BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

PATRONES DE CONSUMO ALIMENTARIO EN MÉXICO DE 1992 AL 2002. EL CASO DEL MAÍZ, TRIGO Y FRIJOL

Danae Duana Ávila


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (145 páginas, 1,86 Mb) pulsando aquí

 

 

1.3.1 RELACIÓN ENTRE CONSUMO Y TIPOS DE ALIMENTOS (MAÍZ, TRIGO Y FRIJOL)

En relación al consumo de maíz comenta Juárez que entre 1994 y el 2001, hubo una disminución en el consumo anual, pues dice que el consumo por persona promedio en el país pasó de 254 kilogramos por persona a 238, por lo que observó una disminución del 6.29% (Juárez, 2001:5).

En relación al consumo de frijol, comenta que entre 1994 y el 2001, el consumo per capita paso de 15 kilogramos por persona en 1994, a 11 kilogramos en el 2001, por lo que registró una disminución del 30.5% (Juárez, 2001:5).

En relación al tercer producto comenta Juárez que el consumo per cápita de trigo pasa de los 77 kilogramos por persona en 1994, a los 58 kilogramos en el 2001, lo que significó una disminución del 25% (Juárez, 2001:5).

Casanueva (2003) menciona que los alimentos que presentan un mayor consumo en (según una investigación de campo que realizo en colaboración con la División Internacional de Salud de la fundación Rockefeller en Cooperación con la secretaria de Salud y Asistencia a través de la Escuela de Salud Pública, la comisión Nacional de Alimentación, el Instituto de Nutrílogia y el Instituto de Enfermedades Tropicales) son: los alimentos básicos maíz, chile y fríjol, (niveles de ingreso bajos) pues la comida principal al medio día, en el desayuno y cena la cena consistían únicamente en alguna bebida pan o tortilla, mientras que las familias de los niveles económicos más altos la variedad de consumo fue más amplia, en relación al consumo de trigo comenta que la ingestión de productos de trigo fue complementaria a la del maíz, el cual fue más con-sumido entre las familias de bajos ingresos en comparación con los de ingresos altos (Casanueva, 2003:215).

FIRA dice que el consumo per cápita que hubo entre 1990 a 2000 fue de 15 kilogramos de frijol por habitante (FIRA, 2001:28).

Fuentes en su estudio que realizó muestra la enorme participación del maíz en el volumen de consumo semanal, con alrededor de las dos terceras partes del total de alimentos consumidos en kilogramos, además comenta el autor que el maíz y el frijol mostraron un consumo de 72% (Fuentes, 2002:193).

Vázquez menciona que los principales productos que se consumen son: productos de mayor consumo, como la tortilla, las leguminosas como el frijol, estos bienes se ubican entre los principales productos adquiridos por los hogares en el mercado, con preferencia entre 75 y 95 % de las familias (Vázquez, 2002:149).

Por lo tanto es claro que el maíz, frijol y el trigo son productos preponderantes en la dieta del mexicano.

1.3.2 RELACIÓN ENTRE CONSUMO Y LUGARES GEOGRÁFICOS DONDE SE CONSUMEN

Martínez (2001) menciona que hay patrones de consumo asociados al desarrollo socioeconómico y a la urbanización de las distintas localidades y regiones, un ejemplo son las zonas que presentan un grado más alto de desarrollo (Área Metropolitana de la Ciudad de México y la parte norte del país) y las zonas urbanas presentan las ingestas más elevadas de la mayor parte de los alimentos (Martínez, 2000:27).

Al estar los norteños cerca del país vecino (EEUU) provocó un cambio en los patrones de consumo de las personas pues la vinculación geográfica, histórica y económica favoreció hábitos de consumo muy similares a los de la población del sur de Estados Unidos, lo que no ha cambiado mucho con el paso del tiempo; este comentario coincide con el de Vázquez en el 2002 pues los estados fronterizos se ven influenciados por las costumbres de EEUU (Sierra, 2002:701).

Ciertamente, el territorio norte de México comparte con el sur de Estados Unidos el gusto por el trigo y la carne vacuna y Guatemala comparte con los mexicanos el amor ancestral por el maíz con sus innumerables formas de prepararlo, sin embargo puede afirmarse que las fronteras de la republica mexicana coinciden con sus fronteras culinarias pues, de Tijuana a Chetumal, los mexicano comparten un conjunto de conocimientos y prácticas del comer, que son extraños entre sus vecinos: los horarios de las tres refrigerios diarios y su composición respectiva, por no citar sino dos rasgos de menor importancia que nos distingue de ellos (Iturriaga, 2002:83).

La migración de trabajadores hacia los Estados Unidos de América y Canadá, es otro factor que provoca que las personas regresan al país con nuevos hábitos, alimentarios, lo cual también ha afectado la dieta, sin omitir que la apertura del tratado de libre comercio permite a su vez que se pueda disponer de más variedad de productos en el mercado (Long, 2003:175).


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet