BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


LA PROYECCIÓN TURÍSTICA DE LA INDUSTRIA CINEMATOGRÁFICA: ESTUDIOS DE CINE CIUDAD DE LA LUZ ALICANTE

Jessica Reinstein Urbina



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (67 páginas, 407 kb) pulsando aquí

 

 

3. ESPACIOS FÍSICOS LIGADOS A LA VIDA DE ACTORES O DIRECTORES DE CINE

La literatura podría considerarse la primera arte que influenció al turismo para que naciera en las personas el interés, casi siempre romántico, por los lugares, historias y vidas de los personajes ficticios o reales que encontraban en los libros que leían y ocasionalmente también en la de sus autores. Literatura y grandes viajeros siempre fueron de la mano, prueba de esto es que desde la Antigua Grecia el mismo Alejandro Magno cargaba consigo con las historias de La Ilíada de Homero y viajó a Troya para ir personalmente a rendir tributo al lugar donde se creía estaba la tumba de Aquiles.

Después viene la Edad Media, donde viajar era un privilegio de pocos, por el alto costo de los desplazamientos, además de las largas distancias y el peligro que implicaba circular fuera de los feudos sin protección o en compañía de otros caballeros; durante esa época los viajes se limitaban a los estudiantes, los peregrinos religiosos y los mercaderes. Posteriormente con el Renacimiento en los siglos XV y XVI, se da una revitalización de la cultura fruto de la difusión de las ideas del humanismo, que determinaron una nueva concepción del hombre y del mundo. Esto se vislumbra en el protagonismo que retoman los grandes personajes de las obras artísticas, filosóficas y científicas. Aunado a este aspecto, el impulso en la navegación y los descubrimientos científicos permiten que a finales del siglo XV se produzcan los grandes descubrimientos geográficos, apareciendo Estados poderosos e Imperios coloniales. Hacia el siglo XVII, sigue acelerándose en Europa el desarrollo industrial y formación del capitalismo el cual finalmente desemboca en una transformación económica y social, y el surgimiento de una clase media, numerosa y próspera, llamada Burguesía. Lo anterior unido a la aparición y generalización del pasaporte, surgimiento de la diligencia (carruaje tirado por caballo) a finales del siglo XVII y el establecimiento de las primeras líneas regulares con itinerarios fijos.

Aproximadamente para 1670 surge el Gran Tour o viaje de caballeros, desplazamiento que realizaban los hijos de familias adineradas y que podía durar hasta 3 años, este consistía en un recorrido a través de Europa, acompañado de sus criados y profesores. No se concebía una formación completa sin este recorrido previo, en este tour se preparaba el joven para una futura carrera diplomática y aprendía a cabalgar, bailar y pelear. Muy posteriormente, a mediados del siglo XIX, la invención del ferrocarril dio un gran impulso a los viajes, provocando una verdadera revolución en la circulación de viajeros en el sentido que disminuyó el tiempo de viaje, aumentaron las comodidades, la capacidad de transporte y se reducen los precios. Posteriormente con el surgimiento de los viajes intercontinentales en grandes barcos, en conjunto con la construcción del canal de Panamá y de Suez, se unen el viejo y nuevo mundo rompiendo con los paradigmas que había creado la distancia antes inimaginable de atravesar para una persona del común.

Sin embargo este tipo de travesías seguían siendo exclusivas de algunas elites acomodadas que podían permitirse el lujo de invertir gran cantidad de dinero y de tiempo al no estar vinculados al sistema productivo como trabajadores sino como capitalistas, lo que les generaba una renta fija y gran cantidad de tiempo libre.

Finalmente en el siglo XX, se produce un cambio en la concepción del turismo y este se convierte en un fenómeno social y generalizado especialmente a partir de la década de los 50’s cuando la burguesía media logra alcanzar la actividad que hasta este momento solo estaba reservada para la alta burguesía y la nobleza. Los factores que permitieron esta generalización fueron de índole económica, política y social tales como: aumento del nivel y la esperanza de vida, flexibilidad en los trámites de fronteras, desarrollo tecnológico del transporte y los medios de comunicación masiva, la aparición de los derechos laborales incluyendo el descanso retribuido y el aumento del nivel cultural. Muy unido a este ultimo factor, esta la masificación de la cultura del entretenimiento, siendo la gran novedad la creación y masificación del cine. Es así como queda sellada la relación entre espacio geográfico y cine, la cual con el tiempo se va haciendo cada vez más evidente e importante, dando importantes pasos en el siglo XXI.

El gran protagonista de la relación entre espacio geográfico y cine, es evidentemente el turista de cine, que según Niki Macionis en su artículo “Understanding the Film-Induced Tourist” (2004), se puede clasificar en tres tipologías: el turista incidental, entendido como aquel cuya motivación principal de viaje no es la visita al sitio de cine, pero que puede estar influenciado inconscientemente por parajes vistos en la pantalla grande, en segundo lugar estaría el turista de cine promedio, que estando en el sitio participa de los lugares o atractivos relacionados con el cine obteniendo in-situ la información, y el turista de cine especifico que busca activamente lugares vistos en películas con anterioridad para viajar allí. A continuación podemos ver un cuadro elaborado por el propio Macionis relativo a las tipologías de turistas de cine y su esquema motivacional.

El tipo de turista en relación a lo anterior que tendremos en mente en el presente apartado es aplicable a los turistas específicamente movidos por el cine, es decir aquel turista que se moviliza motivado por conocer lugares relacionados con el cine, investiga con anterioridad los detalles de la visita, y obviamente ha visto una o varias películas relativas y/o filmadas en el destino. Es también el llamado “movie induced tourism”, término acuñado y usado por primera vez por Riley y Van Doren en 1992 en su articulo “Movies as tourism promotion: a push factor in a pull location” que se considera uno de los primeros artículos relativos a la influencia del Séptimo Arte en la industria turística. En el, el autor nos habla de los factores push, los cuales se refieren a la necesidad de escape del ambiente cotidiano, del estrés, la alienación, la vida laboral, etc. están por tanto centrados en el sujeto sicológico. Los factores pull, se relacionan con la necesidad de búsqueda estando por tanto orientados hacia el destino. Ambos tipos de factores son importantes a la hora de decidir un destino turístico para el turista inducido por el cine, y pueden manejarse como una buena combinación a la hora de motivar a los turistas a visitar ciertos lugares de la geografía mundial.

Después de hablar del turista que será protagonista del viaje, pasamos a hablar del espacio geográfico. Para hablar de cine, debemos hablar de Hollywood, un distrito de la ciudad de Los Ángeles, que hubiera podido ser como cualquier otro sino fuera porque a principios de los años 1900, las compañías productoras de cine de Nueva York comenzaron a trasladarse a California debido al monopolio establecido por Thomas Alba Edison en los Estados Unidos y además por sus numerosos días de sol durante el año (aunque ya existía la luz eléctrica, los estudios de cine dependían de la iluminación natural para poder rodar).

El primer estudio en la zona de Hollywood se fundó en 1911 y durante ese mismo año otros 15 estudios se establecieron allí, dejando así de pagar la abusiva “Tasa Edison” (que poseía la patente como teórico inventor del cine). Desde entonces, el distrito de Hollywood fue evolucionando hasta convertirse en la meca del cine de todo el mundo occidental. Además del famoso cartel formado por letras gigantes y situado en sus cercanos montes, quedan en Hollywood esencialmente dos lugares que siguen siendo una referencia del cine: el primero de ellos es “El Paseo de la Fama de Hollywood”, una acera a lo largo del Hollywood Boulevard y Vine Street en cuyo suelo están colocadas más de 2.000 estrellas de 5 puntas con los nombres de celebridades a las cuales la Cámara de Comercio de Hollywood honra por su contribución a la industria del entretenimiento. El otro lugar, situado en el mismo Hollywood Boulevard, es el “Teatro Chino de Grauman”, que es famoso porque en él se estrenan una buena parte de las nuevas películas y porque en el exterior del edificio, se encuentran impresionadas las huellas de pies y manos de multitud de artistas de cine a los que se rinde homenaje de esta manera. Esta trilogía de lugares se constituye en el gran gancho turístico de Hollywood que año tras año es visitado por millones de turistas.

Una idea interesante y que definitivamente atrae gran cantidad de turistas es la “Ruta por la Casa de los Famosos”, sobretodo tomando en cuenta que circular a pie por Beverly Hills esta prohibido sino se reside allí. Existe una compañía que ofrece viajes de 30 minutos en buses circulando por las avenidas de Beverly Hills, visitando las casas de los famosos que allí habitan tales como Brad Pitt, Jack Nicholson, Michelle Pfeiffer entre otros, teniendo como telón de fondo la narración de los detalles curiosos, excentricidades, o los últimos cotilleos de sus estrellas favoritas.

Dejando de lado Hollywood, las grandes ciudades alrededor del mundo son susceptibles de volverse “fetiches” de determinados directores de cine sin saber que fue primero: la grandeza de la ciudad la que atrajo al ojo seducido del director o el director el que contribuyó a construir la fama y volver un mito turístico a la ciudad. En el libro “Ciudades del Cine” (Dalmau y Galera, 2007) se recopilan dieciocho ciudades (Nueva York, París, Los Ángeles, Londres, San Francisco, Barcelona, Buenos Aires, Madrid, Roma, Berlín, Venecia, Moscú, Hong-Kong, Estambul, Viena, Sydney, México DF y Tokio) dando cuatro enfoques diferentes de cada destino, desde la mirada de los propios protagonistas de las cuatro películas seleccionadas que fueron seleccionadas por cada destino. Es notable señalar que los propios escritores afirman que la obra "más que ser un libro de cine, se trata de un libro de viajes".

Siguiendo en el Continente Americano, debemos destacar a Nueva York, como ciudad cumbre y fetiche de directores de cine como Woody Allen y Martin Scorsese. Las calles de Nueva York sirven de decorado todos lo años a más de 900 películas y series de televisión, muchas de los cuales son ya obras míticas del cine. Dichas obras se plasman en imágenes que difícilmente podremos borrar de nuestra retina, tales como “King Kong” (1933, dirigida por Merian C..Cooper) el gorila gigante colgando sobre la antena del Empire State, o Audrey Hepburn mirando el escaparate de Tiffany's en "Desayuno con diamantes" (1961, dirigida por Blake Edwards), a Natalie Wood bailando en el Bronx en “West Side Story” (1961, Robert Wise) y a John Travolta caminando al ritmo de la música disco por la calle Brodway en “Fiebre de Sábado en la Noche” (1977, dirigida por John Badham).

Sin embargo, es curioso notar como los directores pueden cambiar súbitamente de ciudad fetiche y en consecuencia estudiar, como reacciona el público mostrando interés en la nueva ciudad y siguiendo sus pasos hacia ella. En el caso de Woody Allen, cambiando desde Nueva York a Londres para la filmación de la trilogía “Match Point” (2004), “Scoop” (2006) y “Cassandra’s Dream” (2007), y posteriormente a Barcelona para la película “Vicky Cristina Barcelona” (2008).

Saltando en nuestro análisis hacia el Continente Europeo la historia no es muy diferente. “Vacaciones en Roma” (1953) dirigida por Willyam Wyler y protagonizada por Audrey Hepburn y Gregory Peck, fue una de las primeras películas que se rodó en el escenario original, lejos de los estudios y decorados de los Estudios de Cine. Es así como los espectadores, por primera vez verían Roma en su estado natural tal como la encuentra el turista por primera vez, embellecida por la historia que cuenta y los personajes que la engalanan. Hasta 1950 siempre se había utilizado la proyección por transparencia para incluir los escenarios de otras ciudades como telón de fondo, induciendo muchas veces al error o restando credibilidad a la imagen. En este caso, la ciudad es el tercer protagonista de la historia, protagonista que aporta carácter y sentido a las aventuras y desventuras de los otros personajes (la historia es de por si impactante para el época, dado que trata del encuentro amistoso y posteriormente amoroso, entre una princesa y un simple periodista).

Otra película que promocionó enormemente Roma fue “Creemos en el Amor” llamada en inglés “Three Coins in the Fountain” (1954) dirigida por Jean Negulesco protagonizada por Clifton Webb y Dorothy McGuire, la cual muestra específicamente los puntos turísticos mas importantes de la ciudad a través de los ojos de tres norteamericanas en busca del amor y cómo en una ciudad donde todo es posible, efectivamente logran su cometido. Pero la que definitivamente inmortalizó a la ciudad eterna fue “La Dolce Vita” (1960) dirigida por Federico Fellini y protagonizada por Marcello Mastroianni y Anita Ekberg, dando a Roma una imagen de ciudad glamorosa con tintes de placer casi pecaminoso haciendo la secuencia de la inmersión en traje de gala negro de la protagonista a mitad de la noche en la Fontana de Trevi una de las escenas mas memorables del cine, obligando incluso a las Autoridades locales a poner un aviso donde se aclara que esta prohibido bañarse en la fuente temerosos ante el efecto imitación.

En el caso español podemos destacar al director Pedro Almodóvar quien localiza gran cantidad de sus películas en Madrid, la ciudad que mejor conoce y que permitió generar un interés por parte de sus espectadores a nivel mundial en visitarla. Algunas de estas películas son “Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios” (1988), “Átame” (1990), “Tacones Lejanos” (1991), “La Flor de Mi Secreto” (1995), y “Hable con Ella” (2002).

Otro ejemplo interesante es el del Director Sergio Leone, cuyo nombre lleva una calle en la ciudad de Almería, quien pese a ser italiano (nació en Roma) se apasionó por el genero western, específicamente por el subgénero espaguetti western (estuvo de moda en los 60’s y 70’s llamado así por ser liderado por directores italianos). Su trilogía mas famosa incluye las películas “Por un puñado de dólares” (1964), “La muerte tenía un precio” (1965) y “El Bueno, el Feo y el Malo” (1966). Las películas de este subgénero fueron rodadas en los estudios Cinecittà (Roma) y los exteriores en Almería (España), dando gran notoriedad al desierto de Tabernas. Adicionalmente permitieron el descubrimiento de dos nuevos talentos: el compositor Morricone y el actor Clint Eastwood, desconocido hasta entonces y ligados en adelante a estas tierras.

En la actualidad no solo podemos asociar nombres de calles o erigir estatuas a los grandes artistas que han visitado o filmado en nuestra ciudad, sino que a través de las Nuevas Tecnologías y la difusión en el uso de internet, se han virtualizado rutas que ponen en evidencia la relación entre cine y su aprovechamiento turístico y que han sido aprovechadas de diferentes maneras, unas veces asociadas al director o actor y otras al titulo especifico de una película.

Es así como surgen páginas tales como www.barcelonamovie.com, considerado un espacio creado para todas las personas interesadas en Barcelona, el cine y las actividades de turismo cultural. La pagina es un proyecto de Turisme de Barcelona y la Escola Universitària d’Hoteleria i Turisme CETT-UB, a partir de un proyecto de investigación, ofreciendo así una propuesta de rutas temáticas o también llamadas “Barcelona Movie Walks”. Dada la gran cantidad de directores que han filmado en la ciudad, se han clasificado las rutas y nombrado tomando en cuenta el director que la filmó o el nombre mismo de la película. Las rutas que existen hasta la fecha son:

La Barcelona de Woody Allen: la ciudad de Barcelona se convierte en el escenario soñado por las dos protagonistas estadounidenses en la película “Vicky Cristina Barcelona” ( 2008). La arquitectura modernista, Gaudíana, los museos, la gastronomía, las calles y plazas del barrio antiguo y el mar son espacios reales que posicionan la ciudad como destino privilegiado para cualquier persona amante del turismo cultural.

La Barcelona de "Salvador": la ruta "La Barcelona de Salvador" se basa en la película "Salvador (Puig Antich)", rodada principalmente en Barcelona durante el año 2005. Valencia, el Montseny y la ciudad de Toulouse son otras localizaciones que aparecen en la película. Aquí la urbe se convierte en el escenario principal de la vida de Salvador y de las posteriores acciones con sus compañeros de la mili. El barrio Gótico, la Universidad, la prisión Modelo y el cementerio de Montjuïc son espacios reales de la ciudad que tuvieron un papel destacado en la trayectoria vital de Salvador.

La Barcelona de Pedro Almodóvar: la ruta “La Barcelona de Pedro Almodóvar” está basada en la película "Todo sobre mi madre", rodada principalmente en Barcelona en el año 1998. Por primera vez, el director decide que el escenario principal de una de sus películas no sea Madrid, sino la ciudad de Barcelona, con la inclusión de lugares tan conocidos como la Sagrada Familia o el Palau de la Música Catalana.

La Barcelona de "El Perfume": La ruta “La Barcelona de "El Perfume" está basada en la película “El Perfume: historia de un asesino”, rodada en Barcelona, en otros sitios de Cataluña y en la Provenza francesa durante el año 2005. Aquí la ciudad se convierte en el escenario natural ideal, en palabras de los responsables de la película, para representar el París del siglo XVIII. Así pues, las calles, las plazas y los edificios del Barrio Gòtico de Barcelona y otros espacios de la ciudad, con sus olores y perfumes, dan vida a una obsesión de un asesino.

La Barcelona de los Erasmus: la ruta “La Barcelona de los Erasmus” está basada en la película “L’Auberge Espagnole”, rodada en París y en Barcelona durante el año 2001. En las propias palabras del director Cédric Klapisch, es una ciudad ideal para el rodaje de esta película, al ser extremadamente fotográfica. Adicionalmente es una ciudad mítica y de sueños para la juventud europea. La Rambla, el Parc Güell, la Sagrada Família y las playas de la Barceloneta, entre otros espacios, muestran una ciudad abierta, mediterránea y rica en historia cultural.

Siguiendo el ejemplo de la virtualización del turismo cinematográfico, pero pasando a otro espacio geográfico de España, desde el 2008 la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha incluye en su pagina de turismo www.turismocastillalamancha.com, la “Ruta Cinematográfica Almodóvar”, la cual tiene como objetivo proponer al viajero un itinerario diferente, donde se sienta atraído no solamente por los recursos naturales y patrimoniales que ofrece la Comarca del Campo de Calatrava (Ciudad Real), sino por aquellos lugares que han sido escenario de películas o que tienen relación directa con el director de cine Pedro Almodóvar, como por ejemplo Almagro en la película “Volver” (2006).

Un ejemplo interesante de turismo cinematográfico a pequeña escala y de aprovechamiento local, es la ruta turística creada en homenaje a Águilas ( Almería) la ciudad natal del actor español Paco Rabal, colaborador en películas de directores españoles y europeos de la talla de Luis Buñuel, Carlos Saura, Pedro Almodóvar y Michelangelo Antonioni.

A raíz del caso anterior seria también interesante tomar los casos de ciudades o pueblos pequeños y conocer su impacto, dado que cabria la duda de si a las grandes ciudades los turistas van de todas formas sin necesidad de la promoción cinematográfica que solo refuerza la imagen turística de la ciudad o en realidad es una fuerza que empuja y motiva a la visita. En el caso de las ciudades o pueblos pequeños, donde no existen atractivos adicionales, es casi lógico que el incremento en el número de visitas turísticas se atribuya a la filmación o difusión cinematográfica de su localidad.

Por ultimo una idea interesante de aprovechamiento turístico del cine es el recorrido que ofrece un operador en el Reino Unido para realizar en 3 semanas un tour por las principales locaciones de la película “Diarios de Motocicleta” (2005, dirigida por Walter Salles y protagonizada por Gael García) película referida a los años juveniles de Ernesto Che Guevara. El tour se realiza siguiendo sus pasos, cruzando las ciudades más representativas de su recorrido por Suramérica, tales como Buenos Aires, Santiago de Chile y Lima acompañados de un guía experto en el tema y conociendo ocasionalmente personas que lo conocieron directamente.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet