BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


EL TÚNEL MÁGICO DE LOS PARADIGMAS ….LA CIENCIA REGIONAL AL ALCANCE DE LOS JÓVENES

Andrés E. Miguel Velasco y otros



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (724 páginas, 1.48 Mb) pulsando aquí

 

 

CAPÍTULO 15. LA SERPIENTE CONTRA EL JAGUAR

El ataque de la Matlacihua y los rubicundos a Monte Albán de los Niños Jaguar, obligaron a los abuelos del pueblo a realizar una reunión urgente:

--Tenemos que preparar nuestros ejércitos, pues los rubicundos nos destruirán, aseguró uno de los abuelos.

--No lo creo, los rubicundos son buenos en el fondo, la Matlacihua es la que los provoca, intentó convencer al grupo otro de los abuelos.

--Mejor esperemos a conocer la respuesta de ellos, comentó alguien más.

No les bastó esperar mucho, ya que los rubicundos atacaron inmediatamente: rodearon Monte Albán de los Niños Jaguar con sus barcos y comenzaron a disparar sus cañones, causando el desconcierto entre los niños, a los cuales no les quedó más remedio que repeler su ataque con sus lanzas y sus flechas.

Una lucha cruenta se desató entre ambas partes. Los niños cubrían su cuerpo con pieles de jaguar, mientras los rubicundos montaban sus caballos portando sus armaduras y arcabuces, así como esgrimiendo sus espadas. La ignorancia, la hipocresía y la ambición eran las siglas que adornaban los escudos del Jefe Trinquete, Matacuás y sus hordas.

Donají, José Pablo y Quetzalcóatl tomaron partido a favor de los Niños Jaguar, pero en lugar de usar arcos o flechas se dedicaron a auxiliar a los heridos, y a organizar a los niños y abuelos para que pudieran escapar del fragor de la batalla.

Habían transcurrido varias horas desde el inicio del ataque de los rubicundos. La noche cubría el lugar y el cielo estaba cubierto de nubes grises que impedían divisar las estrellas. Muchos caballos, jinetes y guerreros se encontraban heridos, y era notorio que los Niños Jaguar se encontraban perdidos. El Jefe Trinquete se mostraba, con su hazaña, insatisfecho aun, y contemplaba lo logrado desde una colina montado en su negro corcel, pues todo Niño Jaguar, para su ambición, debía ser destruido con saña. Su consigna era destruir, piedra por piedra, Monte Albán de los Niños Jaguar.

Cuando estaba a punto de perpetrarse el ataque decisivo de los rubicundos, apareció Zahuindanda, el joven guerrero mixteca, en medio del campo de batalla, quien alentando a todos los invitó a emprender la retirada para evitar su exterminio mientras él hacía frente a las hordas de los rubicundos. Donají, José Pablo y Quetzalcóatl se unieron a la petición de Zahuindanda, y a regañadientes, los guerreros jaguar emprendieron la retirada rumbo a Monte Albán de los Niños Venado Cola Blanca, la ciudad más cercana en ese momento.

--Esperemos que los Niños Venado Cola Blanca nos den auxilio, comentó el abuelo de los Niños Jaguar.

--Así es, fue el comentario resignado de los presentes.

--¿Por qué esta duda?, preguntó Donají a Quetzalcóatl.

--Esto se debe a la forma en que los Niños Jaguar organizaron la economía de su región, y por consiguiente, a la forma como trataron a sus vecinos.

--¿Cómo ocurrió eso?, intervino José Pablo.

--Verán, y Quetzalcóatl continuó su comentario:

--Hace muchos años, los Niños Jaguar inventaron un sistema económico basado en el concepto de “desarrollo”. Este se refiere a la adquisición y producción de bienes y servicios, tanto los proporcionados por el mercado, como la infraestructura de bienestar social (drenaje, agua potable, educación, salud, etcétera). Esta visión identificó el éxito a la posesión de bienes materiales, y aunque a priori parece orientada al logro de la igualdad social, terminó justificando la dependencia y subordinación de las regiones o grupos sociales más pobres hacia quien o quienes proporcionan dichos bienes, normalmente la burocracia gubernamental, los grupos financieros internacionales o las regiones más ricas, quienes son finalmente los que dictaminan que es el “desarrollo” y que es lo que “debe desarrollarse”. De manera concreta, esta manera de concebir la economía supone que el gobierno sabe utilizar los ahorros públicos para convertirlos en inversión productora de bienestar social. En Monte Albán de los Niños Jaguar se adoptó el concepto de “desarrollo” como la meta de su actividad, la “razón de ser” de su sociedad.

--¿Y qué tiene esto que ver con el trato a sus vecinos?, interrumpió brevemente José Pablo.

--El reconocimiento a la jerarquía de las economías condujo a la jerarquía de los espacios, y a su vez a la conclusión que el desarrollo en las diversas regiones tiene una naturaleza desigual. Lo anterior dio origen a la concepción de “los polos de desarrollo", la cual destaca que el desarrollo no aparece en todas partes al mismo tiempo, sino que se manifiesta en ciertos puntos o polos de crecimiento con diferente intensidad. Aplicada a las regiones esto dio impulso a la “teoría del centro y la periferia”, la cual considera que las “regiones ricas” dominan a las “regiones pobres” para lograr su propia acumulación; acumulación que se considera que en algún momento favorecerá el desarrollo de las regiones pobres. Obviamente, los Niños Jaguar se creyeron el centro de esta dinámica, y así consideraron que el factor dinamizador de la economía a nivel espacial dependía de la concentración inicial de las inversiones en aquéllas áreas donde los rendimientos fueran más elevados, casi siempre los de más rápida expansión industrial. Sus ideas los llevaron hacia la propuesta que el desarrollo espacial no solamente dependerá de la capacidad de la industria, sino también del dominio cultural que ejerza la comunidad creadora de la polarización, dominio que tarde o temprano llevó al control militar de las regiones subordinadas, pues los Niños Jaguar, para asegurar su predominio, crearon un gran ejército y una industria militar poderosa en Monte Albán.

--¿Y cómo funcionaba el dominio económico entre las regiones?, preguntó Donají.

El comentario de Quetzalcóatl fue:

--En Monte Albán de los Niños Jaguar “el desarrollo” se consideraba el instrumento capaz de impulsar, con medidas concretas, las reformas que la economía de su región requería, y que debía conducir a una economía de mercado "regulada por el estado", pero siempre a favor del polo. Una de sus propuestas principales consideraba impulsar el comercio entre las "regiones ricas y las regiones pobres", así como la introducción de tarifas protectoras en las industrias de los polos para después impulsar el desarrollo de las regiones pobres. De esta manera, Monte Albán de los Niños Jaguar sin ningún remordimiento se enriqueció a costa de sus vecinos.

--¿Y qué opinaban las regiones pobres?, preguntó nuevamente José Pablo.

--Nada en realidad. Las opiniones al respecto provenían del propio polo de Monte Albán de los Niños Jaguar. Y esta opinión decía que las regiones pobres poseían el "círculo vicioso de la pobreza", el cual se inventó para justificar que las regiones eran pobres porque su ingreso era bajo, éste era bajo porque no había ahorro, y éste no existía porque no había inversión. Al no haber inversión no mejora el empleo, ocasionando esto último una baja productividad. Al ser baja la productividad el ingreso es bajo, cerrándose así este "círculo vicioso" que solamente podía ser roto por la economía más rica, que obviamente era la del polo, es decir, la de Monte Albán de los Niños Jaguar.

--Ya comprendo, intervino nuevamente Donají. Esto ocasionó un mal trato entre Monte Albán de los Niños Jaguar y sus vecinos, los cuales siempre se sintieron menospreciados por los Niños Jaguar.

--Efectivamente, pero también el enojo de los Niños Venado Cola Blanca con sus vecinos es que consideran que con su manera de ser los Niños Jaguar hacen mucho daño a nuestra Madre Tierra, pues en lugar de considerar a su región como su “gran hogar” han hecho de ella una gran “máquina de dominación”, lo cual no los diferencia mucho de los rubicundos, completó Quetzalcóatl.

La emigración de los Niños Jaguar avanzó rumbo a Monte Albán de los Niños Venado Cola Blanca, los cuales amablemente recibieron a sus vecinos. Para estos últimos resultaban más importantes los valores humanos que los valores económicos propiamente dichos. Quetzalcóatl sonrió, y solo se atrevió a comentar:

--En realidad, los Niños Jaguar reinventaron, con su organización económica, el “paradigma gubernamental”, donde lo que llamaron “desarrollo” es el resultado del crecimiento del ingreso nacional, y su distribución en consumo e inversión. En este paradigma el gobierno juega un papel fundamental, controlando a los ciudadanos, cobrando impuestos, sometiendo a los vecinos. Este paradigma ha propuesto que los objetivos de la economía deben ser incrementar al máximo su crecimiento e ingresos, manteniendo la estabilidad de los precios (evitando la inflación), y buscando el logro del pleno empleo. Esta forma de organizar la economía creó la política económica y dio un impulso a la medición y manejo de las variables económicas, pero también condujo al incremento de la burocracia y al endeudamiento público como resultado de su aplicación. Pero los Niños Jaguar nunca lo notaron, pues siempre trasladaron sus problemas a la periferia, es decir, cuando tenían algún problema interno, siempre buscaron, y encontraron la solución, en las regiones que los rodeaban. Afortunadamente, aun así han sido perdonados en este momento que han sido derrotados por la economía del otro paradigma similar al suyo, el de los rubicundos.

--¿En que consiste?, preguntó Donají.

Quetzalcóatl estaba a punto de responderle, cuando notaron que Matacuás montado en su caballo se dirigía contra ellos con la intención de hacerles daño. Quetzalcóatl se vio obligado a repeler el ataque provocando un fuerte remolino que levantó una polvareda que impidió a su atacante poder mirar a su alrededor. Rápidamente Donají, José Pablo y su protector se unieron a la caravana de los Niños Jaguar.

Así dio fin, temporalmente para ellos, la batalla de la serpiente contra el jaguar, perdiendo su oportunidad de tocar el Arco Iris mágico, el cual, como si tuviera una sensibilidad especial contra la violencia, se desplazó hacia otro lugar cuando los rubicundos atacaban Monte Albán de los Niños Jaguar.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet