BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

ELEMENTOS FUNDAMENTALES PARA LA TEORÍA Y ESTRATEGIA DE LA TRANSICIÓN SOCIALISTA LATINOAMERICANA Y MUNDIAL

Antonio Romero Reyes



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (207 páginas, 1.35 Mb) pulsando aquí

 


 

La insoportable levedad del crecimiento ad finitum.

Desde la publicación de sus artículos sobre el «perro del hortelano», el Dr. Alan García ha tenido como uno de sus pasatiempos favoritos alborotar y encandilar a la “opinión pública” con cada discurso y “frases para la histeria” que sueltaba según el auditorio que tenía al frente, siendo inevitablemente insuflado por los medios. Era habitual que sus discursos presidenciales, o parte de estos, desafíen a la razón y contraríen toda lógica. Aquí una muestra de lo que dijo el 24 de marzo (Wiener 2009a):

• “en el Perú el presidente tiene un poder: no puede hacer presidente al que quisiera, pero sí puede evitar que sea presidente quien no quiera. Yo lo he demostrado”. (24 de marzo en la mañana, en reunión con banqueros peruanos y latinoamericanos).

• “el presidente no puede imponer un candidato, pero trabajando bien y logrando resultados efectivos y sociales sí se puede evitar que se vote en contra del modelo que defendió”. (24 de marzo en la tarde-noche, en reunión con empresarios de la CONFIEP).

Sin pretender reiterar las respuestas que ha recibido de comentaristas y políticos de oposición (vocación autoritaria, megalomanía, afán manipulador, decadencia mental, etc.) el Dr. García ha sido sincero en expresar sus intereses, deseos y aspiraciones más profundas para “los próximos diez años”. En otras palabras, la misión que se ha auto impuesto el Dr. García no se limita ni se supedita a “evitar” que un opositor como Ollanta Humala y el Partido Nacionalista Peruano ganen las elecciones presidenciales del 2011, tal como el mismo señor Humala y sus principales voceros han denunciado. El mismo Dr. García se encargó de darle un giro a sus pensamientos más recónditos: “luchar contra cualquier modelo primitivo que detenga al Perú de su crecimiento económico”. Este es su nuevo mesianismo en los umbrales del siglo XXI. Lo dijo en un discurso pronunciado en Huánuco (Godoy 2009). En el terreno ideológico, esta opinión del Dr. García permite traslucir que su pensamiento sobre el desarrollo es profundamente arcaico y retrógrado, pero además políticamente reaccionario (Hildebrandt 2009a).

Un economista distante de la ortodoxia diferenciaba entre “teoría económica” y “modelos”. La primera se caracteriza por un conjunto de proposiciones generales (no necesariamente universales), que constituyen sus fundamentos, supuestamente relativos a una realidad histórica determinada; en cambio, los modelos están constituidos por proposiciones que se desprenden (“se derivan”) lógicamente de los fundamentos y son además “empíricamente observables” (Figueroa 1992: 20-26). Podemos entonces comprender que cuando el Dr. Alan García se compromete a “luchar contra cualquier modelo primitivo que detenga al Perú de su crecimiento económico” incluye por implicación a la teoría que está detrás y sirve de sustento al “modelo primitivo”; pero asimismo está implicada aquella otra teoría de la que se sirve el modelo de “crecimiento económico” que él defiende. ¿Cuál es esa teoría? De las tres teorías de mercado que predominan en la enseñanza universitaria de los futuros economistas (teorías clásica, neoclásica y keynesiana), la teoría neoclásica es la que menos poder explicativo tiene para dar cuenta de la realidad del capitalismo en América Latina, y es la que mayores problemas exhibe por comparación con las otras dos teorías, al tratar específicamente de la cuestión del mercado laboral y de la sobrepoblación (Figueroa 1992: 119 y 238). Frente a cualquier “modelo primitivo” el Dr. García va a defender un “modelo de crecimiento” (el neoliberal) cuyos enunciados provienen de una teoría (la neoclásica), que carece de correspondencia con la realidad peruana y latinoamericana. La dicotomía moderno-tradicional o su respectivo par, progresivo-retrógrado, se vuelve contra él mismo.

En términos sociales y políticos, el Perú el crecimiento material nunca logró asentar completamente la modernidad ni todas las banderas que el Dr. García ha afirmado (libertad, derechos humanos, democracia) en el contexto de su discurso en el Foro Perú-Italia (Escalante 2009). Somos más bien un país a medias y hundido en la mediocridad. Por eso en los 90 predominaron expresiones políticas como el fujimorismo, el APRA, y “Sendero Luminoso”, que no podrían pervivir sin sus propios caudillos mesiánicos. El Perú realmente existente está atravesado por factores provenientes de nuestra herencia colonial, la colonialidad del poder y del saber, el autoritarismo de las elites, el capitalismo dependiente, rentista y parasitario, la anomia y múltiples modalidades de alienación, así como de tantas otras lacras que se aprecian cotidianamente en todos los órdenes de la existencia social.

Desde hace rato el Dr. García hace demostraciones de que su pensamiento político, si se le puede llamar así, anda flotando en el espacio sideral -es decir, más allá de la estratosfera- donde el tiempo del capitalismo está suspendido como algo eterno. En los niveles de pensamiento en que se mueve el Dr. García, el tiempo es no-tiempo, sin historia. Para reforzar lo que acabamos de señalar, acudimos a la opinión del filósofo marxista húngaro István Mészáros:

«Realmente, desde el punto de vista del capital no puede haber ninguna alternativa concebible a la expansión infinita del capital, y esto determina la visión de todos los que lo adoptan. Pero la adopción de tal [punto] de vista también significa que no puede ni siquiera ser considerada la pregunta de “cuál es el precio a pagar” por la incontrolable expansión del capital más allá de cierto punto en el tiempo, una vez que la fase ascendente del sistema ha quedado atrás. Por eso la consecuencia necesaria de la adopción del punto de vista del capital es la violación del tiempo histórico al internalizar el imperativo expansionista del sistema como su determinación fundamental y absolutamente inalterable.» (Mészáros 2008).

Por consiguiente, tanto como político y -más grave aun- como presidente, el Dr. García ha asumido desde tiempo atrás (presumimos que durante su periodo de exilio parisino, cuando el neoliberalismo reinaba como pensamiento único) el punto de vista de “la expansión infinita del capital”, siendo este el secreto de todas sus ilusiones y delirios; constituye asimismo el contexto en que deben ser leídos y entendidos sus propios discursos. Sin embargo, el debate político con el Dr. García es bastante concreto, sin tener que irnos hasta las nebulosas donde se mueve su pensamiento, pues detrás de las bambalinas discursivas del presidente se mueven los poderosos intereses del capital en el Perú. En esto consiste el verdadero sentido de su teoría del “blindaje”.

Para el Dr. García cualquier “modelo” que se oponga o aspire a reemplazar al “modelo de crecimiento” que él defiende ciegamente y a rajatabla, es condenado de antemano como “primitivo”, nada más que por puro prejuicio. No vamos a caer en la trampa de esa palabrería en torno a “modelos”, palabra esta de uso extendido en la producción académica de las disciplinas en ciencias sociales, que los medios han masificado para encandilar a la “opinión pública”; pero que llevada a la arena de la discusión política busca deliberadamente ocultar la verdadera realidad del poder, así como los reales intereses económicos y políticos de las elites (la realpolitik). Nuestra apuesta tampoco es por “modelos”; se inscribe más bien en la ruta de un proceso de construcción política al mismo tiempo novedoso, innovador y revolucionario. Lo que está en juego en el Perú, en los próximos diez años y más allá de este horizonte, consiste en que las mayorías logren sacudirse del yugo actual.

Nuestro país necesita transitar hacia su propio cambio de época, sin dejar de observar ni de actuar en la totalidad del mundo.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet