BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

SOCIEDAD, DESARROLLO Y MOVILIDAD EN COMUNICACIÓN

Jorge Nieto Malpica (editor)


 


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (517 páginas, 3.22 Mb) pulsando aquí




Prospectiva socioeconómica de la Zona Conurbada de Altamira, Cd. Madero y Tampico, Tamaulipas

Francisco Javier Moya Cuevas*

Resumen

El crecimiento de la población, trae aparejado mayores demandas de empleo, educación, salud y vivienda. Estos requerimientos deben ser analizados meticulosamente, para proponer las alternativas de solución más congruentes con la realidad, a fin de tomar decisiones adecuadas y que se lleve a cabo una planeación estratégica, que permita un desarrollo socioeconómico equilibrado.

La preocupación es hacia donde se quieren encauzar las políticas de desarrollos de los municipios estudiados, para reorientar su crecimiento y establecer una directriz, que gradualmente se traduzca en mejores niveles de vida para la sociedad de la zona.

El presente trabajo, pretende hacer algunos señalamientos en cuanto a las principales necesidades sociales y económicas que se presentarán en el futuro, tomando como base las proyecciones de la población para los años 2015 y 2030 para la Zona Conurbada.

Introducción

En primera instancia queda comprendida la proyección del crecimiento de la población al 2015 y al 2030, así como también las necesidades de vivienda, de servicios educativos, de salud y de empleo.

El método que se utilizó para pronosticar la población futura, al 2010, 2015, 2020, 2025 y 2030, de las tres ciudades hermanas de Altamira, Cd. Madero y Tampico está basado en aspectos relevantes históricos relacionados con las mismas, obtenidos de los datos aportados para la Zona Conurbada del Sur de Tamaulipas por los Censos y Conteos de población, efectuados desde 1970 hasta el 2005.

En tales datos, en particular, se aprecian marcadamente los crecimientos extraordinarios que acontecieron en Altamira de 1980 a 1995, periodo en el cual su población pasa de 36,499 habitantes a 113,810, traduciéndose esto en una tasa media geométrica de crecimiento anual de 7.87 %, muy por arriba de la media nacional y estatal, que son 2.34 % y 2.26 % respectivamente.

De la misma información, y en forma clara, se puede observar el crecimiento singular referente a Cd. Madero de 1970 a 1980, que de una población de 91,239 habitantes alcanza los 132,444, obteniéndose así una tasa media geométrica de crecimiento anual de 3.79 %, ligeramente superior a la nacional de 3.20 % y casi en un uno por ciento superior a la estatal que fue de 2.82 %.

De igual forma, para Tampico se detecta que en el periodo de tiempo comprendido entre 1970 y 1980, su población se eleva de 185,059 habitantes hasta 267,959, lográndose en este último caso una tasa media geométrica de crecimiento anual de 3.77 %, muy similar a la de Cd. Madero y por ende algo arriba de la nacional y un punto porcentual más alta que la correspondiente a Tamaulipas.

Por otro lado, de los mismos referentes históricos se aprecian periodos de tiempo en los cuales los crecimientos poblacionales han sido uniformes y con tasas medias anuales de crecimiento del orden de 3.0 % para Altamira, 1.5 % para Cd. Madero y de poco más del 1.0 % para Tampico.

Para efectuar el cálculo de la población se determinó un escenario medio que es factorizado a la baja, de tal manera que logra crecimientos poblacionales de menor cuantía, y que pueden representar el límite inferior de crecimiento poblacional de las tres ciudades y se consideró que se adapta en mayor medida a lo que puede presentarse en el futuro.

Para la ciudad de Altamira, se parte de los siguientes conceptos:

> Se considera apropiado aplicar el promedio aritmético obtenido de las tasas de crecimiento medio geométrico anual correspondientes a los años de 2000 y 2005, amortiguándolas al 90 %, 80 %, 70 %, 60 % y 50 % en los periodos proyectados del 2005 – 2010, 2010 – 2015, 2015 – 2020, 2020 – 2025 y 2025 – 2030, respectivamente. El promedio mencionado determina una tasa de 3.63 %.

Los valores obtenidos en esta proyección para esta ciudad se presentan en la gráfica No. 1.

Fuente: Elaboración propia. Proyección en base a datos de población de INEGI 2000 y 2005. Considerando un escenario medio de crecimiento.

En lo referente a Cd. Madero, su análisis se basa en el siguiente criterio:

> Se usa el promedio aritmético de las tasas de crecimiento medio anual correspondientes a los años de 2000 y 2005 que fue de 1.21 %, decrementándolas también a un 80 %, 70 %, 60 % 50 % y 40 %, para los periodos 2005 – 2010, 2010 – 2015, 2015 – 2020, 2020 – 2025 y 2025 – 2030, respectivamente. Esto con el propósito de seguir con la tendencia histórica y estadística.

En la gráfica No. 2 se muestran los valores de crecimiento estimados para Cd. Madero bajo este esquema.

Proyección en base a datos de población de INEGI 2000 y 2005.

Considerando un escenario medio de crecimiento.

Y en relación a Tampico, esta proyección se deriva de los supuestos que siguen:

> Se procede de igual forma que en el caso de Cd. Madero, esto es, se usa el promedio aritmético de las tasas de crecimiento medio anual derivado de los valores correspondientes a los años de 2000 y 2005 que es de 0.86 %, atenuándolas al 80 %, 70 %, 60 % 50 % y 40 % en los intervalos de 2005 – 2010, 2010 – 2015, 2015 – 2020, 2020 – 2025 y 2025 – 2030, respectivamente. Igualmente para continuar con la tendencia histórica y estadística.

La gráfica No. 3 contiene las tendencias de crecimiento poblacional de esta ciudad en su escenario medio.

Proyección en base a datos de población de INEGI 2000 y 2005.

Considerando un escenario medio de crecimiento.

Los datos de crecimiento de la Zona Conurbada se obtienen de la simple suma de los correspondientes a las tres ciudades analizadas. En la gráfica No. 4 se presentan los relativos a la misma.

Proyección en base a datos de población de INEGI 2000 y 2005.

Considerando un escenario medio de crecimiento.

Considerando las proyecciones del crecimiento de la población del escenario medio para los años 2015 y 2030, así como los porcentajes de la población económicamente activa por rama de actividad al año 2000, se realizó la estimación de las necesidades de empleo para los municipios de Altamira, Cd. Madero y Tampico para los años mencionados, lo cual se puede apreciar en los cuadros No. 1, 2 y 3, respectivamente.

La estimación de las necesidades de empleo por rama de actividad para los municipios de la Zona Conurbada para los años 2015 y 2030, se pueden apreciar en el cuadro No. 4.

La educación es uno de los factores más importantes dentro del desarrollo social y económico de una región, la calidad y el alcance del sistema educativo son fundamentales en el corto y largo plazo tanto en lo individual como en lo colectivo. Las externalidades positivas que generan la educación en una sociedad crean mejores condiciones de vida para la sociedad.

Es importante concertar los esfuerzos para que la educación sea un detonador del crecimiento y desarrollo económico, a fin de que se siga avanzando en términos de bienestar social. En la Zona Conurbada es prioritario seguirle apostando a la educación, para lograr el desarrollo económico esperado.

A continuación se desglosan algunos aspectos del sector educativo, para los años contemplados:

Al año 2015

* Se parte de que en los municipios de Cd. Madero y Tampico, en el año 2005 está cubierta la matrícula para el nivel educativo de preescolar, y por otro lado, la estructura poblacional quinquenal de estos municipios no cambia sustancialmente, por lo que se espera que para el año 2015 no se requiera un incremento de aulas.

Sin embargo, se detecta que es indispensable que los centros escolares reciban inversiones para su mantenimiento y operación.

* En el caso del municipio de Altamira no es lo mismo, ya que la cobertura educativa es baja y la estructura poblacional en el nivel preescolar es mayor, por lo que hay que incrementar el número de aulas, para lograr la suficiencia de las mismas.

* En Altamira, la cobertura de Primaria y Secundaria está insatisfecha, por lo que se necesita ampliar el número de aulas, para poder cubrir los requerimientos de espacios educativos.

* En los municipios de Cd. Madero y Tampico la educación Preescolar, Primaria y Secundaria, cuenta con centros educativos con alta demanda y otros prácticamente sin ella, por lo que no hay equilibrio entre la oferta y demanda de matrícula, ocasionándose con esto último, por un lado problemas de sobrecupo y por el otro la subutilización de ciertos espacios escolares.

Al año 2030

* Dada la estructura y la dinámica quinquenal estimada de la población en la Zona Conurbada, se tendrá una población concentrada en los rangos de edad comprendidos entre 19 y 44 años, se infiere una demanda mayor de espacios educativos de nivel medio, medio superior y superior, en los tres municipios.

* El municipio de Altamira requiere ampliar su cobertura en el nivel Preescolar, ya que es la entidad que presenta el incremento más alto de población de la Zona Conurbada, y además es el que menor infraestructura educativa tiene en esta área.

* Los municipios de Cd. Madero y Tampico, siguen presentando una alta cobertura educativa y un crecimiento poblacional menor, lo que permite que las instalaciones del nivel básico sean suficientes para la población proyectada. Con sólo subir el promedio de alumnos por aula a 30 o más, es suficiente para cubrir las necesidades en la educación básica, que comprende la educación preescolar, primaria y secundaria.

* En los municipios de Cd. Madero y Tampico, en caso de persistir las condiciones de oferta y demanda educativa en función al desequilibrio, se acentúa una distribución irregular de espacios educativos, en donde hay escuelas con alta demanda y otras donde es escasa.

Salud y asistencia social, en este aspecto, se presentan procesos de gran relevancia, como una disminución de la mortalidad en general, que en combinación con un descenso de la tasa de fecundidad, han llevado, entre otras cosas, al envejecimiento de la población, es decir, al aumento de la proporción de personas de mayor edad en la estructura poblacional, trayendo consigo cambios en la demanda de servicios médicos especializados y de pensiones.

Al año 2015

En el Estado se da un cambio en el perfil demográfico, con un incremento poblacional estimado de 812,062 habitantes con respecto al 2005, y en el mismo se identifica que el número de integrantes en el rango de población entre 0 y 14 años disminuye apreciablemente.

Por otro lado, de acuerdo a las proyecciones del Programa Estratégico para el Desarrollo Sustentable (PREDUST), para el mismo incremento poblacional arriba indicado, la población entre 15 y 64 años representa el 63% del total de la población.

En el municipio de Altamira, de acuerdo a las proyecciones de su población del 2005 al 2015, se observa un incremento en los rangos de 0 a 24 años.

En Cd. Madero para el periodo arriba indicado, el rango de edades más significativo es el que va de 0 a 44 años.

En el caso de Tampico se manifiesta una disminución relevante, en el periodo referido, dentro del rango de 10 a 14 años y sobresale en mayor medida el rango que está entre los 35 a 44 años.

En el municipio de Altamira, de acuerdo al incremento de su población y de derechohabientes, el número de éstos que requieren servicios de las instituciones de salud pública, será de 129,158.

Cd. Madero cuenta también con un número mayor de derechohabientes que asciende a 177,489.

Para el municipio de Tampico se estima que llega a un total de 268,326 derechohabientes.

En la Zona Conurbada, partiendo de los datos que reporta la Secretaría de Salubridad y Asistencia Federal al año 2000, el número de usuarios es de 351,754 adscritos al servicio de salud pública y el incremento de derechohabientes para el año 2015 llega a 574,973.

Tomando como base el total de 50 clínicas registradas en la zona en el año 2005, y considerando el aumento de la población y de los usuarios de servicios médicos para el 2015, el número de clínicas estimadas que se requiere incrementar son 16, distribuidas en clínicas de medicina familiar, de consulta, módulos de emergencia, puestos de socorro, así como un hospital general para cubrir las necesidades de la población.

Al año 2030

En el Estado la población entre 0 y 14 años sigue disminuyendo, mientras que la población entre 15 y 64 años se incrementa en un 11 % con respecto al 2015, lo que se considera en términos generales, como un comienzo de envejecimiento de la población.

En Altamira los rangos de edades que sobresale son los que están entre 0 y 44 años, así como también resulta significativo el rango de 45 a 49 años.

Respecto al municipio de Cd. Madero resultan importantes los rangos comprendidos entre las edades de 0 y 49 años. Así mismo, son considerables los rangos de 50 a 59 años.

En el caso de Tampico las cifras mayores corresponden a los rangos de edades de 30 a 54 años y destacando también el rango de 50 a 59 años.

El municipio de Altamira tiene 171,780 derechohabientes derivado del crecimiento de su población.

En Cd. Madero se estima que el número de derechohabientes llega a 236,060 personas.

En el caso de Tampico se acentúa el mayor número de usuarios del servicio médico asistencial, ya que alcanza los 356,874 derechohabientes.

Para la Zona Conurbada tomando como base la información de la Secretaría de Salud y Asistencia Federal al año 2000, el número de derechohabientes es 351,754, lo que se incrementa hasta 764,714 para el año de referencia.

A este año se necesitan crear mayor número de unidades médicas de consulta, de atención de emergencias, puestos de socorro y un hospital de especialidades, ya que su zona de influencia es extensa.

En el cuadro No. 18 se presenta el número de clínicas proyectadas para los años 2015 y 2030.

Nota: El número de clínicas incluye las de consulta externa, hospitalización general y de hospitalización especializada.

En la gráfica No.5, se muestra el número de clínicas que necesita el sector de salud pública, para la Zona Conurbada a los años 2015 y 2030.

Nota: El número de clínicas incluye las de consulta externa, hospitalización general y de hospitalización especializada.

Es indispensable remarcar que existe la necesidad de ampliar la cobertura de las instituciones públicas de salud, y mejorar la calidad del servicio al paciente. Además, de invertir en equipamiento, contratación de mejores médicos y enfermeras y asegurar el abastecimiento de medicamentos, la disponibilidad de camas para hospitalización.

También es prioritaria la construcción de unidades médicas, sobre todo para emergencias, de especialidades orientadas para el adulto mayor, ya que se observa un rezago importante en estos rubros señalados.

En México, el Censo General de Población y Vivienda 2000 y el II Conteo de Población y Vivienda 2005 destaca que el inventario de vivienda ocupada fue la siguiente:

* A nivel Nacional las viviendas ocupadas pasan de 21 millones 954 mil 733 en el año 2000 a 24 millones 719 mil 029 unidades en el año 2005.

* A nivel Estatal el parque de las ocupadas va de 683 mil 068 en el año 2000 y aumenta a 789 mil 420 para el año 2005.

* A nivel de Zona Conurbada las viviendas ocupadas ascienden a 156 mil 195 en el año 2000 y para el 2005 son 178 mil 842.

* Cabe hacer la aclaración que las cifras anteriores incluyen a las viviendas tanto urbanas como rurales.

En cuanto al promedio de habitantes por vivienda, la situación se presenta de la siguiente manera:

* A nivel Nacional el promedio éste pasa de 4.44 en el año 2000 a 4.16 para el 2005.

* En el Estado el promedio de habitantes por vivienda decrece de 4.03 en el año 2000 a 3.81 en el 2005.

* En la Zona Conurbada el mismo cambia de 3.88 en el 2000 a 3.68 para el 2005.

En la actualidad existen viviendas desocupadas, ya sea porque no se han vendido o porque tiene problemas de ocupación indebida, por lo que se tendrán que descontar de las cifras proyectadas, para obtener cifras más reales de necesidades de vivienda nueva.

Por todo lo anteriormente expuesto, la prospectiva para los años 2015 y 2030 tendrán las siguientes características:

Al año 2015

* Continúa la tendencia a la disminución del número de habitantes por vivienda, de acuerdo a las líneas marcadas a nivel Nacional, Estatal y la mostrada en los tres municipios de la Zona Conurbada en los años 2000 y 2005.

* Se presenta un importante incremento de viviendas, ocasionado por el descenso del número de habitantes por unidad y por el aumento esperado de la población, principalmente de aquella que está en edad de percibir ingresos laborales y en edad de casarse.

* Se registra una acentuada necesidad de suelo urbano en la Zona Conurbada, especialmente por la demanda de vivienda, lo que hará necesario más vías de comunicación de carácter primario, secundario y terciario para servir principalmente a la vivienda futura.

* El municipio de Altamira tiene un mayor incremento en el requerimiento de vivienda, primordialmente por su alto crecimiento futuro, aunado esto a que ese municipio es prácticamente la única posibilidad para satisfacer las necesidades de suelo, paralelo a la vivienda, requerido en los próximos años por la Zona Conurbada.

* En Altamira para el año en estudio, se necesitan 21,492 viviendas, compuestas en orden de importancia por la vivienda Básica, la Económica, la Social, y en menor escala la Media, Media Alta y la de tipo Residencial.

* En Cd. Madero, se requieren 12,892 unidades representadas jerárquicamente por las del tipo Económica, Básica, Media, Social, Media Alta y Residencial.

* En Tampico se tienen 8,478 viviendas siendo la de mayor demanda la Económica, después la Básica, siguiéndole en orden descendente la Social, la Media, Media Alta y Residencial.

* En la Zona Conurbada los requerimientos totales de viviendas para el año analizado son de 42,862, de las cuales como ya se indicó, 21, 492 se asientan en el municipio de Altamira, 12,892 en Cd. Madero y la menor cantidad, 8,478, se da en el municipio de Tampico.

Al año 2030

* En la Zona Conurbada sigue creciendo la necesidad de vivienda Básica, por lo que de no tener acceso a este tipo, la clase de menores ingresos, provocará que se incremente el uso irregular del suelo.

* Sigue disminuyendo el número de habitantes por vivienda, lo que ocasiona que continúe un creciente requerimiento en toda la Zona Conurbada. Lo anterior se refleja también, en este caso, principalmente en el municipio de Altamira.

* El municipio de Altamira en este año, se estima necesite 55,968 viviendas, integradas por una mayor proporción de la vivienda Básica, seguida por la Económica, inmediatamente después la Social, y en menor escala la Media, Media Alta y la de tipo Residencial.

* En relación al municipio de Cd. Madero se calcula que requiere de 30,255 unidades, representadas en orden de importancia por la vivienda de tipo Económica, Básica, Media, Social, Media Alta y Residencial.

* En función a Tampico se llega a 23,764 viviendas necesarias por tipo de vivienda, la de mayor demanda será la Económica, la Básica, la Social, la Media, Media Alta y Residencial.

* Los requerimientos totales de vivienda para la Zona Conurbada en el año 2030 es de 109,987 unidades, distribuidas 55,968 en Altamira; 30,255 en Cd. Madero; y 23, 764 en Tampico, como quedo descrito con anterioridad.

Los tipos de vivienda aquí considerados, corresponden a la clasificación que establece el Instituto Tamaulipeco de Vivienda y Urbanismo.

El número de viviendas requeridas para el 2015 y 2030 se calcula en base a las proyecciones del número de habitantes por vivienda, obtenidas de los datos censales y del conteo de INEGI de los años 2000 y 2005.

En los cuadros No. 6 y 7, se presenta la proyección total de las viviendas por municipios a los años 2015 y 2030, y las necesidades de viviendas nuevas en los mismos años, respectivamente.

De lo anteriormente descrito se puede concluir lo siguiente:

* El crecimiento de la población en un factor que determina necesidades fundamentales, y acentúa el desequilibrio de las ciudades.

* La planeación es el elemento principal que puede contrarrestar a largo plazo la problemática del desarrollo de la Zona Conurbada.

* Los principales requerimientos socioeconómicos de la zona, están directamente relacionados con el empleo, la educación, la salud y la vivienda.

* El municipio de Altamira tiene en perspectiva el desarrollo de la Zona Conurbada, ya que es el que cuenta con una superficie territorial que puede ser susceptible de aprovecharse para este propósito.

Bibliografía

AGUAYO, S. México en cifras. ED. Grijalva. México.2003.

BAZANT, S. J. Periferias urbanas: expansión urbana incontrolada de bajos ingresos y su impacto en el medio ambiente. México. Trillas, 2001.

BANCO Interamericano de Desarrollo (BID). Indicadores socioeconómicos. 2005, 2006, 2007.

COMISIÓN Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Indicadores socioeconómicos. 2006, 2007.

CONSEJO Nacional de Población y Vivienda. (CONAPO). Secretaría de Gobernación. Proyección de la población 2005- 2030. 2007

CONAPO 2000. Indicadores socioeconómicos, índice y grado de marginación a nivel municipal. México DF.

DIRECCIÓN del Hospital Regional de Petróleos Mexicanos (PEMEX). Consulta de indicadores de salud a nivel municipal en septiembre del 2007.

DE LA CRUZ R. J.L. (Coord.) Desarrollo Regional. Economía, Sociedad y Ambiente. Universidad Autónoma de Tamaulipas. Centro Universitario Tampico- Madero. Edición 2004. México.

ESTUDIO de Gran Visión del Sur de Tamaulipas 2025. POLIFES Consultoría. México, 2002.

ESTADÍSTICAS Socioeconómicas del gobierno del Estado de Tamaulipas. 2000- 2007. (En línea) http://www.tamaulipas.gob.mx

INEGI. VII Censo General de Población 1950, México.

______VIII Censo General de Población 1960, México.

______IX Censo General de Población 1970, México.

______ X Censo General de Población y Vivienda, 1980. México.

______XI Censo General de Población y Vivienda, 1990. México.

______XII Censo General de Población y Vivienda 2000. México.

______Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares. INIGH 2005.

______Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2004, 2005.

______Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Encuesta Nacional de Educación, Capacitación y Empleo. ENECE- 2001.

______La mortalidad infantil en México. Estimaciones por Entidad Federativa y Municipio. 2000.

INSTITUTO Mexicano del Seguro Social (IMSS). Delegación Regional en Tamaulipas. Indicadores de salud 2000-2007.

INSTITUTO de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Delegación en el Estado de Tamaulipas. 2000-2007.

INSTITUTO Tamaulipeco de Vivienda y Urbanismo (ITAVU), CONAFOVI. Diagnóstico Estatal de Vivienda, Tamaulipas, 2000.

NAVARRO, L. M.A. y Pariente J.L (Coords.) Tamaulipas, los retos del desarrollo, Colección Misión XXI, UAT. México, 2001.

ORGANIZACIÓN de las Naciones Unidas. Indicadores Urbanos, Monitoreo de la Agenda Hábitat y el Objetivo del Milenio. 2000.

ORGANIZACIÓN Mundial de la Salud. Indicadores. 2000-2007.

PLAN Estatal de Desarrollo 2005-2010. Tamaulipas, México.

PLAN Municipal de Altamira 2005-2007. Tamaulipas, México.

PLAN Municipal de de Ciudad Madero 2005-2007. Tamaulipas, México.

PLAN Municipal de Tampico 2005-2007. Tamaulipas, México.

PROGRAMA Estratégico para el Desarrollo Urbano Sustentable del Estado de Tamaulipas, que realizó el Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad. (PUEC) de la Universidad Autónoma de México (UNAM). 2007

PROGRAMA de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Indicadores socioeconómicos. 2000-2007.

SECRETARÍA de Desarrollo Económico del Empleo. Sistema de Información Integral de Tamaulipas (SITAM) Indicadores Económicos. 2007


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet