BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

ACCIONES ENCAMINADAS A CONTRIBUIR CON LA CAPACITACIÓN DE LOS CUADROS, PARA DIRIGIR LA PREPARACIÓN DE SUS RESERVAS EN EL PUESTO DE TRABAJO

Ramón González García



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (133 páginas, 254 kb) pulsando aquí

 

 

CAPITULO I: ANTECEDENTES Y FUNDAMENTOS TEÓRICOS DEL SISTEMA DE CAPACITACIÓN A LOS CUADROS EDUCACIONALES

En este capítulo se aborda la evolución del proceso de capacitación de los cuadros educacionales en la etapa revolucionaria, se incluyen los referentes teóricos de la capacitación y del cuadro de dirección así como la definición de conceptos por diferentes autores y personalidades históricas de Cuba, y se destaca su importancia esencialmente en Educación, reflejándose además la existencia del ciclo directivo, su utilidad y correspondencia con las características del Sistema de Trabajo del Ministerio de Educación al desarrollar por parte de los cuadros la capacitación en el puesto de trabajo con sus reservas.

1.1 . Breve análisis de la evolución histórica del proceso de capacitación de los cuadros educacionales.

La capacitación de los cuadros educacionales, ocupa un lugar importante en la profunda Revolución Educacional llevada a cabo en el país, se convirtió en un proceso formalizado e institucionalizado y constituye un nítido reflejo de la prioridad dada por el Gobierno Revolucionario desde los años iniciales de la construcción de la nueva sociedad, a la capacitación y superación de cuadros.

Este proceso pedagógico de carácter especial no ha sido objeto hasta el presente de estudios de carácter histórico – lógico que permitan distinguir sus regularidades, establecer sus características más importantes y disponer de una periodización sobre su evolución y desarrollo lo que de igual manera sucede en el caso de una de sus formas de realización, es decir la capacitación en el puesto de trabajo que es precisamente el campo de esta investigación encaminada a contribuir con la capacitación de los cuadros para dirigir la preparación de sus reservas en el puesto de trabajo.

Por tanto, llegar a concluir lo que se expone como antecedentes del fenómeno, concerniente a su planificación, organización, ejecución, control y evaluación, resultó una ardua tarea en la que las fuentes fundamentales para la información fueron, básicamente, documentos normativos del Estado y el MINED, informes valorativos sobre la actividad elaborados a estos niveles y algunos trabajos de investigación dirigidos a estos fines (30:Caballero, E., 1996; 55:Ferrer, M., 1997; 63:García, L. y otros, 1996; 67:Gómez, L.,1995; 105:MINED,1978; 106:MINED,1979; 107:MINED,1980; 108: MINED, 1981; 109: MINED, 1982; 110: MINED, 1983; 104: MINED, 1985; 99: MINED, 1995 Y Pérez, M., 1996).También fue de gran valor la información lograda a través de la aplicación de los métodos y técnicas empíricas de investigación. En el desarrollo histórico del proceso de capacitación y superación de los directivos educacionales en Cuba, tras el triunfo de la Revolución, pueden distinguirse cuatro etapas (1959 – 1973, 1973 – 1983, 1983 – 1991, 1991 hasta la fecha), que se pueden deslindar a partir de los principales objetivos y tareas de la política educacional y los niveles de desarrollo educativo logrados por el país, tanto en lo cuantitativo como cualitativo, y con el perfeccionamiento de la política relativa al trabajo con los cuadros.

Para abordar la lógica del contenido de las etapas se partió de considerar los siguientes indicadores.

1. Transformaciones en la política educacional cubana.

2. Niveles de desarrollo educativo logrados en Cuba después de 1959.

3. El perfeccionamiento de la política de cuadros y la atención al proceso de capacitación de estos.

La primera etapa (1959-1973) se corresponde con el inicio de la primera Revolución Educacional, cuyo contenido esencial fue dar solución a los grandes problemas del pasado neocolonial, la reorganización y tecnificación del Ministerio de Educación y la toma de medidas inmediatas para eliminar el analfabetismo y garantizar la extensión de los servicios educacionales tuvo como rasgo esencial, la emergencia y el predominio de formas como cursillos y seminarios y los objetivos centrados, fundamentalmente, en el logro de una formación pedagógica elemental y el dominio del contenido de las disciplinas que se impartían en las instituciones educacionales. Durante esta etapa se destacan en materia de administración los trabajos del Comandante Ernesto Guevara. En sus diversos puestos de dirección y muy especialmente al frente del Ministerio de Industrias, se reveló como un eficaz organizador.

• En su trabajo se destacó:

• La habilidad para formar y desarrollar directivos.

• El estudio sistemático para el perfeccionamiento de la teoría y método de dirección en las condiciones del Socialismo.

• La creación de la primera escuela para formar dirigentes.

Esta etapa se caracterizó por:

• Los objetivos centrados en el logro de una formación pedagógica elemental.

• La búsqueda del dominio del contenido de las disciplinas.

• La formación pedagógica elemental para enfrentar el analfabetismo.

• El uso de cursillos y semina¬rios como formas de superación a los directivos.

La segunda etapa (1973-83) se asocia con el inicio del primer plan de perfeccionamiento del Sistema Nacional de Educación a partir de 1975, el crecimiento abrupto de las matrículas en el nivel de Educación Media y el surgimiento de las escuelas en el campo y el Destacamento Pedagógico “Manuel Ascunce Domenech”, como fórmulas revoluciona¬rias para dar respuesta a dicho fenómeno; así como con la creación del Ministerio de Educación Superior y el Sistema de la Educación de Postgrado (1976), y el surgimiento de los Institutos Superiores Pedagógicos (1976), además:

• Se destacó la necesidad de capacitar a los inspectores, directores y responsables de cátedras

• En la inauguración del curso escolar 1973-74, el líder de la Revolución Cubana señalaba entre las principales tareas del Ministerio de Educación: la realización de cursos de superación a cuadros de nivel Superior, Medio y Básico y explicaba que aun no se disponía de todos los cuadros, pero no se desmayaría jamás en el propósito de lograrlo.

Se desarrolló la Segunda Revolución Educacional con la creación de las escuelas de nuevo tipo. Esta etapa se caracterizó por:

Creación del Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunse Domenech".

Creación del Ministerio de Educación Superior y de los Institutos Superiores Pedagógicos.

El uso de los seminarios nacionales para dirigentes con el objetivo de capacitar a los directores para dirigir el perfeccionamiento y elevar su idoneidad en cuestiones, de la didáctica, la pedagogía y la psicología.

Surge el Sistema de la Educación de Postgrado.

La tercera etapa (1983-91) coincide con el establecimiento jurídico del Sistema de trabajo con los Cuadros del Estado (Decreto Ley No. 82 del 13 de Septiembre de 1984) y la concepción de la preparación y capacitación de cuadros como uno de sus subsistemas. Tuvo como contexto el planteamiento de la voluntad política y el inicio de las acciones para el logro de la calidad del sistema educativo, con las consecuencias que ello implica en la preparación, capacitación y superación de los cuadros educacionales. Y se produjo la inauguración en 1986 de la Escuela Nacional de Cuadros Educacionales que durante tres cursos atendió por esta vía y de forma centralizada los directivos fundamentales del sistema.

En la década de los 90, se desarrollaron cursos, dirigidos por el Sistema Único de Preparación y Superación de Cuadros del Estado y sus Reservas (SUPSCER), los que funcionaron en la propia escuela de este nombre, y el Instituto de Perfeccionamiento Educacional (IPE) de la provincia Las Tunas y el Instituto Superior Pedagógico “Pepito Tey”, para la capacitación a directores pero con un carácter selectivo. En este curso no se tenían en cuenta las potencialidades de los directivos según la entidad que dirigía y sus características, solo se aplicaba un acercamiento a la determinación de necesidades de aprendizaje en función de las temáticas seleccionadas. Esta etapa se caracterizó por:

• Establecimiento jurídico del Sistema de Trabajo con los Cuadros del Estado.

• Concepción de la preparación y superación de cuadros como uno de sus subsistemas.

• Preocupación del Estado por elevar la calidad educativa.

• Preparación y superación de los dirigentes educacionales.

La cuarta etapa (a partir de 1991) coincide en el tiempo con el inicio y desarrollo del Período Especial y se enmarca en el proceso de perfeccionamiento de la política y el trabajo de cuadros, en el que se inscribe la aprobación del Decreto Ley No.196 (1999), y las transformaciones que se desarrollan en la Educación cubana desde esta fecha y tienen su centro en la Optimización del proceso educativo. Es importante señalar otros elementos que caracterizan esta etapa, entre los que se encuentran.

Se inicia la Batalla de Ideas en la cual tienen lugar cambios trascendentales en todos los niveles de enseñanza. Se inician las escuelas de directores desde el curso escolar (2007-2008), a través de un programa donde se le han incorporado temáticas y forma organizativas para cada nivel de enseñanza.

Se concede mayor prioridad al desarrollo de las acciones de formación y superación de los dirigentes en su puesto de trabajo y se planifican, organizan y ejecutan acciones de superación por parte de las Estructuras Municipales y Provinciales por lo que ocurre una descentralización de la superación.

La descentralización de la capacitación de los directivos se produce en cada provincia a través de los Institutos de Perfeccionamiento Educacional atendiendo estos la preparación de los directores de escuelas primarias y secundarias.

La creación de los Departamentos de Dirección Científica Educacional donde queda definida la responsabilidad de los Institutos Superiores Pedagógicos y las enseñanzas con la formación y capacitación de las estructuras de dirección.

Se define que los Institutos Superiores Pedagógicos son las escuelas de cuadros del Sistema Nacional de Educación.

Los cursos para directores municipales a nivel central, como parte de la estrategia de preparación y capacitación de los cuadros y reservas, con el propósito de elevar la preparación de la principal línea de mando del sistema.

Surge el movimiento de la Reserva Especial Pedagógica en los Institutos Superiores Pedagógicos cuyo fin, una vez egresados, es formar parte de la cantera de los futuros cuadros educacionales.

Se dictan por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros los principales documentos, normativas, decretos donde se traza la estrategia de la formación, superación y promoción de la política de cuadros, entre los que se encuentra además del Decreto Ley 196, la Circular 22/06 referida al fortalecimiento de la focalización, selección y sobre todo la atención a la preparación de las reservas, la que en el 2008 se integra a los Lineamientos Generales e Indicaciones del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros sobre Política de Cuadros, puesto en vigor el 29 de julio de 1997.

Las características principales del proceso de capacitación de los cuadros educacionales en las etapas señaladas fueron:

• La centralización en el desarrollo de las acciones de capacitación de los cuadros educacionales, tendía a favorecer la unidad en sus objetivos y contenido, lo que era una necesidad del momento histórico del desarrollo educacional, no tuvo una conjugación efectiva, con acciones concebidas y ejecutadas a partir de la problemática territorial y las necesidades diferenciadas de capacitación.

• El contenido de la superación y la capacitación de los cuadros se encaminó hacia tres direcciones fundamentales: político-ideológica, científico-teórica y cultural general, y pedagógico-metodológica. A partir del tercer período comienza a incorpo¬rarse a los diseños de las actividades la preparación en Direc¬ción Científica.

• La descentralización de la responsabilidad de su dirección y desarrollo (planificación, organización, ejecución, control y evaluación) en las estructuras municipales y provinciales,

• Se concede mayor prioridad al desarrollo de las acciones de formación y capacitación de los cuadros en su puesto de trabajo y de estos con sus reservas. Fundamentalmente a partir de la tercera etapa.

• Se concibe un mayor protagonismo de los Institutos Superiores Pedagógicos en el proceso de formación, capacitación y superación de los cuadros.

• Se concede gran importancia al desarrollo de acciones colectivas de capacitación y superación al utilizar para ello las formas de la Educación de Postgrado en sus dos vertientes: la Superación Profesional y la Formación Académica de Postgrado.

• Se ha comenzado a aplicar la experiencia de la preparación para el ejercicio de funciones directivas a estudiantes y recién graduados de los Institutos Superiores Pedagógicos con perspectivas, a través del movi¬miento de la Reserva Especial Pedagógica (REP).

• Las acciones fundamentales de superación profesional en que han participado los cuadros en la última etapa, fuera de su puesto de trabajo, son las correspondientes a los cursos establecidos estatalmente para la superación de los cuadros, así como las reuniones, talleres y seminarios de carácter docente metodológico organizados en el ámbito provincial y municipal. La forma fundamental de capacitación en el puesto de trabajo fue en los últimos años el Entrenamiento Metodológico Conjunto.

• El contenido de la capacitación de los cuadros ha tenido como prioridades básicas en la última etapa, su preparación para el desempeño en las esferas de actuación fundamentales (en especial para la Dirección del Trabajo Metodológico y Político Ideológico y la conducción del proceso de transformaciones que tiene lugar en los diferentes subsistemas; así como aspectos de la situación política nacional e internacional, la planeación estratégica y la dirección por objetivos.

Como se puede apreciar el desarrollo del proceso de capacitación en Cuba ha evolucionado a la par de las transformaciones económicas, políticas y sociales de la sociedad, para potenciar en los cuadros y esencialmente en los directores de centro la preparación hacia el trabajo metodológico y político ideológico en correspondencia con las exigencias de las transformaciones que aplican en las distintas educaciones si embargo la capacitación que deben recibir los cuadros para atender la preparación de sus reservas en el puesto de trabajo no resulta suficiente, lo que reafirma la necesidad e importancia de perfeccionar de manera continua la capacitación de los cuadros educacionales con énfasis a los directores de centro en la apropiación y desarrollo de conocimientos y habilidades para dirigir la preparación de sus reservas esencialmente en el puesto de trabajo.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet