BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

CUADERNO DE TRABAJO USAT

Jesús Castillo More




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (150 páginas, 384 kb) pulsando aquí

 


1. NACIMIENTO DE LA MACROECONOMÍA: SU CAMPO Y SU MÉTODO

El nacimiento de la Teoría Macroeconómica moderna, su campo y su método, tiene su origen en 1936, en que el gran Economista Británico, John Maynard Keynes, publica su “Teoría General del Empleo, el interés y el Dinero”, para explicar y proponer una salida a la Gran Depresión de los años 30, obra donde en su primer capítulo, de media página de extensión, dice textualmente:

“He llamado a este libro Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero, recalcando el sufijo general, con objeto de que el título sirva para contrastar mis argumentos y conclusiones con los de la teoría clásica, en que me eduqué y que domina el pensamiento económico, tanto práctico como teórico, de los académicos y gobernantes de esta generación, igual que lo ha dominado durante los últimos cien años. Sostendré que los postulados de la teoría clásica, sólo son aplicables a un caso especial, y no en general, porque las condiciones que supone son un caso extremo de todas las posiciones posibles de equilibrio. Más aún, las características del caso especial supuesto por la teoría clásica, no son las de la sociedad económica en que hoy vivimos, razón por la que sus enseñanzas engañan y son desastrosas si intentamos aplicarlas a los hechos reales.” (1)

(1) J.M. Keynes, “Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero”, Fondo de Cultura Económica, México, sexta edición en español, 1963, traducción de Eduardo Hornedo.

En su Teoría General, escrito para presentar un diagnóstico y una salida a la Gran Depresión mundial que padecía el mundo en los años 30, caracterizada por tasas de desempleo cercanas a 25%, Keynes presentó un nuevo enfoque del análisis económico, pasando del análisis microeconómico clásico, al análisis agregado o global, por lo que se le reconoce como el fundador de la Macroeconomía.

Para buscar una explicación y solución a la caída de la actividad económica, que genera el Producto Bruto Interno (PBI), o ingreso nacional del país, y el empleo, lo primero que hizo Keynes, fue preguntarse por qué ha caído el ingreso nacional. La búsqueda de la respuesta, lo llevó a elaborar una teoría simplificada que le permita explicar satisfactoriamente los hechos observados y hacer predicciones lógicas, identificando los determinantes principales del ingreso, para lo cual asumió una economía cerrada, es decir sin exportaciones ni importaciones y sin finanzas del gobierno, con lo que no se alejaba mucho de la situación real en el momento.

Bajo estos supuestos, el ingreso nacional del país (Y), es generado por la demanda agregada, es decir la suma del gasto en consumo (C), más el gasto en inversión privada (I).

Y = C + I

Visto de esta manera, para entender que ha pasado con Y, debemos saber que ha pasado con C y que ha pasado con I.

Para analizar el consumo agregado (C), Keynes elaboró una teoría de la Función Consumo, que establece una relación positiva del consumo con el ingreso, a partir de un consumo autónomo mínimo (a), en que aunque el ingreso sea cero, la gente consume algo para sobrevivir; cada unidad de aumento en el ingreso da lugar a un incremento en el consumo, que es una fracción de este aumento. A esta fracción, Keynes la llamó propensión marginal a consumir (b).

Con esto, la función consumo se especifica como:

C = a + bY

Estas especificaciones del ingreso y de la función consumo permiten obtener Y = a + bY + I

De donde:

Y – bY = a + I

Y(1-b) = a + I

Y = (a + I) = k (a +I)

Donde k = es el multiplicador Keynesiano, a partir del cual, un incremento ya sea en a, o en I significará un incremento en el ingreso (Y), igual al incremento inicial multiplicado por k, que como podemos observar, depende de la propensión marginal a consumir b.

De esta forma, un incremento en la inversión implicará un incremento en el ingreso que será un múltiplo k del incremento en la inversión: ∆Y = k ∆I

Por ejemplo, si el gasto en consumo es 80 y el gasto en inversión es 20, el ingreso nacional está dado por la demanda agregada, es decir por la suma de estos gastos: 100. Si la propensión marginal a consumir es b =0.8, significa que el multiplicador es 5, donde (1-b) = s = 0.2, es la propensión marginal al ahorro. De esta manera, una inversión adicional de 6, provocará un incremento de 30 en el ingreso.

Representando gráficamente la función consumo y la línea de 45º, podemos visualizar un nuevo concepto macroeconómico básico: El Ahorro (A), que es la diferencia entre ingreso y consumo.

A = Y – C

En una economía cerrada, el ahorro interno es la fuente de financiamiento de la inversión privada.

Dado que Y = C + I, de donde ex post se cumple que Y – C = I, vemos que el equilibrio macroeconómico en este modelo simplificado de economía cerrada, requiere que A = I.

En este modelo macroeconómico básico, donde se asume que la inversión es autónoma o es constante para cada nivel de ingreso, sin estar influida por la tasa de interés, la representación gráfica muestra que en el punto donde se corta la curva de demanda agregada, es decir, la suma de C + I, con la línea de 45º, que es una línea auxiliar que nos indica que en cualquiera de sus puntos, la distancia horizontal desde el eje de las ordenadas es igual a la distancia vertical desde el eje de las abscisas; es donde se cumple el equilibrio macroeconómico Y = C + I.

En los gráficos siguientes, se puede observar este modelo básico, donde el Gráfico (1) ilustra la Función Consumo, el Gráfico (2) ilustra la función inversión constante o autónoma, en el Gráfico (3) vemos la Demanda Agregada o suma de la Función Consumo con la Función Inversión autónoma. Finalmente, en el Gráfico (4), podemos observar cómo, el equilibrio en este modelo macroeconómico de economía cerrada, se cumple cuando se cortan la Demanda Agregada (DA) con la línea de 45º, que es una línea auxiliar que nos dice que a lo largo de su recorrido la distancia horizontal es igual a la distancia vertical en cualquiera de sus puntos (el consumo más inversión es igual al ingreso).

C C = a +bY I

a

0 1

Y Y

Gráfico 2 Gráfico 1 C+I=DA DA DA

DA

Y Ye Y

Obsérvese cómo, a partir del gráfico (1), se puede obtener o derivar la curva de ahorro de la economía: Trazando la línea de 45º, el punto de corte con la función consumo indica que en ese punto, la gente consume la totalidad del ingreso y por lo tanto el ahorro es cero.

A la derecha de ese punto, el ingreso excede al consumo y por lo tanto se genera ahorro, que se incrementa cuanto más nos alejemos hacia la derecha. A la izquierda, el consumo excede al ingreso y el ahorro es negativo. El gráfico (5) ilustra esta situación.

A

C

Y Y

Gráfico 5 Gráfico 6

En el gráfico (6), relacionamos ahorro con ingreso y vemos que la curva de ahorro nace a partir del punto de corte entre la función consumo y la línea de 45º. En el gráfico (7), presentamos la función ahorro con los ejes cambiados, para poder más adelante comparar montos de ahorro con montos de inversión.

Y

A

Gráfico 7

Utilizando este modelo básico de análisis, Keynes encontró que el gasto en consumo es estable, porque depende solamente del ingreso y responde en forma predecible, y que el problema está en lo errático del gasto en inversión privada, como consecuencia del “animal sprit” de los empresarios, para lo que recomendó contrarrestarlo con gasto público, es decir una política económica activa, para mantener la estabilidad del ingreso nacional.

Para el análisis básico de la inversión privada, Keynes argumentó que el motivo de un empresario para invertir, son los beneficios netos esperados de la inversión, que se pueden calcular mediante los dos métodos siguientes: el valor actual neto (VAN) y la Tasa Interna de Retorno (TIR), del proyecto de inversión.

La lógica de la inversión privada se basa en la rentabilidad de los proyectos, que consiste en comparar el desembolso inicial con el valor actual del flujo de caja, incluido el valor de salvamento de la inversión una vez cumplida su vida útil. Si el Valor Actual Neto (VAN), que resulta de restar los beneficios netos esperados menos el desembolso es positivo, el proyecto es rentable.

Alternativamente, es posible evaluar la rentabilidad del proyecto, calculando la Tasa Interna de Retorno (TIR), que resulta de despejar la tasa de rentabilidad que iguala desembolso con beneficios netos actualizados, de modo que si ésta tasa es mayor que la tasa de interés de mercado, es decir el costo de oportunidad del capital, el proyecto es conveniente.

Keynes procedió a estudiar los determinantes del gasto en consumo y del gasto en inversión, no sin antes discrepar abiertamente con sus antecesores clásicos, respecto a los determinantes del empleo, la demanda de dinero, la tasa de interés, con lo que opacó la teoría

Monetaria clásica, es decir la teoría cuantitativa del dinero.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet