BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

ESTUDIO ETNOHISTÓRICO SOBRE UNA UNIVERSIDAD NEW AGE, SUS PROCESOS DE EDUCACIÓN, SEDUCCIÓN, CONFUSIÓN E INICIACIÓN Y SU RELACIÓN CON EL CONTEXTO

José Luis Montero Badillo



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (199 páginas, 3.05 Mb) pulsando aquí

 


La historia de Ari

Ari es una joven que ingresó a la Licenciatura en Desarrollo Humano en el año en que éstas se inauguraron, es decir, en el 2002. En ese entonces, ella tenía veintiún años de edad y vivía en Atizapán de Zaragoza, Estado de México, en el seno de una familia de tradición católica que podríamos catalogar como “joven”, por la corta edad de sus padres, ambos menores de cuarenta años, y sus dos hermanos, ambos menores que ella. Ari llegó al centro educativo al horario matutino, es decir, de lunes a viernes, modalidad en la que sólo permaneció durante el primer semestre. Para el segundo ya se había cambiado a la modalidad sabatina.

Una diferencia que suele haber entre las dos modalidades de estudios es que en la matutina, de lunes a viernes, ingresan personas de menor edad, generalmente alrededor de los veinte y que suelen ser hijos de familia, es decir, que aún dependen económicamente de sus padres. Y las personas que estudian en la modalidad sabatina y que se hallan, la mayoría, cerca de los treinta años de edad, escogen esta modalidad porque es la que les permite trabajar y estudiar al mismo tiempo o porque son padres o madres de familia y, por tanto, son personas que pagan ellas mismas sus colegiaturas y que no disponen de tanto tiempo por razones familiares.

Esta diferencia implica otras más de tipo conductual. En el caso de la modalidad matutina, los alumnos suelen ser más despreocupados y con actitudes acordes a las de los jóvenes que no se tienen que inquietar ni por lo económico -porque para eso están sus padres que pagan las cuentas-, ni por el tiempo -que se refleja en las actividades extraescolares como teatro, danza, inglés y actividades deportivas que ofrece la universidad en esta modalidad-, a diferencia de los alumnos del sabatino que tienen que ahorrar para pagar sus cuotas y que a veces andan preocupados porque no van al corriente en sus colegiaturas, lo que significa que la institución puede negarles el acceso a la misma, cosa que hace una vez al mes. Por tanto, en la modalidad sabatina no hay actividades extracurriculares porque los alumnos no tienen tiempo para realizarlas.

En el caso de Ari, ella llegó a estudiar en las circunstancias de los que no se tienen que preocupar por pagar su colegiatura, aunque la situación económica familiar tampoco era relajada y eso ella lo tenía presente, según comentarios hechos por sus compañeros o por ella misma en actividades grupales, lo que tampoco la hacía asumir una actitud menos relajada que la del resto de los alumnos de la modalidad matutina. Una primera hipótesis acerca de Ari es que llegó a la universidad siendo joven, despistada -en el sentido de que no supo a dónde llegó ni lo que pasaba a su alrededor, pero esa es una característica general- y con pocas ideas acerca de su futuro -porque, al principio, ella misma no había pensado qué hacer al terminar su licenciatura; decía que aún no sabía, que tenía varias ideas pero ninguna le convencía del todo-.

Para cuando a su grupo le comienzan a exponer, a través de las clases, los planteamientos filosóficos propios del sistema religioso y que se enfatizan en esta carrera, ella es una de las primeras alumnas que se ve atraída por ese “algo más” y lo evidencia a través de nuevos hábitos y algunos ritos de paso de los ya antes mencionados, como dejar de comer carne y practicar de manera más formal algunas de las disciplinas de corte oriental por las que la New Age se inclina, que en su caso fue la yoga lo que le gustó, según lo comentó en las clases e incluso solía mostrar al grupo algunas de las posturas que ya podía hacer.

Una de las peculiaridades de su caso es que, para finales del primer semestre y antes de que se involucrase en el sistema religioso, aunque ya había mostrado inclinación hacia éste por los ritos de pasaje realizados, uno de los integrantes del sistema que en ese momento ocupaba el puesto administrativo de Coordinador Académico -y del que se trata en la historia “F”, persona de treinta y un años, aproximadamente, en ese entonces-, comienza a cortejarla hasta que finalmente entablan una relación al grado de que ella se muda para irse a vivir con él al poblado de Santa Ana Jilotzingo, que es el que está más cercano a la universidad y en donde viven la mayoría de los integrantes del sistema religioso. A sus padres les dijo que se mudaba por la cercanía con la escuela y que lo haría junto con una compañera de grupo. La relación con el Coordinador Académico duró poco más de un año.

En ese año, Ari se involucró por completo en el sistema religioso y al parecer fue esa una de las causas por las que se cambió de la modalidad matutina a la sabatina, porque al cambiarse, comenzó a trabajar en uno de los Institutos de Desarrollo Humano de la misma organización, específicamente el que se encuentra en Ciudad Satélite, de lunes a viernes de ocho a dieciocho horas . Es decir, entre las horas que trabajaba de lunes a viernes en el instituto, la escuela los sábados y algunos domingos, el tiempo con el Coordinador Académico y las demás actividades en las que el mismo sistema religioso solicita de sus adeptos, comenzó a dedicarle tiempo completo al grupo y fue así como se le pasó ese primer año dentro de la New Age.

De pronto cayó en una “depresión” que le duró, aproximadamente, medio año, que se veía reflejada en sus constantes ausencias a clases, su poco arreglo personal y sobre todo en su entera dedicación a las actividades del sistema religioso, como para “desahogarse” del rompimiento de su relación con el Coordinador Académico. Él, al terminar la relación, se fue a trabajar a las instalaciones de Monterrey y contrajo nupcias unos meses después.

En la captación de adeptos, Hochman menciona que “los grupos religiosos minoritarios florecen cuando los valores tradicionales y las estructuras de una sociedad se han debilitado” y si bien los datos recavados durante la investigación refuerzan esta idea, para el reclutamiento y control de los miembros, el mismo autor plantea que este tipo de grupos hace uso de un triángulo de herramientas básicas: el milagro , el misterio y la autoridad , “por el bien del mismo grupo”, es decir, como medidas de control mismas de las que suele carecer el individuo que cae en estos grupos religiosos y que anda en busca de ellas.

En una de las charlas sostenidas con Ari por esos tiempos, comentaba que ya se sentía un poco mejor porque “el ingeniero” , su jefe inmediato -la autoridad-, la había estado apoyando e incluso le había ofrecido un mejor cargo en el instituto, lo que le emocionaba profundamente porque ella tenía el deseo de trabajar cerca de este hombre desde que lo conoció (o más específicamente desde que el Coordinador Académico se lo presentó).

El tiempo siguió pasando y algunos de los detalles que Ari modificó en su proceso de adhesión al sistema fueron su vestir, que se ha vuelto de color blanco casi siempre, y su hablar, en el que incluye palabras totalmente de corte novoerista e incluso cierto “sonsonete” que los adeptos adoptan .

En una ocasión, en una clase en la que nos tocó coincidir , sucedió que tuvimos un intercambio de opiniones ligeramente “acalorado”. Nada personal ni nada serio. Sólo ideas en pugna. Pero una semana después que nos volvimos a encontrar en clase, en la modalidad sabatina, Ari escribió una carta en la que se disculpaba conmigo porque, según decía, en el instituto “el ingeniero” le había dicho que lo más grande que podía hacer era “amar al maestro”. Lo que “el ingeniero” no le especificó fue a qué maestro se refería y ella se confundió pensando que se trataba del maestro de grupo, del profesor, no del maestro espiritual, del líder del sistema religioso.

Durante el resto de su licenciatura, ella trabajó de tiempo más que completo para la organización, ha sostenido varias relaciones con integrantes del mismo sistema religioso y aunque sus padres (a los que visita cada vez menos) le ayudaron con algunos gastos, fue ella la que solventó sus estudios, mismos que pagó con el sueldo recibido por el trabajo realizado dentro de la misma organización, sueldo que a veces no ha de ser suficiente para cubrir sus gastos porque en más de dos ocasiones en las que no pudo ponerse al corriente con las colegiaturas, le negaron la entrada a clases e incluso a las mismas instalaciones de la universidad.

En otra charla sostenida con ella, comentó que ahora sí ya estaba segura de qué quería hacer al terminar sus estudios, porque “el ingeniero” le había ayudado a aclararle el panorama elaborándole su carta astral en la que le dijo cosas de su destino. Incluso sucedió que su actitud en clases se vio modificada: como en esa carrera, más que en las demás, se enfatizan las propuestas del mismo sistema y además es en la que más miembros del grupo religioso imparten clases, pasa que muchas de las cosas que les enseñan, ella ya las conoce y eso la ha hecho asumir una postura de seguridad y a veces hasta de soberbia.

Ari ocupa, dentro del sistema religioso, el nivel cuatro -que ellos llaman pregegnial- y que es en donde suelen “estancarse” la mayoría de los adeptos porque es el último de los niveles pre-iniciáticos, pero, pese a que parece que sigue avanzando dentro del sistema, permanece constante y latente la pregunta de, si en su caso, como en el de muchos otros más, se trata de una adepta convencida o confundida. Es decir, ¿convencida de que dejó a su familia y sus creencias atrás para integrarse a esta nueva familia y adoptar este nuevo cuerpo de creencias o confundida porque la captaron como adepta en un momento de vulnerabilidad que ellos mismos le provocaron y a la vez fueron ellos mismos los que la consolaron ofreciéndole una nueva forma de vida?

Actualmente, después de haber terminado su carrera de Licenciatura en Desarrollo Humano, radica en Monterrey, en las oficinas administrativas, muy cerca del líder del sistema religioso y también muy cerca del antes Coordinador Académico.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet