BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

LA ENSEÑANZA BASADA EN PROBLEMAS Y EJERCICIOS

Alfredo Rebollar Morote y Maribel Ferrer Vicente




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (63 páginas, 302 kb) pulsando aquí

 


 

3.2. ¿Qué caracteriza las habilidades?

El estudio de la habilidad como forma de asimilación de la actividad, sobre la base también de un enfoque procesal y estructural, permite ver al alumno como sujeto activo de su aprendizaje y, por tanto, en la formación y desarrollo de los modos de actuación y métodos necesarios. Por ejemplo, las habilidades matemáticas, son reconocidas por muchos autores (H. Hernández, H. González) como aquellas que se forman durante la ejecución de las acciones y operaciones que tienen un carácter esencialmente matemático.

A partir del análisis realizado acerca del concepto de habilidad, del papel de la resolución de problemas en el aprendizaje y lo que caracteriza la actividad del alumno se considera a la habilidad como la construcción y dominio, por el alumno, del modo de actuar inherente a una determinada actividad, que le permite buscar o utilizar conceptos, propiedades, relaciones, procedimientos, emplear estrategias de trabajo, realizar razonamientos, emitir juicios y resolver ejercicios y problemas.

Las habilidades expresan, por tanto, no sólo la preparación del alumno para aplicar sistemas de acciones (ya elaborados previamente) inherentes a una determinada actividad, ellas comprenden la posibilidad y necesidad de buscar y explicar ese sistema de acciones y sus resul¬tados, de describir un esquema o programa de actuación antes y durante la búsqueda y la realización de vías de solución de ejercicios y problemas en una diversidad de contextos; poder intuir, percibir el posible resultado y formalizar ese conocimiento en el lenguaje apropiado, es decir, comprende el proceso de construcción y su resultado.

Este concepto indica, que no es suficiente pensar en la prepa¬ración del alumno para una u otra acción específica como: multiplicar fracciones, demostrar un teorema o resolver una ecuación, construir un texto o valorar un hecho histórico, también atiende a sus posibili¬dades para explicar el modo de actuar, proyectar el método o procedimiento a emplear, estimar las características del resulta¬do que le permita comparar el objetivo con lo logrado y poder escribirlo, ilustrarlo o expresarlo oralmente, en las diferentes formas de representación.

Un índice, que se destaca, es que la habilidad se ha formado cuando el sujeto es capaz de integrarla con otras en la determi¬nación de vías de solución, cuando deja de ser un eslabón aislado para ubicarla en un contexto, cuando tiene significación y el estímulo, interés o gusto por la actividad que puede realizar, ya que, de lo contrario, sólo alcanza potencialidades muy limitadas que no permiten enfrentar una diversidad de situaciones dentro o fuera de la asignatura.

3.3. ¿Cuáles niveles de sistematicidad se reconocen en la formación de las habilidades?

Las habilidades, en los tres niveles de sistema¬ticidad de la actividad: general, particular y singu¬lar, se caracterizan de la forma siguiente:

Niveles de sistematicidad de la actividad Niveles de sistematicidad de las habilidades

General Habilidad para resolver

problemas

Particular Habilidades básicas

Singular Habilidades elementales

La habilidad para resolver problemas expresa el objetivo central de la escuela cubana de preparar al hombre para la vida, "educarlo para servir a la humanidad participando desde la misma escuela en la construcción de la sociedad: es prepararlo para resolver problemas como resultado de que en su estancia en la institución docente aprenda a resolverlos” . Este objetivo se propone lograr que el alumno enfrente la resolución de proble¬mas "como instrumento formativo fundamental".

De ahí que la formación de habilidades no se reduce al aspecto cognitivo de aprender conceptos, teoremas y procedimientos, hechos o fenómenos, también se propone fomentar a través de la resolución de problemas la consolidación de un sistema de valores como la laboriosidad, responsabilidad, amor al trabajo, etc. y las actitudes, sentimientos, intereses, disposiciones que requiere la sociedad cubana.

La habilidad para resolver problemas es la construcción y dominio, por el alumno, de los modos de actuar y métodos de solución de problemas utilizando los conceptos, leyes, propiedades, relaciones y procedimientos, en calidad de instrumentos y las estrategias de trabajo heurístico para la sistematización de esos instrumentos en una o varias vías de solución.

La habilidad para resolver problemas, en especial, no se puede formar a partir de la repetición de acciones ya elaboradas previamente sin atender a cómo se han asimilado y el nivel de significación que éstas tienen para los alumnos atendiendo a sus experiencias, su disposición hacia la actividad; de ahí la necesidad de enfocar como parte de la formación de esta habilidad la etapa en que transcurre la estruc¬turación del sistema de conocimientos (conceptos, propiedades, relaciones y procedimientos) a partir de situaciones - problemas.

El planteamiento de problemas se comprende como un medio para estimular en el alumno la inter¬pretación de una determinada situación analizar las condiciones que se dan para luego discernir las vías de solución, partiendo de los conceptos, teoremas y procedimientos que son los instrumentos de que dispone y los modos de sistematizarlos en función de un objetivo (estra¬tegias) según la interpretación realizada.

Esta habilidad, en su carácter general, sistematiza también las habilidades docentes, lógicas o intelectuales; que guían el proceso de búsqueda y planteamiento de la solución. Así se desta¬can habilidades como: identificar, observar, describir, denotar, separar, modelar, calcular, fundamentar, valorar, etc. que están presentes en la comprensión y búsqueda de vías de solución, en su descripción y finalmente en la valoración de los resultados.

Las habilidades básicas son las que expresan la construcción y dominio de los métodos de solución o análisis de un problema, constituyen objetivos parciales en la preparación para resolver problemas en un complejo de materia determinado. En ellas se pueden concretar métodos de solución para uno o varios tipos de problemas.

El contenido de esta habilidad refleja la exigencia en cuanto a la sistematización de las habilidades referidas a la elaboración o utilización de conceptos, propiedades, relaciones, procedimien¬tos algorítmicos o heurísticos que posibilitan el desarrollo de la habilidad general porque además brindan métodos de solución para el (o los) problema (s) que al alumno se plantean.

Los rasgos que caracterizan las habilidades bási¬cas son:

 responden a un eslabón o nivel de desarrollo parcial de la habilidad general.

 indican el nivel de aplicación exigido a conceptos, relaciones y procedimientos que se sistematizan en un método de solución;

 delimitan la acción a ejecutar (demostrar, calcular, construir, explicar, fundamentar, etc.);

 no tienen un carácter específico al ser aplicable en una diversidad de situaciones;

 expresan el nivel de profundidad con que se deben elaborar y utilizar los conceptos, teoremas y procedimientos que se sis¬tematizan en el método de solución.

Las habilidades elementales son las que expresan la construcción y dominio de procedimientos específicos derivados directamente del modo de operar con los conceptos, propiedades, relaciones o procedimientos que al establecer las conexiones entre ellos constituyen la base de las habilidades básicas.

Estas habilidades reflejan las condiciones concretas, particulares, que son necesarias en las habilidades referidas a la elaboración o utilización de los conceptos, propiedades, procedimientos algorítmicos o heurísticos que debe desarrollar el alumno.

Los rasgos que caracterizan las habilidades ele¬mentales son:

 tienen un carácter específico con relación al modo de actuar dado en la habilidad general;

 se determinan de la acción a realizar directamente con conceptos, teoremas y procedimientos;

 indican las condiciones (previas o no) necesarias para desarrollar las habilidades básicas.

Las habilidades elementales se perfeccionan en la medida en que pueden ser empleadas en la diversidad de condiciones que cada situación propone.

Estas precisiones sobre las habilidades ofrecen un corte vertical y favorecen la interpretación de los niveles de desarrollo del alumno, con la determinación de hasta donde puede o no llegar con relación a los problemas que como objetivo de su formación tiene que aprender a resolver en un contexto determinado.

Las ventajas que, en primer lugar, se reconocen en esta caracterización están en el diseño y planificación de cada asignatura ya que se orienta hacia la determinación de las habilidades en los niveles de sistematicidad del proceso docente educativo, para luego determinar las tareas docentes que guían la actividad del alumno en la conformación del modo de actuar correspondiente a cada etapa.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet