BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

APUNTES A LA TEORÍA MARXISTA PARA EL SIGLO XXI

Rafael Gómez Henao


 


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (91 páginas, 239 kb) pulsando aquí

 

 

Capítulo V. LA PRODUCCIÓN DE LA PLUSVALÍA ABSOLUTA

1. El proceso de trabajo

El hombre siempre ha tenido que trabajar para satisfacer sus necesidades. La condición biológica y humana de él hace que sus necesidades sean ilimitadas. Ellas van escalonadas desde las más básicas a la vida a las menos indispensables, como si se tratara de una pirámide que incluye a multitud de pirámides internas, donde cada una de ellas es una especie de bien o servicio, que va del más fundamental al menos necesario, y así hasta la cúspide de la pirámide. De esta forma, se le presenta al mismo hombre la oportunidad de producir los satisfactores, de acuerdo a la escasez de los recursos y a la capacidad de compra de los necesitados, con el fin de tener un excedente que le permita no solo reponer el riesgo de la actividad emprendida sino la de acrecentar su capital invertido, de año en año.

Claro está que con el surgimiento de la economía de mercado se dio un gran salto en la forma como la sociedad se las arreglaba para vivir. En las sociedades precapitalistas las economías eran naturales que pretendían por el auto abastecimiento. Con el desarrollo abrupto de las fuerzas productivas, que permitió el surgimiento del capitalismo, se va a presentar la oportunidad maravillosa para que el hombre, liberado ya del yugo de las sociedades tradicionales, le de rienda suelta a su egoísmo e ingenio para correr aventuras productivas, de carácter variado y sofisticado, encargadas de producir los satisfactores que cumplan con las pretensiones tanto del productor como del consumidor. El productor cumple con su objetivo obteniendo ganancias y acumulando riqueza, de año en año, de tal forma que su negocio pueda resistir no sólo los vaivenes de los precios, que se presentan por el surgimiento de nuevos competidores, sino también, por los diferentes ciclos de recesión, que a menudo aparecen, y que se explican por que en un determinado momento hay más producción de la necesaria para satisfacer las necesidades de los que tienen poder de compra. Por otra parte, El consumidor cumple con su sueño maximizando su satisfacción a partir de su nivel de ingresos.

La producción de satisfactores para la supervivencia del hombre siempre ha sido una constante en la histórica de la humanidad. En un principio el hombre, que vivía de forma itinerante, obtenía lo necesario para su subsistencia a través de recolectar frutas, tubérculos, granos, de cazar y pescar. Después el hombre, en ese afán por mejorar, se vuelve sedentario al obtener con mayor facilidad lo indispensable para su vida. La producción de excedentes fue una condición no sólo para que el hombre pasara de ser nómada a sedentario, sino que además, permitió el surgimiento del intercambio y con éste el dinero, la propiedad privada y el estado.

Con el surgimiento de la propiedad privada sobre los medios de producción (la tierra y todos los elementos, necesarios a la vida, que se pueden obtener ella), la humanidad inicia un proceso histórico muy diferente. EL dinero facilita los intercambios y con él se incrementa la producción. Y el estado, procurando siempre un orden a través de brindar seguridad y justicia, también ha sido un facilitador de la producción. Esta nueva situación benefició el desarrolló de las fuerzas productivas, que se han mejorado, sin cesar, desde aquel entonces.

El desarrollo constante de las fuerzas productivas obliga a cambios en las relaciones de producción. De esta manera el esclavismo fue superado por el feudalismo y este sistema de producción por el capitalismo. Este último se encuentra en cambios constantes desde que emergió en el siglo XVIII. En la segunda década del siglo XXI las contradicciones, expresadas en los desequilibrios entre la oferta y demanda se vienen superando, como lo expresamos en el primer capítulo, a través de: el libre mercado, la innovación, las fundaciones, la responsabilidad social de las empresas y por los cambios culturales de la sociedad. De todas formas, a pesar de lo anterior, el capitalismo, cada vez, agota las posibilidades de conservar su esencia, cual es la de la propiedad privada sobre los medios de producción y todo lo que de allí se deriva.

Los cambios que se han presentado en los procesos productivos desde que irrumpió la economía capitalista son sustanciosos. La producción es variada y sofisticada: Muchas empresas coexisten bajo diferentes niveles de competencia en cada industria. Procesos productivos en todos los campos de la actividad económica. En un principio predominaron las actividades agrícolas, después las industriales y por último, en la mayoría de los países, la actividad de los servicios es la que tiene una mayor participación en la producción. Empresas de gran tamaño, que utilizan tecnologías nunca imaginadas por el hombre, dedicadas a producir para el mundo, desde cualesquier parte del mundo, a través de insumos y factores productivos obtenidos en el país que ofrezca las mejores condiciones, entre otros.

Como vemos la producción de bienes y servicios útiles al hombre para satisfacer sus necesidades y mejorar cada vez su nivel de vida ha sido una constante de la humanidad. La producción de cada satisfactor, bien o servicio, se ha obtenido a través la interacción del hombre con la naturaleza. El hombre con su fuerza de trabajo, apoyado en la naturaleza, produce los diferentes bienes y servicios. La naturaleza le brinda los materiales brutos para obtener no sólo los insumos (bienes intermedios) para los procesos, sino también los instrumentos para la transformación de dichos insumos.

Carlos Marx describe el proceso de trabajo de la siguiente manera:

“ Los factores simples que intervienen en el proceso de trabajo son: la actividad adecuada a un fin, o sea, el propio trabajo, su objeto y sus medios”

Dicho de otra forma, un proceso de trabajo (empresa) es un proceso de producción, de agregación de valor, que a partir de unos objetos de trabajo (insumos y/o bienes intermedios) se obtiene una mercancía (producto y/o bien o servicio) con la colaboración de la fuerza de trabajo (mano de obra) y de los medios de trabajo ( máquinas, edificios, herramientas, puertos, aeropuertos, carreteras ), o sea, el capital.

El proceso de trabajo es un proceso de agregación de valor puesto que los objetos de trabajo y los medios de trabajo, requeridos para la producción de un nuevo valor de uso, ya tienen un valor incorporado. En otras palabras, en cada proceso de trabajo se añade valor. Es decir, se añade salarios, alquileres, intereses y ganancias. O sea, se agrega salarios y plusvalía.

Una mercancía (producto o servicio) lista para ser consumida o invertida es el resultado de una cadena productiva. El hombre a partir de lo que la naturaleza le brinda, primer eslabón de la cadena, inicia la producción de mercancías. En cada eslabón concurre la fuerza de trabajo, los objetos de trabajo y los medios de trabajo. Por ejemplo, para obtener la mercancía Jean se requirió de fuerza de trabajo, tela, materiales de sastrería y nuevos medios de trabajo. Para obtener la tela se requirió de fuerza de trabajo, algodón, de productos químicos y de nuevos medios de trabajo. Y para producir el algodón se necesitó fuerza de trabajo, de semillas y de abonos e insecticidas y medios de trabajo, y así hasta encontrarnos con la naturaleza bruta.

Otra explicación de Marx sobre el proceso de trabajo es la siguiente:

“ Como vemos, en el proceso de trabajo la actividad del hombre consigue, valiéndose del instrumento correspondiente, transformar el objeto sobre que versa el trabajo con arreglo al fin perseguido. Este proceso desemboca y se extingue en el producto. Su producto es un valor de uso, una materia dispuesta por la naturaleza y adaptada a las necesidades humanas mediante un cambio de forma.”

El capitalista (empresario), después de tener claro qué proceso de trabajo emprender, es decir, qué mercancía va a producir, reúne el capital necesario para el montaje de su proceso de trabajo ( objetos de trabajo, medios de trabajo y capital para inventarios y salarios).

En el proceso de trabajo dedicado a la producción de Jeans, el capital requerido va a depender del tamaño de la planta, sería: materia prima principal (tela), materias primas auxiliares ( materiales de sastrería: hilo de costura, tela de bolsillo, cierre, botones, remaches, marquillas, etc.), medios de trabajo ( edificios, maquinaria, herramientas , equipos de computo, muebles, etc) y capital necesario para pagar los salarios y financiar los inventarios de materias primas, productos en proceso y producto terminado hasta que la empresa comience a generar ingresos.

Como vemos, todos los elementos necesarios para el proceso de trabajo son de propiedad del capitalista. Compra los objetos de trabajo, contrata la fuerza de trabajo, compra los medios de trabajo y reserva dinero en efectivo para pagar salarios y comprar materias primas. El capitalista controla todo el proceso productivo y es el propietario de las mercancías producidas.

Como lo comenta C. Marx:

“Ahora bien, el proceso de trabajo, considerado como proceso de consumo de la fuerza de trabajo por el capitalista, presenta dos fenómenos característicos.

El obrero trabaja bajo el control del capitalista, a quien su trabajo pertenece.

Pero hay algo más, y es que el producto es propiedad del capitalista y no del productor directo, es decir, el obrero.”


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet