BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

DESARROLLO SOSTENIBLE EN ESPAÑA EN EL FINAL DEL SIGLO XX

Alfredo Cadenas Marín y otros




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (305 páginas, 2,10 Mb) pulsando aquí

 


5.2.3 El Medio Ambiente Y El Desarrollo Sostenible En Navarra: Autogobierno Y Alto Nivel De Vida

La Comunidad Autónoma de Navarra ocupa sólo el 2% del total del territorio español. Está situada en la frontera pirenaica con Francia y posee unas características específicas que, de una parte la acercan y de otra la alejan de la realidad general española, en cuanto a la situación y perspectivas del desarrollo sostenible.

Uno de los rasgos distintivos de Navarra en relación con el resto de España es el carácter de su gobierno regional: su autogobierno implica un régimen fiscal autónomo, lo que permite orientar el gasto público con criterios próximos a los deseos de los ciudadanos que a los del resto de España, redundando, en definitiva, en una mayor capacidad para proceder a cambios de rumbo de la estrategia del Desarrollo Sostenible.

El territorio navarro cuenta con dos grandes regiones bioclimáticas (mediterránea y eurosiberiana), junto con zonas de transición mediterráneo-húmedas. Estas unidades biogeográficas tienen su reflejo en la ordenación administrativa de Navarra: la Navarra húmeda de los valles y cuencas pirenaicas, la zona media del Este de la región y la zona Sur, próxima al río Ebro; esta configuración bioclimática tiene importantes implicaciones en el análisis de las interacciones entre los diversos ecosistemas existentes y las actividades económicas que tienen lugar en la región.

Asimismo son constatables a efectos de este trabajo la idiosincrasia y el particular carácter autonomista del pueblo navarro. Sus gentes valoran mucho la riqueza de sus espacios naturales, su alto nivel de vida y sus costumbres y tradiciones muy vinculadas al mundo rural.

Tras la Comunidad de Madrid, Navarra ostenta actualmente el segundo puesto en el baremo de nivel económico de España. El PIB per cápita de la región en 2003 fue casi un 27%superior a la media española, situándose casi a la par que la media europea. En 2002, Navarra fue, junto con Murcia, la comunidad autónoma con mayor crecimiento económico (2,8% frente al 2% de crecimiento de la economía española).Este desempeño económico se ha logrado gracias a elevadas tasas de crecimiento sostenido en el tiempo, y ha sido consecuencia de la evolución desde una estructura socioeconómica eminentemente agropecuaria y rural a una principalemente industrializada, muy competitiva a escala nacional e internacional.

Navarra cuenta con una población de algo más de medio millón de habitantes. En términos comparativos, esta población representa sólo 2/3 de la población de otra región de alto nivel económico, también estudiada en este trabajo (las islas Baleares) y tan sólo un 1,3% del agregado nacional, sobre un territorio que representa el 2% del total español. La dispersión territorial de la población es, no obstante, bastante grande; la proporción de mayores de 65 años es un tanto elevada, pero las tasas de ocupación y empleo son muy favorables. El desempleo no supone más que un tercio de la tasa nacional, situándose en 2005 en torno al 5,1%, frente al 9,3% de media en España. Sin embargo, este nivel de desempleo se distribuye muy asimétricamente entre mujeres y hombres, cuadruplicando la tasa femenina a la masculina.

*Estado y evolución de los recursos naturales y el medio ambiente

La diversidad bioclimática, dado su contexto territorial, condiciona en gran medida la utilización y gestión de los recursos naturales de la región. En cuanto al estado y evolución de los recursos naturales utilizados hay que destacar que:

Los recursos hídricos se distribuyen entre las tres subregiones ya mencionadas de manera muy irregular. La subregión de la ribera, de clima más mediterráneo, ha demandado históricamente la creación de regadíos para la agricultura, lo que ha redundado en la construcción y utilización recurrente de infraestructuras hidráulicas, como embalses y canalizaciones. En la actualidad, se está planteando duplicar la actual extensión agrícola en regadío, lo cual puede tener graves implicaciones desde nuestro punto de vista, dado que estas previsiones estiman que el consumo de agua para usos agrícolas también se duplicará. Según el INE (datos de 1999) el 57,6% del uso de los 671 Hm3 de agua utilizados en Navarra es de uso agrícola, destinándose un 7,7% al abastecimiento urbano y un 34,7% al industrial

Es de destacar la existencia de importantes enclaves de zonas húmedas inventariadas a día de hoy e incluidas en el convenio RAMSAR de la UE. Los humedales de Navarra tienen gran importancia por los hábitats que procuran a especies tanto endémicas como en tránsito hacia otros lugares.

 Deben ser consideradas iniciativas dirigidas a promover no sólo la eficiencia sino una reducción en la utilización de recursos hídricos en la agricultura, como se mencionó en el epígrafe correspondiente de este trabajo.

 La situación actual de los ríos navarros es muy negativa en su confluencia con el Ebro en la zona sur de la región.

La erosión del suelo constituye un problema que afecta a la cuarta parte de las tierras de cultivo de Navarra. Por ello y gracias al buen sentido del gobierno autonómico, se está procediendo a su corrección y prevención utilizando un plan específico de conservación y gestión de ecosistemas fluviales, el cual es seguido con gran interés por las autoridades tanto nacionales como de otras Comunidades Autónomas.

 Iniciativas encomiables serían aquellas destinadas a promover la agricultura de conservación en las zonas más degradadas del sur de Navarra, especialmente en aquellas explotaciones dedicadas al secano, incentivando prácticas agrícolas de mínimo impacto en el suelo y favoreciendo la creación de lindes de vegetación entre fincas.

Especial mención merece el capítulo de gestión de residuos. En cuanto a residuos urbanos, si bien en la región no existen ciudades de gran tamaño, es constatable una producción acorde con el nivel económico-social alcanzado. En el año 2002, se produjeron alrededor de 1,5 ton/hogar, algo más que la media nacional (1,47), de los cuales se recoge el 87% en masa y el 13% de forma selectiva .

 Esto contrasta con otras Comunidades Autónomas como, por ejemplo, Baleares donde la proporción de recogida selectiva es aproximadamente de un 7% lo que marca una enorme diferencia al ser dos Comunidades con un alto nivel de vida.

 Se han logrado, de forma agregada, los objetivos de reciclaje establecidos en la Ley Nacional de Envases y Residuos para el año 2001, y de manera particular, en el caso del vidrio y el papel y el cartón.

 El aprovechamiento energético de residuos, sin embargo, es aún incipiente: actualmente sólo existe una planta de biogás.

En cuanto a los residuos clasificados como escombros, materiales de desecho de la construcción y tierras de excavación, se ha estructurado un sistema de empresas sin ánimo de lucro para recuperar zonas degradadas mediante técnicas de revegetación de espacios y vertederos.

Los residuos industriales ascienden a más de 1 Tm. por persona y año en Navarra, lo que da una idea de su importancia relativa. Ahora bien, la mayoría de estos residuos son destinados a vertederos controlados por mancomunidades o por las propias industrias: al parecer el 90% de los residuos industriales son reutilizados por otras industrias, si bien las tres cuartas partes corresponden con chatarras y materiales férricos, fundamentalmente aprovechados por la industria automovilística y de fundición.

Los residuos agrícolas, por otra parte, son generados por una agricultura y ganadería altamente intensivas en la región. Los plásticos de los invernaderos y los envases de fertilizantes y pesticidas, tras su utilización en la producción hortícola, son, o bien quemados al finalizar su vida útil, liberando productos tóxicos y gases contaminantes, o bien, abandonados sobre el terreno, afectando a la textura del terreno y produciendo efectos estéticos muy negativos.

 Existen iniciativas por parte del Gobierno Foral para implicar a la industria agroalimentaria en la gestión de los plásticos.

La ganadería estabulada e intensiva produce gran cantidad de estiércol y purines concentrados y, aunque ambos son en parte aprovechados para la fertilización del suelo, muchas veces se concentran espacialmente en determinadas zonas, dando lugar a problemas de contaminación hídrica, por ejemplo, en el Noroeste y en la zona media de Navarra.

En relación con el diagnóstico de la biodiversidad y los hábitats existentes, Navarra cuenta con la catalogación de 52 hábitats incluidos en la Directiva de Hábitats de la UE en la que se recogen tanto los bien conservados como los espacios amenazados de desaparición o en regresión. El 25% de los hábitats de la citada directiva comunitaria se refieren al territorio navarro, lo que contabiliza como el 43% del territorio español; es decir, con diferencia la mayor concentración de la geografía española.

 Ahora bien, tal riqueza de biodiversidad no presupone un buen estado de conservación. El gobierno autónomo de Navarra ha establecido un Catálogo de Especies Amenazadas, en el que están contempladas 398 especies de fauna en peligro de extinción y ___ especies vegetales con la misma catalogación.

También resulta de interés señalar aquí que Navarra tiene ocupado el 6% de su territorio por tres Parques Naturales incluidos en la Red de Espacios Naturales Protegidos de la UE, así como por 13 zonas de protección especial de aves y casi un centenar de reservas integrales y áreas de protección de fauna silvestre, de las cuales, 42 han sido propuestas a la UE como LICs para su integración en la Red Natura 2000.

 Dicha enumeración de espacios no conforman una auténtica red según los criterios para elaborar la Red Natura 2000 por su dispersión, aislamiento y presencia de actividad antrópica, tanto productiva como recreativa. Tampoco existen un número suficiente de corredores ecológicos, imprescindibles para interconectar entre sí dichos espacios.

**Análisis del impacto de los principales sectores económicos sobre el medio ambiente

El sector primario representa alrededor de un 4,6% del VAB de la economía navarra y un 5,9% de los ocupados, datos algo inferiores al nivel medio español. Existen varias características del sector agrario navarro que pueden afectar a su desarrollo económico y social y a sus efectos sobre el medio ambiente:

• Lo agropecuario constituye la base económica de la zona navarra próxima a los Pirineos y a la Ribera Alta.

• Existe una orientación preeminente hacia la industria de la transformación agroalimentaria.

• Es además verificable la existencia de un alto grado de cooperación y asociacionismo agrario imbricado en el entorno rural. Esto se debe tanto a la actitud de sus gentes como, posiblemente, a los acertados diseños del gobierno navarro.

• Es notoria la diversificación productiva agropecuaria tanto en lo agrícola como en lo ganadero. Ocurren en el campo navarro muy diversas orientaciones productivas, con predominio de cereales, hortalizas y frutas, vinos, porcino, vacuno y lácteos.

El impacto sobre el desarrollo sostenible y, en particular, sobre la faceta medioambiental no es fácil de desentrañar. El tejido social navarro está muy imbricado en su entorno rural y en la actividad agropecuaria y su transformación; es decir, forma parte de su particular idiosincrasia y cultura y también de su capacidad económica. Sin embargo, los efectos ambientales de la agricultura navarra no se pueden obviar:

 La agricultura intensiva de regadío da lugar a la presencia de contaminación en el suelo y en las aguas. El alto grado de insumos productivos utilizados hace inevitable la producción subsidiaria de elementos contaminantes.

 Ocurren, con frecuencia, fenómenos de erosión, sobre todo en las subregiones cerealistas y en las tierras marginales cultivadas.

 La carga ganadera a la que se somete a los ecosistemas resulta a veces excesiva.

Pero, pese a todo ello, la situación y perspectivas del desarrollo sostenible del campo navarro son positivas , aunque con las tensiones propias de un sector agroalimentario que, basándose en técnicas productivas tradicionales, busca una mayor ecoeficiencia mediante prácticas integradas más ecológicas y, adicionalmente, un aumento de calidad específica de sus producciones.

El sector industrial de Navarra supone el 33,1% de su VAB, proporción significativamente superior a la media nacional con un 25,2% de los ocupados trabajando en el sector. Navarra es, por consiguiente, una región predominatemente industrial; este hecho se refuerza si se incluye en el sector industria actividades como la construcción, lo que la situaría en el 41,1% y 37,4% en términos de producción y empleo respectivamente.

La estructura productiva industrial navarra se concentra en los subsectores del automóvil y los transformados metálicos, en la industria agroalimentaria, en la producción de papel y en las actividades relacionadas con las artes gráficas. Esta producción tiene lugar tanto bajo entramados de tipo multinacional (automóviles), como en PYMES de reducido tamaño, combinándose así un modelo de desarrollo endógeno (que aprovecha los recursos del territorio) con otro de tipo exógeno (localización en la región de empresas de capital foráneo).

El impacto ambiental producido, si bien está siendo corregido, no es despreciable. La mancomunidad de la Ribera Alta es la única que cuenta con un plan efectivo e integral de recogida de residuos industriales. En el resto de las mancomunidades las propias industrias dicen recoger sus propios residuos tanto de chatarra como de papel, cartón y plástico.

 En cualquier caso, el cumplimiento de la normativa es bastante laxa, exigiéndose sólo en dos mancomunidades que se cumplan con rigor las autorizaciones de vertidos.

En cuanto al sector energético navarro es relevante mencionar que las energías renovables tiene por otra parte una importancia considerable a nivel de conjunto del Estado español. En 1996 el Gobierno Foral de Navarra estableció que para el año 2010 el 100% de la energía eléctrica de Navarra tendría su origen en energías renovables

 Merece recordarse el hecho de que para el conjunto español y para la UE los objetivos establecidos son del 12% desde el actual 4,5%.

El origen minihidráulico y eólico habría de dar cuenta de la aportación all cambio tecnológico deseable en el sector energético . Sin embargo, aunque efectivamente el desarrollo tecnológico de los aerogeneradores ha sido y es espectacular, Su contribución al Desarrollo Sostenible es muy relevante (tanto en términos de reducción de contaminantes asociados a las energías fusibles, como en términos de empleo) existe también algún aspecto negativo, como su notable afección paisajística y ambiental. Así mismo, en relación a la anterior iniciativa, al menos una empresa navarra se encuentra a la cabeza mundial de la innovación tecnológica en la energía eólica.

 El significativo liderazgo navarro en energías renovables puede ser contrarrestado por planes energéticos nacionales que prevén la construcción en Navarra, a orillas del río Ebro, de dos grandes centrales térmicas con el consiguiente impacto ambiental por emisiones.

El sector servicios procura el 54,7% del VAB regional (el promedio nacional es del orden del 66,5%) lo que, como se explica más arriba, se corresponde con una mayor aportación del sector industrial. El turismo tiene una importancia modesta y a igual nivel que la sanidad, educación, transportes y comunicaciones. El turismo es menos estacional en Navarra que en otras regiones, dada la abundancia de alojamientos rurales y las actividades recreativas que se desarrollan en Parques Naturales y paisajes y áreas forestales protegidos. Esta diversificación es positiva para el desarrollo sostenible, tanto con respecto al empleo, como por la relativa menor presencia de épocas con fuerte concentración de los impactos ambientales derivados de esa actividad.

 La actividad turística navarra, incentivada por los criterios de la Administración, cuida especialmente los aspectos ambientales, aunque es preciso que se eviten las grandes concentraciones que ocurren en temporada alta. De aquí que la red de senderos y alojamientos rurales se estén continuamente perfeccionando para llegar así a una mejor ordenación del impacto ambiental causado por el turismo.

El sector transportes tiene una importancia comparable al turismo desde el punto de vista económico. Esta importancia radica tanto en la existencia y futura construcción de grandes infraestructuras viarias con un previsiblemente importante impacto ambiental como en el caso del proyectado eje transpirenaico, como en el hecho físico del transporte, lo que facilita enormemente el comercio interregional e internacional. El impacto ambiental, por consiguiente, está relacionado con la afección del territorio debido a la construcción y existencia de las citadas infraestructuras y por la contaminación, tanto acústica como atmosférica, producida por el transporte de carretera.

***Iniciativas y acciones regionales dirigidas a mantener el rumbo hacia un desarrollo sostenible y deseable

La caracterización de la Comunidad Autónoma de Navarra al respecto de las iniciativas y acciones sobre Desarrollo Sostenible entraña un gran optimismo, pues se trata de una Comunidad Autónoma casi ejemplar en términos comparados con el resto de España. Su administración regional parece estar muy pendiente de los conocimientos y experiencias más allá de su territorio. En ocasiones su actuación ha sido pionera y hasta audaz en sus planteamientos; de otra forma no hubiera sido posible que Navarra se adelantara al cambio hacia la implantación de energías renovables y al futuro establecimiento de una tupida red de espacios ambientales protegidos. Una vez más interesa destacar la existencia en la región de instituciones con una orientación clara de desarrollo sostenible lo que permite avanzar continuamente por una senda de sostenibilidad.

Al respecto cabe destacar las siguientes acciones realizadas por el gobierno regional y los ayuntamientos:

 Elaboración de la Estrategia Navarra para el uso sostenible y conservación de la Biodiversidad y Plan de Acción 1999-2004.

 Los proyectos y el Plan Regional para el desarrollo rural.

 La articulación de medidas agroambientales y el fomento de la producción integrada y la Agricultura Ecológica.

 El Plan Integral de Gestión de Residuos.

 El Plan Forestal

 La Ley de Espacios Naturales Protegidos

 El decisivo impulso para la realización de Agendas 21 a nivel local

 La articulación de un marco apropiado a los posibles cambios de orientación de la PAC, a resultas de la Agenda 2.000 y del panorama futuro relativo a la ampliación de la UE hacia el Este.

Desarrollo rural, Navarra contaba a inicios del año 2000 con cuatro proyectos y grupos LEADER que afectaban al 75% de su territorio y casi al 40% de su población. En la actualidad, podemos encontrar 6 acciones LEADER+ y 4 grupos de acción local en Montaña de Navarra, Riberra de Navarra, Tierra Estella y Zona Media de Navarra, que afectan al 50% del territorio navarro. Hace seis años, se aprobó en la UE el Plan de Desarrollo Rural de Navarra 2000-2006 junto a los de Cataluña y Aragón. Dicho plan suscitó gran entusiasmo entre la población produciendo la articulación de intereses necesaria para una gran participación social. Es de esperar, por consiguiente, que su efecto final consiga las metas deseadas, tal y como se describe en la estrategia LEADER de la UE, comentada en un epígrafe específico de este libro.

En cuanto a las medidas agroambientales y a los necesarios ajustes a escenarios de evolución futura de la PAC debe señalarse que hace más de un lustro que las autoridades navarras tomaron medidas en tal sentido, promoviéndose la actividad de formación en técnicas y métodos de producción agropecuaria compatibles con la conservación del medio ambiente. Por eso, actualmente, el arriba mencionado Plan de Desarrollo Rural contempla cuatro medidas: el fomento de la producción integrada, el fomento de la agricultura ecológica, el mantenimiento de razas en peligro de extinción y el establecimiento de sistemas de intensificación productiva para una mejor protección del entorno natural.

 Navarra se ha adelantado a las directivas de la UE y a los nuevos reglamentos nacionales. Ello se debe a que, además de las motivaciones conservacionistas existentes entre los ciudadanos sobre del medio natural, su gran dependencia en la producción y el comercio agroalimentarios ejerce mucha influencia en la búsqueda de una mayor calidad y salubridad de su sector agropecuario.

Merece la pena destacar la existencia de una Estrategia Navarra para la Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad y un Plan de Acción que pone en un mismo plano ambos objetivos, y plantea medidas para tratar con todos y cada uno de los vectores de impacto causados por la actividad humana, referidos a continuación.

En relación con los residuos, tal y como se ha indicado ya, Navarra cuenta desde 1.999 con un Plan Integral de Gestión de Residuos que reúne, siguiendo un planteamiento integrado, todas las medidas aplicables a las distintas categorías existentes de residuos y envases. El Plan estipula hitos de consecución de objetivos a corto y medio plazo con relación a residuos sólidos urbanos, industriales y agrícolas. Los objetivos nacionales del 2001 se cumplieron en Navarra en el año 2000. De cualquier modo, el problema de los residuos industriales necesita ajustes importantes, con una mayor participación de las empresas contaminantes. Los indicadores bióticos relativos a los ríos, por ejemplo aguas abajo y en la zona Sur de Navarra, muestran índices de contaminación en aumento.

La Ley de Espacios Naturales de Navarra data de 1.996 aunque la declaración de espacios protegidos ha continuado desde entonces. La superficie así protegida puede alcanzar el 22% del territorio en un plazo relativamente breve; de aquí que completar la Red Natura 2000 sea un objetivo deseable y alcanzable.

El Plan Forestal de Navarra plantea para los próximos años una estrategia de gestión integral del bosque en el que se concilian objetivos de producción con metas de conservación; a ello se suma la importante aportación financiera pública.

Las iniciativas del tipo Agenda 21 local están siendo impulsadas desde el gobierno foral desde 1.998. Entre 1998 y 1999 se firmaron actas de adhesión para el compromiso de la Carta de Aalborg por parte de un tercio de los dieciocho municipios navarros con más de 4.000 hab. (lo que representa el 60% de la población navarra). El compromiso supone la financiación de auditorías ambientales con las que, entre otras cosas, se pretende diseñar indicadores de sostenibilidad que evalúen los avances del Plan de Acción local sujeto a la Agenda 21.

En relación a las empresas, en tanto que actores sociales inmersos en los procesos de desarrollo que pretenden calificarse como eco-responsables, la situación navarra es análoga a la de otras Comunidades Autónomas.

 El gobierno navarro ha establecido dos objetivos para la empresa industrial: de una parte, elaborar programas de estricto cumplimiento de la legislación ambiental y, de otra, la implantación de sistemas de gestión ambiental y ecoauditorías.

 Se ha creado una Fundación Navarra para la Calidad que incluye objetivos medioambientales y la obtención de certificados ISO 9000 e ISO14001. Con todo ello las empresas en el futuro podrán avanzar más rápido en la consecución de la sostenibilidad ambiental. Además podrán recuperar parcialmente las inversiones realizadas aumentando el precio de sus productos de forma proporcional al aumento de calidad de los mismos.

Las entidades educativas e investigadoras de Navarra tienen en España una buena reputación. Su involucración en cuestiones de desarrollo sostenible es encomiable, sobre todo en el ámbito de los asuntos medioambientales. Durante años el Gobierno Autónomo Foral de Navarra ha acudido a su universidad tanto para conocer como para resolver los problemas planteados. Esta actitud es, en el criterio de los redactores de este trabajo, digna de ser alabada por cuanto, en principio, queda asegurada la neutralidad política necesaria para abordar nuevas iniciativas y cambios de rumbo en torno al desarrollo sostenible.

Las ONGs que actúan en Navarra mantienen un aceptable nivel de colaboración con el Gobierno Foral. Sin embargo, durante años, se han producido enfrentamientos por motivo de asuntos diversos. Así, en el ámbito energético, actualmente, las asociaciones ecologistas se oponen a la decisión de que se admita la construcción de dos centrales de gas en la ribera del Ebro; en relación con la política hidráulica, se oponen a la creación de una infraestructura de regulación, mediante la presa de Itoiz-Canal de Navarra y, así mismo, son opuestos a aceptar la existencia de las Bardenas como Parque Natural, ocultándose en su interior un polígono de tiro del Ejercito español.

 Existe, por otra parte, desconfianza ciudadana respecto de los movimientos ecologistas en Navarra, que, dadas sus actuaciones en ocasiones radicalizadas, ve en estas asociaciones una cierta vinculación con los movimientos radicales de Euskadi.

Finalmente debe expresarse aquí que la sociedad navarra se enfrenta a un dilema, en su sustancia análogo al que se enfrentó y enfrenta España en relación a su Plan Hidrológico. Mientras los intereses agrarios de la zona de la Ribera próximo al Ebro reivindican una mayor utilización del regadío a partir de aguas conducidas por el Canal de Navarra, las zonas de la montaña defienden su riqueza natural y paisajística. Conciliar ambos intereses constituye un formidable reto para los políticos.

En suma, y a modo de conclusión, debe reseñarse que, tal y como queda expresado en los sucesivos epígrafes de este capítulo dedicado a Navarra, su desarrollo sostenible marcha en la buena dirección aunque diversos avatares pueden, de súbito, torcer su rumbo. Este diagnóstico positivo no debe, sin embargo entorpecer la búsqueda de nuevos objetivos así como de nuevos mecanismos e instrumentos que lo hagan posible. El alto grado de autogobierno navarro puede demostrar, o negar, la conveniencia de ámbitos jurisdiccionales, más o menos estrechos, en cualquier estrategia de desarrollo sostenible.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet