BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

LA INFORMACIÓN CONTABLE PARA LAS ESTRATEGIAS EMPRESARIALES: UN INSTRUMENTO PARA LA INNOVACIÓN

Barreiro Noa Alfredo




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (118 páginas, 390 kb) pulsando aquí

 


Capítulo II. La Teoría del conocimiento y las Capacidades un proceso técnico-económico e informacional

2.1.- Innovación e información. Relación con la historia del manejo del conocimiento

En la etapa final del siglo pasado la innovación industrial y la I+ D ( investigación-desarrollo) muestran un paso de avance hacia una generación centrada en el conocimiento, el aprendizaje y los flujos de información, lo que estrecha aun más la relación entre la empresa y el mundo que la rodea.

El siguiente esquema muestra el desarrollo del proceso de gestión de conocimiento:

Datos Información conocimiento tecnología innovación

Todo este sistema de categorías es muy importante para el estudio del manejo del conocimiento que cada administrador contable-financiero debe tener en cuenta:

• Datos: forma de generar información. Se interpretan análisis, tendencias, síntesis y correlaciones.

• Información: datos relacionados e interpretados de algo específico.

• Conocimiento: es un conjunto de información desarrollada sobre la base de una experiencia y aplicada a una acción, permite la toma de decisiones.

• Tecnología: es el conocimiento estructurado que se aplica para obtener resultados.

• Innovación: es el resultado de la introducción económica y socialmente útil del nuevo conocimiento.

Determinados autores, (Rothwell, 1994), caracterizan esta generación por la integración de diferentes componentes de la industria (ciencias, tecnología, mercado, sociedad), flexibilidad de los procesos y sobre todo, eficiente gestión de la información lo que permite a la entidad formar un conocimiento estratégico a partir de los datos obtenidos de la gestión informática. Rothwell sostiene además que la innovación es un proceso de acumulación de conocimiento (Know how) y de aprendizaje, facilitando a las organizaciones obtener grandes ventajas de la rápida gestión de la información, donde la conexión entre lo interno de la empresa y el exterior (proveedores, distribuidores, clientes), se separan en tiempo real y paralelo.

En la actualidad el entorno tecnológico en el ámbito global demanda mecanismos de competencia muy diferentes de los usados tradicionalmente, la industria centra sus mayores esfuerzos en obtener productos de mayor calidad, nuevos, y que su imitación sea casi nula.

Contar con la mejor tecnología, una organización de la producción eficiente, y una distribución en el momento oportuno, da a la empresa una posición ventajosa con respecto a las demás entidades competidoras y un adecuado Costo de Oportunidad en la prestación de servicios o entrega de productos.

Las corrientes actuales de la gestión empresarial afirman que la innovación en su concepción más pura es un proceso informaciónal en el cual el conocimiento es adquirido, procesado y transferido (Hauschildt, 1992). En este contexto y con la transformación de la información adecuada hacia la creación de un producto cada vez más novedoso (conocimiento útil y de valor estratégico) y poniendo en manos de la estructura organizativa las condiciones idóneas para que el conocimiento fluya constantemente, con el fin de obtener rápidamente nuevas ideas en el desarrollo de proyectos e innovaciones que permitan una introducción oportuna en el mercado.

En las décadas pasadas, ha habido un cambio drástico, una transformación en lo que los economistas denominan la función de producción de las empresas, los principales activos que crean valor y crecimiento. Los activos intangibles están sustituyendo rápidamente a los activos físicos. Al mismo tiempo, ha habido un total estancamiento de los sistemas de medición e informes. No solamente de los informes financieros, sino también de las mediciones internas, la contabilidad y los registros en el interior de las empresas. Esos sistemas tienen más de 500 años de antigüedad. De modo que ésta es la situación: Se está usando un sistema que tiene medio siglo para tomar decisiones en un contexto de negocios complejo en el cual los activos esenciales que crean valor se modificaron totalmente.

El surgimiento de un nuevo tipo de sociedad nombrada informacional donde la generación y el tratamiento de la información es su eje central, trae como consecuencia que la sociedad industrial pase a un segundo plano mediante un proceso de transformación. Fuentes actuales afirman que el nuevo paradigma tecnológico se proyecta en la transformación de los flujos de información (Inter e intra organizacional) hasta llegar a un producto inteligente (Rogers, 1996, Rothwell, 1992,1994, Rousell y Erikson 1991). Se trata de la era del conocimiento donde la dinámica de la gestión de información estratégica es primordial.

Podremos estar de acuerdo o no con las aseveraciones anteriores, pero la realidad es que los sistemas de información en una sociedad informatizada, nos lleva a un uso acelerado de los sistemas de información soportados sobre sistemas informáticos cada vez más desarrollados y de hecho a una imbricación en el mundo de las finanzas y el negocio en Internet.

Dentro de esta nueva sociedad que se viene gestando con el decursar del tiempo aparece la llamada Nueva Economía - que no es tan nueva en su esencia- que se distingue fundamentalmente en que el factor central en el proceso de creación de riqueza pasa a ser el conocimiento y los demás activos intangibles:

• Contactos.

• Creatividad.

• Innovación.

• Posicionamiento.

Mucho más que el capital, los bienes de capital u otros activos físicos, la Gestión del Conocimiento se ha convertido en un término de boga en los ámbitos académicos y empresariales. En Cuba, aún su uso no rebasa el marco docente, aunque se realizan esfuerzos por su generalización. Los eventos Intermpres del CITMA (Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medioambiente), la creación de la Empresa Consultora GECIT como empresa de gestión del conocimiento y la innovación tecnológica y la creación de los Centros de Información y Gestión Tecnológica en las provincias (CIGET) muestran la voluntad del desarrollo de estas concepciones a la par del mundo.

El llamado capital estructural, visto como el conocimiento que la organización posee sistematizado e interiorizado y que en un principio puede estar latente en las personas y equipos de la empresa, constituye la base fundamental de la Economía del Conocimiento, donde se incluyen todos aquellos conocimientos estructurados de los que depende la eficacia y eficiencia interna de la empresa:

• Los sistemas de información y comunicación.

• La tecnología disponible,

• Los procesos de trabajo.

• Las patentes.

• Los sistemas de gestión.

El Capital Estructural responde a patrones de propiedad del conocimiento de la empresa. Un sólido Capital Estructural facilita una mejora en el flujo de conocimiento e implica una mejora en la eficacia de la organización. Sin embargo, esto no basta, el capital relacional referido al valor que tiene para una empresa el conjunto de relaciones que mantiene con el exterior, garantiza la calidad y los clientes de una empresa y su potencialidad para generar nuevos clientes, los cuales, son cuestiones claves para su éxito, como también lo es el conocimiento que puede obtenerse de la relación con otros agentes del entorno (alianzas, proveedores...)

Entonces, utilizaremos la siguiente definición: La Gestión del Conocimiento se define como el proceso de administrar continuamente conocimiento de todo tipo para satisfacer necesidades presentes y futuras, identificar y explotar recursos de conocimiento tanto existentes como adquiridos para desarrollar nuevas oportunidades.

Por todo ello el manejo inteligente de la información y el conocimiento sustentan el proceso de Innovación Tecnológica en la Empresa y la formación de la memoria tecnológica de la misma. Pero desde el ángulo del manejo del conocimiento, su acción es mucho más amplia, actuando con los elementos culturales y del entramado social creado por y para los individuos de una organización que propicie mediante la cooperación y trabajos en equipos una interacción del conocimiento individual e integrar un paquete de conocimientos que diferencien la acción de una entidad organizativa determinada y que está constituido principalmente por el conocimiento de las actividades cotidianas de una organización.

A partir de la identificación, adquisición, clasificación y conservación de los conocimientos, debe preverse su explotación para lograr los objetivos de la organización y hallar ventajas competitivas.

Sin embargo, muchas de nuestras empresas no consideran el conocimiento como un recurso importante que debe dirigirse, de aquí que deba establecerse un sistema de gestión del conocimiento, dentro del marco de la estrategia corporativa.

Hoy día la capacidad competitiva de una empresa y la calidad de conocimiento que ella desarrolla dentro de áreas de negocios fundamentales está determinada por los costos de transacción, la teoría de las restricciones y el marco competitivo actual donde se desenvuelven.

La entidad fuera de su entorno para poder sobrevivir y adelantarse a la competencia, debe tener en cuenta la economía que se abre paso en el ámbito empresarial y como premisa fundamental la organización debe incorporar la gestión del Know how como forma de vida en las nuevas condiciones de mercado. Este mercado en vista al exterior y no solamente considerar que dado un tutelaje relativo de organismos superiores (Uniones y Ministerios), la función de producir con la calidad internacional no es necesario para los productos que no sea exportable.

"La empresa actual se define como un conjunto de activos tangibles e intangibles, en dónde éstos últimos toman cada vez más importancia y efectividad en la creación de valor para la empresa; activos intangibles que son el resultado de la incorporación del conocimiento, del intelecto, a las distintas actividades productivas de la organización" (Bueno, 1998).

La gestión del conocimiento es probable que constituya una de las cuestiones fundamentales dentro del campo de la Dirección Estratégica en el próximo siglo, más allá de ser una moda pasajera, si se logra fundamentar sólidamente su importancia en la creación de valor y en la consecución de una ventaja competitiva sostenible para la empresa (Guadamillas y Forcadell, 2000). La vida le ha dado la razón.

Tomando en cuenta la base teórica expuesta, podemos plantear que el Know how (intangibles, innovaciones, capital intelectual) es un recurso mas en las manos de la entidad, es considerado uno de los principales generadores de ventajas competitivas sostenibles (escasez, relevancia, sustituibilidad, imitabilidad, apropiabilidad, complementariedad, etc.) y se encuentra en constante movimiento dinámico. Sin embargo, apenas se ha avanzado en lo que se refiere a decisiones estratégicas: la identificación de los conocimientos que constituyen únicos y valiosos recursos en la empresa, los procesos de creación o aplicación de conocimientos que suponen únicas y valiosas capacidades, y la forma en que éstos se transforman en elementos esenciales de la estrategia y permiten identificar aquellas oportunidades de negocio que mejor exploten el conocimiento de la organización (Zack, 1999).

En nuestro sistema empresarial el Know how y sus principales aspectos no son valorados ni observados con la importancia requerida, nuestra cultura organizacional (conjunto de hábitos, reglas y accionar que caracteriza a una organización) no esta consolidada hasta el último obrero, aún en las empresas se plantea que el conocimiento que aporta cada trabajador en su puesto de trabajo no es imprescindible, política totalmente errónea, cualquier obrero que abandone determinada entidad se lleva con él un trozo de conocimiento, experiencia para resolver disímiles situaciones y reemplazarlo lleva tiempo conjuntamente con gastos adicionales.

A pesar de las dificultades analizadas, están creadas las condiciones para el desarrollo de la Innovación tecnológica en las empresas y entidades de los complejos territoriales a partir de manejar el conocimiento, para lo cual se considera válido el siguiente esquema (Barreiro 1999):

Conocimiento

Capacidad

Tecnología de procesos Tecnología tangible (Equipos)

.(know how y admón. de tecnología)

Costos de negociación

Procesos de mejora continúa

Perfeccionamiento organizacional

En este esquema podemos observar como con un buen paquete de conocimiento y una gestión acertada del mismo genera nuevos procesos tecnológicos que se materializan en los equipos creados a partir de estos procesos y por ende aumenta la capacidad financiera de la entidad con la disminución de los costos. El Know how dentro del mundo empresarial va tomando cada vez mayor importancia y un gran alcance de sus posibilidades para aumentar el valor financiero de una entidad. No es un proceso estático sino que está en constante evolución y estrecha relación con el fenómeno de la información en un mundo que esta totalmente globalizado.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet