BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

LAS REFLEXIONES DE FIDEL CASTRO: EXPRESIÓN DE UNA ÉTICA REVOLUCIONARIA

Raúl O. Quintana Suárez




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (141 páginas, 661 kb) pulsando aquí

 


PRIMERA PARTE (Año 2007)

“La idea siniestra de convertir los alimentos en combustibles”

A partir del discurso pronunciado por el entonces Presidente de Estados Unidos, George W. Bush, el 26 de marzo del 2007 en Washington, ante una nutrida concurrencia de representantes de los principales fabricantes de automóviles, Fidel Castro valora en su reflexión ““Condenados a muerte prematura más de 3 mil millones de personas”, escrita el 28 de marzo del 2007 como…‘‘…la idea siniestra de convertir los alimentos en combustible quedó definitivamente establecida como línea económica de la política exterior de Estados Unidos”. (3)

Tal idea, expresión genuina de la tan publicitada y no escasas veces manipulada globalización de la solidaridad, por ideólogos de diversas tendencias e intereses clasistas, creyentes y no creyentes, politólogos y economistas, sociólogos y filósofos, sintetiza el humanismo ético de un estadista, que al contrario de lo que muchos afirman, siempre permanece abierto al diálogo tolerante. La contraposición entre dos visiones del hombre diametralmente opuestas. La una, la del hombre explotado, denigrado y sistemáticamente escarnecido; la otra, la del hombre elevado al papel protagónico hacedor de la historia, sujeto acreedor de derechos tanto como deudor de deberes.

Al respecto el dirigente cubano se cuestiona…“… ¿dónde y quiénes van a suministrar los más de 500 millones de toneladas de maíz y otros cereales que Estados Unidos, Europa y los países ricos necesitan para producir la cantidad de galones de etanol que las grandes empresas norteamericanas exigen como contrapartida de sus cuantiosas inversiones?... ¿de dónde sacarán los países pobres del Tercer Mundo los recursos mínimos para sobrevivir?”. (4)

Las argumentaciones, de continuo alerta a las nefastas consecuencias de vivir de espaldas a los preocupantes problemas ecológicos, en su más amplio espectro, no se originan en las Reflexiones sino de vienen de larga data, en sus discursos, entrevistas, mensajes y declaraciones, contentivos de imprescindibles valores. El 12 de junio de 1992 valoró en el discurso pronunciado en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo como…“…los bosques desaparecen, los desiertos se extienden, miles de millones de toneladas de tierra fértil van a parar cada año al mar. Numerosas especies se extinguen. La presión poblacional y la pobreza conducen a esfuerzos desesperados para sobrevivir, aún a costa de la naturaleza. No es posible culpar de esto a los países del Tercer Mundo, colonias ayer, naciones explotadas y saqueadas hoy por un orden económico mundial injusto”. (5)

La temática de la necesidad de conservación del entorno ecológico y del uso irracional de los recursos naturales por las sociedad de consumo es reiteradamente abordada, en diversas reflexiones, tituladas: “Lo que se impone de inmediato es una revolución energética”, 30 de abril del 2007; “La tragedia que amenaza a nuestra especie” (7 de mayo del 2007); “Se intensifica el debate” (9 de mayo del 2007); “Lo que aprendimos del VI Encuentro Hemisférico de La Habana” (14 de mayo del 2007) y “La opinión unánime” (16 de mayo del 2007), por solo citar las principales.

Basando sus análisis en la imprescindible madeja dialéctica de las mutuas interacciones, el dirigente cubano expone las problemáticas medio ambientales en su ineludible vinculación con la política, los valores e incluso el entorno socio-cultural, fuera de las cuales no se podrían argumentar posibles soluciones.

Por ello expone como…“…insaciable en su demanda el imperio había lanzado al mundo la consigna de producir biocombustibles para liberar a Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de energía, de cualquier dependencia exterior en materia de hidrocarburos…Duele pensar que se consumen anualmente 10 mil millones de toneladas de combustibles fósiles, lo cual significa que cada año se derrocha lo que la naturaleza tardó un millón de años en crear”. (6)

Cualquier análisis de las causas y consecuencias para la humanidad de la carencia de una política mundial consensuada por parte de los gobiernos y la toma de conciencia en los pueblos, acerca de la falta de protección al medio ambiente, con el consiguiente despilfarro de los recursos naturales no renovables, necesariamente se tiene que abordar desde varias ópticas, desde la científica hasta la netamente ética. Lo anterior conduce en Fidel Castro al criterio de no poder hablar como…“…economista o científico. Lo hago simplemente como político que desea desentrañar los argumentos de los economistas y los científicos en un sentido u otro...”….sin dejar de tener en cuenta que incluso…“…la idea del calentamiento global como terrible espada de Damocles que pende sobre la vida de la especie, hace apenas 30 años ni siquiera era conocida por la inmensa mayoría de los habitantes del planeta” (7), lo que implica incluso el importante papel de la educación popular y por supuesto, no sólo restringida al ámbito escolar. Con la contradicción de que los grandes medios de difusión escrita, radial, televisiva y por supuesto la poderosa INTERNET, responden mayoritariamente a los grandes intereses políticos y económicos, reacios a auto-enjuiciarse por sus propias culpas.

La fundamentación ética de cualquier reflexión al respecto, resulta inevitable. Los valores rectorean cualquier análisis especializado, al que le es imposible sustraerse al marco fijado por las normas de conducta humana, influidas por la trama infinita de motivaciones individuales y sociales, clasistas, políticas, económicas, filosóficas o meramente especulativas., dado que…“…los alimentos son convertidos en energéticos para viabilizar la irracionalidad de una civilización que, para sostener la riqueza y los privilegios de unos pocos, incurre en un brutal ataque al medio ambiente y a las condiciones ecológicas que posibilitaron la vida en la Tierra”. (8)

¿En qué medida el derroche de recursos y de sofisticadas tecnologías resulta expresión de un nivel de vida, equitativo y justo para la totalidad de la población en los países más desarrollados? ¿Cuál es el costo social de la inversión de sumas millonarias en armamentos? ¿Qué fundamentación real sustenta al paradigma de sociedad de consumo erigida sobre la explotación de otros pueblos? Estas y otras preguntas se abordan en la reflexión “El submarino inglés” escrita el 21 de mayo del 2007. A partir de la publicidad montada acerca de la construcción de tres de esas naves militares en Inglaterra al costo de $ 7 500 millones, en esta se valora como…“…el pueblo de ese país, inteligente y tenaz, no sentirá seguramente orgullo alguno. Lo que más asombra es que con tal suma se podrían formar 75 mil médicos y atender 150 millones de personas, suponiendo que el costo de formar un médico fuera la tercera parte de lo que cuesta formar un médico en Estados Unidos. Si se desea, podrían construirse policlínicos sofisticadamente equipados, diez veces lo que posee nuestro país”. (9)

La propia experiencia de su vida propició en Fidel Castro desde sus primeros años, una formación ideológica basada en valores y principios, no obstante su origen social de clase privilegiada. Como el mismo relata…“...nací y viví en un latifundio que tenía 10 000 hectáreas, mi padre era dueño del latifundio y de todas las demás cosas, menos de la escuela y el telégrafo. Era dueño hasta de la valla de gallo, de la carnicería, del ganado, de los tractores, de los camiones y de la tienda, del almacén, cuando Carlos Marx habló de que la propiedad privada existía, sólo a condición de que no existiera para las nueve décimas partes de la población, porque nací en un lugar donde mi padre era dueño de todo….Estudié en escuelas religiosas. Así que yo no nací en una cuna proletaria. Es más, si no hubiera sido hijo del terrateniente, no hubiera podido estudiar, y si no hubiera podido estudiar, entonces no habría podido ni tener una idea, no habría podido tener una causa que defender”. (10)

Las convicciones éticas se deben conformar primeramente en la propia conciencia individual para poder aplicarse en otras concepciones, actitudes y normas de conducta que conllevan a una connotación más socializadora. En ninguna esfera de la conciencia social se expresa con más nitidez la relación entre lo individual y lo social. De la misma forma que en ninguna otra se manifiesta más ostensiblemente, la necesidad del equilibrio necesario entre ambas. Si bien las normas de conducta social se forman como manifestación de las conductas individuales, la primera puede ejercer una influencia positiva o negativa en la formación de las segundas. El individualismo que genera la sociedad capitalista, que se expresa en la mercantilización de las cosas, tal como en la subasta vil de las ideas, conduce a la indiferencia sobre todo lo que no sea el propio bienestar o beneficio personal. ¿Cómo se puede manifestar tal aberrante conducta en las altas élites de poder en los países de mayor poderío económico, político y militar e incluso, por mimetismo de intereses, en las opulentas oligarquías de los países más pobres?

Al referirse a la necesidad impostergable de una revolución energética y reiterar sus convicciones sobre la idea monstruosa de producir etanol a partir de alimentos, el líder cubano expresa que…“…si se fuera a buscar un respiro para la humanidad y darles una oportunidad a la ciencia y a la dudosa cordura de los que toman decisiones, no era necesario privar de alimentos a las dos terceras partes de los habitantes del planeta…..¿por qué se escuchan nada más que rumores sin que las direcciones de los países industrializados se comprometan abiertamente con una revolución energética, que implica cambios de conceptos e ilusiones sobre crecimiento y consumismo que han contagiado a no pocos países pobres?¿Existe acaso alguna otra forma de enfrentar los gravísimos peligros que amenazan a todos?”. (11)


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet