BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

INVERSION EXTRANJERA EN EL DESARROLLO DE LA REGION MINERA DE ANTOFAGASTA (CHILE): HISTORIA Y PERSPECTIVAS.

Jan José Cademartori D.



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (420 páginas, 1,94 Mb) pulsando aquí

 

 

10.3. EL SUMINISTRO DE PERSONAL

En las ciudades de la RA y en las empresas mineras bajo el titulo de contratistas a menudo se encubre el "suministro de personal". En el "suministro de personal" la supervisión, la provisión de materias primas y de los útiles de trabajo, quedan a cargo de la empresa cliente. Algunos clientes demandan personal por más de tres años al mismo proveedor de forma tal que en realidad a través del suministro se encubre una relación directa y permanente. En este contexto, el suministro de personal configura "arriendo de carne humana" como en los tiempos del "enganche" en las salitreras.

El suministro de personal se extiende en algunas minas. Por ejemplo, (M.E.L). traspasó parte de su personal de la oficina central de Antofagasta a una empresa creada por ella misma. Sus trabajadores no han desmejorado sus salarios, se mantienen en sus mismos escritorios, pero tienen menos derechos acumulados y atienden las necesidades administrativas de varias filiales.

El suministro de personal no es tan visible en las minas como en los servicios y el comercio de las ciudades de Antofagasta y Calama. El suministro explica parte del aumento registrado en el empleo del SFI, en bancos, cadenas de supermercados, AFPs, empresas de telecomunicaciones que demandan cajeras, agentes de seguridad, reponedores de stock en supermercados, secretarias, personal de informática, atención a público, respondedores de teléfonos, etc.

Las empresas nacionales de más de 200 trabajadores están comprando suministro de manera creciente. Su densidad ha sido tan importante que en 1996 se formó una asociación gremial presidida por el Gerente General de la multinacional Manpower en Chile. Esta organización estima que en Argentina hay 50.000 trabajadores "temporales", en Brasil, 600.000, en Colombia 800.000; y en Chile había cerca de 30.000451. En estas actividades se encuentran algunos trabajadores sometidos a jornadas alienantes (como responder el teléfono para repetir una consigna) y con contratos precarios. La privatización de la educación superior en Chile ha obligado a muchos jóvenes a integrarse a estos "jobs" por jornada parcial para pagar sus estudios, así como a mujeres que tienen su segunda jornada en el hogar.

El suministro y la subcontratación se refuerzan facilitando la acumulación de capital. Cuanto más se extiende el suministro en las ciudades, tanto más fácil resulta imponer el suministro y la subcontratación en los campamentos mineros y viceversa. Estas formas pasan a ser parte de la naturaleza de los espacios modernos y globalizados para ganar competitividad. Al mismo tiempo crece el espacio de acción y el poder de una nueva clase capitalista aliada al gran capital que administra mano de obra precaria. Su masa de ganancia depende de la capacidad que tengan las empresas grandes para generar trabajo precario. El capital suministrador depende exclusivamente del grado de explotación de la fuerza de trabajo ya que no puede cobrar por el uso de capital propio.

10.4. JERARQUIZACION DE LOS TRABAJADORES.

La subcontratación y el suministro de personal generan grandes desigualdades entre los trabajadores. De acuerdo a un estudio del Banco Mundial, los trabajadores contratados directamente por M.E.L. (sin contar a los ejecutivos) ganaban un salario promedio un 254% superior al promedio de los trabajadores locales452. Según la empresa, el costo total de estos beneficios representaba un 24% de las remuneraciones, el sueldo fijo, un 48%, mientras que la parte variable, un 28%. Estos salarios contribuyen al aumento de la media regional ocultando la situación real de la gran masa de trabajadores. Quizás, el más visible de estos beneficios sea un Plan que presta un 25% del valor de la vivienda al trabajador. El trabajador debe pagar anualmente una tasa de interés preferencial de 3% por este préstamo que se condona después del séptimo año de su permanencia en la empresa.

De todos modos, estas viviendas no muestran el interior de un sistema a presión. Los trabajadores directos enfrentan problemas específicos que fundamentan su creciente conflictividad (Capítulo 13). Sus jornadas de trabajo ya han sido descritas. También éstas incentivan deudas de consumo para "entretener" a la familia en la ausencia del trabajador, para aliviar la dura vida en el desierto453. La amenaza de la externalización sirve para intensificar, flexibilizar y ampliar su jornada de trabajo. Además un entrevistado señaló que los programas de vivienda, las becas de estudio para los hijos y otros beneficios sociales son un incentivo adicional para aparentar una actitud sumisa frente a los jefes mientras se pagan los préstamos.

En la cúspide de esta pirámide se concentra una docena de gerentes de M.E.L. cuyos ingresos anuales en 1999 fueron de US$ 148 millones anuales, equivalentes a los ingresos de los 2.000 trabajadores permanentes de la empresa (US$ 111 millones)454. Los profesionales de confianza gozan de viviendas lujosas con amplios espacios verdes. En las horas de punta es corriente observar la marcha de su personal doméstico que debe subir la colina a pie pues en el sector (Jardines del Sur) sus patrones han impedido el acceso del transporte vehículo para mantener la belleza del sector. A simple vista el observador descubre piscinas, motos de agua, yates, vehículos de última tecnología y otros bienes importados inaccesibles para la mayoría de la población. Un estudio del Banco Mundial señala que por política de la empresa no se forman ghettos, sin embargo, a reglón seguido, identifica la "garden high society" del sur de Antofagasta (Jardines del Sur), planificada para el segmento de altos funcionarios y profesionales que trabajan para M.E.L.455. De esta forma la segmentación laboral restituye dentro de la ciudad el paisaje urbano segregado, consumista y elitista, característico del campamento minero.

En el otro polo, los trabajadores de la subcontratación. Por ejemplo, los trabajadores de SODEXHO, empresa encargada del aseo industrial, de la alimentación y de otros servicios en muchas otras minas de Chile. Esta multinacional tiene 313.000 empleados en 76 países y una cifra de ventas de 11,5 billones de euros en 2004456. A pesar de ello en julio de 2004, la remuneración de estos trabajadores después de impuestos y seguros sociales variaba entre los 160 y los 190 mil pesos, después que fue reducida en un 35% respecto al año anterior457. Como se muestra en el Capítulo siguiente, estos salarios no son suficientes para vivir en la RA. Sin embargo estos trabajadores desempeñan labores que forman parte del proceso productivo en aseo industrial y por lo tanto deberían recibir un trato similar al de los trabajadores contratados directamente. Así, su discriminación explica frecuentes conflictos laborales.

En los servicios subcontratados y en el suministro de personal se concentra gran parte de las trabajadoras mujeres. El único sector productivo de la RA, en que las mujeres eran importantes, era el sector servicios, en el cual laboraba el 62% de las mujeres trabajadoras. Estas mujeres estaban contratadas principalmente por pequeñas y micro empresas: 34% del total de los ocupados eran mujeres contra 13% en las medianas y grandes458. Así, el empleo precario constituye un mecanismo que reproduce la discriminación por sexo.

Otra característica del mercado secundario es que éste rejerarquiza precarizando hacia abajo. La empresa que se adjudica un contrato, frecuentemente subcontrata a otra y así sucesivamente. Se forman largas cadenas, donde cualquier atraso o incumplimiento en alguno de sus eslabones, bloquea el pago del salario en los escalones inferiores. El tamaño de la empresa, las posibilidades de fiscalización y las garantías de cumplimiento de compromisos, van disminuyendo cuando se desciende por los eslabones de la cadena.

La prensa local registra algunas denuncias de trabajadores en busca de empleadores desaparecidos que no cumplieron con sus obligaciones laborales459. En algunos casos excepcionales, el trabajador amenaza con suicidarse. Si bien, la legislación obliga a la empresa cliente a responder subsidiariamente, en la práctica, esta legislación no se cumple. Los juicios laborales duran años y los trabajadores no cuentan con recursos para contratar abogados460.

En algunos casos, las empresas intermediarias no ejecutan la tarea sino se limitan a obtener una renta por su capacidad para conseguir el contrato y delegar una parte de la tarea en una empresa más pequeña. Frecuentemente la empresa subcontratada es una empresa local mientras que la empresa que la contrata es una gran empresa externa a la región. En otros casos, la misma empresa se divide para poder pagar menores salarios e impedir la sindicalización461. De esta forma el aparato productivo se va subdividiendo en largas cadenas de empresas jerárquicas que producen y reproducen la desigualdad social.

De este modo la calidad de vida en el campamento minero depende del eslabón de la cadena subcontratista. Un profesional entrevistado lamenta no haber pertenecido a la multinacional BSK ubicada en la cúspide de la cadena subcontratada 462:

Hombre, 29 años, Ingeniero en Alimentos, soltero, sin hijos, vive con sus padres. Trabajó seis meses en Compass, Actualmente trabaja en CCU. "Ya, a ver en términos generales o sea, como yo lo viví, a mi me llamaron que necesitaban ingenieros arriba, para los casinos, en el proyecto Fase Cuatro, en un turno de diez por cinco. Entonces supuestamente el contrato era sin horas extras, pero tampoco sin horario. Supuestamente se hacía el horario uno mismo de acuerdo a tu trabajo, resulta que llegas allá, bueno, hay comodidades, lo básico: tu pieza, pero te aburre estar trabajando sobre 16 horas. Por ejemplo, yo me levantaba a las ocho de la mañana, o sea entraba a trabajar a las ocho y me iba a acostar el otro día a las dos de la mañana, y te cuentan el cuento, sí, esa es la verdad, el cuento, y mucho trabajo, poca plata y aparte tienes que "estar viendo la cara a medio mundo", por la misma responsabilidad del trabajo. Lo otro es estar diez días encerrados porque el sistema que hay en M.E.L., no sé si lo tendrán otras mineras, es muy estricto, o sea no puedes fumar en tu pieza por los detectores, tienes que salir a fumar a fuera, imagínate salir a la una de la mañana o en la mañana, un frío pero olvídate, o sea que no me dan ganas de fumar, cachaí. Lo otro bueno, que no es tanto, no es obvio, están prohibidas las bebidas alcohólicas. Las comodidades que le dan a las empresas contratistas son bien básicas, o sea es una sala de juego que ellos dicen: "no vas a tener pool, vay a tener televisión, to", pero imagínate tener cuarenta sillas para una masa de trescientos "giles" (personas), entonces llegan todos, de repente estas viendo prima al gusto de uno, y muchas veces le dan la preferencia a BSK que nosotros éramos en el fondo subcontratados, BSK nos contrataba a nosotros, entonces vay (vas) viendo que muchos otros tienen otras garantías, el clima..."

Los efectos de la subcontratación en la minería chilena fueron resumidos por un trabajo de campo: "duraciones excesivas del trabajo diario, jornadas de trabajo continuo ilegales y mayores niveles de riesgo inmediato. Si agregamos otras características observadas como la temporalidad de los empleos, la informalidad y la desprotección legal, condiciones de trabajo y de hábitat inhóspitas, dificultades para organizarse en una estructura ocupacional que atomiza y finalmente, el desarraigo familiar provocado por faenas fuera de todo centro urbano, no cabe duda que estamos en presencia de una flexibilidad espuria que permite describir sus ocupaciones como empleos estrictamente precarios" (Agacino et al., 1998: 177).


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet