BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

PROGRESO Y BIENESTAR

Hugo Salinas




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (454 páginas, 711 kb) pulsando aquí

 


CONCLUSIÓN DE LA PARTE III

Josué de Castro declara: “Yo, que he recibido un premio internacional de la paz, pienso que, infelizmente, no hay otra solución que la violencia para América Latina”. ¿Será necesaria?

En efecto, son nuevos tiempos y nuevos comportamientos que está labrando la Humanidad. Habrá dos cambios sustanciales. Uno que ya está en curso, y otro que se avecina rápidamente. Se trata, primero, de la instalación del proceso de trabajo de concepción y, segundo, de una manera diferente de repartir el Resultado Neto de la actividad económica.

Con el proceso de trabajo de concepción ingresamos a una era de elaboración de bienes económicos inmateriales. Es la supremacía de lo inmaterial sobre lo material. Por otro lado, con el desplazamiento de la Repartición Individualista del Resultado Neto por la Repartición Igualitaria, se eliminará la pobreza, y el desempleo. Sobre esta base se construirá una sociedad con igualdad de oportunidades para todos, sin ninguna distinción ni preferencia.

Es un futuro inmediato que permitirá el pleno desarrollo de la individualidad sin individualismo. Cada una de las personas, al tener asegurado un ingreso automático desde que nace hasta que muere, podrán ejercitar una Participación Directa en cada uno de los asuntos que le compete como individuo y como miembro de una sociedad. El Gobierno de proximidad, multidecisional, abrirá las compuertas para una sociedad-mundo sin fronteras.

Pero, la Historia no es un cuento de hadas. Las ideas son importantes pero toman su tiempo para calar en las personas. Y el camino al infierno se encuentra plagado de buenas intenciones. Será necesario hacer prueba de madurez y dominar la violencia inserta en el comportamiento de quienes manejan la economía y la sociedad desde hace diez mil años. Enhorabuena que las particularidades del proceso de trabajo de concepción llevan consigo la condición formal para impedir la continuación de la Repartición Individualista. Todo indica que la Historia va de la mano con los que visionan y entregan sus vidas por la construcción de un nuevo mundo, de una nueva sociedad.

CONCLUSIÓN

Sólo quisiera entender cómo pueden tantos hombres, tantos pueblos, tantas ciudades, tantas naciones soportar a veces a un solo tirano que no dispone de más poder que el que se le otorga, que no tiene más poder para causar perjuicios que el que se quiere soportar […]. Es realmente sorprendente […].

Etienne DE LA BOÊTIE

La reflexión comenzó suponiendo que los dos flagelos más nocivos de nuestros tiempos son la pobreza y el desempleo. La pobreza se enquistó en nuestra sociedad hace aproximadamente diez mil años, el desempleo masivo hace cinco siglos. Estos dos males, con el correr del tiempo, han engendrado otros vicios mayores como la corrupción, la violencia, la prostitución y la drogadicción. La sociedad se encuentra enferma, de más en más, como en el caso del “calentamiento global”.

Nuestra investigación nos ha conducido a determinar que el origen de estos dos grandes flagelos y sus vicios consecuentes se encuentra en la Repartición Individualista del Resultado Neto de la actividad económica, la misma que se instauró hace diez mil años aproximadamente. A partir de ese momento, el 100% del esfuerzo de toda una comunidad, presente y pasada, es apropiado por un reducido número de personas que detiene el control de la economía y de la sociedad.

Los efectos nocivos de este tipo de repartición se han difundido en todos los intersticios del tejido social, económico, político, a nivel mundial. La propagación, en extensión y en profundidad, ha sido facilitada por la flexibilidad de las transacciones que utilizan la moneda y los precios de los bienes y servicios, características esenciales de la manera de trabajar en curso: el proceso artificial de producción. Esta forma de trabajar ha generado una economía-mundo. Sobre esta base, la Repartición Individualista ha construido un nuevo mecanismo de extorsión y de transferencia de casi todo el Valor Agregado por los pueblos de la periferia hacia el centro del país-centro. Se trata de la Configuración Mundial.

La Repartición Individualista y su mecanismo de extorsión, la Configuración Mundial, se encuentran en el corazón de la problemática moderna: países del Norte / países del Sur, países de desarrollados / países subdesarrollados, Centro / Periferia.

La Repartición Individualista, desde hace diez mil años convertida en el segundo elemento de todo acto económico, cuenta con la aceptación de la totalidad de la población. Ella ha pasado a formar parte del comportamiento cotidiano de cada una de las personas. Cada cual busca sacar el mejor partido de todo acto económico y, en general, de toda actividad. Los terceros no entran en línea de cuenta, así sean sus cercanos colaboradores e incluso sus mismos familiares. Es por ello que, los lazos entre el trabajador y su centro de trabajo, entre el ciudadano y su sociedad, entre las personas y su medio ambiente, se encuentran completamente resquebrajados. Cada uno busca un provecho personal, y al más corto plazo.

En el Tomo I se ha presentado la solución alternativa desde un punto de vista conceptual. Para eliminar la pobreza, el desempleo y los vicios que vienen con ellos, es necesario crear un nuevo sector económico que contenga los mecanismos que permitan alcanzar estos objetivos. La idea es crear empresas con un nuevo tipo de repartición: la Repartición Igualitaria, la misma que impide la aparición de pobreza y desempleo, y que ya fue practicada por la Humanidad durante, por lo menos, 190 mil años.

La Repartición Igualitaria de la totalidad de las utilidades de las empresas a crear, en este nuevo sector, marcará el nacimiento de la Remuneración de Base de cada una de las personas del país, desde que nacen hasta que mueren. Será una repartición automática y sin ninguna discriminación. Es esto lo que eliminará e impedirá la reaparición de la pobreza. Además, los trabajadores que participan directamente en la actividad económica seguirán contando con su salario (Remuneración de Actividad).

Pero para que las empresas de este nuevo sector alcancen su eficiencia, como cualquier otra dentro de una economía de mercado, es imprescindible realizar la separación economía / política. El Gobierno se debe desligar de toda actividad que pueda ser realizada dentro de una economía de intercambios. Es decir, los políticos a la política y los agentes económicos a desarrollar la actividad económica.

No obstante, surgieron preguntas. ¿Cómo aplicar estos conceptos en la vida cotidiana? ¿Qué hacer, en términos prácticos, para situarnos en el peldaño superior alcanzado por la Humanidad? Incluso, ¿qué hacer para que todos aquellos que quieran trabajar obtengan un empleo?

La respuesta práctica, que se ha expuesto en este Tomo II, comprende dos mecanismos y un paquete reducido de actividades colaterales que facilitarán alcanzar el pleno empleo, la eliminación de la pobreza y sus grandes vicios. Este conjunto de mecanismos y actividades se desarrollarán paralelamente a la implementación de un Gobierno de Proximidad con un carácter Multidecisional. Estas serán las bases que permitirán abrir las puertas hacia la integración de países y sociedades a nivel mundial.

El primer mecanismo consiste en un sui generis Contrato de Trabajo. Es la camisa de fuerza para orientar el gasto y evitar un proceso inflacionario, al mismo tiempo que se incrementan significativamente el salario mínimo. Un Contrato de Trabajo que establece el pago del total del salario en dos partes. Una, en pago monetario correspondiente al mínimo vital de existencia local y, otra, en bonos intercambiables por bienes generados por las empresas del nuevo sector en creación: Bienes de Necesidad Básica como vivienda, salud, formación, transporte. Es el pago en bonos que deberá incrementarse aceleradamente a fin de que, el salario total alcance rápidamente los estándares internacionales de salarios mínimos.

El segundo mecanismo resuelve el cómo crear aceleradamente empresas de este nuevo sector. Se trata de desplegar el servicio de crédito en todos los rincones del país en donde existan asentamientos humanos. Es decir, se trata de abrir tantos caños de financiamiento como necesarios para acelerar, por un lado, la creación de empresas y, por otro, el abastecimiento de Bienes de Necesidad Básica.

La interacción de estos dos mecanismos facilitará rápidamente alcanzar el pleno empleo, una condición indispensable para el bienestar económico, social y sicológico de la población, construyendo un mejor tejido social.

Paralelamente a la acción de estos dos mecanismos, se deberá prestar atención especial a la actividad micro-empresarial, y a la formación intensiva de los jóvenes entre 0 y 15 años de edad. Estas dos actividades son, además, altas demandadoras y creadoras de empleo.

Estos dos mecanismos y las actividades colaterales irán, en su camino, creando las bases de un nuevo Gobierno, local y de Participación Directa. Una de sus características esenciales será la existencia de un solo nivel de decisión. Todos los niveles superiores serán solamente de coordinación. Será un Gobierno de proximidad, multidecisional, en donde el poder se encontrará atomizado y no centralizado como ahora. Este gobierno local facilitará, sin duda, una administración política, social, jurídica, educacional, etc. mucho más eficaz y eficiente que la presente. Sin ello es ilusorio un Estado Plurinacional.

El nuevo clima que generará la nueva organización social y económica abrirá las compuertas del país para facilitar la integración con otros países y sociedades. La simbiosis de la economía-mundo que genera el proceso artificial de producción, con la Repartición Igualitaria del resultado de la actividad económica, orientará muy naturalmente a la creación de un País-Mundo dentro de una sociedad-mundo.

Entonces, eliminar la pobreza y el desempleo es posible. Eliminar los vicios como la gran corrupción es posible. Vivir en armonía con las Naturaleza es posible. Vivir dentro de una sociedad que brinde lo necesario para el Buen Vivir de los seres humanos es posible. Tanto más que crea las condiciones para una instalación acelerada de la nueva forma de trabajar ya imperante en los países que han alcanzado un alto grado de crecimiento: el proceso de trabajo de concepción.

Con ello no solamente se conseguirá el Bienestar de todos sino también disfrutar del Progreso alcanzado por la Humanidad. Un Progreso y Bienestar, para todos, sin discriminación alguna.

En definitiva, la solución se encuentra en las manos de la mayoría de personas, porque la creación de un nuevo sector económico animado por la Repartición Igualitaria es una decisión de sociedad. Una vez más, la mayoría de las personas, si no es la totalidad, deben optar por la hegemonía de un nuevo tipo de repartición. Ayer se impuso la Repartición Individualista en lugar de la Repartición Igualitaria que venía gozando la Humanidad. Ahora, se trata de instalar una vez más la Repartición Igualitaria.

Corresponde, entonces, a las personas y sólo a ellas, en conjunto, decidir si seguimos con el tormento de la pobreza, el desempleo y todos los vicios que lo acompañan o, en un revés de mano, optar por su eliminación. Ya no es hora de seguir implorando, pidiendo aumento de salarios, defendiéndose de los ataques de las multinacionales, dejando pisotear nuestras propias culturas. Con ello solamente confirmamos y aceptamos la existencia de la pobreza, del desempleo y los vicios que le acompañan.

Todas nuestras organizaciones, políticas, vecinales u otras, se deben lanzar a optar por la Gran Transformación, por la Revolución; y no por simples reformas. Revolución no es sinónimo de lucha armada, aun cuando pueden andar juntas. De lo que se trata, en definitiva, es de un cambio en el tipo de repartición del Resultado Neto de una actividad económica generada por todos nosotros y por todos nuestros antepasados.

Es hora de liberarnos de nuestra actitud conformista, de fatalidad y de consentimiento. El futuro, nuestro y el de nuestros hijos, está en nuestras manos. Es hora de decidir por la creación de un nuevo sector económico, que abra el camino a la eliminación de estos dos grandes flagelos de la Humanidad: la pobreza y el desempleo. Al mismo tiempo se debe dar paso a la nueva forma de trabajar, el proceso de trabajo de concepción, que nos enrumbará a la sociedad de conocimientos. En nuestras manos se encuentra alcanzar un Progreso y Bienestar, Urbi et Orbi, en igualdad de oportunidades, y sin discriminación alguna.

Y para terminar, como guisa de agradecimiento al amigo lector por la pena que se tomó de leer los resultados mis investigaciones, diré que “mi pensamiento y mi vida constituyen una sola cosa, un único proceso. Y si algún mérito espero y reclamo que me sea reconocido es el de […] meter toda mi sangre en mis ideas.”


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet