BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

DESARROLLO REGIONAL E INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA EN EL SECTOR AUTOMOTRIZ. DESEMPEÑO, COMPOSICIÓN Y ASIMETRÍAS ENTRE ARGENTINA Y BRASIL (2000-2009)

Guadalupe Piñeyro y otros



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (109 páginas, 467 kb) pulsando aquí

 

 

2. Rol de las inversiones extranjeras directas en el sector automotriz

El MERCOSUR ha tenido un papel determinante y central, en el desarrollo de la industria automotriz. Luego con el pasar del tiempo, tanto con el posterior afianzamiento del proceso de integración, en analogía con las modificaciones realizadas en la industria automotriz en el contexto global, produjeron que el mercado regional aumentara su importancia estratégica, teniendo un interés particular para las ET estadounidenses y europeas. De esta forma, las empresas Fiat (Italia) y Renault (Francia), recobraron el control de la producción en la región, debido a que se habían retirado concediendo licencias de producción a firmas de capital local, como así también regresaron las ET estadounidenses General Motors y Chrysler. (Chudnovsky-López, 2000).

De este modo, se produce un proceso de valorización internacional de la región por las empresas automotrices que se encuentra en directa relación a la exacerbación de la competencia global entre las empresas, en un contexto de exceso de capacidad instalada y de paralización de la demanda en los centros económicos tradicionales, permitiendo a los mercados emergentes comportarse como un lugar atractivo de inversión.

Así, la industria automotriz en el MERCOSUR, presenta un importante avance en el proceso de especialización y complementación entre sus filiales. Representa tanto para Argentina y Brasil, el sector que tiene un sistema especial que controla su progreso, y en forma más específica, su comercio con los demás países. Asimismo, además de los alicientes otorgados por cada sistema nacional, lo que permite que el sector automotriz tenga estrategias de integración más consolidadas, es debido a que el MERCOSUR se ha transformado en una región de suma importancia para la competencia global de la industria automotriz. Esto como consecuencia tanto del tamaño del mercado regional, como también de la misma historia fabril en la rama de Argentina y Brasil. (Chudnovsky-López, 2000).

En sustancia, se desarrolló una concreta estrategia de regionalización en la industria automotriz, donde los proyectos se elaboraron para la explotación del mercado regional y se acoplaron con las inversiones de las filiales establecidas en Brasil. (Kulfas, et al. 2002).

Si analizamos el gráfico nº 6 podemos establecer, con respecto a las inversiones en la industria automotriz en Argentina y Brasil, una clara y marcada diferencia en los montos ingresados en cada país, donde Brasil obtiene los mayores ingresos, hasta llegar en ciertos períodos a duplicar los montos ingresados de IED hacia Argentina.

Como afirman Bastos Tigre et al. (1999), las estrategias internacionales de las empresas automotrices se asientan en la organización de centros de producción y distribución regional, con la idea que el vehículo, como tanto las partes y piezas sean intercambiables en los diferentes centros. El MERCOSUR cumple el papel de constituir uno de estos centros mencionados, entonces, los propósitos de inversión se articulan en relación al mercado regional, como también los proyectos de producción tienen una conexión entre las diferentes actividades de las filiales a través de especializaciones complementarias.

Aunque, las estrategias llevadas a cabo por las ET en dirección a la búsqueda de recursos y a la captación de mercados (nacionales o regionales) desarrolladas en la industria automotriz dentro del MERCOSUR, involucran menores articulaciones con el ambiente local y mínimas corrientes de conocimiento, en comparación con las otras estrategias de búsqueda de eficiencia, y aún más, con la búsqueda de activos estratégicos. (Cuadro nº 10).

Según Bastos Tigre et al. (1999), se pueden distinguir tres situaciones distintas entre las empresas que aplican sus estrategias dentro del sector automotriz: un primer círculo esta compuesto por dos empresas (Fiat y General Motors), que después de haber abandonado el mercado argentino, sin embargo permanecieron en el mercado brasileño, impulsaron la tendencia de subregionalización/globalización con destacables proyectos de inversión, como también aparecen, otras dos empresas que conservaban su permanencia subregional tanto en Argentina como en Brasil (Ford, VW). Así las cuatro empresas mencionadas tienen una serie de oferta de productos amplia, aunque centralizada en modelos medianos y chicos, y perfeccionada subregionalmente mediante las inversiones ingresadas. El segundo círculo esta formado por las firmas que comenzaron retrasadamente la tendencia de subregionalización y tenían un desarrollo anterior en Argentina pero no en Brasil (Peugeot, Citroen y Renault). Para estas empresas, el levantamiento de la plataforma subregional involucró la recuperación anterior del control de la marca para la subregión, que se encontraba en poder de sus socios locales. El tercer círculo constituido por las nuevas localizaciones (Toyota, Chrysler, Honda, Asia, Hyundai), sin embargo, conserva el destacado nombre internacional de la marca, pero no presentan práctica en la operación en el mercado subregional, entonces comienzan con un proyecto de baja escala, que les permite reconocer y aprender sobre la subregión.

Como consecuencia del incremento de la competencia de las distintas empresas por el ingreso al mercado regional, se produce un cambio en las características de los propósitos de inversión:

• Los arreglos y mejoras llevadas a cabo en las fábricas existentes, se agregan a las inversiones en nuevas plantas, donde estas tienen el objetivo de producir nuevos modelos, así la industria regional tiene un impulso sobresaliente en tecnología

• Las firmas con capacidad instalada que se encuentran en un solo país del bloque regional (Argentina o Brasil) proveedores por fábrica construyen plantas en los otros países;

• Los proyectos buscan obtener ventajas de especialización complementaria entre las empresas brasileñas y argentinas. (Bastos Tigre et al. 1999).

Sí tomamos el análisis de Chudnovsky-López (2006), el sector automotriz observado desde el plano de la atracción de inversiones, ha tenido un desarrollo considerable. Mediante el establecimiento de la PAM y los acuerdos de compensación adentro del MERCOSUR, estimularon la entrada de IED en el segmento de autopartes del complejo automotriz. Aunque, también existieron otros motivos agregados a los provocados por el contexto regulatorio: la gradual adopción de procesos just in time y la eliminación de stocks en las empresas terminales.

Referente a la evolución IED en el sector automotriz en el MERCOSUR, podemos observar en el gráfico nº 7, que durante el período 1998-2003 la cifra ha superado a los otros dos períodos en forma trascendente.

Asimismo se produjo una tendencia de inversiones en el sector autopartistas, con diversas compras de empresas locales por ET. Podemos establecer que como consecuencia del ingreso de las inversiones, se ocasionó una mejora en las capacidades instaladas locales mediante la aportación de tecnología y las técnicas que permitieron un adelanto del proceso, no obstante, el sector automotriz presenta ciertos problemas evidentes: a- se observa un ingreso colosal de terminales al mercado doméstico, que podría concluir en un ambiente de sobrecapacidad estructural y se obstaculice el rol de las economías para competir en un contexto internacional; b- la disminución de proveedores en una estrecha vinculación con las transformaciones internacionales, el desplome del nivel de “nacionalización” de los automóviles terminados, como también la concentración de pocos proveedores internacionales de las terminales, provocaron como resultado un avance en los grados generales de calidad, costos y plazos de entrega, aunque también se ha producido un desperdicio de capacidades fabriles adquiridas y recursos humanos capacitados en el sector autopartistas, ya que muchas empresas han cerrado. Esto como consecuencia directa de la inexistencia de programas o proyectos para el desarrollo de proveedores locales en el esquema del sector automotriz; c- el control del desenvolvimiento y cumplimiento de las responsabilidades asumidas por las distintas empresas automotrices dentro del sector automotriz regional son desempeñados en forma equivocada y con una administración frágil. (Chudnovsky-López, 2006).


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet