BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

APUNTES DE MACROECONOMÍA

Martín Carlos Ramales Osorio

 


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (172 páginas, 1.33 Mb) pulsando aquí

 

 

LECCIÓN UNO: Metodología de la economía. La macroeconomía y las cuentas nacionales: el índice de precios al consumidor y la inflación, PIB nominal y real, el PIB real y el crecimiento económico.

METODOLOGÍA DE LA ECONOMÍA 

Tenemos que la realidad económica es muy compleja y que por ello debemos simplificarla a través de la construcción de modelos (como el modelo simple de la determinación de la renta, como el modelo IS-LM, como el modelo neoclásico de precios y salarios flexibles y la teoría cuantitativa del dinero, como el modelo keynesiano de precios y salarios rígidos y la curva de Phillips, y algunos otros que veremos más adelante). En la construcción de modelos económicos se toman los supuestos más relevantes acerca de la realidad económica que se quiere conocer. Desde esa perspectiva, existen dos métodos (o vías) para construir modelos económicos: el método teórico (o cualitativo) y el método estadístico (o cuantitativo). Como bien lo expresan Fergunson y Gould: 

“Quien observe el mundo real de los fenómenos económicos se enfrentará a un conjunto de datos que, por lo menos a simple vista, carecen de sentido. Para descubrir un orden en esta masa informe de hechos, y arreglarlos en una forma inteligible, se requiere elaborar teorías que expliquen varios aspectos del comportamiento humano. Al abstraernos del mundo real podemos llegar a un nivel de sencillez en el que se pueden analizar las acciones humanas. Pero en este proceso debe el analista cuidarse de conservar las características esenciales del problema del mundo real del que se ocupa. Es decir, que la simplificación es necesaria, pero al mismo tiempo se requiere una teoría que capte la esencia del problema económico fundamental que se debe resolver”.  

En el siguiente diagrama mostramos la metodología de la economía para construir modelos económicos que simplifiquen el complicado mundo económico real. El punto de partida (o la materia prima básica del economista) es siempre el mundo económico real. 

  

Del lado derecho (visto de frente) tenemos el método teórico (o cualitativo) y del lado izquierdo el método estadístico (o cuantitativo). Mediante el primer método se hace abstracción teórica para deducir acerca del mundo económico real, es importante la observación para establecer regularidades en cuanto a ciertos hechos o fenómenos económicos. En la medida en que, por ejemplo, partimos del mundo económico real (lo general) para construir el modelo de la conducta del consumidor y de la demanda (lo particular) se dice que en economía se emplea el método deductivo: 

  • Método deductivo: de lo general a lo particular. Consiste en obtener consecuencias de un principio, proposición o supuesto. Es inferir: partir de una conclusión general para llegar a una conclusión menos general. En economía se usa el método deductivo cuando se proponen abstracciones, modelos y analogías.

Para algunos autores, es el método deductivo el único camino del conocimiento económico. Dice Von Mises: “El método basado en las construcciones imaginarias resulta imprescindible en praxeología (tratado de la acción humana); constituye la única sistemática que permite la investigación praxeológica y económica. Desde luego, se trata de un método difícil en extremo de manejar por cuanto fácilmente induce al paralogismo (falso razonamiento)”.

Por contraposición al método deductivo:

·        Método inductivo: De lo particular a lo general. Inducir es elevar el entendimiento de hechos o fenómenos singulares a principios, proposiciones o leyes. De la observación directa de varios fenómenos se inducen características aplicables a todos ellos. Este método es esencial en las ciencias experimentales. Aunque en la ciencia económica no se puede recurrir a los experimentos, ya que no se pueden aislar los fenómenos económicos en un laboratorio, el método inductivo presta sus servicios a la economía a través de la estadística (o sea, el método del lado izquierdo del diagrama).

Así pues, en economía se emplean ambos métodos para obtener conclusiones acerca de determinado segmento de la realidad económica. 

Pero dejemos que sigan hablando Fergunson y Gould: 

“El mundo real es de ordinario el punto de partida. Un problema particular, o simplemente un deseo de entender, nos mueve a trasladarnos del complicado mundo de la realidad al dominio de la sencillez lógica. Por medio de una abstracción teórica reducimos las complejidades del mundo real a proporciones manejables. El resultado es un modelo lógico que presumiblemente sirve para explicar el fenómeno que se observa. Por medio de un argumento también lógico (o sea, la deducción), llegamos a conclusiones lógicas o de modelo. Pero éstas deben transformarse, por medio de una interpretación teórica, en conclusiones relativas al mundo real... Es posible que el mismo resultado se obtenga con otro método. Llamémoslo el método estadístico, para distinguirlo del método educativo que acabamos de examinar. Partiendo igualmente del mundo real, por medio de una abstracción experimental podemos llegar a elaborar un experimento. Es decir, que por medio de un proceso de simplificación podemos elaborar un modelo estadístico (o econométrico) que nos sirva para analizar el mundo real. Pero en este caso obtenemos observaciones por medio de la experimentación, en lugar de elaborar teoremas por medio de la deducción lógica. Con una adecuada interpretación estadística, estas observaciones nos llevan a conclusiones sobre el mundo real”. 

“No hay acuerdo completo sobre el criterio relativo de estos dos métodos, pero ahora se piensa que ambos son complementarios. Esto es, que el método deductivo y el estadístico se refuerzan mutuamente, en lugar de ser instrumentos de análisis completamente excluyentes”. 

Ahora ilustremos sobre la naturaleza y la complementariedad de ambos métodos mediante un ejemplo. 

Keynes (1936) a través del método deductivo (o sea, el del lado derecho del diagrama) llegó a establecer mediante la observación su ahora famosa hipótesis de la función consumo: “La ley sicológica fundamental consiste en que los hombres (y las mujeres) están dispuestos, por regla general y en promedio, a aumentar su consumo a medida que aumenta su ingreso, aunque no en la misma proporción al incremento en dicho ingreso”.  

O sea, Keynes nos dice que conforme aumenta el ingreso de las personas aumenta el gasto en consumo de las mismas, pero que ese aumento en el gasto de consumo es menos que proporcional al incremento de la renta (o del ingreso). ¿Por qué es menos que proporcional? Porque de cada peso de incremento de la renta sólo una fracción se gasta en consumo y la otra parte se ahorra. ¿Cómo llegó Keynes a establecer esa hipótesis tan lógica, sencilla y evidente? Pues simple y sencillamente a través de la observación de cómo actuamos todos y cada uno de nosotros como perceptores de ingresos, de los cuales una parte la gastamos en consumo y otra parte la ahorramos, Keynes llega a establecer esa hipótesis a través del método deductivo (que también lo hemos llamado teórico o cualitativo). 

Para un economista matemático, y en pocas palabras, Keynes afirma que la propensión marginal a consumir (PMgC), la tasa de cambio del consumo ante un cambio de una unidad (por ejemplo, un peso) en el ingreso (o sea, una derivada), es mayor que cero pero menor que 1. ¿Por qué es mayor a cero la PMgC? Porque por lógica los individuos gastamos siempre y en promedio una determinada fracción, por muy pequeña que ésta sea, de nuestro ingreso en consumo, si fuera exactamente igual a cero ello significaría que no consumimos prácticamente nada; por otro lado, ¿por qué es menor a uno? De manera similar, porque los individuos ahorramos siempre y en promedio una determinada fracción, por mínima que ésta sea, de nuestro ingreso. ¿Se da cuenta? Pero también Keynes pudo haber llegado a la misma conclusión mediante el método estadístico o cuantitativo, ¿qué necesitaba para ello? Datos estadísticos para un periodo de por lo menos 10 años, sobre gastos en consumo e ingresos (datos que elaboran y publican oficinas gubernamentales como el INEGI, Banco de México, etc.). Una vez con esos datos a la mano, enunciar, primero, un modelo matemático, tomando al consumo como la variable dependiente y al ingreso como la variable independiente, en símbolos: 

, el consumo es una función (o depende) del ingreso menos que proporcionalmente. Pero dado que un modelo matemático es determinista (en el sentido de que dos más dos es igual a cuatro) conviene mejor escribir una ecuación econométrica (econometría: de metros medir, medición económica que emplea métodos estadísticos de análisis) ya que la relación entre las dos variables no es exacta, y no es exacta porque el ingreso no es el único factor (o variable) que influye sobre el consumo; además del ingreso hay otras variables que explican el gasto en consumo como lo es el ahorro, la venta de activos o los préstamos. 

Ecuación matemática si la relación entre las dos variables fuera exacta:

Ecuación econométrica dado que la relación es inexacta:  

En donde: Y = gastos en consumo, X = ingreso, = intersección con el eje Y (o de ordenadas), = la pendiente (que en este caso particular equivale a la propensión marginal a consumir), y e es el término de error, es decir, el factor que mide que tan inexacta es la relación entre las dos variables. 

Damodar Gujarati resuelve el modelo (con los instrumentos estadísticos apropiados) con datos hipotéticos de gastos en consumo e ingresos para un periodo de diez años, y obtiene los siguientes resultados: 

Y = 24.4545 + 0.5091X, R2 = 0.9621, ¿qué tenemos? Una pendiente (o una propensión marginal a consumir) de 0.51 (ya redondeando). ¿Y cómo la interpretamos? Que de cada incremento del ingreso en un peso, 51 centavos se gastan en consumo y el resto (49 centavos) se ahorran. Ahora bien, el R2 (llamado coeficiente de determinación) nos indica que el gasto en consumo es determinado (o explicado) en un 96.21 por ciento por el ingreso y el resto (el 3.79%) por variables como el ahorro, la venta de activos o los préstamos. Es decir, el valor del R2 nos dice que la relación entre las dos variables si bien es directa es inexacta. ¿Se da cuenta? Existen diversos caminos para llegar a la verdad del conocimiento. Keynes pudo llegar a esa conclusión empleando uno u otro método, pero como buen teórico de la economía prefirió el método deductivo. Si bien los métodos pueden ser independientes, son extremadamente complementarios como lo hemos podido constatar. Luego entonces, la estadística también es importante. Pero bien, no se preocupe, aquí haremos referencia a modelos construidos a partir del método teórico o cualitativo (dado que nuestra materia se llama teoría económica) y sólo esporádicamente haremos referencia al método estadístico o cuantitativo. Es hora de pasar a las cuestiones de los grandes indicadores macroeconómicos. 

A veces, como durante el “desarrollo estabilizador” (etapa del “desarrollo” económico de México que se ubica entre 1956 y 1970, caracterizada por la combinación de un alto crecimiento económico y una baja y estable inflación), la economía está en expansión, las empresas son boyantes, es fácil encontrar empleo, las rentas (en términos reales) están aumentando, la gente se muestra optimista y los políticos tratan de atribuirse (como siempre) los méritos de la prosperidad. Otras, como en 1982, la economía se encuentra en una recesión, los trabajadores pierden su empleo, las empresas reducen la producción y quiebran, el clima es sombrío y los políticos se dedican a culparse unos a otros de los problemas de la economía. 

A veces, como a principios de los ochenta, los precios suben (en promedio) deprisa y la mayoría de la gente se muestra preocupada por la inflación (incremento persistente y continuo de todos los precios de la economía durante un periodo largo de tiempo). En otras ocasiones, como en el periodo 1956-1970, los precios son bastante estables y la gente se siente más confiada respecto a los resultados de la economía.

¿Por qué se producen estos cambios de la inflación, el empleo y la producción en el conjunto de la economía? La macroeconomía trata de responder a esta interrogante.

  • La macroeconomía es el estudio del funcionamiento de la economía en su conjunto.

La microeconomía se ocupa, por el contrario, de la determinación de los precios en mercados específicos y de la asignación de los recursos escasos entre los diversos usos posibles. La microeconomía nos ayuda a comprender por qué la producción de computadoras, por ejemplo, ha aumentado rápidamente y por qué su precio ha bajado tan deprisa. En macroeconomía, por el contrario, nos preguntamos por qué la producción total de la economía está aumentando deprisa o despacio y por qué los precios, en promedio, están subiendo más o menos deprisa. Haciendo un símil, cuando estudiamos uno de tantos árboles (que es parte de un bosque y que en promedio es más o menos igual a todos los demás árboles) estamos en el campo de la microeconomía, pero cuando estudiamos a todos los árboles (o sea, al bosque en su conjunto) estamos en el campo de la macroeconomía. Si la microeconomía es como el estudio de un árbol o de árboles específicos, la macroeconomía es una visión del bosque. Obviamente, viendo el bosque en su conjunto perdemos los detalles (microeconómicos). La microeconomía y la macroeconomía utilizan los mismos conceptos económicos básicos, lo mismo que los estudios de los árboles y de los bosques utilizan ambos los principios básicos de la biología, pero se fijan en cuestiones distintas y, por tanto, utilizan herramientas analíticas algo distintas.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet