BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

LA CADENA DE SUMINISTROS EN BOVINOS PRODUCTORES DE CARNES: UN ENFOQUE SOCIOPECUARIO

Francisco Bijarro Hernández y otros



 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (101 páginas, 190 kb) pulsando aquí

 


 

2.4 Principales países exportadores

Brasil asumió el liderato mundial en la exportación de carne bovina en el 2004, después de una década de expansión de su producción. Se espera un volumen de exportación de 1.4 millones ton. En 1999, Brasil exportaba 464 mil ton de carne bovina, en años recientes Brasil ha duplicado el número de países a los cuales exporta. Los puntos clave en el despegue de Brasil como país exportador fue el reconocimiento regional como libre de Fiebre Aftosa por varios países y su éxito en el mercado ruso.

Australia exportará en el 2004 1.3 millones ton de carne bovina. Este país ha recuperado parte del mercado de las importaciones para su producción después del caso de EEB en Canadá. Estados Unidos es el principal mercado de las exportaciones australianas. La predicción de exportación para Estados Unidos para el 2004 es 1.2 millones ton, uno por ciento arriba de la estimación para 2003. Estados Unidos es el principal exportador mundial de cortes finos, produciendo carne de animales finalizados en corral al contrario de la producción de Australia y Sudamérica. Los principales países destino para las exportaciones estadounidenses durante los últimos cinco años han sido Japón, México, Canadá, Corea y Hong Kong.

Canadá sufrió una interrupción mayor con el descubrimiento de un caso de EEB en mayo del 2003. Las exportaciones de Canadá se espera alcancen 425 mil ton en 2003, después de que las importaciones provenientes de este país se cancelaron en la mayoría de los mercados de exportación durante el segundo trimestre del 2003. El ganado vivo para sacrificio procedente de Canadá, aún no se permite que ingrese a los Estados Unidos. Las exportaciones de Canadá se espera alcancen 615 mil ton en 2004 teniendo como destino Estados Unidos y México principalmente.

Las exportaciones de Nueva Zelanda para 2004 permanecerán al nivel del 2003, 535 mil ton. Los márgenes de los precios de exportación están siendo presionados conforme el dólar neozelandés se fortalece y las condiciones de mercado global se hacen más inciertas. Aunque el inventario ganadero de la India no aumentará, sus exportaciones para 2004 crecerán 12% alcanzando 520 mil ton. Los mercados principales de la India son Malasia, el medio este y varios países africanos.

Para la Unión europea las exportaciones de carne de res para 2004 se predicen en 440 mil ton, 4% por ciento por debajo de la estimación para el 2003. Los precios competitivos de la carne sudamericana han influido para que algunos de los nichos de mercado de las exportaciones europeas sean desplazados, mientras la Unión Europea continúa su recuperación de la EEB.

La ganadería bovina para carne en el país se desarrolla en muy diversas condiciones agro-ecológicas, influenciadas principalmente por los factores climáticos. Esta variabilidad micro-climática no permite que la ganadería sea homogénea, igualmente la tecnología aplicada es muy variable, existiendo desde las explotaciones tradicionales hasta las que utilizan tecnología de vanguardia. En términos generales, las condiciones bajo las que se desarrolla la ganadería mexicana son extensivas, aunque existe la finalización en corral de engorda, ésta se realiza de manera limitada por los altos costos de alimentación.

Aproximadamente el 35% de la producción nacional de carne de bovino procede de corrales de engorda. La mayoría el ganado producido en México se finaliza en pastoreo. Como resultado de las condiciones económicas, muchos ganaderos y engordadores no pueden adquirir ingredientes importados. La modernización e implantación de tecnologías de producción modernas es limitada (USDA, 2003b).

Aproximadamente el 60% de la carne producida en el país se comercializa en forma de canal caliente, lo que afecta la calidad y la inocuidad para el consumidor. La participación de los productores bovinos en el mercado creciente de productos con valor agregado (hamburguesas, marinados, alimentos precocidos) es limitada.

De acuerdo con información de SAGARPA (2003), el inventario bovino se ha reducido de 34.59 en 1980 a 28.48 millones de cabezas en el 2001, lo que implica una tasa media crecimiento anual (TMCA) de -1.13% (una reducción de 392 mil cabezas por año). Las TMCA correspondientes a los períodos de 1980 a 1993 y de 1994 a 2001 son -1.1 y - 0.7%, que corresponden a reducciones en el inventario de 378.2 y 218.4 mil cabezas anuales, respectivamente.

2.5 Volumen de carne en pie y en canal producido.

La producción de carne de bovino en canal aumentó de 1.07 en 1980 a 1.47 millones ton en 2002 (SAGARPA, 2003), lo que representa una TMCA de 1.75% (18,656.9 ton anuales). Las TMCA correspondientes a los períodos de 1980 a 1993 y de 1994 a 2002 son 1.16 y 0.88%, que corresponden a incrementos de 12.4 y 12.09 mil ton anuales, respectivamente.

De acuerdo con la clasificación que cita FIRA (1999), el país se divide en cuatro regiones ganaderas de acuerdo a sus condiciones climatológicas y por sus sistemas de producción: 1) árida y semiárida, 2) templada, 3) tropical seca, y 4) tropical húmeda. Los inventarios y producción de carne en pie y canal para estas regiones se presentan en el Cuadro 2.

La región semi árida, omprende Baja California, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí. Esta región cuenta con el 21.9% del inventario nacional participa con el 26.8 y 27.8% de la producción de carne en pie y canal (SAGARPA, 2003). Se considera a esta región como la de mayor desarrollo tecnológico para la ganadería bovina de carne.

Las razas que se explotan en esta región son principalmente razas europeas (Bos Taurus) y sus cruzas entre ellas. Los sistemas de producción predominantes son:

Vaca becerro y engorda en corral. El tamaño de la empresa oscila alrededor de 140 vacas, la carga animal es aproximadamente 9 ha por vaca (FIRA, 1999). Los becerros se venden al destete, el porcentaje de destete oscila de 55 a 75% con pesos de 160 a 200 Kg. dependiendo del nivel de tecnificación de la empresa (Suárez-Domínguez y Tirado-López, s/f). La cantidad de precipitación es baja y su distribución en el año muy errática con tendencia a concentrarse de julio a septiembre. La utilización de esquilmos agrícolas es baja, la suplementación con vitaminas y minerales en animales en pastoreo es relativamente común. El uso de promotores de crecimiento y de modificadores de la fermentación ruminal en los corrales de engorda es común.

En la comercialización de los becerros se atiende principalmente las condiciones de compra de los importadores estadounidenses. Cuando la demanda se contrae, la permanencia obligada de los becerros en las unidades de producción se asocia con un deterioro de los potreros y una baja en los precios del becerro para la engorda en el país (SAGARPA, 2002b).

La zona templada, incluye Aguascalientes, Distrito Federal, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, México, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala. Esta región es la más eficiente ya que contando con el 17.10% del inventario nacional, participa con el 26.51 y 25.30% de la producción nacional de carne de bovino en pie y en canal. Los genotipos existentes en esta región son razas europeas (Bos Taurus), y sus cruzas. Los sistemas de producción predominantes son vaca-becerro y de manera limitada la engorda en corral. Las explotaciones que tienen el sistema vaca-becerro son extensivas, basadas en el pastoreo de potreros con especies nativas en la época lluviosa y el suministro de esquilmos agrícolas en la época seca (SAGARPA, 2002b). Los becerros al destete se destinan a la engorda en corral para abasto del mercado nacional principalmente.

La engorda en corral se realiza mayormente en explotaciones de tamaño mediano a pequeño. Los sistemas de alimentación se basan en el uso de ingredientes de baja calidad nutricional y raciones no muy bien balanceadas que se traducen en ganancias diarias de peso bajas. El ganado engordado comercializa en la región y contribuye al abasto de la ciudad de México y su zona aledaña.

El Trópico seco comprende Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa y Tamaulipas. Desde el punto de vista productivo, es la región más ineficiente ya que contando con el 28.59% del inventario nacional en el 2001, participó con el 18.55 y 18.48% de la producción de carne en pie y en canal. El hato promedio obtenido de un muestreo de empresas ubicadas en esta región fue 117 vacas, con asignación de 0.36 ha por vaca, 55% de destete, 65 Kg. de carne producida por ha y 162 kg por vaca (FIRA, 1999). El sistema vaca-becerro con ordeña durante la época de lluvias, constituye el sistema de doble propósito. Los genotipos que se explotan son cruzados, las vacas de origen cebú (Bos indicus) con adaptación al trópico se inseminan natural o artificialmente con semen de Suizo Pardo, Simmental y Holstein. Los parámetros productivos y reproductivos son factibles de mejorar, se destetan de 55 a 60 becerros por cada 100 vacas en el hato, con pesos al destete que varían de 180 a 190 Kg. La producción se dedica para el abasto regional y nacional.

El Trópico húmedo, esta zona incluye Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Veracruz, Tabasco y Yucatán. Es la región con el mayor inventario del país (32.44%), su producción representa el 28.12 y 28.41% de la producción nacional de carne bovina en pie y en canal. FIRA (1999) encontró en un muestreo realizado en esta región que el tamaño de empresa fue 91 vacas, una asignación de 0.52 vacas por ha, 57% de tasa de destete, 157 kg de carne producidos por ha y 254 kg por vaca. La región se caracteriza por su abundante producción de forrajes, que aunque de menor calidad nutricional que los forrajes templados, generalmente supera durante todo el año la capacidad de consumo de los animales. La región se caracteriza por sus bajos niveles de tecnificación y de manejo sanitario.

Las razas que se explotan en esta región son Bos indicus, existen también animales cruzados utilizándose para producirlos madres de esta especie y sementales de razas Bos Taurus. Algunas razas sintéticas también se utilizan en algunas explotaciones. Los becerros que se producen en la región se engordan en corrales de engorda en la zona templada del país o en pastoreo en la misma región, aunque esta es una actividad que día con día pierde importancia, ya que el introductor y tablajero al preferir carne de animales finalizados en corral por su mayor rendimiento en canal, está influyendo en el cambio del consumidor hacia este tipo de carne.

La engorda en pastoreo se realiza en potreros con abundantes forrajes, aunque con limitaciones de algunos nutrientes (proteína, minerales y energía); como consecuencia existen algunas prácticas de suplementación alimenticia, especialmente en la época de escasez de forraje y hacia el final de la engorda (SAGARPA, 2002b)


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet