BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

LA CULTURA AMBIENTAL Y EL PROMOTOR CULTURAL: UNA MIRADA NECESARIA EN LA COMUNIDAD “EL TIVOLI” EN SANTIAGO DE CUBA

Martha Gelis Bery



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (114 páginas, 218 kb) pulsando aquí

 


1.2 Premisas en la formación de la cultura ambiental en el nivel comunitario en el contexto cubano

La educación es uno de los instrumentos más importantes de adaptación cultural, por lo que ocupa un significativo lugar en la consecución del futuro, al permitir la transmisión de los rasgos fundamentales de la cultura y el conjunto de normas y contenidos básicos para consolidarla, así como las técnicas y tecnologías vitales para la sociedad. Dentro de ella la educación ambiental encuentra un lugar para rebasar la crisis ambiental contemporánea y salvar a la humanidad de su propia desaparición, teniendo en cuenta que nos brinda los conceptos necesarios para construir una nueva forma de adaptación cultural a los sistemas ambientales, decisiva para la transición a una nueva fase ecológica con un nuevo estilo de vida.

Los primeros ensayos de educación ambiental fueron realizados por maestros muchas veces en el seno de trabajos de campo en asignaturas de ciencias naturales, actividades de conocimiento del medio, de cuidado y conservación de la naturaleza, otros sectores como la agricultura, la salud, cultura, entre otros, trabajan en ese sentido para preservar el ambiente, aunque aún es deficiente su incidencia considera.

Se cree que para comprender las relaciones existentes entre los sistemas naturales y sociales, así como para adquirir una percepción mas clara de la importancia de los factores socioculturales en las verdaderas causas que originan los problemas ambientales, la educación ambiental constituye un medio eficaz, en esta línea, debe fortalecer la toma de conciencia, los valores y los comportamientos que favorezcan la participación efectiva de la población en el proceso de toma de decisiones en educación y capacitación.

Este tipo de educación supone una práctica comunitaria que descubra ante los miembros de la comunidad los problemas que afectan la calidad de su entorno y por tanto su vida cotidiana, y que necesariamente actúen para contrarrestar los efectos que provocan dichos problemas. Desde finales del siglo XX, se enfatizó en la necesidad de incorporar el enfoque comunitario para lograr un incremento de la Educación Ambiental.de la población.

Se concibe al enfoque comunitario haciendo énfasis en la participación de las personas de todas las edades, tanto por vías formales como no formales. La Cumbre de la Tierra efectuada en Río de Janeiro en 1992 dio continuidad a la gran preocupación que los problemas ambientales han suscitado a nivel mundial. La Educación ambiental no formal comienza por vez primera con grupos de ecologistas en Roma y fueron incorporándose a ellos otros colegas hasta llegar a formar un partido conocido como partido de los Verdes el cual ha tomado gran fuerza en el mundo que se encuentran representados en los gobiernos de algunos países.

En la declaración de Río de Janeiro en 1992 la Educación ambiental no formal se define como la transmisión de conocimientos, aptitudes y valores ambientales fuera del sistema educativo institucional que conlleve la adopción de actitudes positivas hacia el medio natural y social, que se traduzca en acciones de cuidado y respeto por la diversidad biológica y cultural y que fomenten la solidaridad intra e intergeneracional.

Esta definición identifica la educación ambiental no formal como no neutra, sino con un carácter ideológico, ya que tiene como principio la transformación social, la citada Declaración puntualiza la necesidad de nuevos conocimientos, valores y aptitudes a todos los niveles y segmentos de la sociedad, para este fin tenemos que educarnos nosotros mismos, a nuestras comunidades y a nuestros países (Ver Anexo 3).

En la constitución de la República de Cuba aparece “….la educación es obligatoria para todos los miembros de nuestra sociedad”, por tal motivo los trabajadores de nuestro país deben hacer cumplir lo establecido en el documento, según sus especificidades y necesidades ya sea de forma institucional o autogestionada.

A partir de los programas educativos no formales se pueden desarrollar acciones fundamentalmente con aquellas personas que no están vinculadas directamente a instituciones educacionales pero pueden incidir negativamente en el medio ambiente por diferentes causas entre ellas por desconocimiento.

Para optimizar las actuaciones es necesario seleccionar los destinatarios para cada tema y ajustar los mensajes y estrategias a los diferentes grupos. Algunos de los grupos pueden ser empresarios, jóvenes desvinculados, jubilados promotores culturales, entre otros.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente es el organismo que tiene la responsabilidad de hacer cumplir lo establecido en la Estrategia Ambiental del país donde se plasma que la dimensión ambiental debe estar introducida en las instituciones estatales y en las comunidades con el propósito de conservar y cuidar el Ambiente, es ahí la importancia de la investigación. Ya que si promotor cultural es capacitado en el tema ambiental el puede planificar actividades socioculturales con temática ambiental y socializar los conocimientos adquiridos y contribuir a elevar la educación y cultura ambiental de la sociedad para el logro del desarrollo sostenible a nivel de comunidad.

La formación ambiental de los trabajadores de cualquier sector debe ser vista a partir de una educación ambiental no formal dirigida por instituciones con posibilidades y conocimiento en la temática. Es por ello el objetivo de esta tesis esta diseñado para dar respuesta a esta problemática presente en algunas instituciones de nuestro territorio.

La capacitación es un elemento de la educación entendido como proceso continuo de enseñanza- aprendizaje, mediante el cual se desarrollan las habilidades y destrezas de los trabajadores, que les permitan un mejor desempeño en sus labores habituales. Puede ser interna o externa, de acuerdo a un programa permanente, que pueda brindar aportes a la institución, este tipo de proceso se aplica en las instituciones laborales.

La capacitación a los trabajadores se realiza por varios propósitos entre ellos: Preparar al personal para que sea más eficiente en su trabajo

Diversidad de desempeño laborar

Modificar su comportamiento

Incrementar sus conocimientos técnicos y profesionales.

Proporcionar a la institución recursos humanos mejor preparados.

Mantener a los trabajadores actualizados

Esta es una vía que permite mantener informado a los trabajadores del sector de la cultura (promotores culturales) sobre la temática ambiental, lo cual tributará a un mejor desempeño de los recursos humanos y que puedan socializar en la población el tema ambiental.

Es por ello que, en el discurso de la educación ambiental en la actualidad, la cultura emerge como parte sustancial del desarrollo sostenible, al llevar la función potenciadora de los procesos de cambios en la mente y en la acción de los individuos, fomentando valores positivos respecto al protagonismo que les corresponde asumir en busca de la sustentabilidad.

La educación y la cultura ambiental son instrumentos y parte de un mismo proceso que nos permitirán formar en las futuras generaciones una posición real de un cambio y una vía para perdurar como especie humana, es por eso que consideramos que trabajar para lograr un desarrollo sostenible es la garantía para las presentes y futuras generaciones, por lo cual es necesario con urgencia crear conciencia y capacitar ambientalmente a la población para el logro de ese reto.

El hombre como ser consciente actúa en la sociedad en correspondencia con sus conocimientos, aspiraciones, motivaciones, valores, en fin de acuerdo a su cultura, a su visión del mundo y a su capacidad de influir y modificar su entorno.

En este sentido consideramos que la cultura ambiental tiene una enorme significación ya que contribuye a la formación de una concepción del mundo en la que el individuo analiza de modo profundo, real y en su integridad los complejos procesos, acontecimientos y fenómenos que tienen lugar en el infinito mundo material, la interacción entre ellos, y consecuentemente evalúa el alcance y las consecuencias de su actividad transformadora sobre el ambiente no sólo para las presentes, sino también para las futuras generaciones.

El logro de la cultura ambiental de los comunitarios no se limita solo al conocimiento y toma de conciencia de los problemas del entorno, sino que es necesario que los sujetos participen en toda la vida de la sociedad y realicen acciones y actividades para el mejoramiento ambiental.

En este sentido el enfoque de trabajo comunitario permite mayor acercamiento del hombre con su entorno local, reforzando su conocimiento personal y critico de manera que cada persona pueda descubrir la cuota de responsabilidad que le corresponde en la protección de su entorno y sentirse comprometido en la solución de los problemas ambientales de la comunidad.

El arquitecto cubano Fernando Salinas centra su discurso sobre la "cultura ambiental" como máxima representación física de los avances sociales y económicos de un país en vías de desarrollo, factible si se vinculan entre sí la participación, las tradiciones populares y el saber profesional.

En los últimos años, el tema del ambiente ha cobrado un auge inusitado, lo cual se justifica por la creciente toma de conciencia del papel que tiene en el bienestar de los seres humanos y los aportes de diversas investigaciones que han demostrado el impacto que provoca los problemas ambientales a la salud y la permanencia del hombre en nuestro planeta.

El comportamiento responsable del hombre ante el ambiente depende de diferentes factores entre ellos: el nivel de percepción que se tenga sobre ambiente, la conciencia de cómo estas afectaciones inciden en la salud de los individuos, el nivel de conocimiento, educación y cultura ambiental que se tenga de cómo deben ser estas relaciones.

La relación hombre-sociedad-naturaleza determina y son determinadas por la cultura ambiental y condicionan la orientación de la dimensión ambiental de la actividad humana, expresada en la política del Estado, de los centros productivos, de servicios, de investigaciones sociales y educativas, artísticas, culturales y en el comportamiento de la sociedad.

A partir de la política ambiental cubana se realizan esfuerzos para eliminar o disminuir los problemas ambientales nacionales y en las comunidades (Ver Anexo 4) y (Anexo 5) haciendo partícipes a todos los actores sociales en los diferentes niveles de nuestra sociedad, sobre la base de una acción coordinada, de cooperación entre el estado, los organismos, las instituciones y las comunidades planeando el desarrollo social y económico en función de un desarrollo sostenible. La educación y capacitación ambiental se declaran como herramientas importantes para desarrollar una conciencia ambiental en los comunitarios de la sociedad.

Ante esta necesaria demanda a asumir por las comunidades la cultura ambiental debe promover el protagonismo tanto individual como colectivo potenciando la sostenibilidad ecológica, social, económica, tecnológica y cultural como partes integrantes del desarrollo sostenible a que se aspira.

Aunque todavía es deficiente la visión de la población acerca de la relación que existe entre ellos y las afectaciones ambientales que se producen a nivel de comunidad, lo reconocen como algo que pertenece, criterio obtenido a partir de nuestras experiencias practicas en comunidades, que se hace tan difícil pero no imposible la formación de una cultura ambiental.

La cultura ambiental se presenta como premisa del desarrollo sustentable entre la espiritualidad de los individuos y sus necesidades sentidas y reconocidas, las cuales deben estar en plena armonía con el entorno, debe existir una verdadera coordinación entre los elementos vivos y no vivos de la comunidad, Se debe velar por el estricto cumplimiento de lo establecido en la Constitución de la República en torno al cuidado y protección del ambiente,. Es preciso dar cumplimiento de la inclusión de la educación ambiental en los sectores educacionales, laborales y en las comunidades y la acción directa y permanente de programas en los medios de difusión masivos en torno al tema ambiental Por tanto, debe haber un adecuado uso y manejo de las potencialidades de la naturaleza, como la base principal para la satisfacción de las necesidades humanas. La sociedad requiere de una preparación cultural que responda a las necesidades ambientales, para lograr la armonía con la naturaleza a nivel local. Se debe generalizar los resultados de las investigaciones a nivel comunitario vinculadas con la eliminación de los problemas ambientales, incremento de las publicaciones con temática ambiental como fuente de información a nivel social y en la comunidad, divulgando y haciendo cumplir lo establecido en la Ley ambiental del país (Ver Anexo 6). Es necesario continuar realizando eventos científicos y Talleres relacionados con los temas educación y cultura ambiental comunitaria, asi como desarrollar programas y proyectos comunitarios para elevar la cultura ambiental de la población cubana.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet