BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

PROGRESO Y BIENESTAR

Hugo Salinas




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (454 páginas, 711 kb) pulsando aquí

 


C. UN sui generis CONTRATO DE TRABAJO

Eliminar el desempleo no es una utopía. Nuestros ancestros no lo conocieron. ¿Por qué, ahora, con un proceso de trabajo que permite crear “n” centros de trabajo, sufrimos de desempleo masivo? Es la Repartición Individualista del Resultado Neto de la actividad económica que se encuentra en el origen del problema. Nuestras investigaciones muestran que es teórica y técnicamente factible superar este entuerto de la humanidad.

Sin embargo, la puesta en práctica de la alternativa de solución no debe olvidar la situación actual de nuestra sociedad y de nuestra economía. Es preciso que la apertura del Sector 2, de una economía de mercado a interés general, tome en consideración el comportamiento humano después de diez mil años de vivir haciendo triquiñuelas para supervivir o salir del montón.

Y como lo expresa Oppenheimer: “para hablar mal y pronto, y decirlo en un lenguaje que ningún político puede usar, los países latinoamericanos necesitamos lo que funcionó tan bien en Europa: una camisa de fuerza.”

El modelo para eliminar el desempleo debe entonces concebir y poner en práctica un sui generis Contrato de Trabajo que traduzca todos los elementos de la vida cotidiana, y se apoye en las vigas maestras para tender el puente entre la empresa y la sociedad.

a. Objetivo

Eliminar el desempleo no quiere decir reducirlo. Son dos políticas económicas completamente diferentes. La reducción del desempleo es una política económica corrientemente utilizada para adormecer a los sectores populares. La prueba de su ineficacia o, de su carácter ambiguo y falaz, es que durante los últimos seis siglos ninguno de los países del planeta ha logrado reducirlo permanentemente, menos aún eliminarlo.

Hace seis siglos aproximadamente que el proceso artificial de producción desplaza del centro de la economía al proceso natural de producción (agricultura primitiva). Fue el inicio de la revolución industrial y de la hegemonía de la economía de mercado pero, contando en su seno con la continuidad de la Repartición Individualista. Es este tipo de repartición que, sobre la base de las características del proceso artificial de producción, por primera vez en la historia, genera de una manera permanente y masiva el desempleo. Y son los mecanismos de la Configuración Mundial que agudizan la pobreza y el desempleo en los países del Sur.

El punto de partida para resolver la pobreza es innegablemente eliminar el desempleo. Es lo que se llamaría una política económica de pleno empleo. Esto es posible y dentro de un plazo bastante breve. Es el tiempo que tomará implementar el Sector 2 y separar la economía de la política, a fin de que cada persona se encuentre en capacidad real, económica y financieramente, de afrontar directamente todas sus necesidades.

Como lo hemos mostrado, el Sector 1 de Repartición Individualista nunca ha tenido ni el interés ni las herramientas necesarias para eliminar la pobreza y el desempleo. Los diez mil años de pobreza permanente y los seis siglos de desempleo permanente de una gran parte de la población en edad de trabajar, es más que una prueba suficiente de su ineficacia para abordar dichos problemas, incluso si lo desearan.

Corresponde al Sector 2 tomar este reto. Ella contará con tres vigas maestras que se retroalimentan creando las condiciones económicas y financieras para eliminar la pobreza y el desempleo. Y el objetivo es poner en acción toda la fuerza productiva del país. Y la fuerza productiva no está compuesta solamente de la población económicamente activa, sino de toda la población.

Se trata entonces de impulsar la creación y desarrollo de empresas del Sector 2, a través de un sui generis Contrato de Trabajo que tome en consideración la situación real de la economía y el comportamiento distorsionado de productores y consumidores para “salir adelante” o para sobrevivir.

b. El distorsionado comportamiento de productores y consumidores

¿Por qué nos alarmamos del aumento sin precedentes del vicio, de la corrupción y de la violencia cotidiana, si pasamos indiferentes ante un ser humano que yace en el suelo con las trazas del abandono, de la miseria y de la fatalidad? ¿Por qué tememos que nuestros hijos sean presas de estas pestes, si no ponemos en tela de juicio a una civilización que no se preocupa en lo más mínimo por el desempleo de millones de personas, por la vida infrahumana de millones de hombres y mujeres que no tienen en donde cobijarse y ni siquiera en donde defecar decentemente?

No tendremos un futuro seguro si continuamos menospreciando al Hombre y a la Naturaleza. Tendremos sorpresas desagradables, en un plazo históricamente breve, si no llegamos a incrustar en los mecanismos de la actividad económica y en el comportamiento de los agentes económicos, un respeto al ser humano, a los frutos de la Naturaleza, y un real nexo de responsabilidad del primero hacia el segundo. Nuestros ancestros, con conocimientos inferiores a los nuestros, han sabido comprender el riesgo de destrucción de la Naturaleza y, en consecuencia, han sabido respetarla. ¿Por qué, ahora, nosotros, con todos los conocimientos de sus implicancias, no podemos hacer por lo menos lo mismo?

Este es el reto de nuestro tiempo. Debemos ser capaces de resolverlo como nuestros ancestros supieron resolver los suyos. Debemos instalar un cuadro de vida de bienestar general y de respeto a la Naturaleza.

Diez mil años de pobreza de la mayoría de la población, seis siglos de desempleo de más de la mitad de la población económicamente activa, degradación paulatina y constante de los recursos naturales, crean costumbres, hábitos y comportamientos que necesariamente tienen que cambiar, tanto del lado de los productores como de los consumidores. Así, por ejemplo, con sus compras, el consumidor hace crecer la economía del país dominante en lugar de la suya propia. De igual modo, el productor se interesa más en satisfacer las necesidades de los países del Norte antes que las de su propia sociedad. La mayoría de los trabajadores muestran una total indiferencia ante los resultados (físicos y financieros) de su centro de trabajo. Existe un clima de fatalidad o de conformismo ante la destrucción del medio ambiente que luego repercutirá nocivamente contra él mismo.

Por ello, la primera acción urgente a realizar es diseñar un sui generis Contrato de Trabajo, como una camisa de fuerza, que controle nuestros malos hábitos y que nos conduzca al pleno empleo.

c. Los términos del sui generis Contrato de Trabajo

El nuevo y sui generis Contrato de Trabajo a poner en práctica deberá resumir una decisión de la sociedad, en la forma y en el fondo, para eliminar el desempleo. Es una decisión histórica que adoptarán todas las personas para dar nacimiento al Sector 2 y al desarrollo de la economía y de la comunidad con igualdad de oportunidades para todos.

i. Decisión social

Este sui generis Contrato de Trabajo resumirá la decisión de la sociedad para eliminar la pobreza y el desempleo. Esta decisión económica de la sociedad porta sobre la instalación de la Repartición Igualitaria del Resultado Neto de las empresas del Sector 2 entre todos los habitantes del país.

Una decisión histórica puesto que, después de diez mil años de reinado absoluto de la Repartición Individualista generando pobreza y desempleo, la sociedad decide eliminarlos a través de la Repartición Igualitaria como tipo de repartición dominante.

ii. Las partes contratantes

La decisión tomada por la sociedad se concretizará en un sui generis Contrato de Trabajo que firmarán el trabajador y los representantes de la empresa perteneciente al Sector 2, o el responsable de una dependencia de la administración pública, local o nacional. El contrato puede ser rescindido voluntariamente por cualquiera de las partes, y en cualquier momento, sin necesidad de establecer un proceso administrativo.

Los otros tipos de contrato de trabajo, e incluso los del Sector 1, no son beneficiarios de las condiciones de este sui generis Contrato de Trabajo.

iii. Duración del contrato

El Contrato de Trabajo durará mientras exista necesidad del servicio materia de contrato.

El Contrato de Trabajo puede ser roto por cualquiera de las partes en cualquier instante, y sin costo alguno para ninguna de las partes.

iv. La forma de pago de los salarios

Por las consideraciones expuestas, y tratando de evitar todo proceso inflacionario, la forma de pago se regirá a las normas siguientes: el monto del sui generis Contrato de Trabajo tendrá dos partes. La primera parte será pagada en efectivo, y será igual al salario mínimo local actual de los trabajadores. Es lo que en adelante llamaremos, el Mínimo de Subsistencia Local. El monto de la segunda parte del sui generis Contrato de Trabajo será pagado en bonos nominales e intercambiables únicamente contra los bienes y servicios ofrecidos por las empresas del Sector 2.

Es el monto de esta segunda parte del Contrato de Trabajo que estará constantemente bajo la presión de aumentos sucesivos hasta alcanzar el estándar internacional de salarios mínimos.

Los contratos de personal que no se encuentren dentro de los términos de este sui generis Contrato de Trabajo, tanto del Sector 2 como de la administración pública, serán fundamentados por la parte contratante. Toda contratación injustificada, en la necesidad de ese servicio o en el monto otorgado, dará origen a sanciones penales severas.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet