BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

ANÁLISIS DE SENSIBILIDAD DE LOS DETERMINANTES DEL TIPO DE CAMBIO PESO MEXICANO - DÓLAR ESTADOUNIDENSE

Arturo Morales Castro




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (153 páginas, 655 kb) pulsando aquí

 

 

Conclusiones

En este trabajo se analizó la relación entre los principales factores que de acuerdo con la teoría económica pueden considerarse como determinantes del tipo de cambio peso -dólar. Con base en series de tiempo del 1 de mes de enero del año de 1986 al 31 de diciembre del año de 2000, se explora de qué manera la inflación interna y externa, la tasa de interés interna y externa, las reservas internacionales, el circulante monetario (billetes y monedas en circulación más depósitos a la vista), y la actividad industrial (IAI); afectan el tipo de cambio peso-dólar. Si bien la dificultad para conseguir datos estadísticos (uno de los problemas que encaró el análisis fue la insuficiencia de datos y la discrepancia incluso cuando provinieron de la misma fuente. El caso concreto es el del INEGI y el Banco de México, pues se presentan unos números en las Estadísticas Históricas de México y otros en la página Web) provocó que algunas de las variables se omitieran, los resultados son estadísticamente significativos y permiten una mejor compresión del comportamiento del tipo de cambio.

En un principio de esta investigación se planteó que el tipo de cambio peso-dólar estaba determinado y presentaba mayor sensibilidad a las fluctuaciones de las tasas de interés tanto interna como externa, sin embargo, la investigación para el periodo del año de 1986 al año de 2000 no confirma dicha hipótesis, ya que para este periodo el tipo de cambio peso-dólar esta más influenciado por: La inflación de México (INPCM), la tasa de interés de México (CETES) y las reservas internacionales (RVAS).

De acuerdo a los resultados del presente análisis podemos, decir que el comportamiento del tipo de cambio peso-dólar en México está determinado a largo plazo por el diferencial entre la inflación interna con respecto a la de Estados Unidos, mientras que sus movimientos a corto y mediano plazo están determinados por un efecto de tasa de interés y de la gran acumulación de reservas internacionales la cual incide directamente en la sobrevaluación o subvaluación del tipo de cambio Peso–Dólar.

También podemos decir que la teoría de la paridad del poder adquisitivo y el teorema de Fischer muestran consistencia dentro de nuestra economía para efecto de la determinación del tipo de cambio en el futuro, pero no así la teoría de cartera del tipo de cambio.

Adicionalmente a la inflación de México (INPCM), la tasa de interés de México (CETES) y las reservas internacionales (RVAS), es importante mencionar que hay otros elementos de tipo cuantitativo y elementos de tipo cualitativos que no pueden ser captados por las variables incluidas en el modelo.

Sin embargo al modelo se le agrego el término de perturbación estocástica (término que sustituye o representa todas las variables omitidas o ignoradas que pueden afectar al tipo de cambio pero que no están incluidas en el modelo de regresión), para considerar los otros elementos que también modifican el tipo de cambio, como es la intervención indirecta del Banco de México por medio del uso de los llamados “cortos”, o la venta de dólares también por parte de Banco de México, el flujo de capitales que entran y salen del país, la turbulencia por factores políticos tanto internos como externos a México, las repercusiones de las Bolsas de valores en otras partes del mundo, el movimiento de capitales de los grandes fondos de pensiones y de inversión entre otros.

De igual forma se puede decir que una de los principales determinantes cualitativos del tipo de cambio es el proceso de reestructuración económica ( características de la mayoría de las economías denominadas “emergentes “) a través del cual las variables endógenas se transforman en exógenas con la finalidad de anclar su evolución a los niveles internacionales, esto no puede realizarse sino es a través del uso del tipo de cambio como ancla para atraer al Hot Money (expresión inglesa, de uso muy generalizado, que equivale a dinero caliente) y sostener los fuertes déficits comerciales y financieros con la finalidad de mantener sus proyectos a largo plazo a través de un alto endeudamiento externo lo que a su vez deja a la economía nacional al descubierto y con total dependencia y exposición a los efectos negativos internacionales sin ninguna protección para contrarrestarlos.

Los procesos de sobrevaluación (estabilidad) o subvaluación repentina (proceso de ajuste) permiten al inversionista no sólo obtener el componente de rendimiento real de la tasa de interés interna sino además obtener también su componente inflacionario como ganancia ya que el capital y las utilidades pueden ser convertidas a dólares antes de que el incremento interno de precios afecte al tipo de cambio, obteniendo así ganancias en exceso. Esto sin tomar en cuenta la probabilidad de obtener ganancias adicionales por una apreciación temporal de la moneda interna (ganancia de capital).

Esto se traduce en períodos de altas ganancias y realización de utilidades en dólares lo que propicia la salida de reservas internacionales del país las cuales deben ser financiadas o compensadas con más recursos flotantes, procurando en todo momento mantener expectativas positivas de alta rentabilidad y riesgo moderado. Este proceso permite reprimir a través del financiamiento externo los efectos negativos de problemas estructurales de nuestra economía.

Sin embargo, al percibirse un fuerte desajuste en las variables macroeconómicas o una fuerte sobrevaluación de la moneda base, los capitales flotantes tienden a salir quedando el país sin recursos para operar, con una deuda en dólares derivada de los rendimientos ofrecidos en pesos y realizados en dólares además de los recursos ya utilizados para cubrir pagos de deuda o financiar la balanza comercial poniendo a México en una situación de insolvencia, de alta inflación y de tasas de crecimiento negativas. Teniendo entonces que recurrir a los préstamos internacionales y asumir la aplicación de nuevos paquetes de ajuste con la finalidad de realizar dolorosos y rápidos ajustes a las variables macroeconómicas internas.

Estos procesos de ajuste o de estabilización generalmente se basan en una fuerte devaluación del tipo de cambio, incremento de la tasa real de interés interna (con la finalidad de detener la inflación y atraer capitales), la introducción de la balanza a un incipiente superávit de cuenta corriente, apoyar la acumulación de reservas internacionales y la liquidación de deudas a través de préstamos internacionales.

Esta gran dependencia del capital flotante externo para controlar las distorsiones económicas internas nos dará como resultado un proceso de sustitución del aumento generalizado y persistente de los precios internos en un crecimiento generalizado y persistente de la deuda externa y de sus costos económicos, financieros y sociales derivados.

Generalmente los procesos recientes de sobrevaluación o subvaluación del tipo de cambio en México obedecen a condiciones externas más que internas, es decir, se dan de acuerdo a la situación de liquidez internacional y de riesgo.

Pero en la realidad el tipo de cambio está influenciado por muchos otros elementos de más corto plazo que no son captados por los fundamentos de la teoría clásica de la “Paridad del Poder de Compra”, “Paridad de Tasas de Interés” o modelos empíricos derivados directamente de esta teoría o de la combinación de ellas, dichos elementos son: los movimientos de los flujos de capitales internacionales, los rendimientos en las bolsas de valores de otros países, los incrementos de las tasas de interés extranjeras, los movimientos especulativos en los capitales, etc.;

Adicionalmente a los factores de carácter interno del país, como son los eventos económico, político y sociales también el manejo del Gobierno para inducir en forma indirecta el comportamiento del tipo de cambio por medio de la Política monetaria afecta el valor de la divisa. Y si además suceden eventos no previstos como crisis repentinas en algún país o región, como ocurrió con las crisis de los países Asiáticos, Rusia, Brasil, etc. Es claro que el tipo de cambio es más sensible al considerar todos y cada uno de los factores mencionados anteriormente.

Podemos concluir diciendo que México lejos de vivir una economía real, vive una economía financiera dependiente de los flujos externos como atenuante a sus problemas estructurales y el mantenimiento ficticio de su estabilidad interna por lo que el tipo de cambio lejos de tener una explicación económica lógica tiene una explicación financiera. Por esto siendo el tipo de cambio un tema eminentemente económico se ha retomado con un enfoque financiero con una finalidad de identificar patrones de comportamiento y sus factores para pronosticar su valor probable en el futuro.

Es indudable que México ha sufrido muchas crisis cambiarias, desde 1976 a la fecha, esto hace especialmente relevante la importancia de este estudio sobre el tipo de cambio, sin embargo, con base en lo hasta aquí expuesto, se sugiere que las investigaciones futuras del tipo se cambio, se centren en el diseño y desarrollo de modelos para cuantificar su sensibilidad a factores cuantitativos y cualitativos de muy corto plazo (por ejemplo la magnitud y la alta movilidad de los flujos internacionales de capital especulativo), ya que el comportamiento del tipo de cambio es el resultado de una situación cambiante de las condiciones de la economía, y no sólo de los diferenciales de las tasas de interés a corto plazo entre los países, del diferencial de inflaciones a largo plazo entre los países, o de los desequilibrios comerciales; debido a que en esta época donde cada día la globalización49 tiene un mayor impacto y repercusiones, es importante ver las relaciones que existen entre los indicadores económicos y financieros y de lo que puede suceder en otras partes del mundo.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet