BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


SISTEMA DE FORMACIÓN MEDIOAMBIENTAL PARA LOS TRABAJADORES DEL MINISTERIO DE COMERCIO EN CIENFUEGOS

Norberto Julián Román Molina



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (89 páginas, 535 kb) pulsando aquí

 

 

1.3 La Educación Ambiental: concepciones teóricas y problemas que resuelve.

Aunque establecer el origen del surgimiento de la Educación Ambiental se remonta a las sociedades antiguas donde se preparaba a los hombres en estrecha armonía con su medio ambiente, ella se erige como una corriente de pensamiento y acción de alcance internacional, que adquiere gran auge a partir de los años 70, cuando la destrucción de los hábitats naturales y la degradación de la calidad ambiental empiezan a ser considerados como problemas sociales.

Se acepta comúnmente que el reconocimiento oficial de su existencia y de su importancia se produce en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano (Estocolmo, 1 972), aunque ya aparezcan referencias explícitas en documentos de años anteriores; pero es desde mediados de los años 70, que se han venido celebrando diversos congresos y conferencias internacionales4 en los que se fueron emitiendo documentos que dejaron explícitas la orientación de los programas de educación ambiental a nivel internacional. En general de ellos se infieren como regularidades las siguientes:

• La necesidad de reorientar la educación hacia el desarrollo sostenible y con ello el aumento de la conciencia del público, y el fomento de la capacitación.

• Concebir la Educación Ambiental como un acto para la transformación social y política, constituyendo un aprendizaje permanente basado en el respeto a todas las formas de vida y el establecimiento de nuevos estilos de desarrollo humano en el mundo al reconocer las implicaciones del hombre como responsable de la problemática ambiental

4 Entre ellos: el Coloquio Internacional sobre Educación relativa al Medio Ambiente (Belgrado, 1 975) la Conferencia Intergubernamental sobre Educación relativa al Medio Ambiente (Tbilisi, 1 977), el Congreso Internacional de Educación y Formación sobre Medioambiente (Moscú, 1 987) y la Conferencia Internacional Medio Ambiente y Sociedad: Educación y Sensibilización para la Sostenibilidad (Tesalónica, 1 997), Cumbre de la Tierra y Foro Global Ciudadano (Río de Janeiro, 1 992), Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental Guadalajara México, 1 992), Chosica, (Perú 1 976), Managua 1 982; Venezuela 1 990,

• Asumir como propósitos fundamentales la formación de valores humanos y la participación ciudadana en la construcción de su futuro; propiciar un espacio a todas las organizaciones tendientes a transformaciones globales que garanticen una óptima calidad de vida y una democracia plena que procure el autodesarrollo de la persona.

• Reconocer que la integralidad de la relación sociedad-naturaleza y el enfoque holístico del análisis constituye los pilares básicos del contenido de la Educación Ambiental.

La mayoría de los planteamientos teóricos y recomendaciones que surgen de estos encuentros siguen teniendo vigencia y no han sido todavía desarrollados en profundidad, pues no se ponen en práctica muchos de los planes que sugieren, encaminados a trabajar de forma individual y colectiva en la búsqueda de soluciones a los problemas actuales y prevenir los que pueden aparecer en lo sucesivo.

Uno de los aspectos relativos al ámbito teórico es precisamente lo referente a la definición conceptual metodológica, sobre todo por lo difícil que resulta encuadrar la educación ambiental dentro de una definición, dada la diversidad de planteamientos y de prácticas concretas bajo tal etiqueta.

Al hilo de esta problemática asumimos la propuesta que se declara en el Congreso Internacional de Educación y Formación sobre Medio Ambiente. (Moscú 1 987), en la cual se reconoce que:

"La educación ambiental es un proceso permanente en el cual los individuos y las comunidades adquieren conciencia de su medio y aprenden los conocimientos, los valores, las destrezas, la experiencia y también la determinación que les capacite para actuar, individual y colectivamente, en la resolución de los problemas ambientales presentes y futuros.”

Y en este mismo orden son útiles las precisiones que hace Marcano, (2 000) al plantear que:

´´ Es un proceso que incluye un esfuerzo planificado para comunicar información y/o suministrar instrucción basado en los más recientes y válidos datos científicos diseñados para apoyar el desarrollo de actitudes, opiniones y creencias que apoyen a su vez la adopción sostenida de conductas que guían tanto a los individuos como a grupos. "

Con la primera se coincide por su claridad y asequibilidad pero además porque establece el reto a promover una nueva relación de la sociedad humana con su entorno, a fin de procurar a las generaciones actuales y futuras un desarrollo personal y colectivo más justo, equitativo y sostenible que garantice la conservación del soporte físico y biológico sobre el que se sustenta.

Y es que la educación no puede ser desligada del ambiente en que se produce, el aprendizaje es un proceso de construcción del conocimiento que tiene lugar en relación con el medio social y natural. Además, se desarrolla en doble sentido, es decir, cada persona aprende y enseña a la vez; dura toda la vida; y tiene lugar en diferentes contextos: hogar, escuela, ocio, trabajo y comunidad. Estas características apuntan un hecho relevante: el propio medio es educativo -o todo lo contrario- en sí mismo, así subraya la necesidad de coherencia entre los mensajes educativos explícitos y los mensajes implícitos de la realidad, y en este sentido se incluye no sólo la educación formal, sino también la educación no formal y la informal.

Pero la educación ambiental es, ante todo, educación para la acción, actúa ampliando nuestros conocimientos y conciencia acerca de los impactos de la actividad humana sobre el medio, y ello implica -como objetivo último- mejorar nuestras competencias para contribuir a la solución de los problemas en la relación del hombre con el medio.

Con la educación ambiental se trata de facilitar, desde una aproximación global e interdisciplinar, la comprensión de las complejas interacciones entre las sociedades, el ambiente, esto a través de un mejor conocimiento de los procesos ecológicos, económicos, sociales y culturales. Del análisis crítico de los problemas socio-ambientales y su relación con los modelos de gestión, así como las acciones humanas se pretende fomentar el compromiso para contribuir al cambio social, cultural, económico, a partir del desarrollo de un amplio abanico de valores, actitudes, habilidades que permita a cada persona formarse criterios propios, asumir su responsabilidad para desempeñar un papel constructivo.

Se puede inferir que la educación ambiental trata, finalmente, de desarrollar competencias para la acción, capacitando no sólo para la acción individual sino también para la colectiva, especialmente en los procesos de planificación, de toma de decisiones, de búsqueda de alternativas para la mejora del entorno. Estos objetivos pueden alcanzarse fomentando experiencias que sean, en sí mismas, educadoras, enriquecedoras; creando espacios de reflexión, debate; implicando a la gente en actuaciones reales, concretas; estimulando procesos de clarificación de valores, de adopción de decisiones negociadas y de resolución de conflictos.

Luego, de lo que se trata es de que los ciudadanos tomen conciencia, se comprometan con decisiones que afectan sus vidas para con ello impulsar las políticas de protección, cuidado del medio ambiente, participando en la toma de decisiones para seleccionar el modelo de desarrollo sostenible que necesita el mundo de hoy abocado al deterioro y el exterminio. En este interés, lo plasmado en el documento "Nuestro futuro común", conocido también como Informe Brundtland, (1 987) resulta esencial para la comprensión de tal alcance. En el refiere que la meta de la acción ambiental es mejorar todas las relaciones ecológicas, incluyendo la relación de la humanidad con la naturaleza y de las personas entre si, para esto se traza dos objetivos preliminares:

1) Para cada nación, de acuerdo con su propia cultura, esclarecer por si misma el significado de conceptos básicos, tales como la calidad de vida y la felicidad humana, en el contexto del ambiente global, esforzándose también para precisar y comprender estas nociones como son entendidas por otras culturas mas allá de las propias fronteras nacionales.

2) Identificar las acciones que garanticen la preservación y el mejoramiento de las potencialidades humanas y que favorezcan el bienestar social e individual en armonía con el ambiente biofísico y con el ambiente creado por el hombre.

Se reconoce así que cualquier iniciativa de Educación Ambiental persigue formar una población mundial consciente y preocupada con el medio ambiente y con los problemas asociados; que tenga conocimiento, actitud, aptitud, motivación y compromiso para trabajar individual y colectivamente en la búsqueda de soluciones para los problemas existentes y para prevenir nuevos. Para dar alcance a este propósito se plantea objetivos específicos5 y se aclara que es necesario un proceso de extensión de la Educación Ambiental a grupos destinatarios diferentes, en variedad de contextos, bajo distintas condiciones sociales, económicas, políticas y culturales, pero también sobre una gama amplia de problemas.

Tal compromiso en el cual todos estamos implicados conlleva a adoptar una actitud flexible y abierta a la integración de múltiples metodologías e instrumentos de intervención desarrollando métodos basados en el aprendizaje social, la responsabilidad, la participación y la experimentación. De forma general, la Educación Ambiental establece cuatro tipologías para la preparación: información y comunicación, formación y capacitación, participación e investigación y evaluación.

De tal caso, la Educación Ambiental en virtud de la cual es preciso organizar un proceso de formación, asume como directrices básicas considerar al ambiente en su totalidad natural y creado por el hombre, ecológico, tecnológico, social, legislativo, cultural y estético; su condición de proceso continuo y permanente, tanto dentro como fuera de la institución educativa; la necesidad de adoptar métodos interdisciplinarios enfatizar en la participación activa en la prevención/mitigación/solución de los problemas, así como examinar las principales cuestiones ambientales en una perspectiva mundial, considerando, al mismo tiempo, las diferencias regionales; basarse en las condiciones actuales y futuras para examinar todo el desarrollo y crecimiento en materia ambientalista, y por último, promover el valor de la necesidad de la cooperación al nivel local, nacional e internacional, para desde una posición individual pero también colectiva proteger el entorno en la solución de los problemas ambientales. Esto implica hacer una reformulación en nuestras políticas y programas educativos que transformen nuestros comportamientos, estilos de vida y en esto juega un papel preponderante la formación. Sin dudas, todo lo anterior tiene que ver con el organismo para el cual se trabaja.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet