BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

REFORMAS CONSTITUCIONALES Y REVOLUCIÓN BOLIVIANA

Ricardo Tito Atahuichi Salvatierra




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (253 páginas, 464 kb) pulsando aquí

 


LAS REFORMAS CONSTITUCIONALES Y LA INTERACCIÓN CULTURAL

Un argumento frecuentemente utilizado, por la dirección del movimiento al socialismo (MAS – IPSP), para explicar la causa que genera el atraso, la pobreza; la exclusión, discriminación y marginalidad social; el colonialismo interno y los problemas nacionales es el carácter “mono cultural” y “mono étnico” que tiene el Estado liberal o capitalista boliviano (Estado Kara) que ignoró las etnias, los campesinos, las culturas, costumbres, tradiciones, etc. de las “naciones originarias” que constituyen la mayoría nacional.

Para los indigenistas radicales la fundación del Estado en 1825 - luego de más de 15 años de guerra por la independencia contra la corona española efectuada en el Virreinato del Perú y particularmente en el Alto Perú que hoy constituye, parte del territorio del Estado boliviano desmembrado por la guerra del Pacifico (Chile), del Acre (Brasil), del Chaco (Paraguay) y los tratados internacionales - generó la disgregación de las “naciones originarias”, el atraso, la pobreza y los problemas irresueltos existentes en la sociedad razón por la que se plantearon la refundación del Estado “mono cultural” y “mono étnico”, por medio de una Asamblea Constituyente, con el objeto de sustituirlo por el “Estado plurinacional” de carácter intercultural y multiétnico (integrador) como medio para resolver esos problemas.

El Estado liberal o burgués para ellos tuvo, a partir de su creación, un funcionamiento, estructura y organización racista y excluyente porque su fundación lo hicieron los blancoides, extranjeros (Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, etc.), alto peruanos y mestizos sin permitir la participación de los indígenas”, situación que generó los problemas de las “naciones originarias”, la sociedad nacional y el Estado. Consiguientemente, según el MAS – IPSP, esos problemas se resuelven cambiando el Estado liberal democrático por el Estado “Plurinacional”, constituido por 36 “naciones”, que tiene como política de Estado la interculturalidad. En el fondo el MAS – IPSP, plantea que la forma de organización del Estado es el medio que soluciona los problemas que tiene la sociedad boliviana.

La forma de organización de un tipo de Estado, sea en el sistema capitalista o el denominado “socialista”, no soluciona el problema del hambre, la pobreza, la, exclusión, etc. menos la industrialización y la diversificación económica porque esos problemas en su solución no dependen de la forma como está organizado un Estado sino de la organización de un sistema social que se encuentre al servicio del ser humano y no de una clase social como actualmente está organizada la sociedad. Por Ej. la ex URSS tenía una forma de organización del Estado distinto al liberal o capitalista, que colapsó; Estados Unidos de Norte América, Alemania, Japón, etc. tienen distintas formas liberales de organización de Estado y no resolvieron el problema de la pobreza o la marginalidad que se agudiza no obstante el desarrollo industrial y cibernético elevado que alcanzaron.

La sociedad universal, constituida por la población mundial, o la boliviana, denominada también Nación, a su vez está conformada por clases sociales resultantes de la apropiación individual de la riqueza producida por un modo de producción determinado en una etapa de la historia (esclavismo, feudalismo, capitalismo y “socialismo) razón por la que no se puede ignorar la existencia y la acción de las clases sociales, como lo hace el indigenismo al afirmar que el Estado “plurinacional” es el medio para salir del atraso y la pobreza. El mismo Estado es una resultante de la acción del carácter irreconciliable de las clases sociales emergentes de un modo de producción determinado fuera de ser un instrumento de dominio de una clase dominante sobre otra subyugada. Entonces sostener que el Estado “plurinacional” resolverá el problema del atraso y la pobreza en la que se halla sumida la población boliviana, es un error. Es lo mismo que esperar que una Constitución Política excelentemente elaborada cumpla esa tarea porque el atraso y la pobreza son el resultado de la forma en que se organizó el sistema capitalista, es el reflejo de su naturaleza de clase, razón por la que no puede resolver esos problemas generados por su propia existencia.

LAS REFORMAS CONSTITUCIONALES LA POBREZA Y EL ATRASO

En el estadio inferior del salvajismo, de la etapa del comunismo primitivo, el hombre vive sometido a la naturaleza. Su primera forma de organización social fue la manada que alcanzó modalidades superiores manifestadas en la gens, el clan, la fratria, la tribu, etc. La producción posibilitó el desarrollo de esas formas primitivas de organización social que posteriormente evolucionaron sometidas a la economía.

Impulsada por la necesidad de la conservación de la especie, la humanidad, al desarrollar diferentes formas de organización social (esclavismo, feudalismo, capitalismo y “socialismo”) sometidas a la economía dio origen a los problemas del atraso, la pobreza, la exclusión, etc. razón porque históricamente no fueron ni serán resueltos, al igual que la lucha de clases, porque al encontrarse en relación íntima con la naturaleza misma de la existencia de la sociedad dividida en clases sociales, esos problemas encontrarán su solución cuando la humanidad organice un sistema social distinto en el que la economía se encuentre al servicio del hombre y el hombre liberado de ese dominio.

En la etapa de la inteligencia y la razón en la que vivimos la humanidad, ha comprendido que para acabar con toda forma de opresión, exclusión, atraso, pobreza, etc. debe liberarse de su sometimiento a la economía que produjo una sociedad dividida en clases sociales, emergente de un modo de producción sustentado en la apropiación individual del producto social del trabajo que dio origen a la propiedad privada y con ella a las clases sociales que se encuentran en una lucha irreconciliable, razón por la que cotidianamente utiliza ideas liberales, marxistas, etc.; aplica, elabora y generaliza experiencias anteriores y nuevas; se moviliza, participa e impulsa los procesos revolucionarios con el fin de estructurar y establecer una sociedad en la que la economía se encuentre al servicio del ser humano, armoniosa y justa que garantice la plenitud de la democracia, la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Particularmente la intensión de vencer el atraso y la pobreza constituye el motor impulsor de los procesos revolucionarios producidos en los distintos continentes. Es la meta histórica que la humanidad busca resolver sea en los Estados denominados “socialista” (China, Rusia, etc.), que paliaron la pobreza extrema, o los capitalista en los que se agudiza no obstante, las distintas formas de organización política desarrolladas en su evolución (Estados federales, unitarios, confederados, autónomos, revolucionarios, etc.) puntualizando que tampoco será la excepción, la novedad del Estado “plurinacional” (sic) resultante de la aplicación de la política neoliberal definida por el BM y el FMI y efectivizada por las ONGs, el Movimiento Al Socialismo (MAS – IPSP), los partidos neoliberales (Podemos, MNR, etc.) y las tendencias conservadoras y radicales del indigenismo.

En la sociedad boliviana el atraso y la pobreza alcanzan elevados índices principalmente en las aéreas rurales y suburbanas. Situación que permite la manipulación política de las mayorías nacionales en función de los intereses de un partido o una agrupación política determinada. Los resultados electorales anteriores y particularmente el de las elecciones últimas demuestran esa conclusión a consecuencia de que las personas acuciadas por la pobreza extrema, en un gran porcentaje, definieron su voto impulsados por la prebenda de los bonos (“dignidad”, “Juancito Pinto” y “Juana Azurduy de Padilla”) establecidos por la política neoliberal y concretados por organizaciones políticas como el MNR, el MAS – IPSP y otros.

El gobierno, al sustentar su política general aplicada (cuatro años de gestión) dentro del marco de la política económica del capitalismo salvaje establecida en el DS. 21060 y las disposiciones jurídicas (ley de pensiones, etc.) que la fundamentan y protegen, se equivoca al afirmar que con la “Nueva Constitución” y la organización del “Estado Plurinacional” resolverá el atraso y la pobreza en la que se halla sumida la población nacional. Porque para alcanzar esos objetivos es necesario abrogar ese norma que fundamenta el modelo neoliberal y proceder con la planificación de la economía en función de las necesidades de la población y el Estado boliviano.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet