BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


SISTEMA DE GESTIÓN TOTAL EFICIENTE DE LA ENERGÍA EN LA “CTE CARLOS M. DE CÉSPEDES”

Francisco Ernesto Berroa Borrell


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (98 páginas, 740 kb) pulsando aquí

 

 

Resumen

El presente trabajo está enfocado a la gestión de la eficiencia energética y a las principales oportunidades de ahorro en la Central Termoeléctrica Carlos M. de Céspedes.

Para la conformación del mismo se realizaron búsquedas bibliográficas encaminadas a dar una panorámica del comportamiento del sector nacional e internacional en cuanto a los consumos energéticos, así como brindar información sobre los sistemas de gestión energética.

Para determinar el estado actual de la Gestión Energética en la Central se analizaron las informaciones del periodo comprendido desde el año 2 003 hasta el 2 006, donde se hace una actualización de los consumos y gastos en portadores energéticos para el año 2 007, por lo que se llega a la conclusión de que el combustible Crudo y fuel son los de mayor influencia con un 59 % y 32 % respectivamente en los consumos energéticos.

En vista de los aumentos y la situación energética que atraviesa el país, se inicia un proyecto de mejoras cuya finalidad es reducir el consumo de combustible y energía eléctrica. Este proyecto contempla la elaboración de posibles estrategias a seguir para optimizar el uso de la electricidad, a través de un programa de ahorro, este programa presenta alternativas de ahorro de energía eléctrica por concepto de insumo eléctrico y ahorro de combustible porque se demostró que estos indicadores son los de mayor consumo de energía en la institución.

Introducción

A medida que ha pasado el tiempo, el hombre ha ido dependiendo cada vez más de los recursos energéticos para la satisfacción de necesidades como: iluminación, calefacción, refrigeración, transporte. Esta dependencia energética ha acarreado un sobreabuso específicamente de combustibles fósiles, recursos no renovables. La sociedad de consumo se extiende cada vez más, utilizando recursos para un mayor confort, y a esta visible mejora de calidad de vida son llevados los países en vías de desarrollo sin contar con condiciones que le sean favorables para formar parte de ese modelo, donde la mayor parte de la estructura de oferta de energía primaria está basada en petróleo y gas en casi el 90 % a nivel mundial.

La superpoblación mundial acelera la excesiva dependencia de los portadores energéticos, especialmente en los países en vías de desarrollo. En términos energéticos están involucrados otros aspectos, como la economía y política de cada país. Ej. aumenta el precio del barril de petróleo debido a la oferta cada día más escasa y la demanda en aumento, los conflictos bélicos, los desastres climáticos, que sin duda frenan la producción. Esta alteración de precios también está dada por la cantidad de reservas estratégicas de un país dado que es poco claro por no existir un inventario real.

La producción mundial de petróleo creció un 0.8 % en año 2 005, con relación al año 2 004, la demanda aumentó un 3 % y aún así, los precios no favorecieron la extracción de más petróleo, ni aumentar los descubrimientos. La situación energética actual es muy controvertida y debe ser planteada como una crisis, el consumo aumenta y es previsible que siga aumentando. Las fuentes de que se dispone son múltiples pero sólo unas pocas tienen una importante aportación al abastecimiento, justamente aquellas que por sus previsibles efectos futuros o experiencias del pasado, han ocasionado un importante rechazo popular como la energía nuclear. Está la humanidad frente a un dilema energético: se necesita más energía pero no se aceptan las fuentes que permiten su abastecimiento.

Definitivamente, no se puede continuar con el actual modelo de desarrollo que no cumple con su rol principal, el cual no es la ganancia empresarial, sino asegurar que los habitantes tengan acceso a los recursos energéticos para garantizar buenas condiciones de vida, y obviamente, cuidar el medio ambiente. Se necesita encontrar una estrategia de salida de la era de los combustibles fósiles, para asegurar el futuro de la civilización. Sin embargo, las grandes empresas de energía, de electricidad y servicios públicos, siguen trabajando sin un análisis adecuado de investigación y desarrollo suficiente para explorar alternativas energéticas nuevas y sustentables, algunas de estas fuentes son: energía eólica, solar, geotérmica, hidráulica, biogás, biocombustibles, a partir del hidrógeno y de las olas.

La energía nuclear, tiene como principal ventaja que no utiliza combustibles fósiles por lo que no emite a la atmósfera gases tóxicos o de efecto invernadero. La inserción en el mercado de dicha energía, aún es lenta, por su elevado costo y peligro.

Éstas, son y serán un complemento de las fuentes de energías convencionales, incapaces de sustituirlas completamente y de generar por sí solas toda la energía demandada, no se puede sustituir completamente las energías convencionales por las renovables, pero sí se puede reducir progresivamente la dependencia excesiva de combustibles fósiles. El mundo enfrenta grandes problemas relacionados con la energía, sin embargo las medidas tomadas respecto a esta no son suficientes, teniendo en cuenta los daños que le ocasionan al ambiente, por ello desde el punto de vista energético, en la primera mitad de siglo se plantean tres retos fundamentales:

1) El inicio del declive de la producción mundial de petróleo convencional, y seguido, el mismo fenómeno para el gas natural.

2) El acusado incremento de demanda energética global, debido sobre todo a la irrupción de importantes economías en vías de industrialización y a la necesidad de mejorar el nivel de vida de los países del Tercer Mundo.

3) La obligación de ir reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Es por esto que en los problemas referidos anteriormente, mucho ha tenido que ver el desarrollo despiadado de las industrias, por no contar con un respaldo medio ambiental desde el punto de vista jurídico, que sirviera de contraparte, en cuanto al uso racional del petróleo, también porque durante muchos años el panorama energético se centraba en el mercado de la oferta, pero este dió un rol a partir del creciente consumo mundial de petróleo, por tanto pasó a mercado de demanda; es decir los productores son los que tienen el control y los consumidores apostar por los precios y volúmenes de petróleo que se les deben entregar.

Por otra parte, según informe de la Agencia Internacional de la Energía (IEA), la demanda mundial de petróleo seguirá creciendo a pesar de la subida de los precios y llegará al punto de máxima producción de petróleo, debido fundamentalmente a que se hace más difícil el descubrimiento de nuevos pozos de petróleos y el agotamiento de los que ya están en explotación.

Cuba no está ajena a esta panorámica mundial y por eso se llevan a cabo programas gubernamentales con vistas a realizar acciones por la mejora energética en el ámbito productivo y social, realizando esfuerzos en algunas entidades que optan por la categoría de empresas eficientes, de acuerdo a los requisitos que se establecen para ello. En los últimos años las diferentes empresas cubanas han estado enfrascadas en tomar una serie de medidas con el objetivo de aumentar el ahorro de recursos energéticos, sin embargo, aún se pone de manifiesto el insuficiente nivel de gestión energética existente; así como las posibilidades de reducir los costos energéticos mediante la creación en ellas de las capacidades técnico -organizativas para administrar eficientemente la energía.

La REVOLUCIÓN ENERGÉTICA se lleva a cabo en todos los sectores del país con el objetivo de lograr el uso racional y eficiente de la energía creando una cultura de ahorro, para ello es pertinente implantar en cada organización, sistemas y metodologías que permitan evaluar la eficiencia en el uso y el control de la energía eléctrica y la detección de oportunidades de ahorro organizativas y/o técnicas en empresas y organismos.

Objetivo General: Mejorar y poner en funcionamiento los elementos básicos de un sistema de monitoreo y control de la energía basado en la filosofía del mejoramiento continuo, que eleve la eficiencia energética de la instalación, reduzca los consumos de sus portadores, el impacto ambiental y mejore la competitividad de las centrales eléctricas.

Objetivos Específicos:.

1. Mostrar el comportamiento histórico del uso de la energía en la CTE.

2. Caracterizar el estado de los indicadores que sustentan los sistemas de control energético en las centrales eléctricas.

3. Proponer mejoras al Sistema de Monitoreo y Control de la Energía (SMCE). Estudio de caso.

La necesidad de energía eléctrica es cada vez más importante y por esta razón no hay duda del interés en el problema por toda la humanidad, donde la exploración del recurso eficiencia energética se ha visto de forma muy limitada para proporcionar otra fuente de energía masiva que sea complementaria a las existentes, que permita su sustitución parcial y posteriormente definir medidas o proyectos de ahorro por la conservación energética, en este interés es que se encamina la realización de este trabajo.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet