BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

APUNTES A LA TEORÍA MARXISTA PARA EL SIGLO XXI

Rafael Gómez Henao


 


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (91 páginas, 239 kb) pulsando aquí

 

 

C. FORMA GENERAL DEL VALOR

1 jean =

3 kilos carne res =

18 kilos arroz =

25 litros leche = = 10 libras de mojarra

0,74 gramos oro =

12 tamales =

5 platos de lechona =

1. Nuevo carácter del valor

... “ En primer lugar, las mercancías acusan ahora sus valores de un modo simple, ya que lo expresan en una sola mercancía, y en segundo lugar, lo acusan de un modo único, pues lo acusan todas en la misma mercancía.”.

Fue un paso lógico en el desarrollo de los intercambios. Al ocurrir que muchas mercancías querían expresar el valor en una determinada mercancía, ésta se fue convirtiendo en equivalente general. Un salto mortal pasar de la mercancía que quería expresar su valor a ser la mercancía en dónde todas las demás quieren expresar el valor en ella.

2. Relación entre el desarrollo de la forma relativa del valor y el de la forma equivalente.

“ ... El desarrollo de la forma equivalencial no es más que la expresión y el resultado del desarrollo de la forma relativa del valor”.

La forma relativa del valor se desarrolló, unas mercancías determinadas podían expresar el valor en muchas de ellas, lo que hizo, en un determinado momento, como consecuencia del desarrollo económico, que la mercancía que funcionaba con la forma relativa comenzara a oficiar con la forma equivalencial, dándose el desarrollo de esta forma a la vez.

3. Tránsito de la forma general del valor a la forma dinero.

“..., la clase específica de mercancías a cuya forma natural se incorpora socialmente la forma de equivalente, es la que se convierte en mercancía- dinero o funciona como dinero. Esta mercancía tiene como función social específica, y por tanto como monopolio social dentro del mundo de las mercancías, el desempeñar el papel de equivalente general. Este puesto privilegiado fue conquistado históricamente por una determinada mercancía ... : el oro..” .

El oro fue la mercancía, que por sus características particulares, alto valor debido a su escasez, su brillo, no corrosivo, dúctil, maleable, de fácil transporte etc., la sociedad lo fue acogiendo para representar el valor de tosas las mercancías, la de servir de equivalente universal. El oro es una mercancía como cualesquiera otra. Es un valor de uso y es valor. Satisface necesidades culturales de ornamentación lo mismo que industriales y para obtenerlo se debe invertir un TTSN.

D. FORMA DINERO

1 jean =

3 kilos carne res =

18 kilos arroz =

25 litros leche = = 0,74 gramos oro

10 libras de mojarra =

12 tamales =

5 platos de lechona =

“... Al igual que todas las demás mercancías, el oro funcionaba respecto éstas como equivalente: unas veces como equivalente aislado, en actos sueltos de cambio, otras veces como equivalente concreto, a la par de otras mercancías también equivalentes. Poco a poco, el oro va adquiriendo, en proporciones más o menos extensas, la función de equivalente general.

La expresión simple y relativa del valor de una mercancía, por ejemplo de la mojarra, en aquella otra mercancía que funciona ya como mercancía dinero, v, gr. en oro, es la forma precio. Por tanto la “forma precio” de la mojarra será:

10 libras de mojarra = 0,74 gramos oro

o bien, suponindo que 0,74 gramos de oro, traducidas al lenguaje monetario, se denominan 25.000 pesos colombianos”.

El dinero no es un invento, el dinero es un producto del desarrollo de la sociedad. Surgió en un determinado momento histórico como una necesidad de la sociedad para efectuar los intercambios. El dinero es una mercancía que sirve para expresar el valor de las demás mercancías.

El valor es una cosa y e precio es otra. El precio debería ser igual al valor, pero, en la economía capitalista de libre mercado, el precio puede distanciarse del valor. Puede estar por encima del valor o por debajo de él. A la larga tiende al valor.

Para la toma de las decisiones empresariales, lo mismo que para construir un edificio de teoría económica se debe partir del valor y no del precio.

4. El fetichismo de la mercancía y su secreto

“El carácter misterioso de la forma mercancía estriba, por tanto, pura y simplemente, en que proyecta ante los hombres el carácter social del trabajo de éstos como si fuese un carácter material de los propios productos de su trabajo, un don natural social de estos objetos y como así, por tanto, la relación social que media entre los productores y el trabajo colectivo de la sociedad fuese una relación social establecida entre los mismos objetos, al margen de sus productores”.

... Lo que aquí reviste a los ojos de los hombres, la forma fantasmagórica de una relación entre objetos materiales no es más que una relación social concreta establecida entre los mismos hombres.

...El descubrimiento científico tardío de que los productos del trabajo, considerados como valores, no son más que expresiones materiales del trabajo humano invertido en su producción, es un descubrimiento que hace época en la historia del progreso humano, pero que no disipa ni mucho menos la sombra material que acompaña al carácter social del trabajo”.

Los seres humanos miramos las mercancías por ser valores de uso y nos olvidamos de que éstas son productos del trabajo humano. Interesa es el aspecto material, entendido éste como el poder que se obtiene por poseer mayor cantidad de mercancías. Se desconoce las relaciones sociales que se establecieron para la producción de mercancías. No importa para el poseedor de mercancías de que estas son producto del trabajo humano. Lo importante para él es el bienestar que se obtiene por poseer mercancías, sin importarle lo demás.

El comportamiento de los seres humanos es un factor a tener en cuenta en la ciencia económica. La incertidumbre sobre la supervivencia que vivimos los seres humanos conlleva al egoísmo. Incertidumbre que se vuelve más latente con el desarrollo del capitalismo. Ésta resulta del miedo que tienen los seres humanos por su futuro. Sólo en la medida que su incertidumbre sea superada le surge a los hombres la bondad por los demás. Dentro de la libertad que se vive en el capitalismo, mientras se tenga la oportunidad de parecerse a los demás, a los capitalistas, el hombre, dentro de ese egoísmo que lo caracteriza, conservará la inercia por ser un poseedor de mercancías.

Comentarios

En el transcurso histórico de la sociedad, desde el mismo origen del hombre, este ha tenido que trabajar para subsistir. En un principio, todo lo obtenido con su fuerza física y su creatividad le pertenecía, después aparecieron otros modos de producción (esclavismo, feudalismo y capitalismo), basados en la propiedad privada, en donde la parte que corresponde al trabajador es una parte de lo producido por él, la otra es apropiada por el propietario que tuvo la oportunidad de usufructuar, en ese preciso momento histórico, de unos medios de producción para producir bienes o servicios de su propiedad. Con el surgimiento de la economía de mercado, del capitalismo, en donde la producción se lleva a base de trabajo asalariado, el valor del salario es apenas una parte del valor producido por el trabajador, la otra parte se la apropia el capitalista, el propietario de los medios de producción, que por una parte necesita aminorar el riesgo (crisis, competencia, obsolescencia, etc) y por la otra tener una ganancia de acuerdo a su inversión. A pesar de ello, no todos los capitalistas logran tener éxito en el largo plazo, muchos sucumben en el intento, debido a la competencia y al surgimiento de nuevos productos y bienes y servicios sustitutos de los ya existentes y también debido al sistema de apropiación de los excedentes, que hace que unos tengan mayor poder de consumo, pero no necesidades para demandar la producción que se ofrece en el mercado.

El valor de las mercancías se hace cada vez más pequeño, por el incremento permanente de la productividad. A su vez, el salario se va reduciendo, en términos reales, debido a la competencia nacional e internacional y al incremento del número de desempleados, obligando a que más personas del grupo familiar tengan que participar de los procesos productivos para poder subsistir. Por otra parte, esa carrera de todos los capitalistas por obtener bienes más necesarios a la supervivencia del hombre, utilizando su poderoso ingenio, obtienen bienes y servicios que permiten ganancias superextraordinarias en el corto plazo, moviendo la economía de tal forma que los excedentes producidos totales son mayores a las pérdidas que se van presentando en algunos procesos productivos que no logran innovar para estar a la altura de la competencia, ni resistir la pérdida de mercados.

La economía capitalista, a pesar de su problemática, generada por la misma competencia, la concentración de la riqueza y del ingreso, la baja de los salarios reales y el desplazamiento de la mano de obra, se ha podido mantener y avanzar en su proceso de acumulación y concentración de la riqueza debido, fundamentalmente, a: libre comercio, la innovación, el cambio en la cultura y a la filantropía por parte de algunos magnates.

Con el libre comercio se incrementa el PIB de los países participantes debido al incremento en el consumo y la inversión que resulta del ahorro que se pude obtener por consumir productos, a bajos precios, producidos en otras naciones que cuentan con procesos productivos de mejor eficiencia o factores productivos en abundancia.

La mayor innovación, que se viene presentando, permite que mucha parte del ingreso que no era posible gastarlo, por parte de los consumidores con capacidad de compra, en los bienes y servicios existentes, se gaste en nuevos productos, aminorando el desfase entre la oferta y demanda.

El cambio en la cultura, manifestado en el cambio de actitud de las familias, fundamentalmente los jóvenes, que participan de los procesos productivos modernos con la mentalidad de progreso y no con el resentimiento que tradicionalmente influía el capital sobre estos sectores de la sociedad, sobre todo en el siglo XIX y principios del siglo XX. Por otra parte, el incremento en la libertad sexual, de hombres y mujeres, que logran colocar con éxito el servicio de sus cuerpos a personas con capacidad de compra, que dentro este cambio de paradigma ya no quieren formar familias, sino trasegar de forma independiente, permite que el ingreso llegue a quien no tiene capacidad de demanda por parte del que sí la tiene, por este servicio tan vital en los humanos. De esta forma también se aminora el desfase entre oferta y demanda, propio de la acumulación capitalista y de la concentración del capital y la riqueza en pocas manos

La filantropía (desatada en las últimas décadas, por parte de aquellos empresarios innovadores, que han adquirido excesiva riqueza, de forma rápida), a través de fundaciones y ONG, hace posible que parte de los excedentes, que son difíciles de reciclar en la producción, lleguen a consumidores que antes no participaban del gasto de la economía, contribuyendo así no sólo con la responsabilidad social de las empresas , si no también con aminorar la diferencia entre la oferta y la demanda y así la continuidad del sistema de libre empresa.

Conclusiones.

Las mercancías si valen por el Tiempo de Trabajo Socialmente Necesario invertido en su producción. Este tiempo de trabajo se va modificando al desarrollarse el capitalismo.

Se deben incluir los servicios como parte del “arsenal de mercancías” del que nos habla Marx.

Las mercancías tienen valor y precio. Para la toma de las decisiones de producción, de un bien o servicio, o para escribir un edificio teórico, lo que importa es el valor y no el precio.

El intercambio se sucede por la urgencia que tenemos los seres humanos de satisfacer las necesidades de la forma más racionalmente posible. Este se da entre valores de uso y la proporcionalidad del intercambio la determina el valor que posea cada mercancía.

Los servicios, excepto los financieros, es decir, los que tienen que ver con la financiación de la producción, hacen parte de los insumos que se deben restar al valor de las ventas (ingresos) para obtener el Valor Agregado. Éste va a ser el valor total producido por los obreros (añadido en un proceso particular de producción), de donde se van obtener los excedentes que se apropiará el capitalista y que Marx denomina Plusvalía.

El dinero es una mercancía como otra cualquiera que surge del proceso histórico, por la necesidad del intercambio. La mercancía oro se convirtió en dinero por las características particulares que posee, que la distingue de las demás.

El egoísmo de los seres humanos hace que las mercancías no se miren por lo que son, productos del trabajo humano, de las relaciones sociales que se establecieron en los procesos donde se produjeron, sino por que sirven para satisfacer las necesidades, por ser valores de uso, dando poder a sus propietarios.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet