estatal, se toma el estado o provincia como universo, y el municipio pasa a ser el universo en el nivel municipal. La planificación urbana se ocupa de detectar los problemas y proponer soluciones para determinada ciudad o para un conjunto de ellas.

5.2 LA FASE ANALÍTICA DE LA PLANIFICACIÓN URBANO–REGIONAL

Toda actividad de planificación debe iniciarse analizando los hechos y realidades que ya existen, y la planificación del desarrollo urbano-regional no constituye una excepción. La fase inicial de la planificación resulta importante para toda la actividad de planificación regional. En la práctica, la etapa analítica de la planificación del desarrollo urbano-regional deberá concentrarse en la problemática de la región: la situación más reciente de las regiones y ciudades, y la evolución pasada que originó esa situación actual.

Toda fase analítica puede dividirse en dos etapas. En la primera se hace un análisis general de las regiones y de los problemas más importantes que plantea su desarrollo y se identifican los sectores que deberán estudiarse con más detalle. Durante la segunda se realizan estudios específicos de algunas cuestiones y problemas prioritarios (por ejemplo, levantamientos geológicos, bonificación de tierras y estudios de desalinización, etcétera). Los resultados de estas investigaciones especiales se comparan con los obtenidos en el análisis general, para deducir así conclusiones definitivas acerca del desarrollo posible y conveniente de las regiones y ciudades en el futuro.

La formulación–programación es una importante fase de la planificación, y su resultado final deberá establecerse con exactitud en el plan de desarrollo urbano-regional. Para lograrlo, la actividad de planificación debe pasar por tres etapas:

1. Determinación de las metas y objetivos globales del desarrollo urbano-regional.

2. Identificación y evaluación de los programas y proyectos de desarrollo.

3. Preparación de un plan de desarrollo urbano-regional coherente.

La meta principal de este desarrollo urbano-regional es el bienestar general de la población. Según la situación que exista en las regiones, esta meta puede formularse en función de distintos objetivos del desarrollo, por ejemplo:

 Como porcentaje de incremento del ingreso por habitante

 Como ritmo de aumento del consumo

 Como ampliación concreta del volumen de empleo

 Como diversificación de la economía regional

 Como expansión de los servicios de vivienda, enseñanza y salud, etcétera.

Las metas y objetivos convenidos se alcanzarán mediante una serie de programas sectoriales y de proyectos aislados. Estos programas y proyectos se elegirán, estudiarán en detalle y evaluarán según su contribución a las metas y objetivos del desarrollo urbano-regional.

5.3 LA ÉTICA DEL PLANIFICADOR

Toda organización social, por el solo hecho de serlo, supone la presencia explícita o no de valores o principios de observancia general que rigen las relaciones de los individuos para asegurar la vida de la sociedad en general. La determinación de los criterios éticoss que han de orientar un plan, en posibilidad de cometer errores y la dificultad de interpretar de manera adecuada los valores de los actores de la planeación son problemas asociados al sistema de normas de conducta válidas en una época para una sociedad, es decir, son problemas de orden ético. Antes de iniciar en la planeación, conviene analizar de manera específica los temas de este tipo que atañen al desarrollo urbano-regional en particular:

 El primer problema de la planeación consiste en determinar los principios éticos universales que rigen la vida de la sociedad en cuyo seno se realiza la planeación.

 El segundo problema ético que incumbe a la planeación es la posibilidad de actuar en base a los intereses de una parte de la sociedad ya sea intencionalmente o por error.

 El tercer problema ético para la planeación se desprende de la presencia de los responsables de realizarla, y de los afectados por ella en la definición de objetivos, y en la elección de los cursos de acción.

 El cuarto problema consiste en fundamentar las propuestas en el respeto a los valores de la ciudad y de la región donde se pretende actuar.

De manera “individual” la planificación es una actividad que reclama ciertos valores de quienes la practican, entre otros:

1) Capacidad de servicio a los demás: la planificación debe aportar resultados comunes, tanto para la colectividad como para los individuos, no para grupos o personas aislados.

2) Responsabilidad: la planificación reclama trabajo serio y puntual.

3) Honradez: sobre todo en la búsqueda de información cuantitativa y cualitativa, la cual debe ser veraz, no supuesta.

4) Capacidad para trabajar en equipo: los planes resultan mejores si son realizados tomando en cuenta todas las opiniones posibles y viables.

5) Paciencia: sobre todo en el trato a los involucrados en el plan, esta es una cualidad muy importante del planificador.

6) Imaginación y creatividad: la planificación no es un trabajo rutinario, mecánico ni lineal, es un trabajo muy especial, que tiende a aportar los grandes cambios y la mejora en la calidad de vida de la población.

En estos valores se sustenta la ética de un planificador, el cual, cuando materializa un documento y lo lleva a la práctica, debe garantiza que responde a las mejores expectativas de la sociedad. En este sentido, el planificador es un profesional cuya actividad principal es la realización de las etapas de la planificación: la planeación, la ejecución, el control y la evaluación. Una de sus actividades más comunes es la realización de los planes. Sus cualidades básicas lo son la paciencia, la discreción, la imaginación y la disciplina, pues una vez iniciada la planificación, no hay tiempo establecido para realizar las actividades: éstas se convierten en algo permanente.

La actividad del planificador no es autónoma, guarda una relación permanente con el beneficiario (o beneficiarios). Pero la relación entre ambos difiere según el tipo de planificación realizada según se indica en la figura 5.4

Según se observa en el esquema, la “planificación estratégica” se basa en una acción interactiva entre el planificador y el beneficiario, esto significa que ambos pueden decidir, en base a una coordinación y acuerdo mutuo, que es lo que más conviene. Lo anterior no sucede así en todos los tipos de planificación, pues en la “planeación normativa” el planificador puede hacerlo todo (recuérdese el dicho popular de los “planes de escritorio”); en tanto que en la “planeación participativa” el beneficiario prácticamente lo hace todo, siendo el planificador un ente pasivo, lo cual no conviene del todo, sobre todo cuando el planificador domina un campo que requiere de un conocimiento particular.

5.4 LAS DIMENSIONES DE LA PLANIFICACIÓN

La planificación es una actividad que en sus propuestas implica un conjunto de dimensiones tales como: la dimensión social, política, cultural, económica, científica y tecnológica, que se mencionan a continuación.

 Dimensión social.- La participación de una amplia diversidad de sujetos, situados tanto en el seno del sistema objeto de la planeación como su entorno, los cuales se verán afectados por los planes, programas y proyectos. En consecuencia dicho proceso atiende a una confluencia compleja de intereses y expectativas, vinculada a las características del referido conjunto de sujetos sociales.

 Dimensión científica y tecnológica.- Supone la aplicación de conocimientos científicos en función de un proceso de cambio, la realización de estudios de diagnóstico. La selección de prioridades y el establecimiento de metas, formulación de programas y proyectos, planteamiento de opciones de asignación de recursos, control y evaluación del proceso, diseño y aplicación de modelos.

 Dimensión política.- Un proceso de planeación requiere de la articulación de compromisos de acción para el futuro; se desarrolla dentro del marco jurídico institucional. En los planes, programas y proyectos siempre existe un contexto político 1) en el sentido que siempre se requiere negociar lo que se va a ejecutar; y 2) que muchos planes son producto de una voluntad política que desea ejecutar cosas en base a la planeación.

 Dimensión cultural.- Se debe tomar en cuenta la cultura propia del país y región, de la institución especifica donde se está llevando acabo la planeación.

 Dimensión económica.- La planeación tiene una dimensión económica en dos sentidos:

1. Los planes, programas y proyectos pueden convertirse en realidad a quedarse a nivel de documentos o permanecen inconclusos dependiendo de los recursos económicos.

2. Mediante la planeación se busca dar un uso óptimo a los recursos disponibles. La planeación se destina a racionalizar el proceso de la producción, distribución y consumo de bienes y servicios.

Estas dimensiones permitirán establecer las bases para el diseño e instrumentación de los programas y proyectos de desarrollo, apoyándose en el conocimiento de la situación actual, la realidad y en el pronóstico del futuro deseado, probable y factible y con este conocimiento establecer objetivos, derivar políticas y especificar metas, traduciéndose en programas a corto, mediano y largo plazos, operándolos mediante proyectos.

5.5 LOS TIPOS DE PLANEACIÓN

Por su parte, la planeación es el conjunto de procedimientos que conducen a la formulación y elaboración de documentos denominados planes, de cualquier naturaleza que estos sean . El plan es el conjunto de actividades encaminadas al logro de objetivos comunes, tratando se adelantarse a los acontecimientos por venir. En su realización influyen las actitudes de los administradores en relación al futuro. Según Ackoff, éstas pueden ser:

a) Inactivismo.- Los que van con la corriente procurando que no se mueva el barco (el presente es mejor que el futuro).

b) Reactivismo.- Los que van contra la corriente al preferir lo ya conocido en relación a los cambios o lo novedoso (el pasado es mejor que el futuro).

c) Preactivismo.- Los que no van con la corriente ni contra ella, sino que tratan de viajar adelante para prepararse mejor (el futuro es una extensión del presente).

d) Interactivismo.- Los que no resisten a la corriente ni viajan a ella, como tampoco procuran adelantarse; su propósito es encausarla hacia lo que se desea (existen muchos futuros, y uno de ellos es el que más conviene).

Existen diversas corrientes teórico-metodológicas de la planeación . En este caso, el término de corriente tiene la acepción de movimiento o tendencia sustentada en una teoría, en el caso del proceso de planeación son diversas teorías que por separado o combinadas, dan origen a distintas corrientes de planeación.

CORRIENTE DESCRIPCIÓN

FUNDAMENTO CONCEPTO CARACTERÍSTICAS

ADMINISTRATIVA

Surge de la Teoría Clásica del proceso administrativo.

Administración, es el proceso que comprende la dirección y control de las actividades de los miembros de una organización formal. 1. Considera la Planeación en sus tareas propias.

2. Tiende a separar la elaboración de planes de la ejecución, pero asigna esta función al administrador.

3. Prevé a corto y mediano plazo.

4. Las acciones tienden a la normalización o mejoramiento de la actividad.

DE SISTEMAS

De la Teoría general de Sistemas. Con un esquema de análisis bajo el modelo Insumo - Producto.

Sistema, es el conjunto de elementos interactuantes e interdependientes entre sí, integrado en una unidad funcional. (Medio ambiente, insumos y proceso de transformación).

 1. Integra los elementos del proceso de planeación, como un conjunto integrado y orgánico.

2. El diseño y ejecución es una actividad interdisciplinaria.

3. La responsabilidad es compartida por un equipo técnico.

4. Prevé a corto, mediano y largo plazo.

DE CAMBIO

Toma elementos de las corrientes de Sistemas y Administrativa.

Innovativa o de cambio, se enfoca a producir cambios significativos en un sistema determinado, a través del desarrollo de instituciones. 1. Se orienta a la creación de nuevas actividades usualmente de gran escala, mediante el inicio de una nueva línea de actividad.

2. Cree en el desarrollo en base a la participación de los sectores que se han de ver afectados por las medidas que se apliquen.

3. Prevé a corto, mediano y largo plazo.

PROSPECTIVA

Tiene elementos comunes de la corriente de Sistemas y de Cambio. Prospectiva, combina planteamientos futuros con el análisis de las tendencias históricas y crea o modifica los medios para lograr el escenario deseado. 1. Concibe el futuro más como dominio de la acción que como dominio del conocimiento.

2. Sus acciones se diseñan e implantan con el sustento de la participación de los involucrados en el proceso de planeación.

3. Prevé a mediano y largo plazo.

En la práctica, y a lo largo de su existencia, han existido diversos tipos de planeación, entre los cuales destacan :

 Participativa.- En la formulación y realización de los planes y programas intervendrán activamente las instituciones y los sectores que interactúan.

 Indicativa.- Se propondrán principios de carácter orientador para que cada institución adopte de acuerdo con su propia naturaleza y problemática, y mediante la concertación se logre al mismo tiempo el compromiso institucional en el cumplimiento de los objetivos nacionales y estatales.

 Comprensiva.- Enfoque racional de información exhaustiva para priorizar aspectos como equilibrio, sectores, áreas, fines, evaluación y control (es exhaustiva, política, ó herramienta de control).

 Iterativa.- Se orientarán permanentemente las acciones institucionales con base en la evaluación de los resultados obtenidos y en los cambios que ocurren en el entorno social, los cuales se van corrigiendo a través del método de “prueba y error”.

 Retrospectiva.- Parte de la exploración del pasado, observando su desenvolvimiento, las tendencias y el comportamiento de las variables implícitas; así determina cuáles futuros son factibles, luego selecciona lo más viable. En la concepción retrospectiva existen dos modalidades de planeación: la determinista y la probabilista. La “planeación determinista” se basa en un modelo donde las variables a considerar son susceptibles de control. Se trata principalmente de variables endógenas. En este caso se tiene certidumbre sobre los resultados. La “planeación probabilista” difiere en que se toman en cuenta tanto variables endógenas como exógenas que no están bajo control, por esto, sólo es posible determinar su probabilidad de ocurrencia a partir de su comportamiento histórico.

 Prospectiva.- Se planeará teniendo como referencia un futuro ideal de la sociedad involucrada. Puede ser interactiva o normativa, es el enfoque de sistemas en consideración a problemas y al futuro deseado.

 Integral.- Deberán cubrirse las funciones sustantivas y las tareas de apoyo administrativo, sumando esfuerzos para lograr la congruencia.

 Opcional.- Es necesario prever acciones alternativa para superar situaciones cambiantes que puedan afectar el desarrollo de los planes.

 Operativa.- Su acción debe impactar la toma de decisiones y el quehacer institucional en el marco de desarrollo equilibrado y coordinado.

 Planeación racional.- Operación cognoscitiva mediante la cual se selecciona inductiva y deductivamente una alternativa. Puede ser: a). Racional Funcional (empleo eficiente de medios de acuerdo a los fines); y b). Racional Sustancial (capacidad de comprender situaciones complejas pero decisorias).

 Planeación circunspectiva: Muestra leyes y aspectos recurrentes para hacer prescripciones basadas en el conocimiento (prioriza problemas del pasado), como su nombre lo indica, se basa en la actuación en base a las circunstancias. Puede ser determinista y probabilista.

También la planeación puede agruparse de la siguiente manera :

 Por el tamaño Macrospectiva La planeación puede ser integral.

Microspectiva La planeación puede circunscribirse a situaciones particulares.

 Por el ámbito De contorno De acuerdo al medio social que esta inmerso el objeto de estudio.

Integral Abarca todos los aspectos internos y externos al sistema.

De intorno (interior) Se centra en un funcionamiento interno.

 Por la forma Plan Maestro Se establecen programas, proyectos y acciones generalmente a largo alcance.

Plan Parcial Utilizada en Arquitectura e Ingeniería como sinónimo de planeación de una parte de una localidad.

Mediante esquema básico Fija líneas generales para el desarrollo del sistema.

Mediante programas y proyectos Las líneas generales sirven de marco de referencia para los programas y proyectos.

Mediante acciones específicas Es circunstancial y dirigida a responder a situaciones urgentes.

 Por el propósito Trascendente Busca producir cambios significativos en el sistema, y es casi siempre a largo plazo.

Estratégica Crea las condiciones y medios necesarios para llevar a cabo planes y programas prioritarios.

Resolutoria Es a corto plazo y sus efectos son inmediatos.

 Por duración Corto plazo Su duración es de hasta tres años.

Mediano plazo Su duración es de hasta cinco años.

Largo plazo Trasciende los cinco años.

 Por el curso de su acción Adaptativa Es altamente flexible durante el proceso de implantación

Estricta Es detallada, precisa y de corta duración.

 Por su significado

Innovadora Tiende a la búsqueda de nuevos métodos y caminos que permitan transformar el sistema.

Rutinaria Se refiere a actividades que se realizan continuamente y está delimitado en forma precisa.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet