BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

PROGRESO Y BIENESTAR

Hugo Salinas




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (454 páginas, 711 kb) pulsando aquí

 


D. INTEGRACIÓN HACIA UN PAÍS-MUNDO DE BIENESTAR GENERAL

Existe otra alternativa, es la integración. Fue el caso de la integración de la Alemania del Este y de la Alemania del Oeste. Los empresarios de Alemania del Este estuvieron obligados a cerrar puertas y con ello, un crecimiento rápido del desempleo. De una economía paternalista que se esforzaba por limar las diferencias sociales y económicas dentro de un nivel bajo de productividad, la integración lo hizo resaltar inmediatamente. La riqueza se concentró con violencia y rapidez, dejando una gran masa de pobres y de desempleados al margen de la economía y de la sociedad. “Todo el siglo XX del capitalismo Keynesiano del Primer Mundo y el desarrollo capitalista del Tercer Mundo compartieron dos características: una intervención del Estado en la economía y una lógica redistributiva.”

William Robinson, profesor de la New Mexico State University, añade lo siguiente. “el estado-nación es una forma históricamente específica de la organización social mundial que está en proceso de ser trascendida por la globalización capitalista. […] La Globalización representa una transición desde la fase del estado-nación del capitalismo hacia una fase transnacional, cualitativamente nueva. […] Como los lazos orgánicos e internos entre los pueblos han llegado ser realmente globales, todo el conjunto de las instituciones del estado-nación han llegado a ser sobreseídas por las instituciones transnacionales.”

Diríamos que dentro de esa lógica se ha realizado, y se está realizando, la experiencia de una integración individualista. Pero existe aún otra alternativa. Se trata de la integración dentro de una economía de mercado de interés general.

a. Economía mundial y economía global

“Se ha investigado muy bien la globalización económica, nos dice William Robinson. El capital ha alcanzado una nueva movilidad y ha reorganizado la producción en todo el mundo de acuerdo con todo un arsenal de políticas y de consideraciones sobre el factor costos. Esto ha traído consigo la descentralización mundial de la producción junto con la centralización de los comandos y del control de la economía global en el capital transnacional.” Una centralización hacia el centro del país-centro de la casi totalidad del Valor Agregado por los pueblos de la periferia, agregaríamos. “Aquí podemos distinguir entre la economía mundial y la economía global. En épocas previas las naciones se vinculaban entre ellas mediante el intercambio de mercancías y de flujos de capital en un mercado internacional integrado (una economía mundial). […] Sin embargo, en la actualidad, la globalización del proceso de producción está unificando […] en un solo (proceso de trabajo) y en un solo sistema global; y está llevando a cabo la integración orgánica de diferentes países y regiones en la economía global.”

“La creciente disolución de las barreras espaciales y la subordinación de la lógica de la geografía a la lógica de la producción – lo que algunos han llamado ‘la compresión espacio-temporal’ — no tiene precedentes históricos. Y esto nos obliga a reconsiderar la geografía y las políticas del estado-nación” , agrega William Robinson. “Como los lazos orgánicos e internos entre los pueblos han llegado ser realmente globales, todo el conjunto de las instituciones del estado-nación han llegado a ser sobreseídas por las instituciones transnacionales.” Es necesario, entonces, “distinguir entre internacional y transnacional (o global). El primero es una concepción de la dinámica mundial fundada en el sistema existente de estados-naciones, en tanto que el último identifica procesos y relaciones sociales que han sobreseído a ese sistema.”

En la base de esta dinámica se encuentra el proceso artificial de producción desarrollado con Repartición Individualista. De ahí que, la misión histórica de la presente, y de las nuevas generaciones, es de construir una sociedad-mundo apoyada en la Repartición Igualitaria del Resultado Neto. El cómo alcanzarlo lo hemos desarrollado, conceptualmente, en el Tomo I del presente trabajo. Con un grado mayor de aproximación a la vida cotidiana, lo hemos desarrollado en la primera parte de este libro, bajo el supuesto de iniciar esta Gran Transformación a partir de un solo país. Lo que nos resta identificar es el camino que podría tomar este nuevo reto de la Humanidad de globalizar la economía y la sociedad en igualdad de condiciones, y sin excepciones, para todos los integrantes de la sociedad-mundo.

Pero, “los estados no son actores como tales, indica William Robinson. Los estados no ‘hacen’ nada por sí mismos.” En efecto, siendo el gobierno, el ente dinámico de un Estado, lo que importa saber es, entonces, cuál sería el tipo de gobierno que nos conduciría a esta integración de pueblos y naciones para alcanzar la sociedad-mundo dentro de un país-mundo, en plena cohesión social y económica. Ya lo hemos precisado. Se trata de un gobierno plurinacional, de proximidad y multidecisional. Es un tipo de gobierno que refleja las características tanto del proceso de trabajo en curso, como del próximo a venir, el proceso de trabajo de concepción, y de la Repartición Igualitaria del Resultado Neto de la actividad económica del Sector 2. Un tipo de gobierno que permitirá integrar los pueblos y naciones en igualdad de condiciones; el mismo que nos debe conducir hacia un País-Mundo, sin barreras nacionales y con una moneda única.

Sobre estas consideraciones esbozaremos lo que, al parecer, sería el camino que nos sugiere el elan de los pueblos y naciones del mundo: la integración sobre la base de su reconocimiento real y efectivo en tanto que personas integrantes de su comunidad.

b. La integración de pueblos y naciones

Samuel Palmisano, presidente de la IBM, constata que “la corporación multinacional (MNC), a menudo vista como el agente de la globalización, está tomando una nueva forma, una que modela tanto a los negocios como a la sociedad. Desde la perspectiva de los negocios, esta nueva forma de empresa se le percibe mejor como “global” que como “multinacional”. “La MNC de fines del siglo XX tiene muy poco en común con las firmas internacionales de hace un siglo, y aquellas compañías fueron muy diferentes de las grandes empresas comerciales de los 1700’s. El tipo de la organización de negocios que está emergiendo ahora – la empresa globalmente integrada – realiza precisamente un gran salto.”

En efecto, la integración de los pueblos y naciones se encuentra en camino, impulsado por la dinámica del proceso artificial de producción y el proceso de trabajo de concepción. Por ahora ese camino se realiza con el predominio de la Repartición Individualista. No obstante, una variante emerge: la integración con una nueva columna vertebral: la Repartición Igualitaria. Una integración con pleno reconocimiento de lenguas, culturas, civilizaciones. De un comportamiento de obediencia, de sumisión, se pasó a otro de defensa, de reivindicación, de reconocimiento de la existencia y de la presencia. Ahora nos encaminamos a otro tipo de comportamiento, de participación directa y activa en la gestión de nuestras propias vidas. Los representantes e intermediarios en la toma de decisiones serán substituidos por aquellos que precisamente debieron siempre efectuarlos: nosotros mismos. Una recuperación de la personalidad, de la estima personal, en suma, de la individualidad. Para ello, el punto central de la Gran Transformación es la creación del Sector 2 de una economía de interés general.

Luego de múltiples ensayos, la Humanidad ha ido desechando las confederaciones, federaciones, bloques supranacionales e incluso integraciones pero, todos ellos hermanados por una característica: la acumulación de riquezas de un solo lado de la sociedad como resultado de la práctica de la Repartición Individualista. Ahora, ella se orienta sobre el desarrollo de economías de interés general que facilitan el entendimiento humano, y que el mismo ser humano vuelve a ser su objetivo principal. Una eliminación de barreras que van facilitando la integración de pueblos y naciones en economías de bienestar general.

Los comportamientos se orientan a la conformación de una sociedad-mundo dentro del cuadro de una economía-mundo. Una actividad económica y una sociedad que tienen como cuadro de referencia un País-mundo. No existiendo rivalidades ni tensiones entre los pueblos y naciones, no hay ningún asidero para la noción Estado-Nación. Un País-Mundo que engloba diferentes pueblos, diferentes naciones, diferentes culturas, diferentes lenguas, diferentes religiones pero, todas ellas viviendo en armonía, y en el respeto recíproco. Es el Estado Plurinacional. Diferencias que hacen unidad gracias a los mecanismos de una economía cuyos resultados se revierten sobre todos ellos, sin distinción alguna, en igualdad de condiciones. Un mecanismo que sostiene el edificio del entendimiento y de la cohesión social.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet