BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

INVERSION EXTRANJERA EN EL DESARROLLO DE LA REGION MINERA DE ANTOFAGASTA (CHILE): HISTORIA Y PERSPECTIVAS.

Jan José Cademartori D.



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (420 páginas, 1,94 Mb) pulsando aquí

 

 

13.7. LA ACCION SINDICAL.

Distinto es el caso del sindicalismo; éste ha sido un actor clave en la historia del enclave minero del Norte de Chile (Capítulo 3). Actualmente, su organización nacional (CUT) se opone explícitamente al actual modelo económico.

En el Capítulo 10 se han expuesto las particulares condiciones de vida de los trabajadores de la minería, especialmente de aquellos que trabajan en el ámbito de la subcontratación y el suministro de personal, agravadas por las dificultades para formar sindicatos. No obstante lo anterior, la RA registra el porcentaje más alto de sindicalización del país, alcanzando al 22% de la fuerza laboral, considerada para este efecto como los trabajadores asalariados, por cuenta propia y personal de servicio (12% en Chile). El 41% de los trabajadores sindicalizados corresponden a la minería, sector económico con la más alta tasa de sindicalización de la región, con un 71,1% de sus trabajadores (año 2005)595.

A diferencia de lo que ocurre con los pequeños y micros empresarios, los trabajadores subcontratados han elevado su nivel de organización y combatividad después de la crisis de 1998. La tarea no era fácil pues la legislación laboral impide la negociación colectiva entre trabajadores subcontratados y la empresa cliente que acumula las ganancias (gran empresa minera). Además, si bien es posible confederar sindicatos de varias empresas subcontratistas, esta asociación no cuenta con facultades legales para negociar con varios empleadores al mismo tiempo. A esto deben añadirse los métodos ilegales que son frecuentes en las denuncias de los dirigentes: prohibición de su ingreso a las faenas y campamentos mineros, elaboración de "listas negras" para bloquear la contratación de trabajadores considerados "conflictivos", etc.

A pesar de ello, los dirigentes señalan aumentos en el número de sindicatos subcontratistas, nuevas confederaciones de sindicatos, mayor número de afiliados de sindicatos en la región y de huelgas especialmente ilegales. Las principales causas serían: el aumento en el volumen de trabajadores subcontratados y el deterioro de sus condiciones de trabajo. Además los sindicatos han aprendido a superar las dificultades, contando con el apoyo de la CUT y de algunos líderes de la nueva Federación Minera. También se han comenzado a registrar conflictos de los trabajadores de las cadenas comerciales. Así, quedaron atrás los tiempos en que la única organización visible era el combativo Sindicato de Trabajadores Montajistas (SINAME), el cual paralizaba ilegalmente las obras de infraestructura en la minería en cualquier parte del país.

La organización de los trabajadores contratistas ha estado mejor organizada en Calama (CODELCO) que en otros lugares de la RA. Ellos han contado con una organización de nivel interregional, presente en las diferentes Divisiones de CODELCO. En la provincia de Antofagasta la prensa informa más bien de denuncias individuales. Sin embargo también ha habido huelgas, como la de AMECO, servicio de arriendo de equipo de transporte, ocurrida en el año 2004 y la de los subcontratistas de M.E.L., por primera vez en el año 2006. Existe un potencial enorme de crecimiento de la acción colectiva pues sus dirigentes estiman que no más de un 5% de los trabajadores subcontratistas se encuentran afiliados en sindicatos.

Por ejemplo, en Mayo de 2004, los trabajadores subcontratistas denunciaron las pésimas condiciones de seguridad industrial y sus bajos sueldos. Sus reclamos culminaron en paralización de actividades en la división CODELCO Norte, oportunidad en la cual sus dirigentes informaron a la prensa haber recibido balazos de parte de la Policía Industrial de CODELCO. En mayo de 2003, los trabajadores subcontratados de la División El Teniente de CODELCO intentaron la paralización completa de la mina. Otra movilización de trabajadores subcontratados intentó paralizar en Junio del 2005, oportunidad en la que la empresa consideró ilegal el ingreso a la mina de los dirigentes de los trabajadores subcontratados. En diciembre de 2005, una nueva paralización de los subcontratados de El Teniente reclamó el bono extraordinario otorgado por CODELCO a los de planta debido al buen nivel del precio del cobre.

Otro cambio concomitante se ha producido en los trabajadores permanentes de la minería privada, especialmente en M.E.L, la empresa de mayor tamaño. Hasta mediados de los años 90, no había organización sindical en las EMN. Los intentos por conformar el Sindicato de Trabajadores de M.E.L (STME). comienzan en 1993; en 1995 se forma un sindicato minoritario que, a juicio de los sindicalista entrevistados, sufría prácticas desleales de la empresa tales como: preguntar por los motivos de la afiliación, limitar los ascensos de los sindicalizados y otorgar mejores reajustes de remuneraciones a los sindicalizados después de firmar un acuerdo con los sindicalizados.

Después de la crisis de 1998 la situación comenzó a cambiar. El personal fue obligado a reducir costos en todas las áreas creándose un nuevo clima; la empresa adoptó cambios arbitrarios en los sistemas de trabajo, incluso disminuyó la calidad del almuerzo. Por otro lado, una parte importante de los profesionales fue traspasada a una empresa del mismo dueño. Posteriormente, a pesar que el precio del cobre comenzó a remontar, se mantuvo la presión sobre los trabajadores. Al mismo tiempo los dirigentes sindicales acumulaban experiencia y desarrollaban una estrategia de largo plazo. Actualmente el Sindicato agrupa a la inmensa mayoría de sus trabajadores. En el año 2007 hubo una paralización legal que concitó la atención nacional y mundial ya que los huelguistas se tomaron parte de las instalaciones de la empresa, se enfrentaron con la policía y marcharon por el centro de la ciudad de Antofagasta.

La importancia de este proceso es su vinculación con el resto del movimiento. Entre los dirigentes de sindicatos de las EMN, comienzan a destacar líderes que se reconocen en la tradición obrera del Norte de Chile (Capítulos 3.2-3.5)596. En el año 2004, el STME se afilia a la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT). El desarrollo del STME contribuyó a la conformación de la Federación Minera de Chile (FMC), que agrupa a los sindicatos de varias EMN del sector. En 2004, esta FMC apoya una huelga de 22 días de los trabajadores de la Empresa minera El Abra; en el año 2005 se reúnen con la candidata presidencial Michelle Bachelet, etc. 597 La FMC, vinculada a la CUT, participa en Escuelas Sindicales y algunos dirigentes son invitados a Congresos Internacionales. Estas redes permiten intercambiar conocimientos, acciones de solidaridad, capacitar a las nuevas generaciones y aprender con los nuevos movimientos sociales de América Latina. Además, desde su formación, la FMC se traza como objetivo de largo plazo discutir la política minera de Chile. Así, emerge una creciente integración con el resto de los trabajadores mineros y con el movimiento sindical nacional, los cual abre la primera puerta de discusión sobre el modelo de desarrollo.

También hay novedades en los sindicatos de CODELCO. En la primera mitad de la década del noventa, para implementar la "modernización" de la empresa, la administración obtuvo una tregua con la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) de CODELCO. Esta pausa se estampa en la "alianza estratégica" 1995-1999 y en el "proyecto en común 2001-2006". A la cabeza de las negociaciones, los responsables de los Recursos Humanos de CODELCO, destacados cuadros político-profesionales del Partido Socialista. Este compromiso parecía natural debido al protagonismo de los sindicatos de CODELCO en la recuperación de la democracia.

Los gerentes garantizaron la conservación de la empresa en manos del Estado y la continuidad de sus principales conquistas sociales; los sindicatos permitieron estabilidad y buenos salarios a los gerentes de la empresa mejor pagada del Estado. Igualmente incorporaron el aumento del gasto en formación y atractivas jubilaciones anticipadas. El discurso de CODELCO también vende la idea que sus empleados deben estar orgullosos de trabajar en un productor de cobre de "clase mundial" porque es capaz de introducir "las mejores prácticas de la industria". De la misma forma, la dirección de CODELCO destaca la contribución financiera de esta empresa al Estado, discurso funcional con la cultura nacionalista presente en el Norte de Chile (Capítulo 3). A cambio de estos activos materiales y espirituales, la tecnocracia de CODELCO obtuvo la incorporación masiva de la subcontratación, la privatización de activos "no fundamentales" y las empresas conjuntas con EMN.

A juicio de algunos entrevistados de Calama, se ha internalizado en muchos trabajadores de CODELCO el "american way of life", financiado a través de deudas que obedecen a una competencia por estatus a base de consumo material. Además perdura parte de la estructura de clases que separa a sus trabajadores en roles creados en el pasado por los dueños norteamericanos (Capítulo 3.4). Se estableció antes que esta cultura se inserta dentro de una estrategia más amplia en la cual CODELCO adopta las pautas organizacionales y culturales de las EMN (Capítulo 4.4.4). Subsisten así mecanismos de reproducción de una "burguesía obrera" desvinculada del resto de los trabajadores del país.

A pesar de lo anterior, apareció el Sindicato Mina, que agrupa a unos 300 trabajadores de la mina de Chuquicamata, muchos de los cuales trabajan en el núcleo del proceso productivo. Ellos están disconformes con "la política pro-empresa" de la CTC y se afiliaron a la Federación Minera. Su crítica radical se manifestó en una paralización con toma de caminos. A diferencia del resto de los sindicatos de CODELCO, el Sindicato Mina solidariza con los subcontratistas de CODELCO.

El resto de los sindicatos de CODELCO, entraron en conflicto a causa de la calidad de las viviendas prometidas en Calama. También se han registrado huelgas en Radomiro Tomic. Ello sugiere que la calma no está asegurada. A medida que decae la ley de los yacimientos de cobre, los gerentes podrían terminar su relación armónica con la CTC. Justamente, con el traslado de las viviendas, la empresa pretende debilitar la "cultura paternalista", y el "sindicalismo insaciable". Con ello la empresa podría seguir externalizando y privatizando. La tesis de Soto (2004) concluye que la alianza estratégica con los sindicatos de CODELCO es débil, pues la mayoría siente ser ciudadano de segunda clase ante la "modernización tecnológica". Por otro lado, con el traslado a Calama, los mineros podrían ser más permeables a la situación social del resto de la población.

Finalmente, destacan los sindicatos de trabajadores del Estado, con periódicas huelgas y movilizaciones callejeras convocadas por sus organizaciones nacionales (1990-2005). Sus demandas reflejan la crisis del sistema de descentralización territorial; las municipalidades admiten que no han contado con los recursos necesarios para responsabilizarse de la salud y la educación598. Estos sindicatos son parte importante de la CUT, la que, si bien no ha podido recuperar los niveles de representatividad alcanzados antes de 1973, ha bloqueado los intentos de dividirla en centrales ideológicas. En la RA, actúan la CUT provincial de Antofagasta y la de Calama, las cuales han apoyado la formación de nuevos sindicatos y capacitado nuevos dirigentes. En la RA, el problema económico de los trabajadores del Estado se ve agudizado a causa de los mayores precios regionales599.

A futuro otra fuente de tensiones serán las pensiones de vejez. A pesar de sus enormes ganancias, un informe del Banco Mundial admitía que el sistema privado de pensiones no estaba garantizando una pensión digna de vejez ni en Chile, el país pionero (50% de trabajadores cubiertos), ni en los otros 12 países de América Latina que le habían imitado (20% de trabajadores) 600.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet