BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

SOCIEDAD, DESARROLLO Y MOVILIDAD EN COMUNICACIÓN

Jorge Nieto Malpica (editor)


 


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (517 páginas, 3.22 Mb) pulsando aquí

 

 

La nueva cultura laboral y competencias laborales: El docente de educación elemental en México como agente de cambio

Roberto Ochoa García*
Fausto Flores García**
Vicente Jaramillo***

Resumen

La crisis económica y social del año 1994 que afecto a México, obligó a los actores principales de los mercados de trabajo de la economía nacional, que firmarán un acuerdo nacional para enfrentar las numerosas quiebras de empresas y la pérdida de empleo en el país. El Acuerdo contemplaba mejorar las relaciones laborales de los empresarios y trabajadores y así mismo la búsqueda de una mayor productividad y generación de empleos. Para lograrlo se contemplan una serie de principios éticos que sustentan cambios importantes en la forma de ver el trabajo. Este acuerdo es llamado la Nueva Cultura Laboral, que tiene como propósito principal revalorar el trabajo, como expresión a la dignidad de la persona, en la capacitación para desarrollar el capital intelectual de todos los trabajadores y en propiciar su participación en los procesos productivos. Entre sus principios se establece la capacitación permanente y funcional para los mercados de trabajo. Esta capacitación es conocida como competencias laborales. El Gobierno de México a través de la Secretaría del Trabajo y la Secretaría de Educación respectivamente son quienes han difundido y promovido la Nueva Cultura Laboral y las Competencias Laborales. Por otro lado, el docente de la educación media en su carácter de educador-formador de nuevas generaciones de trabajadores, constituyen una parte importante en la nueva forma de ver el trabajo y mejorar la productividad de los trabajadores y además de aprender y trabajar bajo las competencias laborales. El docente en ese sentido tiene una doble responsabilidad como agente de cambio de los mercados de trabajo, el primero, es entender y hacer suyos los principios de la nueva cultura laboral y en segundo trabajar su función docente bajo las competencias laborales. La investigación realizada en una muestra de docentes de 13 estados del país, demuestra menos de la mitad a escuchado estos cambios de trabajar y no relacionan a la Nueva Cultura Laboral con las Competencias Laborales.

Palabras clave: Nueva cultura laboral. Competencias laborales. Docente-Maestro Educación Elemental

The new labor culture and capabilities the elementary school professor as an agent of change

The economic and social crisis which took place in Mexico during 1994 provoked that main actors from national job markets signed a national agreement to face several companies downfalls and the lost of jobs in the country. The agreement was intended to improve labor relations amongst employees and entrepreneurs, as well as to look for a larger productivity and number of jobs. In order to accomplish such goals, several ethical principles were set to support important changes in the point of view in which labor is seen. This agreement is known as the New Labor Culture, its main purpose is to reassess work as an expression of human dignity, based on training to develop intellectual capital in all workers and to promote its participation in the production processes. Permanent and functional training for labor markets is derived from its principles. This training is known as labor capabilities. The Mexican government through the Minister of Labor and the Minister of Education, respectively are involved in the promotion and advertising of the New Labor Culture and Capabilities. By the other hand, the high school professor on his role as educator is responsible for the instruction of new generations of workers, which constitute an important part in the new form in which labor is seen, as well as in the improvement of workers and in the learning and performance under these labor capabilities. Educators under this circumstance have a double duty as an agent of change for the labor markets, first, as to understand and acquire the principles of the new labor culture, and later, as to perform their educative role under labor capabilities. This paper intends to show the research done with professors in 15 states of Mexico, as well as to prove that less than a half of them had heard this changes in the way of work and do not connect New Labor Culture with Labor Capabilities.

Keywords: New labor culture, Labor Capabilities, High school professor.

Introducción

Este estudio tiene el propósito de identificar en los docentes de educación primaria y secundaria de México, la importancia y el papel de las competencias en su función educativa y su percepción sobre la Nueva Cultura Laboral. La educación en México tiene importantes retos que cumplir para enfrentar la creciente desigualdad social y el estancamiento económico que actualmente vive el país. La educación es parte medular para mejorar las capacidades productivas de una nación y de consolidar una cultura de trabajo. Para esto, el Docente como educador-facilitador tiene una importante responsabilidad en la nueva forma de entender el trabajo y mejorar el desempeño productivo. En México en el año de 1995, se establece el CONOCER un fideicomiso gubernamental establecido para certificar la capacidad intelectual y laboral de los trabajadores, conocida como las Competencias Laborales. Estas competencias están definidas como la integración de habilidades y conocimientos: saber, saber hacer, saber ser. La competencia laboral humaniza el trabajo, lo convierte en una acción participativa que transforma los procesos productivos y genera más riqueza.

Con respecto a la Nueva Cultura Laboral, es en al año 2000, cuando se impulsa como política de estado en México. Es importante resaltar que la nueva cultura laboral en México, es iniciada por el sector privado empresarial y un sindicato corporativo Nacional. A partir de la crisis económica y social del año 1994 que afecto al país, obligó a los actores principales de los mercados de trabajo de la economía nacional, que firmarán un acuerdo nacional para enfrentar las numerosas quiebras de empresas y la pérdida de empleo en el país. El acuerdo contemplaba mejorar las relaciones laborales de los empresarios y trabajadores y así mismo la búsqueda de una mayor productividad y generación de empleos.

Para explicar las competencias y la cultura laboral, se considera en este investigación la teoría educativa propuesta por Célestin Freinet, (1896-1966), que propone un papel activo en el alumno y donde considera al docente como un auxiliar y colaborador del niño, responsable de crear un ambiente rico y favorable para el aprendizaje, que ayude a sortear obstáculos y permita innovar y desarrollar nuevas capacidades. Es decir, la preocupación educativa no son los contenidos de los libros, ni las técnicas de enseñanza, sino el de crear espacios adecuados para un aprendizaje enfocado al trabajo.

Otra explicación del modelo de competencias laborales es una teoría educativa contemporánea denominada como Conductista, identificada primeramente por Skinner (1904), donde el papel del docente es lograr diseñar situaciones de aprendizaje, donde el aprender se convierta en procesos agradables y satisfactorios para los involucrados. A partir de los años ochenta las competencias laborales tomando como punto de partidas las dos anteriores teorías educativas han sido estudiadas por distintos expertos que coinciden en definir a las competencias como los atributos que distinguen a un trabajador destacado, por su rendimiento y desempeño efectivo. Un elemento importante que contempla las competencias en su aplicación es la práctica evaluativa del aprendizaje del alumno. La evaluación juega un papel crucial para mejorar la enseñanza.

La cultura laboral se entenderá en esta investigación como lo define Segura Javier, “nivel de desarrollo alcanzado por la sociedad en el desempeño efectivo de sus recursos laborales humanos, expresado en su capacidad real para enfrentarse a una situación concreta de trabajo”. Es decir, evidenciar la capacidad real de la persona, creando para ellos espacios apropiados para su mejor desempeño productivo y social.

La metodología para percibir el conocimiento del docente con relación a los temas centrales se realizó con un enfoque cualitativo. La investigación posee un ligero alcance exploratorio, y descriptiva, donde se busca especificar el perfil de cada docente. La información requerida se obtuvo mediante utilizando un instrumento para recolección de datos, enfocados a obtener información de los docentes, donde se cuestiono sobre el conocimiento y aplicación de los procesos para evidenciar las competencias laborales, así mismo sobre los principios y valores de la nueva cultura laboral.

Aunque se está consciente que este estudio tiene sus limitaciones, sus posibles contribuciones se pueden resumir en los siguientes aspectos:

a) La nueva cultura laboral es reconocida como un catalizador para mejorar la productividad laboral y las condiciones del trabajador, sin embargo no se tiene información si el docente se desempeña bajo los mismos principios laborales, y si los trasmite entre sus alumnos.

b) Las competencias laborales son parte fundamental en la nueva alianza para elevar la calidad de la educación en México (2008), el estudio permitirá conocer si los docentes comprenden los procesos para ser certificados en su competencia laboral, y si entienden su relación con los principios de la nueva cultura laboral.

El estudio está organizado en dos partes en la primera se presenta la orientación teórica que fundamenta las competencias laborales y la nueva cultura laboral. Se desarrolla un cuadro comparativo de las diferentes concepciones que se tiene a nivel internacional sobre la competencia laboral. La segunda parte realiza un análisis de la recolección de datos de los docentes de nivel secundaria y telesecundaria de diversas partes del país. Se concluye con algunas recomendaciones para futuros estudios para abordar aspectos relacionados con el tema.

En resumen, esta investigación se sustenta por dos objetivos fundamentales:

1.- Identificar la percepción sobre la nueva cultura Laboral de México, que tiene los docentes del nivel secundaria y telesecundaria de las escuelas públicas de diversas partes del país. 2.- Analizar en el docente de educación básica la importancia y el conocimiento sobre las competencias laborales y su relación con los principios de la nueva cultura laboral.

Planteamiento del problema

En los últimos años se ha promovido y difundido la Nueva Cultura Laboral y la certificación de las competencias laborales, sin embargo de acuerdo a diagnósticos Nacionales sobre la educación y capacitación en México, los resultados muestran una incompatibilidad entre las demandas del sector productivo y la educación y capacitación, dominando un enfoque de oferta educativa no adecuada a las necesidades actuales del aparato productivo. Los programas de estudio son rígidos y poco mesurables para ser evaluados. La educación tiene importante reto para mejorar las capacidades productivas y sociales del país, sin embargo los métodos de enseñanza siguen patrones de las escuelas tradicionales, donde el papel central de la educación es el maestro.

Por otro lado, el docente de educación primaria, secundaria y telesecundaria como educador y formador de nuevas generaciones de trabajadores y empleadores, desconoce los principios de la nueva cultura laboral de México y aunque reconocen que la formación basada en competencia laboral es parte de la reforma educativa del actual Gobierno Federal, los docentes no reproducen este concepto en sus actividades educativas.

Marco teórico

Nueva cultura Laboral

El termino cultura es entendido como nuevos modos de vida, incluye tradiciones, creencias, valores, derechos, invenciones, tecnología. Existe toda una filosofía sobre la cultura laboral en la que se reconoce al trabajador como una persona y no únicamente como mano de obra. Ése es el objetivo de la NCL: proveer de nuevos valores, actitudes y normas a la organización a favor del empleado. En el acuerdo significa construir una nueva relación entre trabajadores-empresas. A decir de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, en México los antecedentes sobre visión laboral están muy lejos de ser lo que ahora se entiende como la relación obrero-patronal. Ahora se pretende revalorar el trabajo, como expresión a la dignidad de la persona, en la capacitación para desarrollar el capital intelectual de todos los trabajadores y en propiciar su participación en los procesos productivos.

El verdadero reto comenzó entre 1986 y 1994, cuando al firmarse el Tratado de Libre Comercio, las empresas mexicanas, así como los trabajadores y empleadores entraron a una dinámica de competitividad global sin la preparación necesaria. Después de la crisis de 1994, más de la mitad de la población mexicana se encontraba en un estado de pobreza según los estándares mundiales. En esas circunstancias, la ineficiente educación formal, la ausencia de una capacitación profesional y la carencia de una cultura laboral sólida sobre el trabajo con responsabilidad social, eran las características de la realidad laboral en México.

En ese marco referencial situamos el nacimiento de la Nueva Cultura Laboral en México, que mediante un acuerdo firmado el 25 de Julio de 1995 entre la Confederación de Trabajadores de México (CTM) representado por su secretario general Don Fidel Velásquez Sánchez y el Lic. Carlos María Abascal Carranza presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX).

De esta manera, la misión de la Nueva Cultura Laboral se centra en la promoción y el desarrollo de los trabajadores, procurando aumentar su nivel de vida mejorando la calidad y productividad de las empresas, y facilitando la inclusión de grupos vulnerables a la vida laboral.

El sitio web oficial del Observatorio Laboral de la STPS, pública que la Nueva Cultura Laboral se define como:

Un cúmulo de valores, principios y postulados encaminados a construir un nuevo paradigma respecto a la visión histórica del trabajo, donde el elemento central de la Nueva Cultura Laboral es la persona. El ser humano es el origen, motor y fin de toda actividad económica, es el centro de la empresa. La Nueva Cultura Laboral se orienta a mejorar los hábitos en el trabajo, las prácticas productivas y valores en el mundo laboral, para alcanzar más productividad, competitividad y equidad, y así poder elevar el nivel de vida de los trabajadores y de sus familias. Los principios que rigen la nueva cultura laboral son: El trabajo humano tiene un valor ético y trascedente

* Lo que determina el valor del trabajo es, en primer lugar la dignidad de la persona.

* El trabajo es una fuente de derechos y obligaciones

* Una justa compensación del trabajo

* La capacitación para el crecimiento personal

* El trabajo en equipo

* Una sociedad incluyente

* El dialogo y la unidad de esfuerzos.

* Solidaridad entre trabajadores y empleadores

* La productividad, la calidad y la competitividad * Responsabilidad social

Los valores que son promovidos dentro de la Nueva Cultura Laboral, para que exista en las personas un cambio positivo de actitudes y conductas en el trabajo son: Orden, Limpieza, Puntualidad, Responsabilidad, Deseo de superación, Honradez, Respeto al derecho de los demás, Respeto La leyes y a los reglamentos, Amor al trabajo y Ahorro e inversión.

La participación de todos, desde los niños y los adultos se requiere para impulsar esta nueva cultura laboral, la que permitirá reforzar y generar nuevos valores y conductas que ayuden a ser más productivos y competitivos.

Las competencias laborales

En México, las competencias laborales surgen para modernizar y reformar el sistema de formación y capacitación, ante los siguientes retos: Cambios en la economía mundial, una economía dominada por la oferta a una economía basada en la demanda; Nuevos modelos de producción flexibles; Esquemas de organización flexible y abierta; Transformación de los contenidos de los puestos de trabajadores

La cultura de las competencias en México, se inscribe como política pública dentro del desarrollo social humano impulsado por el poder ejecutivo 2001-2006. Su objetivo es mejorar los niveles de bienestar de la población a través de la igualdad de oportunidades, el acrecentamiento del capital social y la ampliación de la capacidad de respuesta gubernamental. El movimiento de la competencia laboral contiene en su propia esencia esta integración de educación y trabajo.

Las competencias laborales subyacen en importantes teorías educativas que promueven importantes cambios en las metas de la educación y principalmente en el papel del docente en el proceso de aprendizaje de los alumnos. Para este estudio tomaremos como el sustento de la investigación los principios pedagógicos de uno de los principales impulsores de la escuela nueva el C.Freniet, (1896-1966); Otras teorías que sustentan la investigación es la corriente conductista y cognoscitiva, fundamentales para conceptualizar a las competencias laborales.

Entre los principales fundadores de la escuela nueva esta sin duda Freinet quien concibe a la acción pedagógica como el elemento fundamental para moldear las conductas humanas. Su punto de partida para explicar su filosofía educativa es la naturaleza de uno mismo, la cuál pueda ser llevada al máximo del potencial humano. Su nueva concepción con respecto al proceso educativo, era una pedagogía centrada en el niño. Señala Palacios J. refiriéndose a Freinet que su visión educativa se resumía en “La escuela por la vida y para la vida,”.

Esta percepción muestra un enfoque exclusivo en el desarrollo del niño y en una educación permanente. Este autor consideraba la acción como el elemento esencial para el conocimiento, donde no es la razón, sino la experiencia y el ejercicio; que deben ser pasadas por la acción. El papel del maestro en esta nueva escuela es totalmente replanteado y profundamente modificado para poner en práctica la pedagogía de Freinet. El maestro debe modificar sus actitudes y su práctica. Es decir, el docente debe ser capaz de crear un clima de confianza y con escenarios creados para una verdadera educación.

En ese sentido, el maestro tiene que dejar de enseñar menos y más dejar vivir, a organizar el trabajo, a no detener el impulso del niño, sino reforzarlo, darles alimentos y los medios de realización. En este nuevo papel el maestro requiere una formación especial y una reeducación para lograr crear medios favorables de trabajo y organizar la utilización óptima del material que se pone al alcance del alumno.

Los fundamentos de la postura conductista es identificar las interacciones entre la conducta de los individuos y el entono. Es una relación fundamental que debe ser observable para medirla, cuantificarla y finalmente reproducirlas e condiciones controladas. Es inductiva estudiando al objeto en principio, en forma particular y después plantearlo en forma general. Esta evidencia es descompuesta en sus elementos para fines de establecer los comportamientos humanos. El conductismo propone al maestro como el tecnólogo de la educación que emplea las contingencias inicial y su reforzamiento para producir aprendizaje de sus alumnos. Con respecto al maestro debe adquirir un conjunto de conocimientos y habilidades que pueden ser adquiridas por medio de la preparación profesional.

El docente debe ser un planeador directivo y evaluador permanente del proceso de aprendizaje. Importante su participación para moldear comportamientos positivamente valorados por la sociedad y especialmente por la escuela.

El enfoque de competencias según el fundamento cognoscitivo, es la tara de todo organismo adaptativo (todo ser humano) consiste en evaluar las diferencias entre la situación actual y la situación deseada, y buscar las maneras posibles de eliminar estas diferencias. En ese sentido se tiene como referente un estándar de actuación que debe alcanzarse para lograr el desempeño de una función eficiente.

Las competencias Laborales han sido estudiadas por distintos expertos y por los gobiernos de varios países. Entre los expertos están S. Agudelo (1998) quién la define como la capacidad integral que tiene una persona para desempeñarse eficazmente en situaciones especificas de trabajo; Bunk (1994) posee competencia profesional quien dispone de los conocimientos, destrezas y aptitudes necesarios para ejercer una profesión, puede resolver los problemas profesionales de forma autónoma y flexible, está capacitado para colaborar en su entorno profesional y en la organización del trabajo. Entre las instituciones que estudian la formación y desarrollo de los recursos humanos es la OIT, en sus recomendaciones 195, define el término (competencias) como los conocimientos, las aptitudes profesionales y los conocimientos técnicos especializados que se aplican y dominan en un contexto específico.

En México es la Secretaría de Educación Pública la responsable de impulsar la certificación profesional y laboral del país a través de la institución responsable de estudiar las competencias es el Consejo de Normalización y Certificación de Competencia Laboral (CONOCER) quien la define como la capacidad productiva de un individuo que se define y mide en términos de desempeño en un determinado contexto laboral, y no solamente de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes; estas son necesarias pero no suficientes por sí mismas para un desempeño efectivo.

Relación de la nueva cultura laboral y las competencias laborales

Las características de los programas basados en competencias laborales armonizan las necesidades del empresario y las capacidades productivas de los trabajadores. Por otro lado la nueva cultura laboral contiene una lista de principios éticos y de valores que buscan mejorar las relaciones laborales, la productividad y el desarrollo permanente del trabajador.

Las competencias laborales se asocian con la generación de ventajas competitivas, la estrategia de productividad y la gestión de recursos humanos. La competencia laboral es la integración entre la persona y el trabajo. Es una dimensión del saber hacer que incorpora de manera permanente al individuo, cambia para siempre la visión de trabajo. Las formas de evaluación se basan únicamente en los conocimientos adquiridos durante esas experiencias. Esto implica que los aprendizajes deben estar enfocados hacia lo esencial de la práctica profesional y que la evaluación debe reflejarlo. La Nueva Cultura laboral tiene como beneficios la oportunidad para el desarrollo personal y familiar y del reconocimiento por los logros en el trabajo, mejor capacitación y desarrollo de los trabajadores; Una educación y formación integral del trabajador como ser humano.

La relación perceptible que tiene la Nueva Cultura Laboral y las competencias tiene que ver con uno de los principios, donde además de la tecnología y la competitividad de un país se obtiene gracias a otro factor que tiene que ver con la capacidad y talento de las personas: educación y la capacitación.

Marco metodológico

La metodología para percibir el conocimiento del docente con relación a los temas centrales es una investigación con enfoque cualitativo. La investigación posee un ligero matiz exploratorio, con un alcance descriptivo, donde se busca especificar en una primera instancia el perfil de cada docente. La información requerida se obtuvo mediante un instrumento para recolección de datos, enfocados a obtener información de los docentes, donde se cuestiono sobre el conocimiento y aplicación de los procesos para evidenciar las competencias laborales, así mismo sobre los principios y valores de la nueva cultura laboral.

En cuanto a la aplicación del instrumento fue un cuestionario estructurado para responder preguntas cerradas y abiertas, acerca del perfil del docente y los temas de investigación. La aplicación se realizó en el mes de Julio del presente año, durante los cursos del Doctorado en Educación impartido en las Escuela Normal Superior de Cuidad Madero. Se plantea una metodología cualitativa donde el docente es el sujeto activo y constituyen los agentes quienes teóricamente deben presentar un conocimiento y un desempeño sobre los procesos educativos basados en competencias laborales y su percepción con respecto a los principios de la nueva cultura laboral.

Se utilizo un muestreo por conveniencia dirigido a sujetos que cumplieran con el criterio de selección del agente, entrevistando a 24 docentes de 13 Estados de la República Mexicana, con respecto a su percepción con las siguientes variables:

a) Nivel educativo donde se desempeña, datos generales y profesión.

b) El conocimiento sobre los procesos para evaluarse y certificarse en las competencias laborales;

c) La importancia de las competencias laborales en su función de docente., d) El papel del docente en las competencias laborales. e) La definición de la nueva cultura laboral y su relación con las competencia laborales.

Presentación y análisis de datos

Para definir el perfil del docente en cuanto a sus características: El 100% de los entrevistados son Docentes. El nivel educativo donde imparten sus clases los docentes son 47% primaria, 19% de secundaria y 33% de telesecundaria. En cuanto a la edad de 30 a 36 años son 11, de 37 años a 41 años son 7, y de 45 años hasta 52 años son 6. En cuanto al género 66% son hombres y 44 % son mujeres.

Las localidades donde imparten sus clases son los siguientes Estados`

En cuanto a su noción sobre los procesos que deben llevar a cabo para evaluarse y certificarse en las competencias laborales de funciones productivas, se encontró que el 62% si reconoce a la Secretaría de Educación Pública como la responsable de la certificación en México. El resto 38% considera a otras dependencias públicas. Con respecto al proceso que deben llevar a cabo para su evaluación el 66 % dice no conocer el proceso de evaluación que se somete un candidato para ser declarado competente y recibir su certificado. Un 34% dice conocer este proceso.

En el CONOCER, aún no cuentan con una Norma Técnica de Competencia Laboral para homologar el quehacer productivo del docente, sin embargo el proceso de evaluación y certificación es uniforme para cualquier otra función productiva identificada en el catalogo de actividades económicas. El desconocimiento es derivado de la poca promoción que ha tenido las autoridades correspondientes hacia el interior de las escuelas de educación básica en la certificación de las competencias laborales en nuestro país.

Con respecto a la importancia de las competencias laborales en su función de docente el 42% la considera importante, el otro 68 % no la considera necesaria para sus funciones de docente. Sin embargo el 100% reconoce que la nueva reforma educativa 2008, pretende implementar un nuevo modelo educativo basado en competencias laborales. Considera el 90% que las competencias laborales son importantes en la enseñanza básica, puesto se traduce en el aprendizaje elemental que deben darse alumnos en formación en cuanto a conocimientos, valores, aptitudes y actitudes.

Consideran un 76 % que el docente tiene un papel activo en la enseñanza y los contenidos de los programas son elaborados desde el punto de vista académico. Solo un 34% señala que el papel del docente que basa su práctica en competencias es enfocado al estudiante y que los contenidos son elaborados en base a las necesidades del mercado laboral. La nueva reforma educativa se orienta a que los docentes sean formados en competencias lo señalan el 60 %, el resto un 40 % no conoce los contenidos de dicha reforma.

En cuanto al desempeño del docente, se tiene una conceptualización equivocada en cuanto a la función de maestro. Este considera que el maestro tiene un papel activo en la enseñanza y que los aprendizajes son los contenidos de los programas y los libros. Como se reviso las diferentes teorías que sustentan la investigación el papel de docente debe ser sólo un medio para clarificar dudas, demostración de habilidades y proporcionar el ambiente adecuado para el aprendizaje. Es en la evaluación postulada en la corriente conductista, donde se pone énfasis en la demostración de las competencias basadas en criterios estandarizados de desempeño. Crear situaciones ideales de comportamiento y compararlas con los resultados obtenidos de acuerdo a la corriente cognoscitiva.

Con respecto a la nueva Cultura Laboral un 57 % de los docentes señalan que es la revaloración del trabajo, como expresión de dignidad de la persona y en la capacitación para desarrollar el capital intelectual de los trabajadores y mayor participación en el sector productivo. Sin embargo cuando se le pregunto qué significaba para su función educativa, la cultura laboral, no hay una definición homogénea al respecto, hay quienes la relacionan con la capacidad del docente para trasmitir conocimientos, otros de crear competitividad y los menos acerca de las relaciones con el trabajo. Por otro lado, un 43 % percibe que la definición corresponde a la Alianza para elevar la calidad de la Educación en México, declarada por el Ejecutivo Federal en Mayo del 2008.

El 57% considera que la competitividad es la relación entre la Nueva Cultura y las competencias laborales, un 38% considera que es la certificación profesional y un 4% señala que son los principios. Con respecto a los principios y valores de la nueva cultura laboral el 90% manifiesta no conocerlos, solo un 10% los relaciona y los define. Aunque la competitividad y la certificación profesional y laboral son los resultados que se esperan con la aplicación de las competencias en los mercados laborales, la relación está formada con los principios y los valores que impulsa la Nueva Cultura Laboral.

Conclusiones

El docente de la educación elemental en México no percibe la importancia que tiene la educación basada en competencias y no la relaciona con la nueva cultura laboral. El análisis de las respuestas del cuestionario, en cuanto a la profesión el total son profesores de tiempo completo que laboran en Instituciones Educativas Públicas, repartidos en grados de de Primaria y Secundaria, y en un porcentaje 10% mayor de hombres con respecto a las y mujeres, con edades que oscilan desde 30 hasta 52 años. La mayoría (62%) desconoce los procesos que cada docente debe llevar a cabo para evaluarse y certificarse en las competencias laborales de su función productiva. A pesar que el total de docentes entrevistados reconocen que la nueva reforma educativa señala como una de sus principales premisas a las competencias laborales tanto en la educación de los alumnos, como en el desempeño del docente, es claro que no cuentan con la información teórica y metodológica para la enseñanza y menos en cuanto a su desempeño bajo estándares de actuación y de conocimientos normalizados. En cuanto a la Nueva Cultura Laboral desconocen su significado, no conocen sus principios y valores que son fundamentales para mantener una paz y armonía laboral en el país, pero principalmente como una nueva forma de entender el trabajo, que impulse la productividad y el desarrollo económico de nuestra sociedad. En cuanto a la relación entre las competencias laborales y la nueva cultura, la mayor parte percibe que es con respecto a la competitividad y la certificación, sin considerar que en los principios se encuentra el desarrollo de los talentos humanos a través de la educación y la capacitación permanente, con programas dirigidas al dominio de las competencias formativas y requeridas por los mercados de trabajo.

Bibliografía

GARCÍA, J. M. (1997). “La norma transparenta las expectativas sobre lo que las personas deben saber, saber hacer y saber ser”. En: Competencia Laboral. México, Julio/Septiembre 1997-Año 1, Número 3. págs. 2-6.

IBARRA, A. (1997). “El sistema de certificación de competencia laboral”. En: Competencia Laboral. México Julio/Septiembre 1997-Año, 1, Número 3. págs. 7-13

SECRETARÍA DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL (2003). Nueva Cultura Laboral. (La ley del mejor esfuerzo). México.

SECRETARÍA DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL (2005). Una nueva visión de la Política Laboral. México, Colección Editorial del Gobierno del Cambio

AGUDELO, S. (1993). Certificación de competencias laborales. (Aplicación en Gastronomía). Montevideo, Cinterfor/OIT, 1998. Certificación ocupacional (manual didáctico). Montevideo: Cinterfor/OIT, 1993.

BUNK, G. P. (1994). “La transmisión de las competencias en la formación y perfeccionamiento profesionales en la RFA”. En: Revista de Formación Profesional. n.1, Berlín, CEDEFOP.

IBARRA, A. A. (1996). “El Sistema Normalizado de Competencia Laboral”. En: Competencia laboral y educación basada en normas de competencia. México, SEP; CONOCER; CONALEP.

MERTENS, L. (1996) Competencia laboral: sistemas, surgimiento y modelos. Montevideo: Cinterfor /OIT.

____________ (2002). Formación, productividad y competencia laboral en las organizaciones: conceptos, metodologías y experiencias. Montevideo: Cinterfor/OIT.

MERTENS, L. y Baeza, M. (1998). La Norma ISO 9000 y la competencia Laboral, México: OIT; CIMO; CONOCER.

MEXICO. SECRETARIA DEL TRABAJO Y PREVISION SOCIAL, (1986). Catálogo Nacional de Ocupaciones. México.

OIT (1991). Clasificación internacional uniforme de ocupaciones, CIUO-88. Ginebra.

_____ (2004). Recomendación sobre el desarrollo de los recursos humanos. Ginebra. 2004.

PALACIOS, J. (2002). La Cuestión Escolar (Críticas y Alternativas). Barcelona, Editorial Laia. CLIMENT, J. (2001). Reconcepción de la educación en el marco del aprendizaje a lo largo de la vida. En: Competencia Laboral, México, Julio/Septiembre 2001 Año 5 Número 19. págs. 20-30.

SECRETARÍA DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL (2000). Nueva Cultura Laboral 1995 – 2000. México: Colección Editorial del Gobierno del Cambio.

SECRETARÍA DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL (2005). Una nueva visión de la Política Laboral. México: Colección Editorial del Gobierno del Cambio.

Sitios WEB

LÓPEZ, L., BANDERAS, M., DE LA CUEVA, L., GARCÍA, S. Y GUERRERO, H. (2005): Sentido de la trascendencia en la cultura laboral. Universidad Vasco de Quiroga. (En línea) http://multimedia.ilce.edu.mx/riel/resultados/sentidodetrascendencia.pdf

SECRETARÍA DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL (2006). Observatorio Laboral (En línea) http://www.observatoriolaboral.gob.mx/index.asp?index=4

SEGURA, J. Hacia una nueva cultura laboral del trabajo. (En línea) http://www.monografías.com/trabajos/culturadeltrabajo/culturalaboraldeltrabajo.shtml?.monoserach.biblio


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet