BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

LO PÚBLICO EN MÉXICO

Coordinador: Jorge Isauro Rionda Ramírez




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (99 páginas, 196 kb) pulsando aquí

 


LA ORGANIZACIÓN DE LO PÚBLICO

Es de vital importancia que se realice una organización casi perfecta del sector público y sus actividades porque de ello depende el buen funcionamiento y desarrollo del mismo.

Para concretar esta información sobre lo que en pocas palabras dice la organización del Sector Público, sabemos que se divide en tres partes para que con el solo sentido de entender que es el gobierno, paraestatal y el Sector Financiero.

De esta manera se podrá identificar cualquier tipo de operación con fines de lucro, descanse en la económica del país, debido a esta amplia organización se llevan los acuerdos para intercambiar relaciones económicas incurriendo en el propio mercado del país, creando nuevos modos de producción para en conjunto completar una sola red que alcanza niveles económicos de competencia y trabajo con los demás países.

Administrativamente hablando se organiza en empresas públicas, privadas, instituciones, entre otras.

No debemos olvidar que las nuevas generaciones y sobre todo los nuevos modelos visualizan al estado como una gran empresa en la cual deben conjuntarse todos los pasos a seguir en una buena administración como son los proyectos o planes, establecer las estrategias a seguir, controlar y evaluar, todo ello bajo un marco directivo que los lleve a obtener la misión y visión planeada. Es esta razón la cual nos permite establecer que en la actualidad aparecen en el campo de la administración pública figuras tales como la gestión pública, la gobernanza, entre otras muchas a las que nos llevan dichas figurar, todas ellas planteando desde luego que el Estado establezca sus planes de trabajo, pero sobre todo bajo una premisa fundamental que es el adelgazamiento de la burocracia.

De hecho podemos observar en últimas fechas que todo ello se ha venido practicando como consecuencia de la Reforma que se dio al Estado y por consecuencia a la administración pública. Los resultados apenas podemos irlos conociendo y sobre todo no estamos en condiciones de valorarlos en su conjunto pero hemos podido apreciar que en varios departamentos ello a sigo eficaz para el logro de los objetivos deseados, aun cuando no para el total de la población.

En este punto debemos tomar en cuenta que se encarga de analizar los diversos organigramas existentes dentro del campo de la administración pública en cualquiera de los tres niveles de gobiernos, es decir analizaremos su estructura y su jerarquía, ya que de ella depende el establecimiento de las funciones que competen a cada uno dentro del marco normativo, pero más aún porque ello representa la responsabilidad que les es exigible.

La organización de la administración pública, comprende el conjunto de procesos referidos a las acciones del estado, tanto económicas, sociales y políticas involucradas en la actuación del gobierno, ya que el sector público necesita organizarse de acuerdo con el cumplimiento eficiente y eficaces de sus objetivos y funciones. Ello requiere una organización de estructuras y procedimientos de acuerdo con las atribuciones y facultades establecidas en su marco legal.

En efecto, la organización del sector público tiene como finalidad establecer mecanismos de coordinación entre las entidades públicas que permitan una acción conjunta del sector público concertada y coherente, evitando duplicidades, contradicciones y desarticulaciones. Al efecto los artículos 115, 117, 118, 124 de la constitución política de los Estados Unidos mexicanos establece que la administración pública debe guiarse por los criterios modernos de organización de toda administración pública que son: Eficiencia, jerarquía, descentralización y coordinación.

El sector público mexicano se clasifica en tres grandes categorías: El gobierno general, que incluye al gobierno federal, a los gobiernos estatales y a los gobiernos municipales; y la seguridad social, como el instituto mexicano del seguro social, el instituto de seguridad y servicios sociales de los trabajadores del estado: El sector paraestatal constituido por las empresas públicas y el sector público financiero, formando por los organismos financieros del estado o también denominada banca de desarrollo y el banco central.

Con la estructura orgánica actual del sector público, se cumplen las principales funciones económicas que le son propias, ya que los distintos órganos que los componen funcionan en base a los principios normativos de organización, permitiendo la especialización del trabajo y la división de las tareas, permitiéndonos sintetizar su estructura orgánica de la siguiente manera:

En primer lugar se encuentra el gobierno federal y los órganos centralizados, de donde se desprenden la secretaría de gobernación, relaciones exteriores, defensa nacional, marina, hacienda y crédito público, desarrollo social, medio ambiente, recursos naturales y pesca, energía, comercio y fomento industrial, agricultura, ganadería y desarrollo, educación pública, salud, trabajo y previsión social, reforma agraria, departamento del distrito federal, Contraloría y desarrollo administrativo.

En segundo lugar se encuentran los órganos desincorporados como la comisión de gobierno y administración, instituto nacional de investigación agrícola, comité de promoción de servicios sociales, junta de asistencia, comisión nacional de seguridad nacional y salvaguarda.

En tercer lugar aparecen los órganos descentralizados como la comisión de fomento minero, centro de investigación sobre recursos biológicos, procuraduría federal del consumidor.

En cuarto lugar se encuentran los fondos y fideicomisos entre los que figuran el fondo de garantía y fomento a la industria, fideazucar, y fondo nacional para el fomento del turismo.

En quinto lugar aparece el distrito federal y los organismos centralizados como la jefatura, Oficialía mayor, direcciones, tesorería y la Procuraduría General de justicia.

En sexto lugar aparecen los organismos descentralizados como el instituto mexicano de psiquiatría, centro nacional de productividad, comisiones nacionales de turismo, de la industria azucarera y las juntas locales del CONACYT, UNAM.

En séptimo lugar aparecen los organismos desconcentrados como las comisiones especializadas del agua, competencia, telecomunicaciones, institutos de investigación agrícola y el instituto nacional de bellas artes.

El octavo lugar aparecen las instituciones sin fines de lucro como el Comité Olímpico mexicano, confederación deportiva, sociedad mexicana de geografía y estadísticas, academia de artes, centro de estudios de la revolución mexicana del instituto de administración pública.

La administración pública son acciones económicas, sociales y políticas involucradas en la actuación del gobierno.

Las funciones de la administración pública pueden ser muy similares a las de las instituciones privadas, pero en algunas funciones propias del gobierno difieren indiscutiblemente en los procesos administrativos, ejemplo: para la aplicación de la ley a través del Poder judicial, en la administración pública se da el mayor parecido a las privadas, pero aun así existen diferencias como las políticas de precios, derechos de propiedad, incentivos, beneficios.

Gracias al crecimiento urbano, a la industrialización, la administración pública enfoco el crecimiento a otros rubros a los cuales no se les había dado importancia anteriormente, dándole al estado más trabajo, a su vez hizo que se volviera más detallado en algunas áreas y sobre todo que sus burócratas tuvieran un mayor profesionalismo.

La nueva administración pública desde los años cincuenta esta preocupada por estudiar los siguientes puntos:

- Mas que la eficiencia de las políticas del gobierno, la relación entre la economía, la psicología, la sociedad.

- Los estudios de casos específicos, algún proceso en especial.

- Estudio de las ciencias de la conducta básicamente la psicología para analizar la conducta de los administradores ante diversos ambientes.

- Enfocar algunos puntos sobre las consecuencias de la descentralización, concentración, principalmente.

En la década de los setentas nos enfrentamos a una crisis en el gobierno ya que las necesidades demandadas por los ciudadanos superaban bastante a las capacidades del estado, si a ello le agregamos la falta de recursos para satisfacer esas demandas nos da como resultado una crisis aguda. Esto hizo crecer el empleo burocrático pero a la vez encareció el gasto público por sueldos y salarios, sin contar que no se relacionaban algunos sueldos de burócratas con los del mercado, si no más bien eran en relación a las consideraciones políticas, esto se vio en los tres niveles de gobierno.

La administración descentralizada se critico duramente por su ineficiencia y el argumento que tenían era que a pesar de que había controles para que los administradores rindieran cuentas de sus actos, estos evadían dicha exigencia, gracias a que el poder del ciudadano era muy débil en comparación con la de los burócratas que se valían de su poder discrecional.

Para los ochentas los países del todo el mundo iniciaron una época donde tuvieron que recortar muchos burócratas y reorganizarse en cuestión de funciones de empleados en bastantes áreas del gobierno de “hacer más con menos”, dando como consecuencia la reforma de la administración pública en los siguientes aspectos:

- Nuevas formas de administración con el objeto de lograr una eficiencia, rentabilidad y recuperación de costos.

- Privatización de servicios públicos con el objeto de presionar a los administradores públicos ya que competían con los administradores privados y tenían que estar al mismo nivel.

- La competencia entre la burocracia de los diferentes niveles por la descentralización de la administración.

- Crear incentivos por parte de la administración pública para lograr que la burocracia actuara de una manera más profesional.

- Los presupuestos tenían que ajustarse a las necesidades actuales aprovechando al máximo los recursos.

- Crear instituciones que vigilen el cumplimiento de los deberes de los burócratas.

La organización administrativa nos marca principios para el funcionamiento de los entes públicos para evitar alguna duplicidad, contradicción y desarticulaciones:

- Principio de competencia; principio de jerarquía; principio de descentralización, principio de desconcentración; principio de delegación.

El sector público de la economía mexicana se divide en tres categorías:

Gobierno general, Sector paraestatal y el sector público financiero.

El gobierno general abarca tres niveles: El federal, el del distrito federal y los órganos descentralizados.

Las instituciones públicas se organizan de la siguiente manera: organismos descentralizados, empresas de participación estatal mayoritaria, fideicomisos públicos y organismos autónomos.

El sector público financiero cuenta con órganos propios los cuales dan a la economía financiamiento cuando el mercado o el sector privado no lo puede dar.

Si no contamos con una buena organización como gobierno difícilmente llegaremos a lograr un buen desempeño del sector público, y todos los esfuerzos hechos habrán sido en vano.

La administración pública mexicana comprende las acciones económicas sociales y políticas del gobierno. Las actividades y las funciones del estado han ido creciendo, por lo que la misma administración pública también se ha desplazado en sectores que antes tenían poca importancia., hoy en día se da atención a las aspectos urbanos, a las políticas industriales, a los sectores educativos y de salud pública con un mayor interés. Además esto ha permitido que la administración pública se especialice junto a una capacitación más profesional de sus funcionarios públicos.

El campo de acción de la administración pública es amplia, ya que se relaciona con problemas jurídicos contables económicos sociales políticos y de seguridad. A partir de los años cincuenta en México se empieza a dar una nueva administración pública, introduciendo y poniendo en práctica nuevas teorías, con diversidad de temas, entre los que podemos mencionar el sistema electoral, el bienestar social.

En los años setenta el estado mexicano sufrió una crisis fiscal que contribuyo a que se presentaran nuevos problemas en la administración en virtud de que se empezó a carecer de medios financieros. Un fenómeno muy notable es que los empleados públicos de todos los niveles y estructuras creció de una manera considerable por lo que se empezó a notar que el país necesitaría un mayor presupuesto para mantener a un gran numero de burócratas toda vez que ellos llegaron a ocupar casi el veinticinco por ciento del empleo generalizado.

La administración pública entro en crisis en sus tres niveles federal, estatal, y municipal, reforzado con la situación de la ineficiencia en organismos descentralizados y empresas paraestatales. A lo que el gobierno empezó a argumentar que las cosas estaban fuera de control porque era muy difícil rendir cuentas sobre los asuntos públicos y los burócratas habían encontrado formas de evadir controles institucionales.

En los años ochenta se inicio una época de recorte de personal burocrático así como la disminución de funciones de la administración pública en áreas de asistencia social salud régimen de pensiones entre otros.

En virtud de la experiencia adquirida el gobierno mexicano empieza a ajustarse a ciertos principios que venían adquiriendo administraciones públicas moderna entre los que se encuentran el principio de competencia: que define la capacidad y los atributos de cada órgano., principio de jerarquía: que permite que órganos superiores dirijan y fiscalicen funciones de dependencias inferiores., principio de descentralización, a través del cual se delegan competencias de entes de jerarquía superior a de jerarquía menor., principio de desconcentración en donde de manera permanente se realiza la transferencia de competencias.

Claramente se observa que la administración pública centralizada esta participando en un proceso de cambio y reformas permanentes con el objeto de lograr la modernización de la misma.

El sector público mexicano está dividido en tres rublos el gobierno general, que está integrado por el gobierno federal, los gobiernos estatales y municipales y la seguridad social como es el caso del IMSS., el sector paraestatal constituido por empresas públicas y, el sector público financiero integrado por la banca de desarrollo y el banco central.

Es necesaria delimitada sus funciones y facultades de cada órgano inmiscuido en el sector público del estado para lo cual se recurren a la administración cuya acepción etimológica se divide en dos vocablos el primero ad que significa dirección y el segundo minister que significa subordinación por tanto podemos concluir que administración es un proceso que lleva consigo la responsabilidad de planear, coordinar y controlar al estado.

La crisis del administración pública en casi todo el mundo tan dio nuevos desafíos al estado de los años 80, fue el inicio de una época de recortes y disminución de funciones del administración pública las áreas activas surgiendo nuevos aspectos para la administración como lo son la privatización de servicios públicos, la de regularización y simplificación de trámites para licencias y permisos, gran capacitación por descentralización de administración pública, la tendencia a profesionalizar el factor humano entre organización pública y por último la creación de nuevas tensiones de control del gobierno en sus distintos niveles.

Organización del sector público mexicano nos plantea su división entre categorías gobierno general donde se incluye los gobiernos federal, estatal, municipal, de seguridad social y servicios sociales decidido el sector paraestatal conformado por las empresas paraestatales y por último el sector público financiero conformado por los organismos financieros denominados banca de desarrollo y Banco Central lo anteriormente expuesto no hay que confundirlo con los niveles de gobierno ya que estos están organizados jerárquicamente de acuerdo con lo que establece la constitución política de los Estados Unidos mexicanos dicha clasificación se divide en ámbitos provisionales federal local y municipal.

Jerárquicamente la estructura del sector público inicia con la constitución general de la república, segundo lugar este pacto federal, ese lugar los poderes ejecutivo legislativo judicial en cuarto lugar la ley orgánica del caso pública federal quinto lugar administración pública federal o gobierno general quinto lugar el sector paraestatal, el sexto lugar administración pública de los estados, y quinto lugar la leyes orgánicas del caso pública de cada estado..

Para que se dé el avance económico en una sociedad es necesario vivir en un marco regida por leyes, siendo transformada economía, sin modificar la relación entre gobierno sociedad, creando nuevas condiciones para el empleo, la producción, las inversiones, los procesos electorales, y los derechos civiles principalmente. el término estado derecho empieza ser utilizada por las ciencias jurídicas y política con lo cual se refieren a la limitación que impone el estado al individuo.

La constitución política de los Estados Unidos se creó en 1917 para establecer las reglas con las que ese día México posrevolucionario, decretando la Venustiano Carranza, ratificándola el poder legislativo adecuada a la realidad en esa época actualmente dicha ley lleva más de 350 reformas el artículo que más transformado en estos 80 años es el artículo 73 con 41 formas reflejando la necesidad de adecuar la ley a la problemática que vive la sociedad.

En sí, la organización del sector público comprende el proceso referido a las actuaciones del estado útil, la organización puesto que tú la orgánica es por público es gobernada por las instituciones o reglas del juego del marco jurídico normativo.

Muy importante es que exista una muy buena organización del sector público, porque ello garantiza un buen desempeño del mismo, buenas instituciones y organizaciones adecuadas mejoran la pasión del sector público.

Los objetivos y funciones del sector público tiene que ver con un cumplimiento eficiente y eficaz, ya que en sí el sector público está obligado y tiene un objetivo básico, precisamente el de ser eficiente en su función.

Una buena organización del sector público tiene que ver con el establecimiento de mecanismos de coordinación entre las diferentes entidades públicas, ello para permitir una acción conjunta y concertada sector sector, para que se eviten duplicidades, contradicciones y desarticulación.

La constitución claramente define, para el conjunto del gobierno, cuando desee su organización y estructura orgánica; la carta magna señala que la administración pública debe guiarse por criterios modernos de organización, tales como la deficiencia, la jerarquía, la descentralización, la desconcentración y la coordinación.

El sector público mexicano se divide en tres categorías: el gobierno general, el sector paraestatal y el sector público financiero.

El gobierno general comprende tres niveles: el federal, el del distrito federal, y los organismos descentralizados. Los órganos centralizados se encargan de las tareas sustantivas de la política económica en materia presupuestaria, gasto e ingreso, la administración de la política monetaria, financiera, crediticia y fiscal.

Los organismos descentralizados y desconcentrados realizan funciones en el ámbito de la educación, la salud, la investigación científica, las artes y la cultura y la administración pública.

Por último es importante manifestar que las empresas públicas mexicanas están organizadas en los siguientes tipos de entidades: organismos descentralizados, empresa de participación estatal mayoritaria, y decomisos públicos y organismos autónomos.

Una organización de cualquier naturaleza es la estructura de las relaciones que deben existir entre las funciones, niveles y actividades de los elementos humanos y materiales con el fin de lograr su máxima eficiencia de acuerdo a planes y fines bien delineados.

En relación al sector público su organización se manifiesta en la coordinación de las actividades que todos los individuos que integran las instituciones del sector público con el propósito de obtener el máximo de aprovechamiento de los recursos y con el propósito de que tengan un significado en los gobernados y en el propio gobierno. El nacimiento y el desarrollo de todo tipo de órganos así como las múltiples relaciones entre ellos dan a lugar a diferentes tipos de administración.

La Administración pública se refiere a la organización del sector público. La organización del sector busca establecer los mecanismos de coordinación entre entidades públicas que permiten una acción conjunta, concertada y coherente, evitando duplicidad de funciones, contradicciones y desarticulaciones.

Constitucionalmente específicamente en los artículos 124, 115, 117 y 118 se establecen principios generales que rigen a la administración pública destacando entre ellos el de competencia, (capital de cada órgano público); de jerarquía (la dirección y fiscalización de funciones, para lograr unidad de mando y de trabajo); de descentralización (transferir competencia); de delegación (la traslación de competencia).

Hay tres grandes categorías de organización en el sector público en México: Gobierno general (federal, estatal y municipal), sector paraestatal (empresas públicas), sector público financiero (Banca de Desarrollo y Banco Central).por otra parte las empresas públicas se manifiestan o como organismos descentralizados o como empresas de participación mayoritaria, o como organismos autónomos o bien como fideicomisos públicos, y todos participan en conjunto para el crecimiento y el desarrollo del País.

La organización del sector público es un predicado de las Instituciones y a través de ellas el Estado se ha mantenido en sus funciones de bienestar común tratando de equilibrar, compensar y proveer a los más vulnerables. La organización es preactiva; las Instituciones son reactivas.-------“- esto se me quedo bien gravado en la impartición de su clase que por cierto nos gusto mucho a todos.”

El entendido de que el crecimiento de las funciones del gobierno y las demandas de los gobernados han crecido por encima de las posibilidades de atención razonable por parte del Estado, la organización de la Administración en todos los niveles debe estar en un constante proceso de cambio y reformas con objeto de lograr la modernización y racionalización de ella, y la flexibilidad de adaptación a los cambios del entorno nacional e internacional (globalización).

Mi punto de vista, es que en México, el Estado a pesar de todos los vaivenes económicos y a pesar de tantas asimetrías entre ricos y pobres y a pesar también del entorno globalizador, se ha mantenido pendiente de resolver problemas sociales, políticos y económicos y se puede mejorar tanto la Institución como la organización del sector público bajo un ambiente de competencia entre todos los sectores económicos y con la participación de todos los factores reales de poder; y con políticas públicas que busquen una solidad equilibrada e igualitaria, pues efectivamente una buena organización es decisiva para un buen desempeño.

Con Instituciones y organizaciones eficientes se mejora el desempeño del sector público.

La organización de la administración pública comprende un conjunto de procesos referidos a las acciones del estado, el crecimiento del estado en sus actividades funciones y en general, su mayor complejidad han hecho crecer a la administración pública en arias que tenía poca importancia a principios de este siglo. Debido a la expansión urbana de crecimiento industrial y a la aparición de las funciones para el estado como son la administración urbana las políticas industriales de administración de los sistemas de seguridad social, la administración de educación y la salud pública así como la administración de regulación económica obligó a que la administración pública se volviera más especializada y que la burocracia adquiriera un mayor entrenamiento profesional.

La administración pública esté relacionada con problemas legales, contables, económicos, sociales y políticos. El mismo término de administración, originariamente referido a la gestión de las empresas privadas, se ha adaptado a la" gerencias" y" gestión" pública. En la tradición política no existía el término de administración pública. No existen documentos del gobierno: leyes, constitución, reglamentos, principalmente., que se refiera explícitamente al gobierno como equivalente ala administración pública como tal.

A mediados de la década de los 70 surge una crisis en la administración pública , la crisis expresó en un rápido crecimiento del empleo en la administración pública muchos analistas identificaron esta tendencia con una mayor burocratización de las administraciones públicas y la necesidad de un presupuesto mayor sólo para mantener a los empleados públicos, la crisis se extendió a los distintos niveles de gobierno: central, local y municipal además la administración pública descentralizada constituida por las empresas públicas y organismos públicos fueron criticados por ineficientes, el argumento que usaron muchos políticos fue que el control del gobierno era muy difícil de llevar a la práctica y que en muchos casos a pesar de existir la obligación legal de rendir cuentas sobre la administración de los asuntos públicos los burócratas tenían capacidad para evadir sus controles institucionales; se dijo que aún en las democracias representativas la fiscalización del gobierno era algo difícil de alcanzar para la participación ciudadana era muy limitada frente a los poderes discrecionales de los administradores la crisis del administración pública en casi todo el mundo planteó nuevos desafíos al estado, los años ochenta fueron el inicio de una época de recortes y disminución de las funciones del administración pública en muchas tareas sustantivas como fueron la asistencia social, la salud pública, el régimen de pensiones, la privatización de empresas públicas y la de regularización económica. De lo anterior surgió una fuerte presión para el gobierno para ser con menos en términos prácticos el presupuesto en ciertas áreas públicas disminuyeron y muchos empleos se perdieron.

Definitivamente el sector público necesita organizarse el coro con el cumplimiento eficiente eficaz de sus objetivos funciones la organización administrativa supone un conjunto de principios jerárquicos e influyen o determinan la definición de los atributos o funciones de cada una de las entidades o agencias que forman parte del sector público, la organización del sector público busca establecer los mecanismos de corte y nación entre entidades públicas que permitan una acción conjunta del sector público concentrada y coherente, evitando duplicidades, contra dicciones y desarticulación.

El sector público mexicano se divide en tres grandes categorías el gobierno general, el sector paraestatal y ese toro público financiero. El gobierno general comprende tres niveles: el federal, el del distrito federal y los organismos descentralizados. Los órganos centralizados se encargan de la tarea sustantiva de la política económica en materia presupuestaria, gasto e ingresos, la administración de las políticas monetarias, financiera, crediticia y fiscal. Las empresas públicas mexicanas están organizadas en los siguientes tipos de entidades: organismos centralizados, empresas de participación estatal mayoritaria, fideicomisos públicos y organismos autónomos. La intervención del sector público es necesaria, sin embargo se necesita la introducción de reformas que son indispensables para orientar de manera eficiente el crecimiento y desarrollo del país.

La organización del sector público se refiere a las actuaciones que realizan el estado y su manera de administración.

En la administración pública existen principios de organización. Competencia, jerarquía, de descentralización, de desconcentración, y de delegación.

La organización del sector público de la economía mexicana comprende:

El gobierno general, que es el federal, los organismos descentralizados.

El sector paraestatal, que son todas las empresas públicas, y

El sector público financiero: constituido por la banca de desarrollo y banca central.

La problemática que plantea en cuanto a la organización del sector público habla de la ineficiencia de gobierno en cuanto a las demandas de los ciudadanos, por lo que se sugiere haya mejor administración por parte del gobierno.

La organización del sector público juega un papel muy importante ya que las personas que conforman el gobierno unen sus esfuerzos para la realización de acciones conformadas por actividades para así lograr el bienestar de la sociedad.

Debido al gran crecimiento urbano a la par del crecimiento industrial surgen las nuevas funciones para el estado (administración urbana, las políticas industriales la administración, existe una seguridad, entre otras) a causa de esto la administración pública se tuvo que volver más especializados y por eso la burocracia adquirió una exigencia profesional.

La administración pública se ve inmerso en varios problemas ya sea de índole legal, contables, económicos, sociales y por supuesto políticos, haciendo un poco de retroalimentación nos damos cuenta la crisis en que ha estado la administración pública como por ejemplo en los años 50 tenían ciertos temas de preferencias para llegar alcanzar una nueva administración pública entre los temas estaban la modificación de políticas hacia el gobierno para alcanzar mayor injerencia y tener un papel más sobresaliente en un proceso democráticos, además hubo muchas doctrinas provenientes del extranjero que conducían a la modernización del sector público también estaba el desarrollo de las conductas (psicología, sociología y antropología) esto con el afán de dar el perfil correcto los al servidor público; el años setentas surgió una terrible crisis la administración pública muchos piensan que la causa fue el crecimiento de la población y la demanda de los mismos incluso llegando a ser más de lo que realmente podía atender el estado, aparejado también de la crisis fiscal se agudizó el problema porque se carecía de los recursos para mantener el ritmo de crecimiento es increíble que tan sólo el gobierno llegó a representar el 25% del empleo nacional; pero lo malo es que esta crisis también fue expandiendo sin hasta los gobiernos locales y municipales y el argumento de los políticos era el administración era muy difícil, pero extrañamente para evadir sus responsabilidades no tenían problema alguno finalmente los años 80 el estado se vieron así a ser un recorte y a ser una disminución en las funciones administrativas incluso se vieron así en la necesidad de privatizar; con esto la administración se tuvo que ve inmerso en un proceso de regeneración ya que la exigencia social y los sectores políticos exigían los cambios y la administración sabía que tenía que hacerlo y así es como surgieron las nuevas demandas; éstas fueron nuevas ideas vientre destacaban la privatización, la simplificación de trámites, la descentralización de la administración pública nuevas técnicas de presupuesto nación y entre otros.

Percibir la organización del sector público parecida al la organización que se da en el sector privado es incorrecto, el hecho que en las dos existan principios normativos, administrativos y legales que hay que cumplir no los pone al mismo nivel, es obvio que la empresa privada tendrá que ver por sus intereses económicos por su continuidad y por sus ganancias, nadie pone un negocio para perder, sin embargo el sector privado su principal preocupación es acercar el bienestar a la sociedad y promover la actividad productiva sin importar si gana dinero o no, eso se vera cuando los resultados del desarrollo se vean en la recaudación fiscal. La organización de la administración pública comprende el conjunto de procesos referidos a las acciones del estado, y que el crecimiento del estado obligara un crecimiento en la administración del mismo.

Es muy evidente que si el sector privado atraviesa una crisis como la de los setentas y después los ochentas, el estado se vea afectado en sus alcances administrativos pues a falta de una economía sólida y en crecimiento lo que tenemos es una economía deficiente que requiere más atención del estado para obtener los medios mínimos de bienestar, acciones por la que el estado no recibirá ni un centavo mientras persista dicha crisis, reflejándose esto en todas las acciones o actividades del estado., obligándolo a hacer cada ves más con menos.

Considero acertados los principios de organización de la P76 cuando se menciona que el Sector Público necesita organizarse de acuerdo con el cumplimiento eficiente y eficaz de sus objetivos, que es importante atender la capacidad del SECTOR PÚBLICO para alcanzar los resultados que se ha propuesto, la calidad de la organización es crucial para el desempeño. En este sentido solo quisiera mencionar que uno de los principales objetivos, de la presente administración del estado fue generar un crecimiento del 7% anual, cosa que ni sumando los 6 años se logro, que paso los objetivos fueron mal calculados o la administración no supo alcanzar ese nivel. Pues ni aplicando los principios modernos de la administración pública mencionados en la p77 que si se aplicaron, pero aun así no se alcanzaron los objetivos, si fuera una empresa privada ya tendría que haber cerrado desde hace por lo menos dos años.

De la Estructura jerárquica del sector público se puede ver como es imposible lidiar con tantos escalones dentro de una misma organización, cuando hoy día los organigramas de las empresas mundiales son prácticamente planos solo dos o cuando mucho tres mandos para una eficiencia compartiendo responsabilidades donde el jefe y el empleado están trabajando para el mismo objetivo; de aquí que la acción constitucional llega a ser ley, las urgencias ya nos acabaron que no.

Posteriormente nos menciona los niveles de gobierno, p 81 la estructura orgánica básica, y la estructura jerárquica y organizacional del poder ejecutivo, mencionando a la súper secretaria de hacienda y crédito público como la encargada de las tareas sustantivas de la política económica en materia presupuestaria, gasto e ingreso, administración de la política monetaria, financiera, crediticia y fiscal, mencionando posteriormente un sin numero de oficinas y dependencias que se encargan de un sin humero de tareas importantes, y de organismos desincorporados y descentralizados que intervienen en la administración y organización del sector público, siendo todos ellos parte de una estructura burocrática súper compleja y con niveles de eficiencia cuestionables .

La organización de la administración pública comprende un conjunto de procesos referidos a las acciones del estado. El crecimiento del estado, en sus actividades, funciones y en general, su mayor complejidad han hecho crecer a la administración pública en aréas que tenían poca importancia a principios de este siglo. Debido a la expansión urbana, el crecimiento industrial y la aparición de las funciones para el estado como son la administración urbana, las políticas industriales, la administración de los sistema de seguridad social, la administración de educación y la salud pública así como la administración de regulación económica obligó a que la administración pública se volviera más especializada y que la burocracia adquiriera un mayor entrenamiento profesional.

Desde los años 50s se estudia la administración pública con la visión de una nueva administración pública con renovadas e innovadoras teorías estableciendo nuevos temas de un modo más sistemático y riguroso:

A mediados de la década de los 70 surgió una crisis en la administración pública, que para muchos se debe a que las funciones del gobierno y las demandas de los ciudadanos y grupos crecieron por encima de las posibilidades de atención razonable por parte del estado, la crisis fiscal del estado agudizó los problemas del administración pública porque se carecía de los medios financieros para mantener el ritmo de crecimiento de los funciones del gobierno

La crisis se expresó en un rápido crecimiento del empleo en la administración pública muchos analistas identificaron esta tendencia con una mayor burocratización de las administraciones públicas y la necesidad de un presupuesto mayor sólo para mantener a los empleados públicos. Además se criticó que la fijación de sueldos y salarios en la administración pública no obedecía al mercado sino a consideraciones políticas, lo que fue criticado grandemente por su ineficacia en el cumplimiento de sus tareas.

Un problema para la administración pública lo fue la crisis que se extendió a los distintos niveles de gobierno: central local y municipal además la administración pública descentralizada constituida por las empresas públicas y organismos públicos fueron criticados por ineficientes, el argumento que usaron muchos políticos fue que el control del gobierno era muy difícil de llevar a la práctica y que en muchos casos a pesar de existir la obligación legal de rendir cuentas sobre la administración de los asuntos públicos los burócratas tenían capacidad para evadir sus controles institucionales; se dijo que aún en las democracias representativas la fiscalización del gobierno era algo difícil de alcanzar por la participación ciudadana era muy limitada frente los poderes discrecionales de los administradores la crisis del administración pública en casi todo el mundo planteó nuevos desafíos al estado, y en los años 80 fueron el inicio de una época de recortes y disminución de las funciones de la administración pública en muchas tareas sustantivas como fueron la asistencia social, la salud pública, el régimen de pensiones, la privatización de empresas públicas y la desregulación económica. De lo anterior surgió una fuerte presión para el gobierno para hacer con menos en términos prácticos el presupuesto en ciertas áreas públicas disminuyeron y muchos empleos se perdieron.

Las demandas sobre la necesidad de reformar la administración pública crecieron entre los partidos, se produjo el interés y en las organizaciones sociales.

Las nuevas demandas se centraron en los siguientes aspectos:

Nuevas normas de administración gerenciales orientadas hacia el mercado surgieron nuevas propuestas institucionales para que las funciones públicas del gobierno se orientaron por la eficiencia, la rentabilidad y la recuperación de costos, de ahí que ha adquirido una creciente importancia el contrato gerencial como mecanismo de control de la burocracia

La privatización de servicios públicos tradicionales en una competencia con el mercado introdujeron la práctica de una verdadera revolución gerencial y los administradores públicos, sometiéndolos a la presión de la competencia y de la rentabilidad

La desregulación y simplificación de trámites para licencias y permisos han traído consigo nuevas exigencias para los burócratas tradicionales que estaban acostumbrados a la administración de proceso sobre la base de innumerables trámites.

Las presiones por la centralización del administración pública han significado en muchos casos el traspaso de causalidad del gobierno federal a otros niveles de gobierno locales y municipales, ello ha significado un desafío para los burócratas de los distintos niveles de gobierno que habrá de acomodarse a las nuevas exigencias de la descentralización, esto es especialmente importante en la federalización o traspaso de funciones gubernamentales federales a los gobiernos de los estados.

La solución sería que la administración pública desarrolle nuevos mecanismos que permitan crear los incentivos para que la burocracia aumente su profesionalismo.

Las técnicas de presupuestación tendrán que adaptarse a las nuevas circunstancias de un mayor control de gobierno, una competencia política más intensa y una mejor administración de los recursos presupuestarios

Que las nuevas instituciones de control del gobierno en sus distintos niveles cuenten con la participación ciudadana para que puedan vigilar más a los burócratas

El sector público necesita organizarse de acuerdo con el cumplimiento eficiente y eficaz de sus objetivos y funciones. Ello requiere de una organización de sus estructuras y procedimientos de acuerdo con las reglas definidas en el marco legal. La organización administrativa supone un conjunto de principios jerárquicos e influyen o determinan la definición de los atributos con funciones de cada una de las entidades del sector público de la economía. La organización del sector público busca establecer los mecanismos de coordinación entre entidades públicas que permitan una acción conjunta del sector público concertada y coherente evitando duplicidades contradicciones y desarticulación .

La constitución le ordena a los gobiernos que deben organizar la administración pública con eficiencia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación ya que éstos son principios normativos destacando los siguientes:

Principio de Competencia. Este principio define la capacidad de cada órgano de la administración pública fijando los atributos en atención a su jerarquía, relaciones y titularidad de las responsabilidades posibilitando dar mayor precisión a las competencias de un órgano evitando duplicidades como incongruencias.

Principio de jerarquía. Permite la organización de distintos órganos de un mismo ramo de la administración dotados de competencia propia, mediante su organización jerárquica por medio de la cual las jerarquías superiores dirigirán y fiscalizarán las funciones de los mandos medios e inferiores, intentando resolver conflictos que pudieran surgir para conseguir unidad de mando pero también unidad del trabajo.

Principio de Descentralización. De acuerdo con este principio significa que se pueden transferir competencias desde la administración central hacia otros órganos administrativos generalmente de una jerarquía menor.

Principio de delegación. A este principio le corresponde la traslación de competencias que da lugar a la descentralización y desconcentración significando cambios importantes con respecto a la titularidad y la organización del sector público.

De todo lo aquí advertido es evidente que la organización del administración central está inmersa en un proceso de cambio y reformas permanentes con el objeto de lograr la modernización y racionalización del administración pública en lo que se refiere a la organización burocrática para adaptarse a los cambios del entorno de la economía nacional e internacional.

El sector público mexicano se organiza de tal manera que de ese modo organiza la economía mexicana clasificando tres categorías como son el gobierno general que incluye el gobierno central federal los gobiernos locales como son los estatales y municipales la seguridad social en este rubro.

Los organismos descentralizados y desconcentrados realizan actividades en los ámbitos de la educación, la salud, la investigación científica y tecnológica, las artes y la cultura, y la administración pública; por su parte las empresas públicas mexicanas están organizadas como entidades, organismos descentralizados, empresas de participación estatal mayoritaria, fideicomisos públicos y organismos autónomos.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet