BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

EL FOLKLOR AFROCUBANO EN LAS MANIFESTACIONES RELIGIOSAS DE LA COMUNIDAD MOENSE

Elio Norka Góngora Arguelles




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (73 páginas, 162 kb) pulsando aquí

 

 

1.2 El folklor afrocubano

El folklor afrocubano, en la cultura del pueblo cubano se encuentra representado en diferentes aristas entre las que se destacan:

Comidas tradicionales: frijoles negros, ajiacos y casabe.

Medicina: cocimientos de tilo, manzanilla, jazmín.

Articulo de vestir: el sombrero de yarey, las chancletas de palo

Artículos de casa: la casuela de barro, el estropajo de soga

Instrumentos musicales: la tumbadora, la campana, el bocú, el land, etc

Bailes: son, danzón, rumba, chachachá, conga.

1.3 La conciencia religiosa.

El estudio de la conciencia religiosa implica el análisis de las otras partes integrantes del sistema religioso: culto, ritual e instituciones religiosas; sin cuyo conocimiento es imposible abordar profundamente el problema de la conciencia religiosa; ellos influyen significativamente en la dinámica y reproducción de la misma. La actividad humana, la conducta, intereses, motivaciones, ideas, concepción del mundo, etc., solo adquieren una orientación religiosa cuando se vinculan a la creencia en lo sobrenatural. Se genera así lo que se le denomina conciencia religiosa; la misma constituye el elemento principal del complejo religioso. La ciencia, desde el punto de vista ontológico, ha demostrado que no existe la idea y el sentimiento religioso innato y que la conciencia religiosa es un fenómeno condicionado socialmente, sujeto a regularidades. La misma es una forma específicamente humana, surgida históricamente, un reflejo de la realidad, del ser y de las condiciones de vida de los hombres. La conciencia religiosa es una forma de reflejo de la realidad y también un resultado de la producción espiritual, este último aspecto se manifiesta en las funciones sociales de la misma. Por estas razones un enfoque de la conciencia religiosa solamente desde la perspectiva de la gnoseología es limitado, lo que hace necesario un análisis sociológico que revele el vínculo de esta con la actividad práctica de los hombres. La conciencia religiosa es existencia consciente, porque es creada, producida por hombres que producen, también, su vida material, su existencia social. La conciencia religiosa se modifica de la misma manera en que se desarrolla y perfecciona la producción material, aunque con respecto a la misma posee independencia relativa. La economía determina solo la orientación general del desarrollo de la producción espiritual. La conciencia religiosa como forma de la conciencia social es una reproducción en la cabeza de los hombres de su esencia social, que se ha separado de él y se ha vuelto independiente. Una importante problemática a dilucidar en el presente trabajo es la definición de religión y de conciencia religiosa, así como de su estructura. No se puede identificar a la religión sólo con un reflejo fantástico de la realidad, pues no todo reflejo fantástico es religioso. En este aspecto no coincidimos plenamente con la definición de F.Engels (1975), sin embargo, estamos de acuerdo con su principio de que está presente la religión, en su esencia, cuando existe la fe religiosa, la creencia en la existencia real de lo sobrenatural. Es incuestionable que F.Engels puso al descubierto la verdadera naturaleza de la religión: "...la religión no es otra cosa que el reflejo fantástico que proyectan en la cabeza de los hombres aquellas fuerzas externas que gobiernan su vida diaria, un reflejo en que las fuerzas terrenales revisten la forma de poderes sobrenaturales." (Engels, 1975, pág.384)

1.3.1 Folklor Religioso

Es el saber del pueblo, contrapuesto al saber culto u oficial. Sus manifestaciones pueden ser múltiples: refranes, narraciones, cuentos, leyendas, creencias, ritos, costumbres, gestos, arte, canciones; todo cuanto puede manifestar de algún modo el pensar y el sentir de un pueblo.

Varios pueden ser el origen de cualquiera de esos elementos: una persona, una familia, un suceso, etc.; decantación del saber de generaciones o de genios individuales, o de civilizaciones extinguidas; pueden haber sido paulatinamente inducidos -de modo consciente o inconsciente- por el mismo saber oficial; pueden, en fin, coincidir con el pensamiento culto oficial, oponerse, o diferir; así como pueden ser aprobados, tolerados, fomentados o condenados por la autoridad o dirigentes de cada momento. Se trata de elementos, que han arraigado masivamente de tal modo que parecen connaturales con un pueblo o sociedad; son como su creación.

Aplicando esto al Folklor religioso, podrán decirse elementos folklóricos religiosos de un pueblo dado todos aquellos -creencias, ritos, costumbres o prácticas religiosas- que la religión oficial por ese pueblo profesada no expresamente comparta o imponga, aunque tal vez los tolere, o incluso favorezca. Tales elementos no pertenecen a la esencia de la religión oficial; son patrimonio del pueblo que dentro de esa religión sigue conservándolos, como los podría haber conservado en otra diferente.

El folklor religioso no es lo impuesto por la religión oficial, que podrá tolerarlo o incluso fomentarlo, pero no imponerlo. Si la religión oficial lo impone, ya no es folklor religioso, sino religión oficial y organizada.

Es posible hablar de verdadero folklor en aquellos casos, más bien raros, en que las religiones nuevamente surgidas se hayan liberado de esas tradiciones y dejen de enseñarlas, aunque toleren que el pueblo siga con ellas en su espíritu conservador. Puede discutirse si esas mismas tradiciones de los orígenes, no siendo ellas folklóricas, puedan contener, sin embargo, elementos folklóricos. Se considera que sí, muchos elementos meramente representativos y expresivos se deben al pueblo, que plastificó la tradición que contenía un fondo doctrinal propuesto por la religión oficial para así acomodado mejor entender este mismo contenido.

El sincretismo religioso Al no poder adorar a sus dioses libremente, los esclavos africanos lo hicieron a través de los santos e Imágenes de la religión cristiana católica europea predominante, la cual le había sido impuesta. De esta forma se produjo la transculturación, o lo que hoy se conoce como el “sincretismo afrocubano”. Entre los credos sincréticos se destacan la Regla de Ocha o Santería; la Regla Congo.

RELIGIÓN

Conjunto de creencias o dogma a cerca de la divinidad y de las prácticas rituales. Aceptación de la existencia de fuerzas o seres transcendentes, supranaturales acompañado con el reconocimiento de la existencia de cosas sagradas.

VALOR ESPECÍFICO DE LA RELIGIÓN

- Ser la única dadora del camino a la salvación espiritual.

- Única capaz de regular los más preciados valores humanos.

- Es una excelente reguladora de la conducta del hombre y de la sociedad.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet