BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

EVOLUCIÓN RECIENTE DE LAS DISPARIDADES ECONÓMICAS TERRITORIALES EN AMÉRICA LATINA: ESTADO DEL ARTE, RECOMENDACIONES DE POLÍTICA Y PERSPECTIVAS DE INVESTIGACIÓN

Luis Mauricio Cuervo González




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (114 páginas, 405 Kb) pulsando aquí

 


 

II. Teorías de la concentración urbana y de las disparidades económicas regionales

Las teorías del crecimiento y la convergencia regional, como lo hace visible el capítulo precedente, confrontan algunas dificultades, ante las cuales han surgido respuestas desde enfoques diferentes o desde variantes del enfoque original. Esta otra forma de mirar el crecimiento económico regional, a pesar de su variedad y diversidad, tiene en común el tomar como punto de partida la tendencia a la concentración espacial de la actividad económica y a la generación de desequilibrios territoriales, es decir, su propósito es explicar el desequilibrio y la divergencia.

En la primera sección se revisarán las explicaciones económicas de lo que podría denominarse la fuente básica de generación de disparidades territoriales, la ciudad. En la segunda, se hará énfasis en un tipo de ciudades muy particular y específico, conocido en la literatura como primadas por ser la cabeza de sus correspondientes redes urbanas nacionales y que, como se verá, constituyen una de las más importantes fuentes contemporáneas de disparidad, con una fenomenología muy particular en el caso latinoamericano. Como complemento, en la tercera sección se revisarán algunos modelos y ejercicios econométricos recientes que intentan dar cuenta de los factores que intervienen en la generación de grandes urbes y la concentración de la población y las actividades económicas en unas pocas. Para finalizar se hará una rápida presentación de los fundamentos y las implicaciones de lo que se conoce como la “Nueva Geografía Económica (NGE)” y sus explicaciones del fenómeno de la desigualdad en la distribución espacial del crecimiento económico y la riqueza.

El capítulo siguiente puede considerarse como una continuación de éste en la medida en que retoma otra línea de investigación que ha intentado explicar las disparidades y la divergencia a partir de factores relacionados principalmente con la geografía física.

A. La ciudad como fuente primaria de generación de disparidades territoriales

Una de las formas más tradicionalmente utilizadas por la teoría económica para observar y explicar las disparidades territoriales ha sido el estudio de las ciudades, de sus orígenes, de su crecimiento y tamaño y, por supuesto, de la distribución de la población entre núcleos de diversa talla y entre campo y ciudad.

El nacimiento de la ciudad tiene como condición de posibilidad la existencia de un excedente económico y alimentario en la producción de bienes básicos que garantice los medios de subsistencia de la población urbana, especializada en actividades no primarias. El historiador Paul Bairoch por ejemplo, explica la evolución del tamaño máximo de la ciudad en función de la productividad agrícola y de los medios de transporte utilizados para el aprovisionamiento urbano.

Esta condición de posibilidad se convierte en necesidad y realidad a causa de las ventajas de vivir en aglomeraciones humanas. Desde el pensamiento clásico, la ciudad ha sido considerada como medio eficaz para obtener protección de otras especies animales, de las condiciones de la naturaleza, o de la misma especie humana (grupos en conflicto). Adicionalmente, de forma más positiva, la habitación en ciudades es la base de las más diversas formas de cooperación económica, generadora de ventajas crecientes y cambiantes. Por simple efecto de su tamaño y de la talla de mercado que éste implica, hace posible la especialización productiva y genera formas diversas de división del trabajo que permiten mejoras incesantes en la eficiencia productiva. La cercanía facilita la emulación y la imitación, acelerando procesos de innovación y difusión de ésta.. Igualmente, abarata los costos de transacción entre los agentes económicos individuales, tanto los relacionados con el transporte, como los derivados de los contratos, las alianzas y los acuerdos que esta cercanía genera y que tienen impactos económicos tan positivos. En estas condiciones, el tamaño, la estructura y las interrelaciones entre los elementos e individuos económicos de la ciudad, son factores que producen beneficios económicos tanto sociales como individuales.

Al mismo tiempo, la ciudad enfrenta limitaciones a su crecimiento, manifiestas en la presencia de diversos tipos de obstáculos. Por una parte, la ciudad no puede sobrepasar el límite que le establecen las posibilidades de producción de excedentes alimentarios provenientes de las actividades agrícolas y pecuarias. Estos límites varían a lo largo de la historia dependiendo de las técnicas utilizadas para la explotación de la tierra y de los medios de conservación, almacenamiento y transporte de los víveres. Por la otra, ella enfrenta obstáculos internos a su propio crecimiento, dependientes de las condiciones que determinan su funcionamiento. Las formas de movilidad interna limitan las posibilidades de expansión física de la ciudad, al igual que el manejo de los riesgos derivados de la densidad y frecuencia de contactos interpersonales, tales como el control de enfermedades, epidemias y desechos de todo tipo (sólidos, líquidos y gaseosos).

El balance entre los beneficios y los costos de la urbanización están cambiando permanentemente, determinando y explicando los ciclos de expansión y depresión urbana. Si bien el fenómeno urbano se generaliza y extiende por todos los confines de la tierra, está sometido a procesos de expansión, estancamiento y contracción. En este sentido, las disparidades económicas territoriales son una de las más nítidas expresiones de la evolución de este balance entre factores cuya composición, número e intensidad están en permanente cambio.

Adicionalmente, esta evolución de la ciudad también está afectada y es el reflejo de las relaciones que la sociedad humana sostiene con el espacio físico y los recursos naturales. La ubicación exacta de las ciudades y sus posibilidades de crecimiento dependen de la disponibilidad y calidad de los recursos más básicos como el agua, el aire y la tierra. Esta disponibilidad depende tanto de condiciones naturales, como de las tecnologías empleadas para abastecerse de estos recursos: agua potable, energía, espacio para construir y habitar, etc. La escasez relativa, la sostenibilidad en el uso de estos elementos, su capacidad reproductiva y de reposición condicionan el crecimiento y expansión de ciudades concretas. Esta relación se despliega a distintos niveles y escalas, es decir de la ciudad con su entorno más inmediato, de la ciudad con otras ciudades, y de la ciudad con entornos remotos y lejanos a través de las ciudades que les sirven de nodo o centro. En cada ciudad se combina de forma muy diferente el papel y la importancia de estos elementos: para algunas la relación central es consigo mismas (cuando, por ejemplo, se trata de un nodo innovador en un determinado oficio o actividad), para otras es con su entorno inmediato (en el caso de ser el centro urbano y de servicios de regiones ricas en la producción agrícola, ganadera o minera), para otras es su relación con otras ciudades y territorios a través de la posición que ellas ocupan en el sistema urbano (es el caso de los puertos, los cruces de camino, o los bordes de fronteras geográficas como puede ser una gran cordillera o desierto). Además, como es evidente, esta posición cambia permanentemente en función de las transformaciones de sus factores determinantes.

Como ilustración, se puede mencionar la existencia de dos grandes grupos de factores determinantes, a saber, socioeconómicos, de infraestructura y tecnológicos. En cuanto a los primeros, factores socioeconómicos, la ciudad se proyecta a su entorno y recibe las influencias del medio, dependiendo de la existencia de espacios sociales y económicos que lo permitan, sean de naturaleza simplemente comercial, política o de combinación de las dos. Los cambios en las formas de organización política, en las relaciones económicas mundiales y en los equilibrios geoestratégicos determinan la transformación de las áreas y redes de influencia de las ciudades. El Estado Nación, por ejemplo, es una de las creaciones humanas más recientes e impactantes para la historia de las ciudades contemporáneas al haber creado espacios políticos y económicos relativamente estables que han servido de nicho al desarrollo de las ciudades primadas y de sistemas urbanos nacionales con características propias. Con relación a los segundos, de infraestructura y tecnológicos, los medios de transporte y comunicación ofrecen un sistema de ventajas y desventajas que afectan desigualmente a las diferentes ciudades. Cuando la navegación imperaba como principal medio de transporte, la naturaleza portuaria, fluvial y marítima de la ciudad, determinaba su mayor rango de influencia territorial. Con la aparición del ferrocarril y posteriormente los automotores y la navegación aérea, este grado de influencia depende más de factores sociales y técnicos que exclusivamente de localización geográfica.

Por tanto, el ciclo de expansión de las ciudades no depende solamente de las fuerzas que explican el balance entre costos y beneficios de la urbanización sino también de sus cambiantes relaciones con el medio ambiente y el territorio, mediadas, como ya se dijo, tanto por la tecnología como por las formas de organización socioeconómica.

En este amplio contexto problemático, la teoría económica ha hecho particular énfasis en el estudio de una de las expresiones más importantes y significativas de estos procesos, como es la concentración urbana y, más particularmente, el surgimiento y evolución de grandes ciudades. Como parte de esta tradición, destacaremos dos líneas de investigación particularmente relevantes a efectos de los propósitos centrales de este trabajo. Por una parte, se hará una síntesis de un trabajo de caracterización histórica de la primacía urbana latinoamericana. De otra, se examinarán algunas investigaciones y exploraciones econométricas recientes que ponen en evidencia la forma y la intensidad del juego de los distintos factores en la explicación de la concentración urbana.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet